Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Conociéndonos. [Aengus Ógr]
Vie Sep 15, 2017 9:38 pm por Lyonett Schimdt

» Counter-offer | Kara
Miér Sep 13, 2017 6:11 am por Sebastian Morgenstern

» Lugares nuevos || Sebastian Morgenstern
Miér Sep 13, 2017 5:31 am por Sebastian Morgenstern

» Registros de esclavos del mercado negro
Jue Sep 07, 2017 4:48 am por Norihito Kurama

» Cambio de nombre [¿Duda?]
Miér Sep 06, 2017 6:12 pm por Lyonett Schimdt

» Registro de Personaje
Miér Sep 06, 2017 4:16 pm por Norihito Kurama

» Reglas para el rol
Miér Sep 06, 2017 3:39 pm por Norihito Kurama

» En el ojo del huracán [Noir]
Dom Sep 03, 2017 9:43 pm por Kanada Ikki

»  — PARALLEL WORLD — YAOI +18 - Afiliación ÉLITE
Vie Sep 01, 2017 3:43 am por Invitado

» Registro de Avatar [Nuevo]
Lun Ago 28, 2017 9:37 pm por Elizabeth Sallow

» Kara Logiealmond
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Priestess of Thunder [Lizzie ID]
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Al fin en casa [Priv.]
Lun Ago 21, 2017 2:02 am por Sentorea Shianus

» encuentro en un paraje helado (privado con Rusia)
Dom Ago 20, 2017 3:19 pm por Eigil

» Paseo en el parque[Priv. Ayana]
Dom Ago 20, 2017 6:36 am por Lucas Nex

» Como en una dulceria (Compra MN/posible 18+[?])
Sáb Ago 19, 2017 7:30 am por Yami

» Saludos amigos del foro
Sáb Ago 19, 2017 7:06 am por Yami

» No he muerto aunque mi Internet si
Mar Ago 15, 2017 5:31 am por Kanada Ikki


¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
City of Horror 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png  School Crazy School Deluxe NEW


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

Compras nocturnas para el reencuentro.

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Compras nocturnas para el reencuentro.

Mensaje por Invitado el Mar Mar 08, 2016 9:07 pm

Llevaba consigo una caja metálica negra, en la que había guardado todo el dinero que pensó necesitaría para aquella compra durante años, tomando en cuenta las alzas que podría haber en el ámbito económico. Caminaba nerviosa por las calles, abrazando la caja como si en eso fuera su propia vida, suspiro al subirse al autobús ¿Que pasaba si no estaba? Según le habían dicho ahí estaba, una persona de las oficinas donde trabajaba le había ayudado a averiguar si estaba ahí, Eppie quería saber si había sido vendida en algún momento, pero solo le dijeron que si se encontraba en ese lugar, sin mayores datos sobre lo que había pasado en los últimos años.

Esperaba que no hubiera cambiado mucho... Que la recordara para comenzar.

Al bajarse del autobús tuvo que caminar con rapidez, era tarde y no solía estar en las calles a esa hora. Llevaba un abrigo de capucha para evitar que alguien le reconociera, no daría buena imagen si la veían entrar a un lugar así.

-Buenas noches – murmuro al entrar, asombrándose un poco por el interior. Lo primero que vio fue a una mujer que le resulto extrañamente conocida, mantuvo la cabeza agachada y saco el dinero – vengo por Ziv Shiloah-dejo el efectivo sobre el mostrador, y se alejo un paso cuando la mujer se acercó y tomo la mitad – no es alguien tan valioso, como para pagar tanto. Nos ha traído problemas y recuerde que no se hacen devoluciones de dinero, ni nos encargaremos de darle ningún anti pulgas - ¿anti pulgas? No lo entendió y solo aguardo mientras la mujer desaparecida por un pasillo oscuro.

Espero ansiosa mientras se retorcía los dedos.

Nombre: Zvi Shiloah
Raza: Lycan
Número: #561
Ficha: http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/t9103-zvi-shiloah-id#113735


Nombre: Eppie Argyll
Esclavo: Ziv Shiloah
Domicilio: aun no definido
Tipo de pago: efectivo
Firma: E. A~


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Compras nocturnas para el reencuentro.

Mensaje por Invitado el Mar Mar 08, 2016 9:09 pm

Vendida y avisada
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Compras nocturnas para el reencuentro.

Mensaje por Invitado el Mar Mar 08, 2016 10:41 pm

Una patada en la espalda fue lo que hizo que se despertara, seguido por una cubeta de agua congelada sobre la cabeza. De su garganta brotó un gruñido violento y lleno de furia mientras se agazapaba al otro extremo de la jaula como si estuviera lista para pelear y no dejarle tan fácil la paliza al vendedor en turno. Odiaba a esa gente y la forma en la que apostaban cuántas descargas eléctricas soportaría antes de caer inconsciente; ya llevaban cinco noches haciendo el mismo juego. Tal vez fuera porque se acercaba la luna llena y su corazón se llenaba de ira, pero el desprecio en sus ojos era palpable mientras se centraba en la altiva peliblanca… ¿por qué estaba ella ahí? Se veía más astuta que el resto de los infelices de por ahí y aquello le gustó aún menos que darse cuenta de que la mujer no llevaba una de las comunes porras eléctricas con las que solían lastimarla mientras seguía mojada. Su respiración se había vuelto pesada esperando algún movimiento de la vendedora, pero ésta en escuetas palabras explicó su situación actual: había sido comprada.

La rabia que le había llenado el cuerpo de un calor abrasador de pronto desapareció y el frío se hizo notar erizándole la piel. La vendedora dejó ropa en el piso y esperó a que Zvi se cambiara. La rubia podía sentir esos penetrantes ojos sobre su nuca mientras se ponía ropa limpia, aunque hizo como si no le importara, o estuviera acostumbrada a la extrema vigilancia. Era momento de enfocarse… si tenía suerte y su amo se descuidaba podía huir esa misma noche de sus garras sin que se percatara de lo que había sucedido; por lo general venía gente rica a esos sitios para satisfacer sus más bajos deseos. Con ese estereotipo caminó por donde le indicaba la vendedora hasta el lugar donde se realizaban las transacciones. Solo había visto ese sitio una vez hacia siete años atrás… y parecía igual de lúgubre que antaño.

Al menos había dejado la jaula atrás y los hedores a orines, vómito, excremento y sangre de los tres lycan con los que compartía estancia. Ellos no se involucraban cuando los vendedores se metían con ella, y no los culpaba, cada quién debía cuidar su propio culo en ese mundo de mierda. El ruido de las cadenas que arrastraba le hacían recordar a cada segundo el peso de su tan ansiada libertad que no pensaba compartir con el engendro depravado que la había comprado. Lo primero que impregnaba su olfato era el óxido del acero que estaba alrededor de su cuello, en segundo lugar el fuerte perfume de la vendedora que combatía a la perfección la peste del Mercado Negro… pero lo tercero que llegó a su nariz fue un olor dulzón que provocó una extraña añoranza en su pecho. ¿Por qué? Frunció el ceño desconfiada cuando quedó descubierta en su campo de visión la figura delicada de una mujer de cabellos aqua. Sus ojos se abrieron de par en par y de su boca se escapó un suspiro de sorpresa al reconocer esos ojos… Era… Era Eppie.

La vendedora aprovechó la guardia baja de Zvi para quitarle las cadenas y darle un empujón. Los músculos de la hacker se tensaron de inmediato, pero guardó compostura y aprovechó de arreglarse el cabello, peinándoselo hacia atrás, mas unos mechones rebeldes seguían cubriéndole la frente. Fue entonces que intentó sonreír, sin embargo hacía tanto tiempo que no enseñaba los dientes en una sonrisa que le salió un tanto extraña.

— ¿E-Eppie? — Preguntó su nombre con profunda ternura mientras se acercaba vacilante. ¿Dónde estaba el cabrón que la había comprado?... O fue ella? — Has crecido mucho… — Tartamudeó. Intentó tragar el nudo que se le había formado en la garganta e ignoró que los ojos le picaban. No lloraría… no ahí…
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Compras nocturnas para el reencuentro.

Mensaje por Invitado el Miér Mar 09, 2016 7:04 am

Inhalo y exhalo por cinco minutos, para relajarse y no perder la compostura, no frente aquella mujer que parecía que en cualquier momento se burlaría de ella. Para cuando Eppie escucho los pasos acercarse agacho la cabeza aun mas, ignorando que si alguien llegaba  a reconocerla, seria por su cabello tan llamativo. Cuando los pasos estuvieron más cerca levanto despacio la cabeza, quizás en el momento justo para cruzar su mirada con la ajena. Pudo sentir como su corazón de partía en mil pedazos al verla... su sonrisa, muy diferente a la que recordaba, incluso su cabello parecía estar opaco. Sintió ganas de llorar y suplicarle disculpas, por todo lo que la había hecho pasar, pero la mirada de la mujer de cabellos blancos la hizo aguardar para las disculpas.

- S-solo un poco - murmuro al acercarse para tomarle las manos, las presiono con fuerza antes de besarlas y enfocando su mirada en las manos ajenas, con vergüenza de verla a los ojos - hay que irnos - murmuro muy bajo, como si de esa forma la vendedora no la escuchara, dejo una de sus manos para mantenerla sujetada de la otra, mientras la iba jalando hacia afuera de aquel espantoso lugar. Entre menos tiempo se quedaran ahí adentro sería lo mejor para las dos.

Una vez afuera, Eppie miro hacia todos lados - te he traído un abrigo, las noches son frías  -  fue entonces que soltó su mano, para buscar en el interior de su bolso, ahí donde tenía el dinero que le había quedado. Podrían ir a comer si la rubia tenía hambre o ir a esperar el autobús para regresar al departamento donde se quedaba con un par de personas más, pero que no solían estar nunca, a ella no le cobraban alquiler, pues era la que cuidaba mientras ellos no estaban. Le extendió el abrigo, y ahora lejos de la mirada de la vendedora se sentía un poco más segura - ¿Tienes hambre? ¿Sed? Y-yo no sabía cuánto dinero iba a necesitar... y me ha quedado algo, podría comprar lo que tú quieras... ¿algún medicamento?  - no quería tocar ningún tema importante en medio de la calle, no quería que las personas se quedaran observándolas... pero era inevitable.

- Lamento haber tardado tanto - sus ojos se nublaron con las lagrimas al instante que había pronunciado esa pequeña oración, lagrimas que pronto escurrieron por sus mejillas,  tenia tantos sentimientos de culpabilidad golpeándole psicológicamente, que no sabía a cuál de todos hacerle caso y es que tener en la cabeza lo que ella podría estar sufriendo era lo que le evitaba dormir todos las noches, y ahora que la veía... veía sus cambios en las facciones,  en su sonrisa que era lo que más le dolía, la ansiaba ver al igual que cuando era chica, pero ya no estaba ¿la volvería a ver? y todo era su culpa...  - por favor perdóname, no te merecías nada de esto - se limpio el rostro con las mangas del abrigo que llevaba puesto, a pesar de que continuaban cayendo, evito que las personas que pasaban a su lado la vieran cubriéndose levemente con el brazo - yo... yo lo remediare todo, para que me perdones y pueda compensarte todos estos años en los que has estado aquí por mí, prometo hacer todo lo que esté en mis manos.

Eppie esperaba poder remediar lo ocasionado por las deudas de su madre, que si era la única culpable en toda la situación, pero Eppie sabía que si la rubia no se hubiera ofrecido muy probablemente ella no estaría muy viva para contarlo y seguro que Zvi lo había tenido claro cuando se ofreció, no debía hacerlo pero lo hizo... y estaba agradecida por aquel gesto, por eso sentía que le debía muchas cosas, empezando por su libertad y salud, ¿de cuantas cosas le habrían privado? y solo por ofrecerse ser la paga de las deudas de su madre para que no se la llevaran a ella de pequeña.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Compras nocturnas para el reencuentro.

Mensaje por Invitado el Miér Mar 09, 2016 7:40 pm

Sus mejillas se encendieron nada más sentir el gentil tacto de Eppie, notándolas arder en ese momento que la vio besarle las manos. Su corazón latió con fuerza exigiendo atención, aunque Zvi tenía la mente en blanco, incluso se había olvidado de respirar. Asintió quedamente cuando la menor comentó que ya debían irse; no era que estuviera en contra de eso, solo le tomó desprevenida enterarse de que su libertad era por obra y gracia de la niña que había salvado hacía siete años. ¿Qué había sido de su vida? Tenía muchísimas preguntas, siempre pensaba en ella, en su salud, en si su madre la había vuelto a joder… eran pequeñas preocupaciones que hacían su diario vivir más llevadero, en vez de estar pendiente por la comida que nunca llegaba, su mente vagaba en ese último rincón de felicidad. No se arrepentía de lo que había hecho, pero se conocía demasiado bien para saber que sería su último acto de buena fe que haría en toda su vida… o al menos eso pensaba hasta que volvió a verla… y deseó ser mejor persona.

Comenzó a preguntarse si Eppie ya había notado que no había envejecido, o si es que en el Mercado Negro mencionaban la raza antes de vender al individuo. ¿La pequeña tendría miedo de que ambas estuvieran solas ahora que era una bestia? Lo primero que hizo cuando salieron de aquel lugar fue inhalar el aire profundamente, mirar la luna y otra vez notar el picor en sus orbes zafiro. — Gracias. — Era cierto que la noche estaba fría, más aun considerando que la vendedora con suerte le dio una camisa y unos vaqueros, y el pelo aun no lo tenía mojado. Se puso el abrigo pensando que sus manos se encontraban como cubitos de hielo comparadas con las de Eppie y que tal vez eso la hizo ponerse incómoda. Jamás imaginó que su repentina seguridad se debía a que estaban lejos del escrutinio de la peliblanca. — Hmmm… — La diestra fue hasta su estómago sopesando la lluvia de preguntas que necesitaban ser respondidas, mirándola atentamente. No se percató de que una sutil sonrisa sincera se había apropiado de sus labios — Muero por comer fruta — se le hizo agua la boca. Por lo general si le daban fruta ya estaba podrida. Hacía siete años que no probaba fruta fresca. Volvió a observarla cuando escuchó su disculpa y como acto reflejo la abrazó. Sintió de pronto la necesidad de sentirla, de comunicarle que todo estaba bien. Sus brazos rodearon su espalda para luego bajar suavemente hasta su cintura, apretándola contra su cuerpo, envolviéndose por la exquisita fragancia de su cabello. Zvi acomodó su rostro para hacer el abrazo más íntimo, cálido, sincero.

— Hey, no te preocupes por esas cosas, Pie. No me arrepiento de lo que hice, es más, estoy feliz de que tú pudiste vivir en libertad. Si me dieran la oportunidad de regresar en el tiempo, volvería a hacer lo mismo. Con mayor razón si es que sé que tú vendrás por mí después — Se apartó un poco para limpiar su rostro con ternura con su pulgar sin dejar de abrazarla. Se sentía realmente bien estar así con ella… por alguna razón seguía viéndola como la pequeña vecina que le alegraba el día — Creo que lo único que te pediré será un baño y algún lugar en el que pueda dormir mientras busco trabajo. Después dejaré de ser una carga para ti.

No sabía si estaba pidiendo demasiado… tal vez solo Eppie la había comprado y con eso terminaba. Zvi no encontraba que la joven le debiera nada, otra cosa era encontrarse con la madre de ésta. Pensar en golpearla le resultaba hasta tranquilizador en sus peores noches dentro de las jaulas; aunque eso no pensaba confesárselo a la menor. ¿Qué edad tendría ahora? ¿Dieciocho?

Tomó su mano con firmeza, como cuando hacía antaño, y volvió a reanudar el camino. A su lado sentía su espíritu en paz.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Compras nocturnas para el reencuentro.

Mensaje por Invitado el Miér Mar 09, 2016 10:45 pm

Recordó las varias veces en las que la rubia la abrazaba para consolarla de algún castigo dado por su madre o cuando por obviedad no le permitía quedarse con algún animal. Le hacía sentir una seguridad de que a pesar de los castigos y las cosas mala que tenía que ver a menudo todo en algún momento marcharía bien, en su interior había estado esperando eso, que le diera ese consuelo de que ese era su momento de que todo marcharía bien incluso para la rubia, no por nada había pasado siete años ahí encerrada y aunque dijera que Eppie no le debía nada, no seria algo que iba a ser tomado en cuenta ya que ella sentía que le debía todo, no daría el brazo a torcer.

Aunque claro ahora no se sentía igual el abrazo de cuando era niña, un abrazo de igual estatura era diferente, no le tomo importancia a que en ese momento se sentía realmente confortada y quería que el abrazado durara un poco mas, era como si en ese momento de verdad  calzara entre sus brazos. No había pensado si quiera que la iba a tratar bien, se sintió un poco mal por pensar que la iba a odiar ¿como habla llegado a pensar en que la iba a odiar? Ah si... Tenía muchos motivos pero a Zvi no parecía haberle importado, se arrepentía de no haber podido juntar el dinero antes.

- Si, si, te tengo un cuarto listo, para que puedas hacer uso de el, he puesto muchas cosas tuyas... – al comenzar a caminar miraba al suelo, para tranquilizar sus nervios – no serás una carga, de eso estoy segura – al decirlo la miraba a ella y no al suelo – no tienes que pensar en eso, yo trabaje duro para que puedas descansar nada de buscar trabajo por un tiempo – no se lo iba a permitir, y mucho menos con la pinta que tenía, daba la impresión de querer cruzar la calle para no tener que pasar a su lado – hasta que por lo menos te veas mejor... Y te sientas mejor.

Al avanzar Eppie guió los pasos a una tienda donde a parte de golosinas también vendían fruta, dejo que Zvi eligiera lo que quisiera para pagar y mientras lo hacía Eppie hablaba de como había conseguido un lugar estable en donde vivir, en los lugares donde trabajaba y como se había ido de casa a los dieciséis para alejarse de los vicios de su madre. Conforme iba hablando los nervios que sentía se fueron desvaneciendo, volvía a ser esa niña a la que no se le podía pedir silencio, incluso hasta reía sola de recordar algunos detalles de esos dos años en los que comenzó a valerse sola y a buscar un techo para vivir y poder llevarla a ella cuando fuera el momento.

- Lo siento, sigo hablando mucho – se disculpó al salir con las bolsas de la tienda – no he dejado de hacerlo... He encontrado buenas personas que me han ayudado, no tanto como tu lo hiciste, pero son buenas – volvió a sujetarle de la mano para que caminaran hacia el mismo lugar – estoy segura que hoy dormirás muy bien –le sonreía con dulzura e inocencia, a pesar de tener más edad y estatura seguía teniendo ese aire que le permitía sonreír la mayoría del tiempo – déjame cuidar de ti ahora – presionó con fuerza la mano ajena, en el momento justo que se detuvo un autobús frente a ellas – no tardaremos mucho en llegar.

Estaban a unos veinte minutos de donde ella residía, había dejado todo acomodado, también tenía comida preparada por si hubiera pedido primero ir a casa, por un baño y una cama. Había planeado todo para cualquier respuesta, incluso si se mostraba enojada y sin ganas de acompañarla...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Compras nocturnas para el reencuentro.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.