Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
Lacim Tenebris City of Horror Amour Sucré 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

Abajo la lluvia. [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Noir el Jue Dic 01, 2016 3:06 am

Tomó un respiro, luego estornudó. A pesar de todo, no se detuvo, los pasos quebradizos le guiaron por un pelicular sendero, el que desembocaría en la imponente entrada de un castillo. Noir no le dio muchas vueltas, por dentro no temía la presencia de fantasmas, pero sí de personas, así que se dirigió al jardín sin pensárselo lo suficiente. Afuera no se estaba mejor, pero era más grato que el sitio anterior. En eso, el diluvio nunca le abrazó con tanta gentileza, ni nunca jamás le ofreció un refugio de la inminente amenaza; Noir lo sabía, que el agua era su enemiga, pero que a veces ésta se comportaba como una niña indecisa. Suspiró, tomó asiento bajo la protección un árbol y se rodeó las piernas con sus dos brazos, siendo testigo de cómo el clima iba variando agudamente; pero, al mismo tiempo, el manto del amanecer permanecía tan oscuro dada la leve niebla.

Sin esperar mucho, ni a nadie, ni cuanto menos a un milagro, sólo ella y ese aire invernal, comenzó a tararear. Vio que algunas criaturas del mercado lo hacían y se sintió interesada en tal melodía; para su desgracia, no le salía tan bien como quisiera al no recordar el ton y el son. En algún momento, tuvo que detenerse en seco, pues el viento helado le impedía proseguir. — Hace mucho frío. — Se quejó, a la nada, en un susurro. ¿Cómo iba a volver al mercado, si acabó en ese sitio sin que apenas se percatase de ello? Y si se ponía a ser sincera consigo misma, para empezar, no quería volver, ya no más. A un lugar donde sólo era el conejillo de indias de una loca, a una celda maloliente y que representaba una amenaza en cada uno de sus días, a un sitio que era como el infierno negro; sólo perdió el deseo de hacerlo. Conteniendo el aliento y su temblor involuntario, podría jurar que escuchó un ruido. Levantó la mirada en dirección a las carnívoras que no reaccionaban ante el contacto con el agua... pero nada.  — ¿Quién está ahí? — Sin respuestas. Arqueó una ceja, ¿eran imaginaciones suyas, quizás? No, definitivamente algo sucedía y no tardaría pronto en descubrir de qué se trataba.

Canción:

Noir

Femenino
Mensajes : 36
Ingreso : 26/08/2015
Localización : En el Mercado Negro, de vuelta.

Volver arriba Ir abajo

Re: Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Lucas Nex el Vie Dic 02, 2016 7:36 pm

¿Qué se supone que debías hacer aquí? Tus pies se movían pero tu cabeza estaba en otro lado. Era algo ligeramente fastidioso, tu ultimo encuentro no fue bastante bueno; no, no solo no fue bueno, fue desagradable.

No te gustan los seres puros.

Ángeles o caídos, cualquiera de ellos es mala compañía para los demonios; no solo quienes están mal de la cabeza sino también quienes se la pasan terapeando toda tus acciones existenciales como si fuera algo que realmente les incumbiera. Fue molesto, no solo no pudiste terminar el soneto sino que incluso perdiste por completo la inspiración de toda música que fuera a ser producida. Bien, si no puedes estar en ese invernadero, bueno, hay vida en otros lugares supones. Aun así, la caminata fue cansada, si tuvieras tiempo que gastar sería molesta, pero a diferencia de los humanos, tu careces de tiempo. Como una explicita queja, tal vez del propio destino, fuiste víctima llegando a tu destino, aquel extraño castillo y la vegetación de su interior, por el agua. Si, no había duda de ello, bueno, el agua se colaba y realmente hizo lo suyo para hacer crecer todo esto, sorprendente en parte pero era bastante incómodo porque no esperabas que el clima fuese tan cruel contigo el día de hoy.

Levantabas la capucha para cubrir tu rostro, se sentía agradable dado que tal vez el líquido podría apaciguar las penas, pero más allá de eso no te gusta lo que le hace al cabello de tu apariencia humana. Es así como simplemente caminas entre la lluvia comenzando a empaparte mientras buscarías por tu parte algo de inspiración, tal vez si cayese un rayo sería divertido, pero la lluvia puede relajar el alma de cierta manera que en lo profundo puedes empezar a entender como puede ser usada de inspiración.

El sonido de ciertas plantas y ramas del suelo aplastadas con el caminar hicieron que escuchases momentos después una pregunta. Era una tonada extraña pero algo familiar, como un fascinante recuerdo pero que por alguna razón dirías que podría haber sido de un mal encuentro. Igualmente así como podía ser la coincidencia, la voz que preguntaba sobre quien estaba allí debía responderse. Pero si no ves a quien dar respuesta realmente lo mejor sería quedar callado. Te moviste en aquella dirección mientras notabas tu pie atrapado por cierta planta en el suelo haciendo que trastabillases antes de poder acercarte a la pequeña zona ligeramente protegida. En ella notabas a una mujer de cabellos rojos, aun más rojos que los de otra pelirroja. Pensaste podrías saber algo más pero olía a humedad. Deberías responderle pero no eres de hablar con extraños, simplemente te guiaste por la duda y una vez aclarada la respuesta ahora estás allí y no tienes una verdadera razón para responderle.

Hiciste un ligero gesto al mirarle para luego apoyarte cerca del árbol, de pie a diferencia de ella, un mal día para ella también por lo visto.

- Curiosa melodía... - Dijiste solamente aunque más bajo de lo que podrías esperar, probablemente luego pensar decirla sentiste que no era necesario y por ello fuiste bajando tu voz antes de pronunciarlo.

Lucas Nex
Bioquímico

Masculino
Mensajes : 59
Ingreso : 08/06/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Noir el Dom Dic 04, 2016 2:47 am

Realmente no tardó en descubrirlo. Noir fue testigo de cómo el chico se acercaba hasta el árbol, sin dejar de mirarlo con esos orbes escarlatas. ¿Por qué se aproximaría? Ella sentía que no destacaría en tal ambiente de muerte, para empezar, hasta las amapolas que besaban la lluvia se veían más interesantes que una pelirroja inexpresiva. La respuesta se maquinó sola, la inquirió a partir del comentario ajeno. — Podría ser que, ¿le guste la música? — Ladeó la cabeza, ¿habría dado en el clavo? Apenas prestó atención al hecho de que el aparecido le había ignorado su pregunta inicial. — Esta melodía... proviene de una caja musical. Por desgracia, no recuerdo muy bien cómo es. — Cerró los ojos, ¿qué más daba? De todas formas, no le respondería, o eso pensó. La melodía original, en tanto, descansaría sobre las piernas de alguna criatura del mercado negro, eso en el supuesto de que aún respirase ahí, o peor aún: se mantuviese con vida. Si bien Noir agotaba a las personas al hablar como grabadora, a veces éstas le enseñaban algunas cosas, entre ellas: la música. — El sonido del violín tiene su encanto, pero prefiero el piano, aunque también me gusta la combinación que hacen al juntarse. ¿A usted cuál instrumento le gusta más? — Habiéndolo pronunciado, le miró de soslayó. No le incomodaba su presencia, pero tampoco le pasaba desapercibida, ¿por qué? No lo sabía; al tratar de creer que se trataba del agua al caer, aquello que le picaba como a un mosquito, no le dio importancia. Aunque aquel hecho reposase en la ignorancia, el joven le provocaba cierta curiosidad, quizás porque anhelaba la compañía.

La mirada suspendida en el aire, ¿quizás como la de un cadáver? Con esos ojos tan muertos, la muchacha se escondió entre su bufanda al hablar una vez más. — Si prefiere que me quede en silencio, lo entenderé. — Porque de ser sinceros, a veces se disfruta de esta clase de ambientes al no perturbarlo. La de pelo rojo, al darse cuenta de que podría incordiar, sólo observó a una planta come-hombres enorme cuyo nombre desconocía, pero que parecía devolverle la mirada; una mirada inquietante que esperaba la caída de una presa en sus fauces. — Espeluznante. — Pronunció, en un tono de voz tan bajito que hasta podría pasar desapercibido.

Noir

Femenino
Mensajes : 36
Ingreso : 26/08/2015
Localización : En el Mercado Negro, de vuelta.

Volver arriba Ir abajo

Re: Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Lucas Nex el Dom Dic 04, 2016 4:10 am

No parecía que fuese a haber respuesta pronta, no esperabas ello, aun si hablases no tendrías realmente una respuesta, sin embargo, lo sorpresivo del asunto es que en su lugar hizo una pregunta sobre si te gustaba la música, y no fue la pregunta en si sino el tipo de pregunta formulada, la cual por la manera en que la hizo te decía que había algo más que quería aclarar con ello. No puedes saber que es de todos modos así que... - Me agrada... - Dices preguntándote si acaso había algo que ignorases de lo cual ella parecía pendiente, ahora que lo dices, tal vez hubo algo pero no te pareció importante en ese momento.

Entonces hace una revelación, la música proviene de una caja, ahora, eso si es interesante, la forma en la que una caja de música llevase dicha melodía, tal vez te sonase de algo, como un pique en la cabeza pero no había nada luego de pensar demasiado en ello - Está bien..., no lo hacías tan mal... - Le respondiste dado que debías hacerlo aunque ahora parece que intenta entablar una conversación de más. No sabes decir si quieres eso o no de todas maneras, así que...

"El sonido del violín tiene su encanto, pero prefiero el piano, aunque también me gusta la combinación que hacen al juntarse. ¿A usted cuál instrumento le gusta más?"

En eso volteaste a mirarla, con un tipo de expresión de ligera sorpresa pero más allá de eso con algo de duda, estuviste en silencio mientras dudabas si responder a eso aunque finalmente lo hiciste - El violin... - La razón para dudar, que fuera el primer instrumento que mencionase, y tu realmente no crees demasiado en la coincidencia así que es algo bastante notorio para tus gustos - Supongo que un poco la flauta...

Fue extraño en parte, ella solo estaba... mirando, ¿Deberías solo quedarte mirando? Ok, ¿Esperaba algo? Tal vez deseaba que te fueras, probablemente fuera eso, solo logró apartar la mirada cuando hizo mención del "Si prefiere que me quede en silencio, lo entenderé", al escucharlo fue como, ok, no tengo problema, y realmente lo dijiste de cierto modo - Como tu lo veas...; si diera mi preferencia significa que me importa de cierto modo. No te conozco lo suficiente...

¿Será interpretado correctamente? - No soy bueno para hablar con otros..., así que realmente si tu no hablas probablemente estemos en silencio hasta que pase la... lluvia...

Oh si, tu negatividad otra vez esta viniendo a ti, ahora diciéndote que la única razón de su presencia es que necesita que pase la lluvia, probablemente así es porque así estás tu también, pero es realmente un poco chocante en esa parte de tu cabeza quien príncipe de la ira, ahora intenta llegar a ti. Hablando sobre una planta solo sueltas un - Es solo una planta..., ¿O pensabas tomarla para llevarla a tu casa? - Le dices aunque realmente si esa cosa estuviera viva probablemente se sentiría ofendida. Lo pensaste y soltaste una ligera risa al pensar en ello. Recostando tu cabeza sobre el árbol notaste una sensación extraña que te alertó con cierta fuerza para sacar las manos de los bolsillos, la razón, la humedad.

La humedad es una perra contigo. Y principalmente con tu cabello. Sientes como se esponjaba y subías e incluso apretabas tu capucha para evitar que esto se viera, realmente no te gusta el cabello así, al menos no cuando no puedes solo irte, o podrías irte, pero no te irás, no piensas hacerlo solo por eso de todos modos. No necesitas que se fije, ligeramente te deslizas rodeando un poco el árbol, no es agradable tratar con esto y luego solo sea algo como, ¿Qué le pasa a tu cabello? Es tan molesto si dicen eso, o si se ríen de ello, como demonio la manera en que esta forma humana se arraiga demasiado a cosas de esta manera te dice que estás siendo demasiado afectado por la humanidad lo cual es bastante desagradable - ¿Tocas algo? - Preguntas con cuidado para apartar la conversación mientras intentas aplastar tu cabello un poco al alejarte algo de su campo de visión estando del otro lado del árbol. Mientras no trate de verte estará bien aunque... si... tal vez, si tomas tu forma de demonio podrás mejorar tu apariencia, igual no es mala idea, aunque vamos, la ultima vez que hice el cambio con un humano se asusto bastante, ¿Serán los ojos blancos? ¿Los cuernos? ¿Que creces aun más? Da igual, será rápido, no se dará cuenta..., o eso esperas.

Lucas Nex
Bioquímico

Masculino
Mensajes : 59
Ingreso : 08/06/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Noir el Lun Dic 05, 2016 4:31 am

¿Gracias? — Con la cabeza ladina y una ceja arqueada, la chica trató de inquirir si el comentario ajeno fue un cumplido o no. Claramente, Noir se mostró confusa, para ella los buenos comentarios no brotaban como margaritas, la gente solía más sacarle en cara su torpeza que otra cosa. ¡Como fuera! Trató de clavar la mente en otro lado, por su propio bien. — Ya veo. Un instrumento de viento y otro de cuerda. ¿Cómo pueden generarse distintas notas con un mismo material? Una combinación de aire y... ¿movimiento rítmico de los dedos? ¿Vibraciones? Es... extraño, pero se siente mágico. — Claro que era extraño, le gustaba el sonido, dejarse seducir por éste y bailar imaginariamente cuan doncella embrujada, pero ignoraba de dónde venía o cómo se formaba. Pese a la ignorancia, la muchacha no sentía pena, ni se avergonzaba de sí misma, pues si en sus manos estuviera, sus estudios ya estarían completos... cosa que no es así. Ahh, los estudios, Noir suspiró pesadamente al recordar que carecía de estos. Maldecía su condición de esclava muy para sus adentros, en secreto.

Ahora, ¿llevarse la planta? Santo cielo, no se le hubiera ocurrido, pero comenzó a considerar la idea. — No es eso. — Para en seguida rechazarla al negar con la cabeza. Las piernas le significaron un refugio para su rostro, ¿acaso infló sus mejillas? Si se la miraba meticulosamente, hasta parecía frustrada. — ¿Cómo algo de mi porte puede causar daño? Si hubiese bajado la guardia, me hubiese mordido antes. Es espeluznante, creo que no me gustan. Si me la llevara, me transformaría en su almuerzo, o en su aperitivo. — E infló todavía más las mejillas en cuando sintió la risa ajena. Plantas y dragones definitivamente no van tomados de la mano. A todo esto, Noir pensó sobre porque hablaba cosas tan al azar, ¿era hablar lo que ella tanto anhelaba? Bueno, lo cierto es que le le cautivaba el silencio, pero a ratos le incomodaba, aunque se contentaba de que el muchacho no se hubiese ido.

Finalmente, le perdió de vista. Le seguía escuchando, sí, pero no se pararía a buscarlo, pues sospechó que podría incordiarlo. — Disculpe, ¿se siente bien? — Observa a la lluvia, le pareció que se había quedado suspendida en el aire, pero sólo eran ideas suyas. — Si se ha enfermado... quizás deba ir dentro del castillo, creo que se está más cálido que afuera. Al menos hasta que se sienta mejor, creo. — Podía ser algo indiferente para con los demás, pero nunca mezquina. Que sí, que algo como un odio diminuto le embargaba por dentro hacia las personas, pero no a un punto tal donde juzgaría a toda la humanidad por ello; en el fondo, no quería que la condición del chico empeorase, y eso que era un desconocido y todo. Su padre jamás le enseñó a tener cuidado de los extraños.

De todos modos, quería atar los cabos sueltos. No era difícil inferir que el chico estuvo dentro de su rango visual hasta hace escasos segundos, pero algo le llevó a esconderse, ¿acaso despreciaba a la dragona en secreto? ¡Ridículo! Odiarla hubiese significado apartarla o irse lejos; entonces, ¿era porque la protección del árbol oscilaba entre escasa y nada? ¡Pero si las hojas eran enormes y amigables! Salvo que el viento les jugaba en contra y hasta a la misma Noir le fastidiaba la humedad; ¿entonces tendría que ver con él? Quizás la lluvia le dejaba al descubierto alguna forma animal, o algo así. — Oh... ¿se ha escondido porque no quería que lo viera?... Entiendo, no lo haré. Cerraré los ojos. — Se terminó de cubrir con la bufanda, pretendiendo ser educada. ¿Funcionaría? — Por desgracia, no toco nada. Mentiría si le digo que no me gusta o que tengo miedo al fracaso, sólo no tengo dinero para comprarme algún instrumento musical. — Ante todo, humildad. Pero a Noir no la podías tomar en serio si la veías con esa bufanda hasta los ojos; la humedad le pinchaba los parpados y el hormigueo se volvía insoportable; por no decir que la nariz, sensible como los pétalos de ese jardín, apenas sentía una pizca de comodidad. — ¿Tiene miedo de las enfermedades? Espero que no, porque... quizás, yo sea quien termine enferma, si lo contagio, espero que me perdone. — Rara, sólo una rara inexpresiva.

Noir

Femenino
Mensajes : 36
Ingreso : 26/08/2015
Localización : En el Mercado Negro, de vuelta.

Volver arriba Ir abajo

Re: Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Lucas Nex el Lun Dic 05, 2016 6:36 am

"Cómo pueden generarse distintas notas con un mismo material? Una combinación de aire y... ¿movimiento rítmico de los dedos? ¿Vibraciones? Es... extraño, pero se siente mágico."

Ok, ¿Sería malo romper su pequeña burbuja de se siente mágico? Si, la verdad si, y no por ser malo, es más como... ser racional - El sonido son vibraciones...; ya sean las producidas y amplificadas por la vibración de una cuerda como la que se forma por el movimiento del viento por cierto tipo de forma. Las notas siempre son audibles y a escala, por ello pueden ser tocados de manera universal conociendo las notas - Y tu bueno, vamos, argh, ok, forma demoníaca, componer el cabello, forma humana. El proceso no es lo que se diga lo más ágil del mundo, pero más allá de eso; bueno..., resultó util. Aunque agradeces no sea tan curiosa como la mayoría lo es, bueno, resultó. Subiste tu capucha casi de manera apretada para evitar que tu cabello volviera a ser víctima de ello - Aunque te doy la razón en que... puede ser mágica a veces. Me gusta el cómo puede cautivar a otros de cierto modo - Dices esperando no verte demasiado raro ya al volver a entrar al campo de visión de la misma. Recuerdas que parecía ligeramente reprimida cuando mencionaste lo de la planta, ella dijo algo sobre que se volvería su almuerzo o algo de ese estilo. Cuando estabas otra vez en una forma humana apropiada esperando no se ofendiese solo por no responderle tan pronto dado que, bueno, en tu forma real tienes la boca costurada, volviste a acercarte mientras notabas que la lluvia parecía aumentar. El que dijera que no tocaba nada fue como, bueno, supongo que hay quienes no pueden de cierto modo - Deberías intentar ahorrar algo si tanto te interesa y ya.

La persona en cuestión se cubría demasiado con esa bufanda, ahora realmente no sabes que pensar, ¿Acaso te vio? ¿Acaso dijiste algo que simplemente no quiere verte a la cara? Bueno, eso es del asco, ahora hasta ofendido te encuentras, que no es para nada agradable, es como, ok, realmente infantil y de parte, bueno, bastante peculiar - No le temo a las enfermedades..., soy un químico, ¿Qué clase de químico sería si le temiera a cosas como esas? - Le dices mientras te acercas a ella, en este caso el rostro para intentar ver algo, ¿Se habrá enfermado ella de todas maneras? Ahora, dijo algo agradable, ir al interior del castillo, aunque tal vez suena como una de esas cosas para deshacerse de ti más que nada, no sabías que decir, te le quedaste mirando mientras te inclinabas un poco observándole de frente, y que te maldigan por no saber realmente como se respeta el espacio personal, pero una cosa es cerrar los ojos y otra eso - ¿Realmente estás enferma o porque la moda de llevar la bufanda hasta por allí?

Era rara sin duda..., pero si comparamos con lo que has visto es bastante agradable conocer a alguien como ella dada tus experiencias pasadas con otros individuos.

Lucas Nex
Bioquímico

Masculino
Mensajes : 59
Ingreso : 08/06/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Noir el Mar Dic 06, 2016 4:16 am

Esa burbuja seguía inflandose entre más palabras captaban sus oídos. Parecía que tener una explicación lógica de la magia fuese a ser decepcionante, ruin y despiadado; pero en el fondo, Noir disfrutaba aprendiendo cosas nuevas, siempre y cuando pudiese comprenderlas. Lejos de sentirse triste, más preguntas nacían en su cabeza. Por ejemplo, ¿acaso los dragones podían percibir el sonido de otras formas? Con más fuerza, más nivel o más sencibilidad, pues, en sus propias palabras, toda raza era diferente una de otra, o al menos eso sí le enseñaron.

Creo que tomaré su idea. Servirá. — Claro, ¿por qué no? Si juntaba dinero, podría gastarselo en lo que le sentase en gana, si bien podían reconocerla y llevarsela  al mercado de vuelta, no necesariamente debía trabajar de cara al público. Quizás, ¿algo más inofensivo? Noir se permitió soñar en grande, a un punto tal en que incluso compraba su libertad. Ah, ¿quién le diría que algunos esclavos no pueden darse tal lujo? Como quien dice, "soñar es gratis". — Comenzaré con una flauta, suena bien. O una ocarina. — La mano al mentón, divagó por unos segundos más a ciegas. Hasta que, le resultó imposible no notar la presencia del otro frente a sus narices, ahí fue que se asomó dejandose al descubierto ambos orbes de un rojo carmesí. — No es eso. He pensado que quizás, sólo quizás, no quería que le viera. — Comenzó a excusarse, volviendo a despejarse la mirada al corroborar que estaba equivocada. — Quiero decir, se apartó hasta detrás del árbol. Si yo le desagradara, pienso que quizás se hubiese ido en lugar de quedarse; si le molestase la lluvia, creo que también; pero en lugar de eso, sólo se acomodó al lado contrario de donde yo me encuentro... creo que saqué una conclusión precipitada. Me disculpo, he sido... ¿maleducada? — Ladeó la cabeza, la corta distancia que los separaba nunca le preocupó lo suficiente. Y ni tan de cerca, se hubiese atrevido a sospechar que el contrario no era un humano, sino un demonio. De hecho, la raza era lo que menos podía importarle en esos momentos. Suspiró, de pronto sentía más curiosidad que antes; como una dragona que, en lugar de comer sangre o alimentarse de su elemento predilecto, tuviese un hambre insaciable de conocimiento. La lengua se soltó sola, ganandole a la voluntad. — Ha dicho que era un químico, ¿por qué un químico estaría aquí? Bueno, si no me quiere responder, estará bien. — Después de todo, una pregunta ya había sido omitida, estaba preparada para la segunda.

Otro estornudo, llevaba ya un rato sin uno. Los sentidos se volvían más débiles y las reacciones lentas; santo cielo, si se enfermaba lo lamentaría más tarde. En el mercado no se preocupaban a esos niveles de sus mercancias, a menos que estas estuviesen agonicas y ya sin energías... y costasen lo suficiente como para enmendar el gasto de la medicina. Aunque claro, lo anterior en el supuesto de que la volviesen a cazar. Noir frunció el ceño, de pronto recordaba eventos del pasado, pero los negó con la cabeza y esbozó una sonrisa amigable. — Ya que es quimico, nunca sufrirá mucho de las enfermedades, ¿no? Eso es tan... increíble. — Al contrario de muchos, a la muchacha le simpatizaba la idea de que otras personas estuvieran bien y sanas. ¿Cómo decirlo? No se ganaba enemigos, ni tampoco deseaba mal. Quizás debió ser antes un ángel que un dragón, pero la formula de su creación le falló. — Si de mis conocimientos dependiera, creo que ya estaría muerta. Pero incluso si muriese mañana, me alegra haberle encontrado... siempre es bueno hablar con alguien más. ¿No lo cree? — Sí, sentía que, de volver a su celda, al menos podría cerrar los ojos para siempre, ya sin preocupaciones. Le atormentaba recordar a su padre y lo que habría sido de su destino, pero, ¿quién sabe? Quizás, con un poco de suerte, le volvía a encontrar en la muerte. En el Edén, o en el infierno, ella lo buscaría donde fuese necesario.

Noir

Femenino
Mensajes : 36
Ingreso : 26/08/2015
Localización : En el Mercado Negro, de vuelta.

Volver arriba Ir abajo

Re: Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Lucas Nex el Mar Dic 06, 2016 4:59 am

Ocarina, esa si es entretenida, principalmente porque es bastante estresante luego recordar como se mueven los dedos. Aun recuerdas como es pero, buf, demasiado complicado a veces, un solo fallo y la entonación se arruina queda dicho, aunque vamos, tu tocas el violín así que que mas da.

Cuando te acercaste a mirarle sin duda los ojos rojos fueron llamativos, no solo por una de tus historias favoritas, simplemente parecían demasiado rojos para ser de un ser humano, algo que realmente pensabas desde un principio pero que te daba bastante igual considerando la situación. La humedad sin duda era una perra furiosa que parecía querer atormentarte no deteniéndose para nada - Fue un razonamiento apropiado; simplemente es difícil mantener el cabello correctamente, se esponja a veces y se vuelve molesto en parte. Parece que no tienes tanto problema con ello al menos, aunque no se que decir en primer lugar de ti dada tu vestimenta actual - Queda dicho que menciona la parte de que te crecieron cuernos y la boca se te coció quedó omitida. Finalmente la conversación había llegado a uno donde no habrían dudas o necesidad de explicación; volviendo a quedar de pie de manera apartada de la mujer, quedando a espaldas de ella mientras te mantienes por el borde donde el árbol apenas protege, el silencio finalmente volvería, algo agradable de escuchar en el fondo, o al menos así sería pero...

"Ha dicho que era un químico, ¿por qué un químico estaría aquí? Bueno, si no me quiere responder, estará bien"

Antes de poder mantener la calma en ello volteaste a mirarle dado que volvió a pronunciar otra pregunta, una que no tenía realmente sentido preguntar a menos que realmente deseara obtener más información. Eso era cuando el asunto se volvía turbio, dado que realmente buscaba seguir con la conversación. No verías razón de responderle, igualmente podrías darle la razón y solo irte bajo la lluvia, pero la mujer volvió a estornudar haciendo que callaras lo que fueras a decir. Miraste hacia la lluvia que parecía que aumentaría, probablemente solo deberían ambos cambiar de lugar, tal vez otro árbol o la entrada al castillo desde el jardín como mínimo. Probablemente deberías pero escuchaste algo que rara vez oyes. ¿Increible? Si, obviamente eres increíble, ser un químico, todo lo que has sabido, por favor, nadie dice nunca nada pero alguien ha tenido el valor de decirlo, por favor, así es como funciona esto sin duda. Bueno, eres un demonio, cosas así sin duda te llenan de esa fuerza que es realmente refrescante, no la habías sentido en muchisimo tiempo, fue bastante refrescante en parte. Aunque veamos, su tono de voz no fue el más apropiado si tomamos en cuenta el como habló previamente.

Ignorando que simplemente deberías irte y ya, te acercaste hacia ella mientras te agachabas colocando una rodilla en el suelo para mirarle mejor, incluso bajaste la capucha para ello para mirarle mejor mientras le escuchabas decir una tontería sin importancia sobre como su propia estupidez la haría morirse, si, si, grandioso, como si no pareciera a veces que muchos son así. Retirabas uno de tus guantes para poder tocar la piel de su rostro - ¿Es en serio? Creo pareces más anémica que enferma de algo... - Le dices intentando abrir su ojo para ver si seguía lo suficientemente estable pero vamos, pareciera una de esas tontas historias de quien viene aquí a morir sola. Es como, extremadamente tosco y un cliché a veces demasiado llevadero, aunque un buen movimiento si se usa con cautela, de todos modos - Creo que estás empezando a delirar..., argh, sabía que debí haberme quitado antes - Dices aunque más para ti. Es realmente molesto porque por alguna razón pelirroja estaba demasiado débil sin una razón aparente. Intentaste revisar en tus bolsillos para ver si dabas con algo, sacaste una caja con algunas de las cosas que ibas a usar en tu trabajo, eso y parte de lo que tomaste antes del invernadero antes de venir aquí. Veamos, cafeína, alcanfor, basura, basura, ah, ok, pseudoefedrina; si, esto servirá. Te pusiste de pie mientras se los acercabas en plan - Tómate esto por ahora - Esperabas que los tomara y no verte forzado a entregárselos en la mano como si fuera una niña ya bastante ida, era realmente odioso todo esto, digo, ¿Quién rayos se pone en plan me voy a morir mañana por un malestar así? - Probablemente si por ti fuera realmente ya estarías muerta; ¿Y? ¿Se supone que por eso solo vas a quedarte aquí con tus problemas existenciales? Digo, si estabas realmente enfermandote solo te hubieras ido hace rato antes de que la lluvia empeorase - Le mencionas quitándote la sudadera, no es un impermeable o una manta pero al menos es mejor que nada, igualmente solo te la quitaste y se la pusiste por la cabeza, ni que realmente estuviera moribunda para irse con cuidados - Ponte esto de una vez, al menos con lo que te di deberías agarrar calor, si por mi fuera te daba bromfeniramina y con eso termino, pero si solo vas a estar aquí de nada sirve.

Decidido, odias intentar ayudar a la gente. Ni siquiera ha dicho nada pero ya lo odias. Si no fuera porque igual si te quitas y se encuentran a la muerta te estén buscando luego, mejor que si se va a morir de algo realmente sea en un hospital.

Lucas Nex
Bioquímico

Masculino
Mensajes : 59
Ingreso : 08/06/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Noir Ayer a las 8:07 pm

Estupefacción, fue lo primero que se asomó en su expresión. Noir no podía creérselo, ¿todo el asunto iba porque el pelo del chico no se portaba bien? Para ella era natural el llevarlo todo mojado la mayoría del tiempo, uno porque por medio del agua mantienen a raya sus poderes, y dos dado porque... no nos engañemos, no hay un motivo dos. Se la vio más relajada, si es que le era posible estarlo más. — ¿Mi vestimenta? Se siente toda pegada, pero está bien, seca rápido. — Y es que estaba hecha para hacerlo, incluso para no quemarse al contacto con el fuego. El textil le había salvado de la humillación en más de una ocasión, ¿qué más podía pedir? Nada, sólo que hasta hace poco le había agarrado el gustillo a esa bufanda tan roja como sus ojos.

Así, pues, ladina observó al hombre una vez más. No imaginó que se le acercaría, lo veía más como a un tipo que iba a lo suyo, hablando lo justo y necesario, sin revelar más información de la debía o la suficiente para avivar todavía más su curiosidad. Poco a poco su juicio del joven iba mutando, en un algo más gentil y llevadero. — Mi condición actual es normal, no hay nada raro. — Negó con un gesto de la mano, indicando que lo decía en serio. El tacto en su frente lo sintió fresco y cálido, una combinación sin sentido, pero agradable en el final. — Ah, quizás se refiere a que... un humano, dado mi estado, estaría en cama, expectativo sobre su diagnóstico y quizás delirante; junto a otras cosas como dolor de garganta. Está todo bien, según nuestra edad y biología, nosotros resistimos más que ellos. — ¿Era necesario hablar sobre su raza? A ella le parecía que quedaba claro. A pesar de todo, se comportó bien, cuan crío al que han llevado al doctor sin la necesidad de hacerlo a rastras, era muy entregada. Tanto así, que aceptó la comida sin estar dubitativa, incrédula de que ésta le sería de ayuda. Tragó en seco, era molesto eso de tomarse los fármacos sin agua, pero no podía ponerse pretenciosa a estas alturas.

"No tengo donde ir" volvió a tragar gordo, no podía confesarle aquello. ¿Qué si le delataba y llamaba al mercado de donde se negaba a volver? Noir nunca fue tan desconfiada sobre los extraños, pero llegado cierto punto de su vida, ya no se atrevía a correr tantos riesgos. Delirante, sí, de todos modos, ¿quién le iba a extrañar? Le era duro, como un toque amargo y de dulce ni las intenciones, puede que hasta haya sonado como esos diálogos pre-fabricados que los de baja autoestima dicen cuando buscan atención, pero ella... ella sólo no tenía ningún rincón en el mundo que le fuese propio. No obstante, las palabras del de pelo azabache le instaban a seguir avanzando; primero sería un instrumento, ¿y si luego era una caja de cartón? Luego una casa de una sola habitación, y así hasta lograr lo imposible Hombre, visto así, no estaba tan mal, para nada. Finalmente, los ojos le quedaron como platos, quedó mirando al suelo, así como un zombi. ¿Esta era la parte donde se paraba en dos patas e iba a cavarse su tumba? No, muy exagerado. La fémina se puso de pie, una vez acomodada la prenda de vestir y caminó tranquilamente hacia la entrada del castillo, sin permanecer lejos del jardín. — Lo siento, yo... en lugar de aconsejarle, debí ser yo quien se fuese al castillo. No lo he hecho bien. — Como quien dice, "predica, pero no practica". — Gracias por toda su ayuda. No nos conocemos, pero ha sido muy amable conmigo. Venga, la lluvia pronto empeorará. — No era la chica del tiempo como para decirlo a ciencia cierta, pero su sexto sentido se lo alertaba sin más. Poco a poco el calor le invadía mientras dejaba las huellas detrás de sí, era una sensación que tanto anhelaba. — No le he dicho mi nombre... me llamo Noir. ¿Puedo saber el suyo? — Preguntó, hasta detenerse en su destino, para volver a tomar asiento en la misma posición que antes. Estar de pie no era su estilo, pero al menos ya no tendría que aguantarse un refugio tan pobre.

Noir

Femenino
Mensajes : 36
Ingreso : 26/08/2015
Localización : En el Mercado Negro, de vuelta.

Volver arriba Ir abajo

Re: Abajo la lluvia. [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:22 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.