Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Describe al de arriba por el avatar
Mar Oct 17, 2017 2:37 am por Aengus Óg

» Paseo en el parque[Priv. Ayana]
Lun Oct 16, 2017 4:11 am por Lucas Nex

» Al fin en casa [Priv.]
Dom Oct 15, 2017 10:43 pm por Klauzz Maier

» Emergecia?
Jue Oct 12, 2017 9:33 pm por Aleksandra Sanya V. Lit

» Ausencia hasta el lunes < 3
Jue Oct 12, 2017 8:03 pm por Lyonett Schimdt

» Crawl on Your Belly | Lyonett
Dom Oct 08, 2017 12:34 pm por Sebastian Morgenstern

» Conociéndonos. [Aengus Ógr]
Jue Oct 05, 2017 9:24 pm por Aengus Óg

» Venga, vamos a jugar [priv.]
Lun Oct 02, 2017 10:19 pm por Skadi

» Counter-offer | Kara
Sáb Sep 30, 2017 2:10 pm por Sebastian Morgenstern

» En el ojo del huracán [Noir]
Dom Sep 24, 2017 4:47 am por Noir

» Lugares nuevos || Sebastian Morgenstern
Miér Sep 13, 2017 5:31 am por Sebastian Morgenstern

» Registros de esclavos del mercado negro
Jue Sep 07, 2017 4:48 am por Norihito Kurama

» Cambio de nombre [¿Duda?]
Miér Sep 06, 2017 6:12 pm por Lyonett Schimdt

» Registro de Personaje
Miér Sep 06, 2017 4:16 pm por Norihito Kurama

» Reglas para el rol
Miér Sep 06, 2017 3:39 pm por Norihito Kurama

»  — PARALLEL WORLD — YAOI +18 - Afiliación ÉLITE
Vie Sep 01, 2017 3:43 am por Invitado

» Registro de Avatar [Nuevo]
Lun Ago 28, 2017 9:37 pm por Elizabeth Sallow

» Kara Logiealmond
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere


¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
City of Horror 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png  School Crazy School Deluxe NEW


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

Oníronautas a la fuerza (Privado)

 :: Rol :: Ciudad :: Hospital

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Miér Jun 15, 2016 5:15 am

Bueno si una cosa no se puede recriminarme es el no intentar, aunque a veces me pregunto ¿para que molestarse? Justo como esta mañana después de mucho intentarlo logre quitarme el estúpido collar que me tenía atrapada en ese lugar y escape, aun cuando siguieron persiguiéndome seguí intentándolo y termine entrando a una tienda que rápidamente rodearon, aun cuando de alguna manera ese cretino pelirrojo se vio envuelto lo intente una vez mas, pero ahora mismo, no se si intentarlo tiene caso, pues parece que las cosas solo han ido empeorando.

Ahora mismo al menos puedo agradecer una cosa, no puedo ver a los sujetos que estaban tras de mi –si tan solo también me hubiera librado de ti todo esta bien – menciono en voz alta lo que parece llamar la atención del confundido sujeto que esta junto a mi – no dije nada- esta es la cosa mas incomoda del mundo, a mi alrededor solo puedo ver arboles, pero no son arboles normales crecen tan cerca uno del otro que podrían parecer una pared, es de noche pero no estamos a oscuras estamos rodeados de muchos hongos que despiden luces de colores como las que salen de las luces de noche de los niños casi como si fueran de neón.

Continuo sentada en la base de aquel árbol mientras tiemblo al pensar que podrían ser aquellos sonidos que se escuchan alrededor de nosotros –Escucha… lamento lo que paso si… no era mi intención traernos aquí… ¿esta bien? – Se que el sujeto no se lo tomara bien y aun digo que el tuvo algo de la culpa por no apartarse cuando le dije que lo hiciera, pero no era mi intención traspórtanos aquí, aun un bosque desconocido rodeados de quien sabe que cosa.

Tras haber escapado de aquel horrible lugar me dirigí al centro comercial en busca de un lugar muy público mientras pensaba en que hechizo hacer o a donde debería transportarme, cuando el montón de sujetos aparecieron, a pesar de ser ilegal hacían las cosas en publico al parecer al verme rodeada use un hechizo que ahora mismo no puedo recordar y lo siguiente que supe es que el confundido pelirrojo y yo estábamos aquí, para empeorar las cosas parece que la Staff of One no puede transportarnos lejos de aquí.

Oye cabeza de zanahoria –le digo con un tono claramente asustado – solo para estar segura –trago saliva y señalo en un arbusto a unos dos metros de notros donde se podía ver claramente una criatura que bien podría ser la mezcla entre una rata y un mono con un rostro demasiado humano para ser un simple animal -¿no soy la única que puede ver eso verdad?- aquel ser pareció entenderme pues aun que ya estaba levantándome para echarme a correr comenzó a hacer un sonido extraño y de repente parecía como si en cada árbol caminaran varias de esas criaturas y a pesar de no haber viento el rose entre las hojas resonaba en la quietud del bosque.

-¡Corre vamos! - grite despavorida y trate de hacer que me siguiese, no se cuanto tiempo corrí o que camino tome, pero no me detuve hasta que frente a mi se encontraba un circulo de piedras con una gran fogata en el centro- genial ¿y ahora que?-

avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Jue Jun 16, 2016 2:50 am

Mire el reloj, todo iba de acuerdo al plan, ya me encontraba en el centro comercial, podía ver el objetivo a la vista, la base de datos de una famosa tienda de artículos electrónicos, estaba siendo mas que popular últimamente lo que significaba que sus ganancias debían ser mas que generosas, debía obtener un par de números, presionar un par de botones, y el trabajo estaría hecho, y mis múltiples cuentas rebosarían hasta navidad del otro año. La noche anterior me había encargado de algunas cámaras, la de la tienda y la de un par de pasillos que me conducirían a una salida alterna, el chico que me serviría de cómplice y distracción estaba en posición, no muy lejos uno mas le decía a la gente que se disponía a entrar que estaban haciendo inventario y el negocio estaba cerrado hasta el día siguiente.

Aquel chico ya dentro de la tienda le hizo al encargado mostrarle algunos videojuegos y consolas recién llegados en bodega.  Despreocupadamente fue mi turno de entrar en acción, tome la pc principal y la maneje como si fuera una parte más de mi cuerpo, no era difícil saber  los pasos a seguir, era como si mis manos supieran lo que tenían que hacer, lo había hecho un par de veces en el pasado y sin dejar rastro.  Solo tenía que esperar un poco y estaría hecho, a casi nada, cuando de pronto una chica de aspecto gótico entra a la tienda ¿corriendo? Apenas y levanto la vista, trato de aparentar que todo esta bien, pero en segundos estamos rodeados.

No tardo en darme cuenta que no están aquí por mi, sino por ella, no solo rodean la tienda algunos ya están dentro.  Es tarde para escapar, no se ve nada mal, pensaba en si la ayudaba a escapar desviaríamos la atención y podía dar instrucciones que alguien mas siguiera con lo que yo hacia y yo me la podía quedar. No encontraba mejor recompensa para el día que una cuenta llena de dinero y una chica mala. No lo pensé, estaba a solo unos pasos de mi por lo que tome su brazo, pero de repente todo era diferente ya no mas centro comercial, ya no extraños persiguiéndonos, estaba confundido mirando todo con cara de estúpido, como algún nuevo juego que recién estuviera probando. ¿De mi? Le pregunto dubitativo viendo de cerca los hongos y esa extraña luz que emiten. Los arboles tenían una forma extraña, no eran como los de la ciudad.

Una disculpa no compensara todo el dinero que me hiciste perder le rebato enojado sin embargo no me es posible salir del asombro aun. No soy ningún cabeza de zan… deje de ver los hongos para prestarle atención a ese ser por demás extraño. ¿Qué mierda son esas cosas? Corrí tras ella lo más rápido que pude tratando de dejar atrás esas criaturas, los sonidos se escuchaban tan cerca que apostaba que nos alcanzarían en cualquier momento y que no podríamos ser más veloces. Corrimos tanto, tan a prisa hasta que llegamos a un lugar con una fogata.

¿Qué es esto?  ¿Puede significar que hay mas personas aquí cierto? Al detenernos justo allí trato de tomar aire el suficiente para recuperar el aliento.  No fue la mejor idea que tuve pero me acerque a ella y la tome por los hombros moviéndola enérgicamente con toda la frustración que empezaba a sentir. Dime que sabes como sacarnos de este jodido bosque a mitad de la nada.

Espera poco a poco algunas ideas venían a mi mente. ¿Y si no hay un campamento y esto significa que hay caníbales? ¿Conoces este lugar? La solté y me aleje un poco porque empezaba a escuchar algunos sonidos y me temía que fueran personas acercándose o mas de esos seres raros que ni siquiera podía decir que tenían origen demoniaco, a lo lejos me parecía escuchar también aullidos y gruñidos pero no estaba seguro parecía una pesadillas muy vivida.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Jue Jun 16, 2016 3:30 am

Aun no puedo ni recuperar el aliento cuando me veo agredida por el sujeto ese que bueno quizás tenga razones validas para estar molesto –alto, alto te digo – cuando por fin me suelta y logro recuperarme un momento de lo que paso –mira en orden, No tengo idea, no lo se, eso espero y si hay me asegurare de que te coman primero si no te callas un momento y me dejas pensar- aun trato de recordar que esta pasando, se que llegamos aquí por un hechizo pero no tengo idea de a donde, bueno lo primero es encontrar un lugar seguro, si es este es un campamento quizás esas ratas le temen al fuego, paso mi atención al dicho campamento si veo huesos humanos lo mejor seria probar suerte con las ratas.

Pero lo que noto es mucho peor –Hey deja de gritar un momento y mira eso - señalo pequeñas formaciones de piedra como si fuesen asientos junto a la fogata, el problema es que son demasiado pequeños –dios mira ahí – en uno de los enormes arboles huecos pueden verse una pequeña madriguera junto a la fogata con pequeños instrumentos dentro, como si fuesen de juguete – Si quieres una buena noticia… no creo que este sea un campamento de caníbales- el murmullo de las hojas regresa y antes de darme cuenta de nuevo estamos rodeados de incontables ojos resplandeciendo por la fogata.

Las criaturas ahora algunas en la luz pueden distinguirse claramente, cuerpo de mono, cola prensil pero más parecida a la de una rata, pequeñas pero afiladas garras y una boca oculta por extraños apéndices debajo de unos ojos demasiado humanos para no estremecerse algunas de las criaturas, las mas insolentes trepan sobre nosotros y de regreso a los arboles, una de ellas le da un mordisco en la oreja a mi improvisado acompañante aun que la algarabía es rápido apagada por los gruñidos de los seres mas grandes.

-Amm hola- digo en un tono que denota bastante nerviosismo –me llamo Nico… y el – se escuchan gruñidos- bueno el no importa – digo rápido esperando que me entiendan o al menos poder distraerlos mientras pienso en algo – Venimos en paz – una de las criaturas ahora me muerde a mi justo en el meñique aun que resistí mis ansias de patear lejos a la sabandija me hizo sangrar o que apareció la staff of One de nuevo entre mis manos eso a su vez provoco sobre salto y varios nos saltaron encima- ¡Entiendan de una vez!- la magia los rodeo con una nube de humos color morado, pero esto no pareció afectarles.

De las ramas se escucho que una de esas criaturas junto a la otra emitió esta vez un sonido diferente en una voz pequeña y rasposa “crees que son buenos para comerlos” -¡Por supuesto que no!- todos los seres nos miran confundidos y ahora en lugar de chillidos puedo entender todo lo que dicen, sus murmullos confundidos.

Por lo que escuche del primero que se acerco a hablar con nosotros, las criaturas ya conocían a los humanos pero estaban confundidas por poder entendernos, pero lo mas importante… aun no se decidían si conversar con nosotros o comernos…

avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Vie Jun 17, 2016 3:25 am

Me acerco a la fogata a ver lo que había descubierto la chica. Se trataba de pequeños lugares alrededor de dicha fogata, y en los arboles madrigueras de esas criaturas.No se si sentirme aliviado de que no sean caníbales. Tantos ojos viéndonos me daban mucho mal rollo. Me sentía como cuando me era imposible evadir las cámaras y acaba atrapado sin remedio. Pensaba que sino me movía no me atacarían, por lo que me quede muy quieto solo viendo su forma ahora de manera mas clara, esos seres eran tan extraños, no había visto criaturas iguales antes.

Empezaron a saltar sobre nosotros y hacia los arboles. Tsk de un manotazo trate de quitarla de mi oreja tal pulga chupa sangre. Ya veras cuando te atrape levante mi brazo a la altura de mi hombro para limpiar la sangre de mi oreja. Tienen colmillos filosos susurre enojado cuando nuevamente se escuchaban gruñidos pero esta vez en tono mas alto por lo que cerré la boca.

Me llamo Matt… por la dudas. Una ligera sonrisa se formo en mis rostro al ver que el mordieron un dedo, al menos ahora estábamos en igualdad de condiciones. ¿Qué es esa cosa? Dije asombrado viéndola sostener una especie de cetro que estaba seguro desapareció en el centro comercial, no lo tenia consigo cuando llegamos.  ¡Aléjense! Hey para ser pequeños causan muchos problemas movía los brazos tratando de quitarme de encima a esos monos con dientes afilados, pero eran persistentes, lo siguiente que vi fue una nube de humo de color morado cubriéndonos pero ellos no se movían solo seguían atacando, me estaban quedando rasguños y mordidas por todos lados.

¿Qué? No podía creer que querían comernos.  Te dije que si eran caníbales.  No se tu pero yo no voy a seguir esperando a que discutan su receta favorita. De las palmas de mis manos hice surgir fuego. Si le temen a una pequeña fogata veamos si pueden sobrevivir a esto. Y sin mas apunte hacia el árbol mas grande y que a mi punto de vista tenia mayor numero de madrigueras y le prendí fuego desde la base, el fuego se expandía rápidamente. Empecé a retroceder al escucharse más voces y esta vez muy enojadas.  Cuando los pequeños seres de hace un momento decidían volver a atacar los repelía con el fuego que salía de mis manos y que podía lanzar hacia ellos pero tenia la impresión que esto no podía ser tan fácil… nunca lo es. Por lo que pudiera pasar baje una mano a mi costado buscando el arma que traía.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Lun Jun 20, 2016 12:04 am

Pero ¿En que demonios esta pensando? Una parte de mi quiere salir corriendo y dejarlo con esas extrañas criaturas pero aun me siento un poco culpable por haberlo traído aquí –Vamos rápido por aquí – tomo su brazo y corro hacia el bosque aun que no tengo idea a donde me dirijo pero se donde quiero estar, donde sea que no estén esas cosas – ¡¿Eres un imbécil o que?! – desesperada corro por los caminos del extraño lugar viendo apenas lo necesario gracias a la luminiscencia de esos hongos amorfos y grotescos siempre escuchando el murmullo de las hojas tras nosotros, el bosque es como un laberinto y temo que apenas no pueda correr mas esas cosas me saltaran encima y ahí terminara todo.

Comienzo a cansarme de correr, creo que en algún momento debería de considerar tenis y no estas pesadas botas -Mira creo que hay algo por ahí – llegamos a una especie de campo abierto que solo es coronado por una especie de altar de roca con una enorme losa de roca en el centro esta parece estar unida a una argolla de metal, pero no hay manera de que una chica y el pirómano flacucho este puedan moverla, me detengo cansada un momento y me doy cuenta de algo, esas cosas parecen no querer acercarse a este lugar, están solo mirándonos desde los lejanos arboles – rápido tenemos que irnos pero ya- aun si no entran al lugar seria cuestión de tiempo para que rodeen el extraño monumento y no quiero pensar que es solo una trampa.

No tengo idea de cómo lo hicimos pero temaríamos encontrando un camino viejo y que parecía no haber sido usado en mucho tiempo poco después ya estábamos fuera del extraño y luminiscente bosque, aun que no creo que sea sabio solo esperar junto al bosque por lo que aun cuando salimos de los restos del viejo camino sigo avanzando por el pasto tan alto que llegue hasta mi cintura aun que en cuanto pasamos una colina y mis pies me están matando, no es como que sea buena idea quedarnos en este alto pasto a descansar donde lo mejor que puedo esperar encontrar es una serpiente.

No se cuantas horas caminamos por esos aparentemente infinitos pastizales pero casi podría llorar de felicidad cuando llegamos a un camino de tierra que al final de este podían verse a lo lejos unas casitas pequeñas con luces tenues muy pequeñas para funcionar por electricidad –espera debemos descansar – me caigo mas que sentarme completamente llena de sudor respirando con dificultad y con mis pies matándome – esperemos que haya humanos en ese lugar… y mejor no decirles nada de nuestra “aventura” y para que sea claro, todo esto es tu culpa.

Termino recostándome en el piso mirando al cielo ante la luna que brillaba sobre nuestras cabezas no pude evitar tener un mal presentimiento, aun que era la luna que tantas veces había visto ya algo en la misma me hacia sentir extraña.
avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Mar Jun 21, 2016 4:20 am

Quite la mano de mi costado sin duda no serian suficientes balas para todos ellos, y sin más fui arrastrado por ella yendo por más caminos desconocidos, no me queda otra que correr hacia donde me llevaba. Iban a comernos si nos quedábamos sin hacer nada seguía defendiendo mi punto mientras chocaba con algunas piedras  y ramas en el camino, el cual estaba tan oscuro apenas alumbrado por esos hongos extraños. Me pregunto que harán en este lugar y quienes. Me da apenas tiempo de echarle un ligero vistazo cuando de nuevo sigo corriendo. Quizás sacrificios suelto casi hablando conmigo mismo, considerando si eso es posible aquí en medio de quien sabe que lugar. Aunque no se si hubiera sido peor que nos acorralaran esas criaturas.

¡¿Salvación?! Gritó bastante fuerte al ver el sendero fuera del bosque, pensando en encontrar rastro de civilización cerca. Al salir de aquel camino desgastado, nos encontramos con pasto tan crecido que me cuesta caminar por el. Como hubiera sido útil cargar una espada o al menos un cuchillo lo suficientemente afilado. Digo sin detenerme costándome algo de trabajo respirar con normalidad, ya perdí el tiempo de cuanto hemos corrido. Seguimos hasta pasar una colina.

Luego todo seguía siendo pastizal, verde todo era tan verde y crecido que temí algo nos atacara en las sombras. Miraba hacia donde apenas escuchaba algún sonido que llamara mi atención, solo para encontrar que no era nada sino el viento jugándonos una broma pesada, trayendo murmullos lejanos y raspando con la vegetación.  No podía creer cuando terminaron aquellos pastizales y nos abrimos paso a un camino de tierra nuevamente, desde aquí ya se vislumbraban casas.  Quise irme corriendo hacia allá pero tenía que tomar un descanso. Me siento junto a ella inhalando profundamente todo el aire que podía despejando mis pulmones. No es mi culpa, de ser por ti ya estaríamos muertos contesto con cierta indignación.

¿Qué hay tan interesante allá arriba? Me acuesto en el piso para tener su perspectiva y solo me encuentro con la luna sobre nuestras cabezas. Anda ya fue suficiente descanso, no creo que quedarnos a dormir en medio de la nada sea seguro me pongo de pie empezando a dar unos pasos sobre ese camino que nos llevaría hacia las casas esperando que me siguiera pero solo al dar un par de pasos escucho el sonido de mi celular rompiendo el silencio del momento e instantáneamente me alegro de recibir una llamada. Podremos pedir ayuda o conseguir un jodido mapa aunque sea. Me apresuro a contestarlo pero al ver la pantalla solo logro enojarme más no era ninguna llamada, era un aviso que el celular estaba completamente muerto. Sin señal sin batería sin nada. Murmuro desanimado arrastrando los pies por ese camino.  Espero que al menos sean hospitalarios y nos den algo de comer. Sigo tropezando de vez en cuando con algunas piedras ahora solo el cielo nos alumbraba. Y me preguntaba cuanto nos costaría llegar hacia allá.
Mas por asegurarme de salir de este maldito lugar rápido que por cortesía le propongo algo. Súbete a mi espalda  y correré hacia allá. Me agacho esperando que lo haga si decide confiar en mí para después seguir  aquel sendero de tierra aunque esta vez con algo más de velocidad solo deseando salir al encuentro de otras personas y no tener que enfrentarnos a más seres extraños.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Mar Jun 21, 2016 11:56 pm

Me tranquilizo un poco mientras mi respiración va regularizándose y puedo hablar tranquilamente al fin -Bueno no lo se me preguntaba si las estrellas eran las mismas que las que veía todos los días, quizás eso nos daría una pista de donde estamos, pero la verdad nunca me interesaron esas cosas así que no tengo la menor idea- aun me duelen mucho las piernas pero supongo que es un precio a pagar por el estilo, no es que me avisen cuando voy a tener problemas para ponerme unos tenis o algo así.

-No creo que un mapa nos ayude mucho sabes, no creo que nos llevara hasta un lugar cerca de Francia- aun que saber si había o no humanos en el lugar seria una ayuda, lo ultimo que quiero es estar atrapada con este idiota impulsivo como único ser humano además de mi - ¿correr? ¿Estas seguro de eso, no tienes que hacerlo sabes? – ¿Cuándo este pirómano decidió comportarse de manera decente? no importa aun si no puede hacerlo será divertido ver como se cansa y al menos reiré un poco- Esta bien pero no te arrepientas después.

Creo que no es humano, aun no quiero ofenderle preguntando pues cumpliendo con lo que dijo y en contraste con su flacucho exterior al menos tiene buena condición física pues de alguna manera consiguió llevarme cargando hasta aquella granja, sentí un gran alivio cuando vi que los habitantes de la misma parecían humanos completamente normales, aun que sus ropas sin duda parecían antiguas, como sacadas de un programa medieval aun que mucho mas coloridas.

-Ya puedes bajarme ahora gracias – me pongo de pie estirando mis piernas y en general mi cuerpo sintiéndome algo mas descansada, aun que era muy tarde nos recibió en anciano del pueblo un viejo que respondía al nombre de Alois Mercer, aunque decidí no contarle sombre nuestro encuentro con esas criaturas si le dije que estábamos perdidos y que seria bueno si nos pudieran dar un mapa o orientar hacia alguna ciudad.

El viejo se limito a decirnos que estábamos en la comarca cerca de la ciudad de Ulthar una ciudad pacifica donde reinaba un sabio que quizás pueda darnos explicaciones o al menos orientarnos un poco, también nos advirtió que una vez en esa ciudad debíamos ser muy respetuosos y amables con los gatos, pues en esa ciudad nadie tiene permitido lastimar a las peludas criaturas, como aun quedaban unos días de viaje a pie por los interminables pastizales y ríos cristalinos que componen el camino a Ulthar, el señor Mercer nos ofreció pasar la noche en su casa, una grande y ahora vacía, sus razones para ser tan amable parecen ser que el solía viajar mucho en sus años de juventud y albergaba cierta afinidad por los viajeros de lejanos lugares y hablaba gusto de sus viajes a Celephais y otras ciudades de nombres extraños.

Tras una cena calmada de pan y leche de cabra que me hizo extrañar los milagros del mundo moderno como la pasteurización el viejo se retiro a dormir dejándonos en la sala al fuego de la chimenea que estaba a pocos minutos de consumirse – Mientras mas tiempo pasamos aquí mas confundida me siento respecto a donde estamos-

avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Jue Jun 23, 2016 6:03 am

Se que no tengo porque hacerlo. Era mas que obvio, pero tratare de no usar las palabras equivocadas para que desista de hacerlo, mejor tratare de ser amable y que se calle todo el camino. Pero quiero hacerlo, además no será una molestia. No me arrepentiré. Dije algo impaciente, hasta que se subió sin más reclamos y di algunos pasos para acostumbrarme, tal como lo pensaba es bastante ligera, esto no me costaría mucho trabajo. Sujétate bien. Fue lo último que mencione antes de empezar a correr por aquel camino de tierra, volteando de vez en cuando al piso para no caer no tuvimos más problema.  

Se veía lejos pero nada que no pudiéramos alcanzar en el transcurso de minutos. Al llegar nos encontramos de lleno con una granja. Me detuve agachándome para que pudiera bajar con facilidad. La gente que iba y venia vestía muy extraño, no sabia si esto era otra época o gente que le gustaba vestir así, como una comunidad apartada con sus propias normas, muy anti tecnología. Poniendo una mano en mi espalda me arquee hasta que se escucho un tronido. Bien todo en su lugar. Nos recibió un viejo de nombre Alois, al menos alguien hospitalario, me alegra que la rara haya omitido que casi matamos a las criaturas caníbales.  

Nunca había escuchado de la ciudad que mencionaba el anciano, “Ulthar” decía con una familiaridad apabullante. Donde un nerd nos daría explicaciones. Y que no debíamos lastimar a las pequeñas bestias demoniacas, he perdido la cuenta de cuantos gatos he matado en mi vida, al menos cuando era pequeño no era muy bueno con ellos, no podía imaginar una ciudad donde casi eran venerados. También dijo que el camino era largo lleno de mas indeseable y agotadora aventura. Mas terrenos a la intemperie, he estado tan acostumbrado a las comodidades que esto me saca por mucho de mi zona de confort y me hace dudar en si algún día volveré.

Cenamos, algo completamente sencillo pan y leche, algo que me hizo doler un poco el estomago. Vamos Matt comías cosas peores en aquel internado de mala muerte. Me repetía mentalmente comiendo con buena cara, tenia hambre pero últimamente le había agarrado el gusto a la comida rápida. El anciano se fue a dormir y nos dejo a solas en aquella sala donde había chimenea. Yo me siento confundido desde que apareciste en la tienda y frustaste mis planes. Admití encogiéndome de hombros.

Iré a conseguir leña para la chimenea. Mire que estaba por consumirse en su totalidad por lo que salí de la casa, además necesitaba un poco de investigación por mi cuenta, aunque sabía que no podía confiar en quien fuera pero al menos quería ver el lugar. A pesar de que todo estaba oscuro la poca gente con la que me topara me rehuía, era muy obvio que no pertenecía aquí por la ropa. Me encontré con animales de granja, carretas, modestas casas, algunos puestos muy pequeños en los que encontrar víveres, ni rastro de modernidad, de todos modos no tenia ni un poco de dinero.

Cuando de frente me topo con un sujeto muy ebrio que choco contra mí balbuceando cosas. Y amenazándome con golpearme porque odiaba a los viajeros, decía que solo venían a dejar enfermedades.  Apenas me defendí sin hacerle daño cuando cayo al suelo, revise lo que traía consigo y encontré algo de tabaco, unos puros, los cuales tome y me aleje dejandolo allí tirado. Pase por una pila de leña, apenas se descuidaron robe unos cuantos llevándolos a la casa y los tire a un lado de la chimenea para que la gótica los echara en caso de necesitarlos y yo salí a la parte delantera de la casa encendiendo un puro, extrañaba esa sensación, me recargue a la pared y me relaje, veía hacia el cielo tratando de notar la diferencia a la que se refería pero ahora no lo notaba tan despejado como en el bosque. Terminando este puro entraría a dormir y ya al siguiente día decidiríamos que hacer, al menos esperaba que el viejo nos obsequiara algo de comida para hacer mas llevadera la travesía.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Vie Jun 24, 2016 2:11 am

Parece que no todo esta tan mal, por ahora el pelirrojo a dejado de tener arrebatos de problemas y hasta parece amable, un anciano nos dejo tener un techo y ahora estamos junto a una fogata, aun que no podría decir que todo me esta saliendo bien es bueno saber que todo esta saliendo menos mal –Hey quien lo diría, pudiste conseguir algo de leña con esos bracitos- le digo amigablemente mientras me acomodo en el sofá –para variar las personas de aquí son amables aun que la comida no es de lo mejor ¿no crees?-

Paso la noche en relativa calma y por una vez pude dormir tranquilamente hasta que en la mañana me despertaron unos murmullos de gente fuera de la casa –hey cabeza de zanahoria despierta -  lo moví de nuevo intentando hacer que me prestara atención – pasa algo afuera… - trato de acercarme a la ventana para ver que están diciendo hay como  cuarenta personas ahí afuera y parece que están molestos.

-¿Escuchaste eso? Dicen que asaltaste al alcalde del pueblo, pero vamos nadie seria tan idiota ¿digo que clase de retrasado robaría a alguien en un pueblo tan pequeño  y donde es obvio que reconocerían a los únicos extraños del lugar? –Veo su expresión y luego veo a los sujetos afuera sosteniendo herramientas de agricultura y lo que creo parece ser un barril de brea –Nop, Poly no quiere esa galleta-  tomo la navaja que  cargo conmigo últimamente y la uso para hacerme una herida en mi brazo pequeña pero lo suficiente para aparecer sangre y hacer que la Staff of One aparezca.

Tomo la oreja del pelirrojo y lo llevo  tirando de ella a la recamara mas recóndita mientras trato de atrancar la puerta - ¿Qué vamos a hacer? No podemos pelear con ellos cuando tu tienes la culpa…- tampoco podía solo desentenderme después de todo yo lo había  traído aquí  ¿Por qué no pueden las cosas salir bien para variar? –tu a la cama ahora – aun que solo me doy cuenta de cómo suena después que lo dije, pero los sonidos de gente golpeando tras la puerta no me dejan pensar – Jazama Pajama pajama kazama  shimera kazam kimera kazam imeratazam –

Es todo lo que podía recordar en ese momento la cama  a la cual subí justo antes de que se pusiera fuera de alcance se elevo atravesando el  frágil techo pues las patas de la misma habían crecido y ahora comenzaban a moverse, como si imitaran el andar de un extraño animal, aun estaba aturdida por el impacto contra el techo aun que por suerte la ahora rota cabecera se había llevado la peor parte –¡Siento lo de la caza!- grite en un inútil intento que había hecho por disculparme con el anciano mientras los atónitos aldeanos nos miraban alejarnos.

-Supongo que mientras no te caigas estaremos a salvo – le digo con un tono de molestia mientras  trato de sujetarme pues nuestro improvisado transporte se bambolea de un lado a otro, dando pasos extraños pues esas delgadas aptas se elevan casi dos pisos de alto, debo decir que el viaje no fue nada cómodo y use todo el tiempo que nos tomo de camino para gritarle a Matt no se cuanto tiempo paso pero sentía que estaba por quedarme afónica cuando escuche un crujido – Quiero dejar en claro –dije como si no lo hubiera hecho ya en todo el trayecto-  que te culpo de esto –

Apenas habiendo terminado de hablar el crujido se hizo mas fuerte y las patas de la  cama comenzaron a ceder y aun que por fuerte no fue toda la altura que teníamos si caímos de varios metros directo al piso – Creo que me rompí algo… - me levanto con mucha dificultad y veo donde estamos, a las afueras de lo que parece ser una pequeña ciudad, con pequeños tejados puntiagudos y un gran santuario en el centro, quizás con un golpe de suerte este lugar podría ser Ulthar.
avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Sáb Jun 25, 2016 4:58 am

Solo sonreí. Si tan solo supiera que robe la leña… Sin duda. Mi estomago todavía hacia ruidos raros pero no había de otra. Tener un lugar donde pasar la noche no estaba nada mal por ahora no tenia mucho de que quejarme por lo que dormí plácidamente incluso olvidando la extraña realidad y desee despertar y que todo fuera un sueño muy extraño. Por la mañana espere despertar como la gente normal hasta que llenara de dormir, pero no fue así alguien me movia. ¿Qué? ¿Qué pasa? ¿Por qué no puedo dormir más? ¿El viejo ya nos echo? Sabia que no podía existir alguien tan amable murmuro malhumorado cuando me doy cuenta que el ruido que dice viene de afuera y de muy cerca.

¿El que? ¿Esta cosa tiene alcalde? Además como pudieron reconocerme digo para mis adentros, si solo fue una corta caminata de apenas unos minutos, me asomo a la ventana para ver el desastre, no podía creer que esa gente quería lincharme, seguro que soy mejor que su alcalde. ¡Hey!¿ Para que usaras esa navaja? Pregunto inútilmente ya que la veo rápidamente hacerse un corte en el brazo y después tiene ese raro báculo consigo de nuevo.

¡Hey! No soy un niño pequeño, gótica rara soy arrastrado por la oreja hasta la habitación mas lejana. Yo no tengo la culpa, bueno quizás… Solo quizás un poco. Admito encogiéndome de hombros. No creo que sea un buen momento para tomar una siesta le digo enfadado, aunque rápidamente recapacito en sus palabras. ¡Ya se! ¿Eres de esas personas que les excita este tipo de situaciones cierto? Pienso en que quizás le iba la onda sadomaso por las vestimentas y sin más me subo a la cama con todo y zapatos. Pero no es lo que pensaba ella empieza a decir palabras muy raras que sonaban a “piyamas”

Ella subió a la cama y esta se elevo. ¿Qué esta pasando? Me sostuve de donde pude tratando de no caer, no me esperaba que la cama levitara. Y se elevo mas atravesando el techo puse un brazo sobre mi cabeza tratando de salir con menos heridas de aquel impacto y pronto ya se estaba moviendo la cama por cuenta propia fuera de la casa. Me asome por los costados viendo hacia abajo. Es como volar en una alfombra mágica. Admití sorprendido mientras buscaba de que sujetarme, esa cama tenia vida propia.

Me recargue a la cabecera escuchando sus regaños por horas y horas. Yo no sabia que ese tipo ebrio era el alcalde de la ciudad, debía llevar al menos algo que lo reconociera como tal. Además como pudo reconocerme… Un accidente lo tiene cualquiera…  Mienten yo no robe la leña también… bueno quizás, pero no había nadie viéndome lo juro… Esos tabacos valieron la pena… Ese tipo el alcalde intento golpearme… daba vagas excusas pero con el transcurso de las horas y el incremento de gritos termine por resignarme y admitir que si. Si fue mi culpa.

¿Qué esta pasando? Las patas de la cama crujían y de pronto se sintió como un auto que se quedaba sin combustible y perdimos altura. Me sujete de donde pude y caímos, me quedo tirado después de la caída y lentamente comienzo a incorporarme, me dolia la rodilla y las costillas. Créeme que no eres la única. Logre ponerme de pie y estirarme seguido por el crujido de huesos y uno que otro tambaleo para caminar, sabia que lo que sea que me hubiera pasado se iba a componer solo en un tiempo por lo que no estaba tan preocupado.

¿Nos ahorramos la larga travesía? Pregunto con algo de emoción, de ser así no tendríamos que pasar días a la intemperie. Yo voto por ir a investigar. Prometo ser cuidadoso esta vez. Le digo empezando a caminar en dirección a la ciudad que no estaba seguro pero me parecía más grande que el lugar donde estábamos anteriormente. Tras algo de caminata que le hizo bien a mi cuerpo para estirarse luego de ese tenso viaje en esa cama nos adentramos en la ciudad, apenas di un paso allí vi todas esa casas en hilera y puse un pie sobre la calle empedrada frente a nosotros.

La sensación de estar allí era extraña como un tipo de escalofrió que empezaba a recorrerme, seguro que no era nada, solo el estar en un lugar desconocido. Me pregunto donde estará ese “Sabio” que puede guiarnos. No podemos solo ir de casa en casa preguntando por el. Dije con cierta ironía recorriendo la calle, cuando siento algo que se prende a mi pierna rasguñándome y me hace perder el paso y estamparme con un farol. Sobo mi nariz y veo hacia abajo enojado encontrándome con un gato de tamaño medio enroscado en mi pierna.  Sacudo mi pierna intentando que se vaya pero no parece querer hacerlo.  Algo de ayuda no me vendría mal. Empiezo a exasperarme y trato de quitarlo con las manos pero solo me llena de rasguños. ¿De quien es el maldito gato? Veo a los pocos transeúntes molesto pero nadie parece contestar, solo siguen su camino apresuradamente. Estoy a punto de rostizar al gato pero recuerdo que estoy ante la mirada de algunos residentes y desisto no quiero repetir el episodio de la gente linchándome.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Dom Jun 26, 2016 11:10 pm

La hermosa y pequeña ciudad llena de lindos gatos es un descanso para mis ojos, después de haber visto esos horribles monstruos y de ser perseguida por la turba de campesinos enojados, la tranquilidad se esos pequeños y peludos seres me provoca cierta felicidad así que al escuchar lo que dice aquel idiota y molesto cabeza de zanahoria mi primer instinto es darle una fuerte palmada en la parte de atrás de la cabeza –Compórtate de una vez, lo ultimo que queremos es mas problemas por tu culpa- tomo al molesto cuatro ojos del brazo y camino con el hacia el centro de la ciudad recordando lo que aquel amable anciano nos había explicado.

-Primero tenemos que hablar con el viejo sabio que gobierna la ciudad desde la torre en el centro-mientras mas nos acercamos al centro de la misma, mientras mas nos acercamos a la plaza principal hay mas gatos en el lugar, algunos sisean a Matt cuando se les acerca mucho aun que no tienen una reacción similar conmigo, quizás solo sienten que el es un cretino, si eso debe ser.

Hablo con unos aldeanos eh incluso me las arreglo para cambiar una de mis pulseras por algo de comida y dinero, para mi es solo una baratija de plástico, pero la mercader parecía que nunca había visto algo así, y por suerte para mi, mi mano estaba llena de las mismas así que al menos eso es algo positivo, de haber sabido hubiese traído todas las baratijas que compro por impulso y seria rica.

En frente del templo habiendo pasado todos los mercados, en la gran plaza la vista es increíble ha miles de gatos, tantos que contarlo seria un esfuerzo inútil, de todos los colores tamaños y formas, solo el camino esta relativamente libre a la entrada del templo, y algunos de esos gatos continúan siseándole a Matt creo que un par ya le araño pero me aseguro que no intente nada idiota sujetando su brazo y obligándole a caminar.

Dentro esta bastante limpio tras una simple puerta que un viejo guardia nos permite pasar se encuentra el anciano sabio, un hombre ya muy viejo y con una larga barba blanca que pasa mas haya de su cintura, se dice que aquel hombre ha visto tantas cosas que si alguien puede orientarnos es el.

-Hola, Soy Nico y este es Matt quería saber si podríamos preguntarle unas cosas estamos algo perdidos- Aquel anciano se presento como Atal, nos dije que no conocía el lugar de donde veníamos, pero reconoció los anteojos de Matt y lo que el llamo extrañas costumbres, explico que conocía a un hombre que sin duda sabría de nuestro lugar de origen, el Rey de Celaphais también había llegado de una extraña tierra de la que nadie de esas regiones había visto jamás, sin duda podría al menos darnos una pista de cómo regresar.

Le agradecí por sus indicaciones pero antes de irnos nos advirtió que durante el viaje por esas regiones debíamos escuchar las advertencias y costumbres de aquellas personas con las que nos encontráramos pues era bien sabido que aquellos que no escuchan las advertencias de los que vinieron antes se encuentran con destinos ominosos.

Ya cuando salimos durante la noche los gatos no se encontraban por ninguna parte y la pintoresca ciudad tomo un giro algo mas tétrico aun que supongo que es por la falte de aquellas adorables bolas de pelo y nada mas –Creo que lo mejor será pasar aquí la noche, quiero cambiar algunas mas de mis cosas antes de comenzar el viaje – busco el mapa que el anciano Atal me había regalado y veo que tenemos que tomar un barco para llegar a Celaphais por lo que lo mejor será conseguir dinero primero –Saldremos cuando termine los negocios ¿Qué te parece?-

avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Miér Jun 29, 2016 5:46 am

Mi cabeza rebota de mi cuello y luego hacia arriba como en un head bang improvisado pero muy potente. ¡Son esas malditas mini bestias las que no se comportan! Y encima no me dejas darle su merecido. Molesto soy llevado lejos de allí. Ok la torre del centro. Vamos hacia allá y en el camino nos topamos con más y más gatos como si la ciudad tuviera una maldición o algo. Me gruñen o lo que sea que hagan muy cerca. ¿Por qué no me cuentas el secreto para caerles bien? Le digo Irónico a la chica gótica y sigo tratando de evitarlos lo mas que puedo.

Nico habla con gente del lugar a nuestro paso y sorprendentemente hay quien se interesa en las pulseras que trae, yo no hubiera dado ni medio dólar por todas pero a los aldeanos parecen gustarles, como si fuera otra maravilla del mundo. Estamos de suerte supongo, y le ayudo a cargar con los víveres que pudimos conseguir a cambio mientras ella guarda el dinero. Después de recorrer los mercados al llegar a la gran plaza no puedo ver todo más que con horror, había cientos, no miles casi que millones de gatos, el camino hacia el templo apenas y estaba algo despejado. Tsk malditas bestias murmuro y no puedo hacer nada ofensivo porque Nico no me suelta pero estoy seguro que ya rasgaron mis jeans a la altura del tobillo y le clavaron los colmillos a mi calzado derecho.

El guardia no hace muchas preguntas entramos con facilidad hasta ver al anciano sabio, un tipo al que le hacia falta una buena rasurada pero de eso no comentarle. El viejo se presenta como “Atal” extraño nombre no me suena para nada. Para mala suerte ir con el solo nos lleva a prologar la búsqueda ya que el no tiene las respuestas, solo que le debemos parecer muy excéntricos y nos manda con otro rey de otra ciudad casi impronunciable. Antes de irnos nos dijo que debíamos escuchar lo que tenían para decir los aldeanos de esa ciudad para no regarla. Estaba de acuerdo no quería ser linchado de nuevo. En la noche no había ni un solo miserable gato a la vista y francamente no podía entenderlo y todo tenía una vista más aterradora. No estoy seguro de querer viajar en barco… dije viendo la ruta que tendríamos que hacer a Celaphais, odiaba no estar en tierra firme aunque si era la única manera de salir de aquí no podía quejarme. Bien de todos modos sin dinero no podemos movernos.  

Las calles de Ulthar apenas iluminadas por unos tenues faroles dan un ambiente casi espectral y para colmo no hay mucha gente transitando por allí, aprovecho que Nico se entretiene hablando con algunas personas así que le dejo los víveres y  vago por allí un rato, no me gusta que nadie me diga lo que tengo que hacer y lo que no.  Paso varias viviendas y el viento trae ¿lamentos? O al menos eso es lo que creo que escucho, como si alguien tuviera una dolencia aguda y no pudiera dejar de quejarse, me estremezco viendo alrededor ya que precisamente pase por un callejón sombrío, saliendo de este veo las casas contiguas ya sin siquiera una luz en su ventana sino totalmente en penumbras y en una se escucha a alguien adentro echar el pestillo.

No se cuanto tiempo llevo caminando sin siquiera un gesto amigable no se porque los aldeanos prefieren a Nico si es bien rara. Alejado de las casas y casi como si fuera un secreto me encuentro una capilla construida con ladrillos rojos y terminada en punta este ultimo elemento de color negro, no es una construcción grande como las iglesias ni siquiera como una iglesia mediana sino algo mas pequeño con apenas unas contadas bancas un altar y es todo, es lo que alcanzo a ver desde la amplia puerta abierta ahora de par en par, adentro iluminado de forma tenue, me distraigo viendo dentro algunos cuadros en las paredes y elementos de cerámica pero no me parece ver algo que me haga pensar en una iglesia en si, por lo que no se que clase de culto es este, no reconozco que es lo que representan los cuadros ni las piezas. Casi brinco cuando tras de mi un tipo de mediana edad toca mi hombro. El viste una túnica de color negro. Yo solo retrocedo, pero el se presenta.  Mucho gusto soy Matt, un viajero. Le explico al ver su cara llena de curiosidad.

Me pregunta donde me estoy quedando y le explico que vengo con alguien mas y que recién llegamos no tenemos lugar donde quedarnos, pero que demoraremos algunos días en emprender el camino nuevamente. Me dice que esta dispuesto a ayudar y que tiene un par de habitaciones extras en lo que parece ser esa capilla rodeada lúgubremente por algunos arboles. Con desconfianza entro, me guía hacia la parte al lado del altar donde hay una puerta pasamos, y hay pequeñas y bastante modestas habitaciones con tan solo una cama y una mesa cada una. Me lleva a lo que parece ser su habitación donde esta su cama y varias túnicas como la que usa colgadas en lo que se ve como un closet improvisado, me dice que espere un momento en una silla que esta junto a la mesa me quedo allí listo para huir, pero al poco rato regresa con una taza de café y unas galletas, todo sabe bien así que como con gusto. Me dice que le gustaría ayudarnos y si queremos podemos pasar el tiempo que sea necesario allí platicamos un poco de nada, durante toda la platica en ningún momento menciona nada religioso lo cual se me hace muy raro. Muchas gracias por todo, lo considerare. Tras un rato mas haciéndole compañía me decido a buscar a Nico y contarle lo sucedido para ver si ella considera adecuado quedarnos allí o no, yo no lo veo tan mal después de todo es gratis.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Miér Jun 29, 2016 11:53 pm

“¿Quién eres tu y que hiciste con Matt?” era lo primero que se me ocurría preguntar al encontrarme con el pelirrojo de nuevo, había temido que cuando nos encontráramos de nuevo seria en el mejor de los casos con una turba buscándolo solo a el y en el peor a mi también, pero por alguna razón el zanahorio había decidido hacerse a si mismo útil y eso es un buen cambio, solo espero que dure –Parece un buen trato, quizás podremos quedarnos aquí un poco mas y aprender de este lugar antes de iniciar un viaje tan largo- ahora me preocupa que yo estoy siendo demasiado responsable, supongo que es solo consecuencia de que mi compañero de viaje ya nos a causado suficientes problemas por si solo.

Al llegar al lugar lo primero que hago es apartar los víveres y objetos que valen algo de Matt ya que a probado que sus manos son quizá demasiado agiles para su propio bien –Supongo que mientras propongas no meterte con los gatos no habrá ningún problema en este lugar, al menos por un tiempo escuche decir a uno de los mercaderes que una caravana saldrá rumbo a Celaphais dentro de un par de semanas, quizás lo mas seguro será esperar eh ir con ellos ¿no lo crees?- al menos a mi me parecía mejor idea esperar eh ir con alguien que nos muestre el camino que deambular por un mundo extraño y desconocido por nuestra cuenta.

-Por cierto ¿cuando se supone que veremos al hombre que amablemente nos esta dejando quedarnos en este lugar?- tengo que admitir que aun no le creo nada y lo ultimo que deseo es despertar en la mitad de la noche por que estamos invadiendo la casa de alguien quien el creyó que estaba lejos y nos encontró invadiendo su hogar-Bueno compre algo de comida, no es realmente nada muy bueno pero sírvete solo no te comas el dulce ese lo compre para mi-

Tuve una de las peores noches de mi vida, llena de pesadillas perseguida por aldeanos y monos, sin mencionar las mazmorras del mercado, lo único que termino por librarme de esa pesadilla fue un gran estruendo y el sentirme mojada –Demonios, esta lloviendo y esta cosa tiene goteras- el agua de la que había unas gotas en mis labios me dio un horrible sabor a sal - ¿salada?- Abrí los ojos despertando de golpe y trate de incorporarme pero sentí rápidamente el peso de unas cadenas alrededor de mis manos, el lugar estaba en la mas profunda oscuridad y no podía ver nada.

-Hey ¡¿hay alguien hay?!- no había respuesta pero después de un momento la luz de la luna empezó a filtrarse por una ventana y pude distinguir a Matt, suspendido y amordazado frente a mi - Bueno al menos eso es un alivio – dije en un tono de molestia refiriéndome a su mordaza, parecía que alguien nos había arrastrado durante la noche y ahora nos dirigíamos a algún lugar desconocido abordo de un barco que apestaba terriblemente a pescado.

Trate de soltarme pero no había caso en intentarlo mis manos estaban atadas a algo que me mantenía sentada eh inmóvil, aun que al menos no estaba como aquel idiota con una mordaza y de pie, lo cual con las horas que debe de llevar ahí –Bueno voy a adelantarme y a decir que todo esto es tu culpa- si seguro confía en un anciano random para quedarse en una casa tétrica – eres un idiota –trato sin éxito de moverme o de hacer algo pero no mover ni un dedo cuando mis manos están en mi espalda así.

Con el escándalo un viejo de ojos saltones y de boca extraña, se acerco y nos ordeno callar, aun en a oscuridad puedo decir que sus facciones no eran del todo humanas, eso en si mismo me causo mucho temor y me quede en silencio asintiendo, por suerte para mi Matt no podía decir una palabra así que bueno eso era algo.

Tras mucho meditarlo termine con un buen plan para escapar, pero es de esas cosas que me hacen pensar en que quizás sea mejor ver a donde nos llevan, cuando la turbulencia del mar se calma y el barco queda en silencio puedo escuchar unas voces en la parte de arriba, aun que una de ellas es demasiado gutural para comprenderla la otra habla mucho mas claro, mencionaba como nos había elegido como sacrificios y al ser extraños de otra ciudad nadie haría escándalo por nuestra ausencia, por desgracia lo peor que dijo no es que planeaban arrojarnos al océano cerca de una arrecife maldito si no que había dado con nosotros por las cosas que yo cambie en el mercado:

Lo único que puedo esperar ahora es que Matt no tenga bueno oído para saber que fue mi culpa, o que si lo escucho no le quiten la mordaza de aquí a que nos maten, para asi no tener que escuchar como fue mi culpa –Demonios…. –digo cono bastante ira- escúchame idiota por que no lo repetiré dos veces… necesito… que me des una patada en el rostro, y una fuerte… -a la sola idea me hace enojar bastante – ¡espera! Espera antes de que lo hagas… escúchame tiene que ser lo bastante fuerte para hacerme sangrar…- No se que es peor si la anticipación al dolor o el saber que este tipo lo va a disfrutar.

avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Dom Jul 03, 2016 6:02 am

Completamente de acuerdo no nos vendría mal descansar un poco solo para retomar fuerzas... al menos ahora no estaba culpándome de nada casi que podía ver su mirada analizándome a la distancia esperando a regañarme de nuevo, pero esta vez no tuvo razones para hacerlo, me sentía satisfecho conmigo mismo. Le muestro el camino hacia ese extraño lugar no quedaba tan lejos solo cuestión de acortar por algunas calles y callejones. Al llegar ella toma todos los víveres como si yo fuera a robármelos, creo que no se ha dado cuenta que no puedo salir de esta pesadilla sin ella. No molestare a los jodidos gatos… mientras ellos no se metan conmigo murmure lo ultimo en tono bajo. Bien, esperemos la tal caravana no tengo problema con eso. Después de todo a simple vista parecía un lugar interesante, seguro que tiene secretos inquietantes de noche, algún burdel de mala muerte debe haber por allí, lo presiento o era lo que quería creer.

Levante los hombros en señal de no saber. Se supone andaría por allí, quizás ya se fue a dormir, pero te aseguro que no tiene problema en que nos quedemos el tiempo que queramos. Ok no tocar el dulce. Tome la bolsa de la comida y tome la mitad, tomando la comida con una servilleta y comí tranquilamente, estaba acostumbrándome a la comida del lugar, ya no la sentía tan mala, al menos por esta noche todo esta bien. Luego de aquella cena improvisada me fui a dormir sin pensar en el siguiente día, pero seguro que habría mucho de Ulthar por conocer.

Despierto sintiéndome muy cansado como si no hubiera dormido casi nada y pienso en si será aun de noche y me desperté casualmente, pero de repente todo me duele, en especial los brazos, quiero bajarlos pero no puedo, abro los ojos de golpe viendo hacia arriba y me veo encadenado, intento tirar de las cadenas para darme cuenta de cuanto pueden ceder pero no es nada, solo se escucha el metálico ruido de choque. Ahogo un quejido, me doy cuenta que estoy amordazado también, no puedo decir nada, bajo la vista al lugar todo esta en tinieblas a excepción de cuando contadas líneas de luz de la luna se filtran por esto que ¿se mueve? Se tambalea, me siento mareado, apesta a mar, a algo que se pudrió, y pienso en el familiar remanso, el ir y venir, me doy cuenta que estamos en un jodido barco, ¿Cómo llegamos aquí?, todo me duele para apenas pensar.

Frente a mi esta Nico, también encadenada por lo que veo, aunque su posición es por mucho mas cómoda que la mía, los brazos me están matando, voy a volarle la cabeza a quien hizo esto pienso. Ese tipo de la túnica se veía confiable no se como pudo traicionarlos pienso fulminando con la mirada a la gótica que ya empezaba a sospechar de mis ideas de nuevo. Nico no se callaba se veía venir que nuestros captores aparecieran, aunque quien vino a poner “orden” no estaba seguro de lo que era, incluso dudaba que fuera un demonio.

Escucho el dialogo de la parte de arriba del barco, básicamente dicen que nos han elegido como sacrificios porque nadie va a extrañarnos, abro muy grandes los ojos, me doy cuenta que por primera bueno segunda vez todo es culpa de Nico, la veo desde donde estoy  molesto aunque se que apenas y puede notarlo. Lo que me va diciendo me calma a niveles insospechados, ella quiere que la patee, no estoy seguro porque, pero no me negare. Me voy preparando, pero me dice que me asegure de hacerla sangrar. Si no tuviera la mordaza ella podría ver claramente la sonrisa perversa que se me va formando. Tengo algo dormidas las piernas llevaba mucho rato en esta posición, doble un poco las rodillas, después de todo las cadenas me sostienen, vuelvo a la posición inicial, contemplo su rostro desde arriba, se ve muy bien, y esta suplicándome que le pegue, veo su rostro de nuevo que será mejor ¿boca o nariz?. No quería tirarle un diente, y la nariz sangra más rápido y en mayor cantidad.

Mi pie toma impulso y ahora si impacto contra su cara lo mas fuerte que puedo, no pude controlar del todo bien el golpe por lo que pego sobre la nariz y la boca, no era del todo mi intención pegar en ambas partes, pero lo logre, noto que empieza a emanar sangre en gran cantidad y no puedo mas que alegrarme mucho, ahora espero ansioso lo que pasara, se supone que con esto podrá sacarnos de alguna manera, espero que no quede inconsciente por el golpe.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Dom Jul 03, 2016 7:04 am

Esperaba no se que hiciera presión contra mis labios con su bota o algo así, pero mientras sentía como todo a mi alrededor giraba y como un zumbido parecía haber iniciado en mi oreja solo podía enojarme por el hecho de que no se me ocurrió antes, la Staff of one apareció en cuanto la sangre comenzó a salir de mi nariz y boca y aun aturdida dije las palabra –Houdini – los grilletes soltaron mis muñecas y tras estirarme un poco y sobarme el rostro me puse de pie frente a mi “salvador” que aun se encontraba restringido por las cadenas –Gracias por tener tacto – resisto mi urgencia por devolvérselo y camino aun algo aturdida por lugar buscando una manera de sacarlo sin tener que gastar otro hechizo, pero cuando mi mente se aclara un poco mas me doy cuenta de que estoy perdiendo tiempo valioso –Termitas –con esto la madera que sostiene la cadena de Matt se hace mucho mas frágil y este cae al piso.

-Vamos luego te quitaras los grilletes tenemos que llegar a uno de los botes salvavidas –esperaba que nadie estuviera atento pero de inmediato la misma y extraña voz se acerca con un grito molesto exigiendo que nos calláramos apenas lo veo mas de cerca, sus enormes ojos que no parpadean, su andar bamboleante y la pestilencia que proviene de el hace que me sienta enferma- RKO – uso mi magia para golpearle contra el suelo y dejarlo inconsciente pero no antes de que gritara que ya nos habíamos soltado –vamos muévete –corro por el pasillo subiendo las escaleras para llegar a la cubierta donde nos esperan mas de esos seres de apariencia intermedia entre un humano y un pez.

Dependo de que Matt los mantenga a raya mientras trato de desamarrar el bote salvavidas, por un momento pienso en saltar al agua y arreglárnosla después pero la luz de la luna revela sombras siguiendo al barco, siluetas demasiado humanas para ser peces –pero que demonios –ahora saltar del barco o estar en ese pequeño bote parece fuera de consideración –piensa, piensa… si tan solo… it’s clobberin’ time!- uso la super fuerza momentánea que me da el hechizo para arrojar por la borda a los que tengo cerca pero son demaciados y no se cuanto durara el hechizo por lo que tomo la cadena que aun ata las manos de Matt y comienzo a hacerlo girar golpeando a todos los que encuentro y haciéndolos caer por la borda hasta que no veo a mas por lo que rompo los grilletes que aun atan al enojado zanahorio.

-Hey no me mires así al menos nos libramos de todos y no tenemos que ir en un pequeño bote con quien sabe que en el agua – de repente escucho un crujido y el barco comienza a hundirse – genial ¿ahora que?- de repente un estruendo y el barco comienza a partirse, como si la madera estuviese llena de -…termitas…- me aferro a la cubierta de donde puedo mientras el barco comienza a hundirse mas y mas y aquellas sombras parecen esperar a que caigamos al agua.
avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Lun Jul 04, 2016 12:46 am

La vi marearse y temí que se desmayara, si eso pasaba tardaríamos mas en salir, pero por suerte se recompuso y con la ayuda de ese cetro “mágico” raro se libero de sus grilletes y se puso de pie, ni siquiera pensaba pedir disculpas, lo había disfrutado aunque creo que si me excedí. Mientras el tiempo transcurre no puedo evitar pensar en si seria capaz de dejarme aquí encadenado y ella escapar, pero me siento aliviado cuando las cadenas caen al vencerse la madera, aunque eso me deja con todo aun con los grilletes y las cadenas, pero no hay mucha opción ya luego encontrare algo para quitarme del todo lo que me apresa.

Ahora corro tras ella como me indica, mientras corro ahora que puedo mover un poco más los brazos subo mis manos a la altura de mi rostro liberándome de la mordaza e inhalo por la boca. En camino hacia arriba nos volvemos a topar con el tipo que nos vigilaba pero antes que Nico pueda dejarlo inconsciente nos delata. Solo esquivo el cuerpo en el suelo y corro tras ella subiendo las escaleras y tropezando con algunos escalones en medio de toda aquella prisa, me esperaba encontrar allá arriba solo a esos dos seres de los que escuchamos su dialogo, pero hay mas, son híbridos muy extraños.

A como me permiten moverme las cadenas, golpeo y pateo a los que se acercaban, quemando a algunos arrojando hacia ellos esferas de fuego, al quemarse su ropa muchos preferían saltar hacia el agua voluntariamente para apagarse, enrede por el cuello a un par con las cadenas haciendo que cayeran asfixiados. Uno había logrado asestar varios golpes contra mi y estaba a punto de darle su merecido cuando Nico regresa y toma las cadenas que aun traía en las manos y me hace girar casi al punto de vomitar pero con ello golpeamos bastantes mas haciéndolos caer del barco, luego de ello me libera las manos. Al fin me sobo las muñecas ahora cubiertas por un tono rojo y veo hacia abajo hacia el mar donde cayeron los tipos, no se ven muchos a flote ahora.

Veo a Nico reclamándole por haberme usado aunque comprendo que no quedaba de otra. Todo esto fue tu culp… apenas iba a empezar a reclamarle tal como ella lo había hecho conmigo en el pasado cuando se escucha un crujido bastante fuerte, luego un sonido mas fuerte y me doy cuenta que vamos perdiendo estabilidad bajo nuestros pies y que empezamos a hundirnos, que el barco se partió y no nos servirá de mucho. ¿Pero que? Me sostengo de donde puedo para no caer, miro hacia abajo y veo seres extraños que nos esperan.

Empezamos a caer rápidamente no queda mucho tiempo por lo que me sujeto de donde puedo y voy buscando el bote salvavidas que habíamos visto, ya no quedaba mucha opción mas que estar en el agua con el. Vamos hacia el barco salvavidas  lo localice por lo que sin pensarlo tomo a Nico por la cintura y casi que la arrojo al bote,  me subo yo y casi estábamos tocando el agua por lo que desato el barco salvavidas del barco principal rápidamente que ya casi era solo madera flotante aunque no por eso dejaba de ser un problema. Cuidado le grito a Nico para que se agache cuando nos cae un gran pedazo de madera que parecía ser de la cubierta apenas y logro hacer caer la madera hacia un lado con ambos brazos.  Nervioso por las criaturas que se acercaban busco algo y no se si son muy tontos o no se tomaron el tiempo de revisarnos al secuestrarnos pero a mi espalda aun tengo el arma que traía, se la paso a Nico. Ten dispara mientras pensamos algo agarro ambos remos y empezó a remar lo más rápido que puedo para intentar alejarnos de allí, aunque termino por pegarle con los remos a los seres que mas se acercaran al bote y rostizando a algunos otros, aunque me doy cuenta que el fuego no estaba siendo de mucha ayuda estando tan cerca del agua, no puedo usar mi poder a gran escala pero con lo que puedo al menos los que estaban mas a mi alcance y alcanzo a tocar empecé a congelarlos encerrándolos en cubos de hielo con la ayuda del agua era mas fácil y al congelarse se hundían, pero apenas me libraba de unos cuantos cuando parecían mas.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Lun Jul 04, 2016 2:11 am

Creo que no le agradeceré nada por salvarnos, después de todo parece que vamos a morir de todas formas, aun que de alguna manera salimos del aprieto del barco y de momento los extraños hombres pescado nos siguen a distancia, eso no quita que estemos perdidos sobre de un bote salvavidas en medio de la nada –quiero dejar en claro que si comenzamos a morir de hambre te comeré para sobrevivir – después de todo no es canibalismo si el no es humano ¿verdad? Ya ni se que estoy diciendo creo que el golpe en la cabeza me afecto mas de lo que pensaba –bueno ¿tienes algún plan? Por que no creo que podamos librarnos de esta solo remando-

Vamos demasiado lento como para dejarlos a tras y si tuviera que apostar creo que están esperando a que nos cansemos, no parece que estén tan desesperados por un sacrificio –espero que no se tomaran tan personal lo del barco- me preguntaba si estábamos en medio del océano o podríamos llegar a alguna costa –Mi rostro me esta matando –le recrimino molesta, no eh podido ver mi reflejo pero estoy segura de que tengo el ojo morado y que me dejo un moretón en el lado de la cara que espero no se hinche –hey zanahorio podrías darme un poco de hielo sabes…-

Pasa bastante tiempo aun que no sabría decir que tanto, ni tampoco se que tanto a pasado el tiempo desde que nos acostamos a dormir el Ulthar –¡Hey mira hay algo ahí!-señalo a un pequeño pico que parece en el horizonte, bien podría ser la punta de una montaña quizás estemos relativamente cerca de una isla, mientras mas nos acercamos veo que es una gran isla - espero que este habitada, quizás ahí pueda conocer a algún chico guapo o algo- digo en voz alta aun quee quizás debía solo pensarlo.

Cuando por fin llegamos estábamos en una zona montañosa “vaya sorpresa” con valles y planicies por todas partes –bueno al menos ya estamos en tierra, es un inicio – le digo mientras me tiro al piso muy cansada y adolorida aun que aliviada de dejar atrás ese océano -¿algún plan?- tengo las aptitudes de una niña ciega en lo que a explorar se refiere, así que preferiría no tener que caminar en círculos por ahí en búsqueda de algún pueblito – por que no tomamos la ruta de la montaña –le digo aun sin hacer esfuerzo por ponerme de pie- seguro será la más cansada pero mientras mas lejos estemos del agua mejor.

-¡Pero no se en que demonios estaba pensando!- es lo primero que digo después de horas caminando en silencio, me tiro al piso de nuevo y esta vez le digo con un tono frustrado y molesta – Quiero descansar y quiero hacerlo hora, no me importa si va anochecer aquí o lo que sea, estoy harta y no voy a mover un musculo hasta que descansemos –sin ningún tipo de plan ni nada solo quiero descansar y no me importa que pase después, aun que podemos ver unas casas a como dos kilómetros de distancia me niego a mover un solo dedo- No iré a ningún lado así que olvídalo y es mi ultima palabra sobre el asunto –me acomodo como si fuese a dormir tratando de usar una roca plana como sustituto de almohada.

El crepúsculo estaba por hacerse notar y el camino seria casi invisible en una hora máximo pero realmente no quiero dar un paso mas estoy harta.

avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Jue Jul 07, 2016 6:23 am

Si me comes seria canibalismo. Digo como si no fuera lo suficientemente obvio. O quizás el hecho de que seas gótica te hace ser de otro planeta. Miro hacia la nada y sigo remando en línea recta, no hay mucho para donde ir, e ir sin dirección nos podría hacer estar dando vueltas en círculos, además de que podrían alcanzarnos los seres extraños que están en el agua. No tengo ningún plan aun genia, estoy tratando de sobrevivir, ayúdame a pensar algo. Le pego en la cabeza a uno que ya había puesto sus manos sobre el bote e intentaba ladearnos, y se suelta yéndose al fondo.

Al menos yo no fui el de la idea de destruir el barco a base de termitas, además de que ya era un barco muy viejo. No me había tomado el tiempo de prestarle atención a su rostro, estaba mas preocupado por salvarnos de ese ataque, la mire un momento, y voltee rápidamente la mirada de nuevo al agua, si se veía bastante mal, no pude evitar reírme un poco aunque fue mas como un acto reflejo no es que quisiera reír, pero apostaba a que se ojo se le iba a cerrar. No te quejes rarita. Baje un pañuelo al agua para convertir un poco en una barra de tamaño mediano cubriéndolo con el pañuelo y se lo pase. Eso ayudara con la inflamación y si no funciona algo de alcohol nunca falla. Ciertamente debía ser ingerido pensaba…

¿Dónde? Miro hacia el lugar que señala.  Y remo más rápido hacia allá, seguro podremos llegar a tierra firme pronto, me alegro, nada me gustaría más que dejar de sentirme a la deriva en este pequeño bote. Casi morimos y tu solo piensas en coger. La miro enojado, como puede pensar en conocer chicos en un momento así. Me calmo un poco ya que se me estaba ocurriendo una tontería. A lo mejor pudiste tener algo con alguien del barco y desaprovechaste la oportunidad. Me rio imaginando que besa a un sujeto mitad pez.

Salto del barco hacia tierra firme. Ya era hora, me duelen los brazos. Me estiro. El barco era tan pequeño para ambos. Me siento en el suelo y estiro las piernas, respiro agobiado, limpio mis googles y lavo uno que otro corte ocasionado por las peleas. La ruta de la montaña será. Apoyo completamente su moción, solo quería que no nos persiguieran por acá también los tipos del sacrificio.

Tomamos su ingeniosa ruta, pero no había nada, más que más kilómetros por recorrer ni siquiera señal de vida, como si estuviera inhabitado. No se cuanto llevamos caminando horas y horas debían ser, también estaba cansado, ni siquiera le reclame nada cuando se tiro por allí. Has lo que quieras. Dije fatigado y me acosté en el suelo descansando aunque sea un poco. Casi anochecería, si íbamos a movernos debía ser rápido o de plano no movernos, pero ahora creo que tomare solo unos minutos más. Puse mis manos tras mi cabeza y cerré los ojos un momento.

No estoy seguro cuanto tiempo me quede dormido, pero me despertó algo que hurgaba cerca del bolsillo de mis pantalones, solo moví las manos quitando seguro era Nico que quería molestarme. No tengo dinero, no hay nada que puedas robarme. Dije aun somnoliento. Tendrás que cargar conmigo, todo esto es tu culpa me frote los ojos bostezando  y me tense al ver que era lo que husmeaba, mi visión borrosa comenzó a aclararse y vi un lobo que inteligentemente sacaba algo de comida que tenia en el bolsillo, me senté e instintivamente me hice lo mas para atrás que pude,  y me miro amenazante, me acerque muy despacio a Nico zarandeándola y susurre. Tenemos que irnos ahora… no es buena idea descansar a la intemperie. Solo era uno pero no estaba seguro que salieran más. Lentamente me puse de pie y el lobo parecía entretenido con la comida, quizás eso nos dará tiempo de alejarnos, ahora no veía tan lejano recorrer dos kilómetros a lo que parecía un pueblo o pequeña ciudad.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Jue Jul 07, 2016 10:29 pm

Había tantas cosas que quería contestarle como; no soy un demonio como tu así que si te comiera no seria canibalismo o quizás decirle –si quisiera salir con un fenómeno que apesta te pediría salir a ti – pero trato de reprimirme ya que estoy muy cansada –espera ¿eso lo dije o lo pensé?- como sea ya no me importa lo que sea que pase, simplemente seguí tratando de dormir hasta que escuche a Matt balbucear algo sobre un lobo lo que hizo que me levantara de golpe –¡Juro que pareces estar maldito!- molesta y cansada a mas no poder pateo al animal para que se largue y nos deje dormir de una vez, aun que de inmediato siento algo de culpa por aquella acción no puedo detenerme a reflexionar sobre eso pues casi de inmediato aquel animal comenzó a aullar y a la distancia se veían al menos una docena de lobos corriendo hacia nosotros -…Aun es tu culpa- le grito a Matt mientras comienzo a correr hacia las casas que se ven en la distancia.

Al acercarnos penosamente al pueblo se hace evidente que esta desierto y que las destruidas casas no nos ofrecerán una protección de la jauría de animales lo que solo aumenta mi desesperación finalmente opto por subirme al techo de una de las casas usando una contigua que se encontraba en peor estado, con el tejado casi colapsado y por ende mas bajo como plataforma para llegar ahí, aun que eso nos dejo atrapados en el pequeño tejado –Espera no les hagas nada, no debía patear al primero – dure un momento tratando de pensar que hacer, como escapar sin tener que dañar a los animales.

Mientras estoy pensando muerdo la esquina de uno de mis dedos para traer la Staff of One a mi nuevamente pero aun no estoy segura de que hacer, de repente mis pensamientos son interrumpidos por un sonido como de madera crujiendo bajo nosotros -Odio este maldito lugar… -digo con expresión molesta y cansada – Gone with the wind!- es lo único que puedo pensar antes de que el tejado en el que estábamos comience a derrumbarse, pero antes de caer una gran ráfaga de viento comenzó a arrastrarnos lejos de los lobos – Lo vez puedo arreglármelas sin que causes as problemas –le grito triunfal al pelirrojo.

Por desgracia mi momento de euforia no duro mucho al ver que la ráfaga de viento nos lleva cada vez mas alto por sobre los valles y bosques que cubren la montaña, pasando por zonas donde la vegetación va haciéndose mas modesta dada la altura y termina por desaparecer dejando solo roca desnuda pero aun seguimos subiendo mas y mas, a pesar de que quiero mantener la calma no puedo evitar gritar cuando el Angulo de nuestro desventurado trayecto cambia y tras pasar una inmensa estatua esculpida en la roca nos dirigimos a chocar a toda velocidad contra la montaña.

Aun gritando soy arrastrada junto con mi compañero hacia una cueva que se encontraba en la parte mas alta e inaccesible de la montaña, el viento no parece aminorar la marcha y estaba segura de que en cualquier momento nos haríamos pedazos chocando contra el interior de la caverna en la que nos encontrábamos, caímos en la mas profunda oscuridad por un tiempo que a mi me pareció una eternidad pero aun sin encontrar aquella temida pared en el interior de la montaña, finalmente pude ver algo unas luces a las que nos acercábamos fuegos faunos que mantenían aquel extraño lugar en una penumbra eterna.

Con esta preternatural luz pude distinguir la inmensidad del lugar al que descendíamos había montañas y valles cubiertas por una espesa capa de nubes, las responsables de cegarnos durante nuestro descenso, era como una especie de paisaje infra terrestre mientras mas caíamos fuimos dejando atrás las luces y de nuevo todo comenzó a envolverse en oscuridad, finalmente la corriente mágica nos deposito en una especie de planicie donde todo era completamente oscuro y tras recobrarme del golpe un poco pude darme cuenta de dos cosas uno acabamos de aterrizar en un lugar completamente cubierto de huesos y dos –No creo que sigamos en Kansas – le digo a Matt mientras sostengo lo que para mi horror es casi seguramente una calavera humana – oh si la segunda cosa de la que me doy cuenta es –parece que el lugar… es una enorme planicie cubierta de… bueno estos – estamos jodidos.

avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Mar Jul 12, 2016 11:05 pm

Pensé que la estrategia no seria otra mas que distraer al lobo con algo y correr lo mas rápido que pudiéramos como con los monstruos del bosque, pero me sorprende que ella  solo patee al lobo, eso pude hacerlo yo,  lo que se veía venir fue lo que paso después cuando sin duda seriamos la cena de una manada enfurecida. Yo no pedí parar a descansar. Señorita controlo la oscuridad y no puedo seguir  porque mis tacones me cansaron. Digo corriendo lo mas rápido tras ella y volteando de vez en cuando para ver cuanto les faltaba para alcanzarnos que esperaba fuera mucho.

¿Dónde carajos esta toda la gente? Solo es un jodido pueblo fantasma iba diciendo a tropezones siguiéndola, quedamos atrapados en un tejado pequeño. No me quedan muchas opciones ya, más que eliminar a los lobos por métodos poco ortodoxos, pero repentinamente se volvió parte de Greenpeace.  Acabas de patear a uno ¿Que más da rostizar a todos? Trato de quitarle importancia, aunque veo que se toma muy en serio lo de no lastimar a los lobos, quizás nos podría caer la maldición del pueblo fantasmas si les hacemos daño.

Es una lastima que pudieras traer tu varita mágica tan fácil, te hubiera golpeado de nuevo con gusto. Ni siquiera había acabado de aparecer esa cosa cuando el piso comienza a ceder y nos precipitamos a gran velocidad hacia abajo. Y yo te odio a ti. Ni siquiera tengo de donde sujetarme, espero que no este tan alto, todo pasa tan rápido. Pero no caemos, hace algo que ocasiona que el viento nos salve de alguna manera, y somos llevados por esa ráfaga lejos. ¡Ja! ¡Tomen eso lobos!…  yo no cause ningún problema, no hice aparecer mágicamente al lobo. Mire hacia todos lados. ¿Segura que esto se detiene en algún momento? Pregunte con algo de temor al darme cuenta que cada vez íbamos mas y mas alto.

La manera en que subíamos estaba asustándome, los bosques ya ni siquiera se veían en cierto punto, solo roca y seguíamos subiendo. Apenas y atine a estirar un brazo y aferrarme a la ropa de Nico, si yo iba a matarme ella también. Después de pasar por una estatua íbamos a chocar contra la montaña, por inercia solo me cubrí la cabeza con los brazos temiendo lo peor. Pero no impactamos sino que terminamos dentro de una cueva, en un lugar estúpidamente alto del cual nos seria especialmente difícil bajar por métodos normales. El viento no nos dejo ahí  sino que nos seguía empujando hacia el interior, al menos seria un ataúd digno pensaba, ya que esa cueva debía tener un fondo. Pero eso no pasaba sino solo mas y mas oscuridad hasta que vimos una especie de luces o lo que sea que iluminaba el lugar

¿Pero a donde rayos estamos? Apenas pude murmurar mientras seguíamos cayendo, había montañas, valles, nubes tan cerca que podía tocarlas. No podía creer que todo esto estaba dentro de esa montaña, no recordaba haber salido, más que tener la sensación de caída perpetua, tanta que deje de tener miedo de estrellarme con el fondo. De repente ya no había mas esas luces, sino de nuevo oscuridad, y el maldito viento por fin se detuvo pero eso era malo si hubo impacto, caímos sobre algo que amortiguo la caída aunque no se que tanto estaba agradecido por ello, me dolía la espalda y la cabeza, tras un momento como pude me incorpore quedando sentado, tratando de averiguar donde habíamos quedado finalmente.  Agarro algo sobre lo que estamos tentando porque no podía ver bien, alumbro con una esfera de fuego y veo que todo es huesos, como una inmensa cama de huesos sobre la que estábamos sentados. Suelto lo que tenia en la mano y me sobo la parte de atrás de mi cabeza y trato de ponerme de pie. Definitivamente prefiero a los lobos. Revise mis googles y uno estaba cuarteado. Definitivamente estaba siendo una pesadilla.

Hice una esfera mucho más grande para alumbrar todo pero solo se veía un gran espacio cubierto de osamentas. Así que de un momento a otro lo apague rápidamente. ¿Cómo crees que sea la cosa que mato a todos estos? o ¿si son varios? Camine sobre los huesos, no me gustaba aquel ruido de “crack” a cada paso, podíamos alertar a lo que sea que este merodeando por allí. ¿Algún plan? Dije mientras entre mis manos hice un fuego muy tenue y seguí caminando en línea recta pensando que en algún momento encontraríamos la salida de esto a menos que estuviéramos encerrados y la salida fuera hacia arriba, en tal caso estaba seguro de no poder volar hasta allá, pero estaba dispuesto a golpearla de nuevo si eso ayudaba.  Mi plan por ahora solo es tratar de encontrar la salida lejos de estos restos. Dije todo lo que pensaba antes que me preguntara sobre como la ayudaba a pensar sobre salir de acá.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Miér Jul 13, 2016 12:01 am


Bueno esta bien si le dijera que mi mejor idea ahora es escondernos en algún lugar bajo los huesos y luego fingir que todo se arregle, pero tengo la extraña impresión de que eso solo lo pondría mas nervioso y lo ultimo que necesito es tratar con los lloriqueos de alguien mas, cuando apenas y puedo con los míos –estoy cansada, aun me duele mucho la cara, me siento con hambre… sabes si para ti es lo mismo podrías cargarme –aun que la verdad no se lo exigí solo por que algo me dice que es mejor tener una luz mientras estemos en este extraño abismo.

-Sabes al menos podría hacer la luz mas brillante así podríamos intentar ver algo que no sea solo nuestra nariz – levanto la Staff of One que aun estaba en forma material – Show me what you got- trataba de hacer un hechizo que me permitiera ver en la oscuridad pero en lugar de eso sentí como si mi conciencia abandonara mi cuerpo y vi dos caminos mientras todos el mundo aun giraba cuando la visión termino no puede aguantar y vomite – Tengo una mala noticia – le digo apenas recuperándome y caminando lejos de bueno alejándome de la escena.

-Logre ver dos caminos, uno de ellos nos lleva a un gran acantilado en el cual parece haber una especie de ciudad, pero no tengo idea de cómo podríamos trepar el acantilado, aun que podríamos arreglárnosla una vez que lleguemos a ese lugar, en el otro camino vi unas puertas enormes y tras ellas un cementerio y una gran cueva , en esa ciudad todo parece ser mas rudimentario y las casas, no todo lo demás era algo extraño, pero podremos llegar creo caminando- suspiro tratando de recordar mas pero no puedo, o mejor no debería decirle que en el acantilado vi caer de ahí un par de huesos, y que en la gran ciudad pude distinguir una enorme criatura de ojos rojos.

-Seguro me arrepentiré de preguntarte pero dime ¿por donde deberíamos de ir?- le digo de manera seria y luego le miro a los ojos –te lo digo por que vas a tener que cargarme hasta ese lugar así que lo mejor será que tu elijas.

Las distancias hacia ambos lugares según lo que puedo recordar eran mas o menso las mismas pero una de ellas era de subida, para encontrar la cara del acantilado y la otra eran de bajada, aun que la idea de descender aun mas en el submundo no me parece la mejor o la que mas se acerque a la salida, el que los huesos provengan del desfiladero no me motiva tampoco.

avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Vie Jul 22, 2016 8:50 pm

No podía creer hasta donde llegaba, yo también estaba cansado y tenia hambre, no entendía porque debía cargarla y menos si me lo pedía de esa forma como si no fuera lo suficientemente difícil ya solo mantenerse vivo en esa tumba de huesos. No voy a cargarte. ¿Y quieres que nos maten a todos? Vi que se empezó a poner mas rara de lo normal y me preguntaba si no había inhalado algo, hice la esfera de fuego mas grande para alcanzar a alumbrarla por completo y saber que pasaba, ella estaba como en trance, no  tenia idea de que demonios le pasaba, hasta que vi que vomitaría y apenas y alcance a dar un par de pasos fuera de su alcance, lo ultimo que necesitaba era ir apestando a vomito el resto de la travesía. Déjame adivinar que vomitas y no podrás caminar.

Escuche toda la historia fumada de lo que había mas adelante, no es un secreto que es una bruja o algo así por lo que debía tener razón, pero me cuesta trabajo decidirme. ¿Acantilado o cementerio y cueva? ¿Ir hacia arriba o hacia abajo? Digo en voz alta tratando de pensar y dedicándole una mirada de enfado por la exigencia de cargarla,  pero me trate de concentrar en lo realmente importante. Ninguno de los lugares debía ser fácil, y quizás el que parezca el mas sencillo sea en realidad es mas complejo, pero tampoco es buena idea ir mas hacia abajo.

Sera mejor que nos pongamos en marcha hacia el acantilado, pero no se te ocurra vomitarme porque personalmente te subiré el acantilado para luego arrojarte por el. Ni siquiera una pizca de broma se asomo en aquella frase. Y busque entre la oscuridad algo que pudiera servirme y vi una rama que serviría bien al menos hasta salir de esta fosa común clandestina. Me agache. Sujétate bien. Y con una mano sostuve la rama prendiéndole fuego a la parte de arriba para que esto nos permitiera alumbrar el camino al menos hasta salir de aquí. Y me dispuse a caminar. Ahora guíame, ve diciéndome que camino debo tomar, veremos como subir el acantilado una vez que lleguemos allá, a lo mejor se puede escalar. Dije ingenuamente ya que no tenia idea de que tan alto podía llegar a ser.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Miér Ago 03, 2016 4:48 am


Paso el tiempo y el camino realmente era poco menos que insoportable, además caminar entre huesos parecía ser todo menos algo cómodo, aun que tuve suerte de procurarme transporte antes de comenzar a caminar por este abismo, durante el camino de repente escuchamos cosas que se mueven entre los huesos, como si de un caballo se tratase tiraba un poco de los mechones del pelirrojo para hacerlo correr cuando eso pasaba.

Bueno de alguna manera llegamos o eso creo –le figo cuando estamos frente a lo que parece ser una subida completamente vertical de roca, podría usar un hechizo pero dados los resultados de la última vez creo que guardare mi magia para un problema diferente, además es solo una subida ¿que podría ser tan difícil? –bueno tenemos que pensar como es que llegaremos al pueblecito de arriba, podríamos gritar para que alguien nos tire una cuerda o algo así- mi única preocupación con esa idea es que podríamos llamar la atención de esas cosas de las que veníamos escapando antes.

-Dime ¿cuantas balas te quedan en esa cosa?- espero que as suficientes de cualquier modo no es como si pudiéramos solo trepar por algo tan alto y liso- ¡Hey ¿hay alguien ahí arriba?! – grito con todas mis fuerzas tratando de que alguien me escuche, una figura de ojos resplandecientes puede verse en la cima de esta pero solo nos observa sin una aparente intención de hacer algo- ¿Qué no escuchas? ¡¿Puedes tirarme una escalera o algo así?!- la silueta seguía inmóvil y en el momento que deje de gritar sentí como los huesos alrededor de nosotros comenzaron a moverse en todas direcciones-

-Demonios todo esto es tu culpa por no pensar en un plan – zarandeo molesta y frustrada a Matt pero esto mismo hace que la llama revele mas de la pared y ahí cerca de mostros estaba una escalera hecha de cuerdas y tablas- ¿eso estaba ahí antes? – no hay tiempo para pensar empujo a Matt para que comience a subir por esta, podría jurar que algo viscoso sujeto por un momento mi pierna pero una vez a bastante altura lo que sea que fuere termino por soltarse-

Pasamos al menso una hora completa trepando por la escalera, juro que de no haber descansado antes usando al demonio como mula no habría podido lograrlo este viaje simplemente esta demandado demasiado de mí, al fin al fin pudo ver la cornisa pues aun que el pequeño poblado parece estar iluminado de manera tenue incluso tan poca luz resalta en tan profunda oscuridad.

Bien por una vez eligió correctamente, creo que todo va a salir bien y –apenas mis ojos se adaptan a la luz veo a la criatura que me observaba antes, una especie de ser flaco y grisáceo cono la apariencia de un cadáver famélico y un rostro horrible de forma perruna con grandes y afiladas garras, simplemente eso es demasiado todo se pone blanco.

-No se que paso, creo que tuve una –dejo salir un gran grito de nuevo, y frente a mi se encuentra Matt sentado en una mesa junto a una de las criaturas, a mi alrededor parece obvio que estamos en una vieja y derruida casona pero, las criaturas aun que horribles no parecen ser peligrosas aun que por esos extraños sonidos que emiten parecen no hablar español, bueno con excepción de el que se encuentra sentado junto a Matt, me pregunto que paso mientras estuve inconsciente.
avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Matt Jeevas el Dom Ago 07, 2016 3:13 am

No era fácil caminar entre todo eso, a cada paso se escuchaba el resquebrajar de huesos y me hacia perder pisada, sin contar con el peso extra sobre mi espalda, por momentos me encontraba haciendo casi que malabares para no caer, y no podía estar mas molesto que cada que se asustaba me dejaba un poco mas calvo, me hacia sentir verdadero miedo y paranoia que algo nos hubiera encontrado y nos atrapara por lo que tenia que correr con ella a cuestas, fue un milagro que no termináramos ambos en el suelo en mas de una ocasión.

Servida señorita digo con suma ironía deteniéndome del todo al ver que llegamos, ya por fin podía descansar un poco mi espalda. Ahora le presto atención a la subida que no se veía sencilla de escalar. Si mejor guarda tus hechizos para cuando estemos a punto de morir. Saco el arma y reviso las balas restantes. Solo queda un par, podría sacar una  y podríamos jugar ruleta rusa. Menciono animado y sarcástico. De algo servirá las pocas que quedan. Digo en serio al fin. ¿Pero que rayos es eso? Desde abajo apenas podía distinguirse  una silueta, pero no tenía para nada buena pinta, parecía otro de esos seres que en la vida me había topado. Quizás no sea buena idea seguir gritando. Veía hacia atrás y los lados buscando algún camino alternativo por si las cosas salían muy mal poder huir. Pegue un brinco al ver como los jodidos huesos empezaban a moverse.

Es tu jodida culpa por traernos aquí desde el comienzo le grito mientras soy zarandeado hasta que nos damos cuenta que hay una escalera lo cual me hace sentir muy estúpido. No me queda mas que empezar a subir por ella lo más rápido que puedo ya que creo que algo nos persigue, aunque nunca pensé que fuera tan larga la subida los minutos pasaban y pasaban y no podía llegar al final de la escalera y eso que iba considerablemente rápido.

Llegamos al final de la escalera estaba exhausto hasta este punto, con esfuerzo llegue por fin a la cima, ya una vez arriba me hice a un lado para permitir que Nico subiera y estaba tan claro a comparación de la oscuridad total de la que veníamos que me costo trabajo acostumbrar la vista, aun se veía algo borroso todo pero poco a poco fue tomando forma. Lo primero que vi fue ese ser demasiado cerca de Nico pero aun estaba tan cerca del precipicio, corrí lo mas rápido que pude y apenas alcance a agarrarla de la ropa antes que cayera, la arrastre hacia tierra firme y la deje en el suelo tras de mi.

Saque el arma del bolsillo trasero de mis pantalones pero antes de poder jalar el gatillo ese ser raro ya me había desarmado rasguñándome el brazo, solo escuche el sonido metálico del arma llegando al suelo y aquel ser no parecía enojado sino solo curioso, de esa manera me veía. Levante las manos en señal de rendición pensando en que pasaría ahora. Pero se acerco demasiado a mi tomándome de los brazos con mucha fuerza por lo que mi primer impulso fue hacer arder mis manos y mis brazos, una llama se extendía por estos haciéndolo arder a el también, el cual resistió el ataque unos cuantos segundos mas de lo soportable a mi forma de ver hasta que se soltó de mi y con la ayuda de otros parecidos a el logro extinguir el fuego.

De ese pequeño tumulto uno parece resaltar mas que los otros como si fuera un especie de líder , raramente puedo entenderlo o me pregunto si solo estoy entendiéndolo en mi mente, se muestra interesado en saber quienes somos, vagamente le explico que somos viajeros de tierras muy lejanas, pero parece importarle mas que tipo de poderes poseo aunque no intento hablar mucho al respecto, me pide que lo siga, pero antes regreso a cargar a Nico quien aun parece inconsciente, me guía seguido de mas seres como el a una vieja casa algo espaciosa y pide que me siente a la mesa,  puse a Nico en una silla frente a mi procurando que no fuera a caerse en lo que volvía en si. Pronto algunos de esos seres ponen cosas a la mesa, creo que eso que ponen puede comerse, aquel ser vuelve a llamar mi atención y empiezo a sospechar que piensa que le seria útil en algo y solo por eso aun seguimos vivos. Nico por fin despierta haciendo que ese ser muestre una mueca extraña al escucharla gritar. La veo vagamente. No creo que haya sido una pesadilla. Dijo en tono bajo y hago un gesto como para hacerle entender que todo parece tranquilo, aunque en verdad no tengo idea de cómo seguirá esto.
avatar
Matt Jeevas

Masculino
Mensajes : 38
Ingreso : 25/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Nico Minoru el Dom Ago 07, 2016 4:23 am


Después de hacer mucho esfuerzo para no desmallarme una segunda vez, me puse de pie bastante rápido dejando la imitación de cama sobre la que estaba, todo en el lugar tiene un ligero olor a putrefacción aun si no resalta tanto como seria de esperarse, pues al igual que la oscuridad la pestilencia es relativa y aquí en el abismo este lugar parece ser mucho mas acogedor que la pila de huesos por la que estuvimos caminando durante tanto tiempo –Matt quienes son tus… ¿amigos? – aun con la cabeza dando vueltas me dirijo hacia una silla para evitar terminar en el piso, las criaturas se comunican entre si por una extraña algarabía, pero aquel que estaba sentado frente a Matt podía comunicarse con un español muy roto pero aun fácil mente inteligible.

Al parecer las criaturas eran habitantes del abismo llamados Gouls, no creo que fueran peligrosos al menos por lo que dijo el líder su dieta consiste en cadáveres tanto de hombres como de cualquier otra clase de seres, aquel goul de alta clase parecía tener cierta afinidad por nosotros, dijo en algún momento haber sido humano bajo el apellido Pickman, aun que ya no recordaba mucho de su vida como tal seguía teniendo un punto blando por los humanos que provenían de lo que el llamo el mundo del otro lado, el hecho de que en algún momento el viniera de lo que solo puedo suponer es nuestro mundo me da algo de esperanza pues de alguna manera ambos deben de estar conectados.

El pelirrojo estaba mirando las cosas en la mesa como con deseos de comerlas, no se si fue un acto de misericordia o de maldad de mi parte pero deje que las probara, le diré que acaba de comer cadáveres descompuestos que bien podrían ser humanos una vez que estemos fuera de este lugar, lo ultimo que quiero es que ofenda a nuestros aterradores anfitriones, nos interrogaron un poco de cómo llegamos a este lugar, al parecer caímos en el valle donde todos los gouls arrojan los restos de sus comidas y donde cazan unos seres extraños y amorfos que se ocultan bajo los huesos.

-Toda esa información es bastante útil señor Pickman pero lo que realmente necesitamos saber es ¿hay alguna salida de este lugar que podamos tomar? –tras dar una pequeña risotada el canino y enfermizo ser se puso a pensar, en total había tres salidas de las tinieblas, una pasaba por una zona mucho mas bajo una ciudad de seres gigantes llamados los gugos o algo parecido, en anterioridad los mismos vivian arriba pero fueron desterrados por los dioses, estos seres solían alimentarse de humanos, por lo que era un lugar muy peligroso para nosotros, otra de las entradas salía en un lugar misterioso en una ciudad abandonada llamada Zarcoman , y final mente la ultima entrada estaba en la cima del monte del grane que es por donde asumo que habíamos entrado, pero solo podríamos alcanzarla ganándonos el favor de unos seres conocidos como las descarnadas alimañas de la noche.

-Matt deja de comer cadáveres y pon atención –le dije mientras tomaba su brazo y lo llevaba algo lejos - dime que piensas, el goul dice que puede ayudarnos a poder comunicarnos con los seres que habitan en al entrada de la montaña, pero no se si lo mejor sea salir por un lugar así… tampoco me enloquece la idea de entrar a una ciudad de gigantes antropófagos… quizás lo mejor sea salir por la ciudad desierta… aun que bueno ni los gouls saben que hay en ese lugar.

avatar
Nico Minoru
Estudiante

Mensajes : 30
Ingreso : 25/09/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Oníronautas a la fuerza (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Rol :: Ciudad :: Hospital

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.