Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Paseo en el parque[Priv. Ayana]
Ayer a las 2:36 pm por Lucas Nex

» Una noche para no olvidar (priv-Momo)
Dom Nov 19, 2017 5:53 am por Lynette Bishop

» Un pueblo no tan fantasma. (priv: Eigil)
Dom Nov 12, 2017 5:47 am por Rusia

» Al fin en casa [Priv.]
Dom Nov 05, 2017 1:22 am por Sentorea Shianus

» Reglas para el rol
Lun Oct 30, 2017 12:53 am por Ayla

» Counter-offer | Kara
Vie Oct 27, 2017 2:02 pm por Kara Ku-Sith

» Crawl on Your Belly | Lyonett
Jue Oct 26, 2017 11:54 am por Sebastian Morgenstern

» Conociéndonos. [Aengus Ógr]
Mar Oct 24, 2017 1:51 am por Aengus Óg

» Describe al de arriba por el avatar
Mar Oct 17, 2017 2:37 am por Aengus Óg

» Emergecia?
Jue Oct 12, 2017 9:33 pm por Aleksandra Sanya V. Lit

» Ausencia hasta el lunes < 3
Jue Oct 12, 2017 8:03 pm por Lyonett Schimdt

» Venga, vamos a jugar [priv.]
Lun Oct 02, 2017 10:19 pm por Skadi

» En el ojo del huracán [Noir]
Dom Sep 24, 2017 4:47 am por Noir

» Lugares nuevos || Sebastian Morgenstern
Miér Sep 13, 2017 5:31 am por Sebastian Morgenstern

» Registros de esclavos del mercado negro
Jue Sep 07, 2017 4:48 am por Norihito Kurama

» Cambio de nombre [¿Duda?]
Miér Sep 06, 2017 6:12 pm por Lyonett Schimdt

» Registro de Personaje
Miér Sep 06, 2017 4:16 pm por Norihito Kurama

»  — PARALLEL WORLD — YAOI +18 - Afiliación ÉLITE
Vie Sep 01, 2017 3:43 am por Invitado


¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.

Los posteadores más activos del mes
Ayana Hizuki
 
Lucas Nex
 
Momo
 
Rusia
 
Sentorea Shianus
 
Lynette Bishop
 











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
City of Horror 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png  School Crazy School Deluxe NEW


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

El hogar mas pequeño de la historia -Priv-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El hogar mas pequeño de la historia -Priv-

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 26, 2015 5:33 am

Mis intenciones no eran las de llevarla precisamente a mi departamento, pero dado que había corrido bastante, no me quedaba otra opción, estaba bastante cerca y…bueno, además suponía que debí estar algo exhausta por tantos maltratos que seguramente sufría en el mercado negro…
 
Me incliné un poco hacia donde se encontraba ella una vez se detuvo y respiré un poco agitado dado que ni siquiera había estado listo para correr, solamente la había seguido -Mi departamento…está cerca, ¿quieres echar un vistazo?- no lo decía en ningún tipo de mal sentido, al contrario, quería que se fuera haciendo a la idea de que a partir de este día comenzaría a vivir en una casa extraña, y que probablemente dormiría en mi habitación…
 
En mi rostro se presentaba una sonrisa un poco tímida; no era del tipo de chicos que invitara chicas a su apartamento ni mucho menos y ahora hacerme a la idea de vivir con una definitivamente sería un cambio algo drástico.
 
Señalé con mi pulgar hacia un par de calles más adelante y hacia la izquierda, literalmente mi apartamento se encontraba a dos bloques hacia adelante y uno hacia la izquierda de donde estábamos; tomé la iniciativa y comencé a caminar, por los alrededores no había más que edificios habitacionales y uno que otro hoteles, mi edificio era el más pequeño de todos, de hecho era bastante modesto, era un edificio especial para los estudiantes becados, no es que por ser becados tuviésemos demasiadas comodidades; -Bueno…es aquí..- sonreí mientras sacaba la llave de mi departamento de mi bolsillo; abrí la puerta para que Kurohime pudiera entrar y un escalofrío recorrió todo mi cuerpo; definitivamente un deja vú.

Entramos al Lobby y era la cosa más común del mundo; algunos sillones acomodados al centro y un televisor de plasma en la pared, a los lados una que otra mesa de billar o de ping pong y al fondo las escaleras; si, sin elevador -Bueno..vamos al cuarto piso..- no me entusiasmaba demasiado por subir tantas escaleras, dado que la última vez que había visto a la chica no se encontraba demasiado bien del tobillo…y no estaba seguro de si estaría ya curada o no… Esperé a ver que subía las escaleras pero aunque fuera un poco contra mis propios principios no insistí en ayudarle, cuando la había conocido no parecía muy identificada con la atención por parte de otros. Subimos los cuatro pisos con las escaleras despejadas, en el edificio vivían mujeres y hombres por igual, pero eso sí, los departamentos eran individuales…originalmente.

No podía decir que notaba que me miraban puesto que estaba bastante inmerso en mis propios pensamientos, hasta que llegamos al departamento y miré a Kurohime con una sonrisa que evidentemente denotaba nerviosismo -no huyas ..por favor?- mencioné tras abrir la puerta y esperar a que mirara el sitio.

 
No era más que una sala modesta apenas entrar con una pantalla de 30” y una consola de videojuegos debajo en un librero casi vacío, a lo largo hacia atrás una cocineta con una barra que daba a un desayunador con dos sillas y justo en el frente del desayunador una puerta shoji  corrediza que ocultaba el “dormitorio” que solamente era una cama tamaño matrimonial y dos burós a los lados, junto a esta una puerta y técnicamente detrás de la sala estaba el baño, el cual constaba de un lavabo con espejo de pared a pared, enfrente de este un closet bastante amplio con puertas corredizas. Junto al lavabo, un poco más atrás el excusado, más atrás tras una puerta corrediza de vidrio, una tina con regadera. Eso era todo, técnicamente un departamento en forma de rectángulo que cubría las necesidades de un estudiante.

 
-Es algo pequeño, lo siento..-  no me moví de la puerta sino hasta que Kurohime hubo puesto un pie dentro y entonces cerré la puerta, dejé mi mochila junto a uno de los sillones y esperé a que se acostumbrara, quizás no le agradara del todo..era bastante pequeño…



Spoiler:
si no has logrado imaginarlo...es algo asi jaja
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El hogar mas pequeño de la historia -Priv-

Mensaje por Invitado el Vie Oct 02, 2015 7:29 am

No me costó mucho trabajo volver a recuperar mi respiración normal, después de todo aun estoy acostumbrada a tener que correr mucho más para huir y esta carrera tan ligera fue más revitalizante que agotadora, por eso cuando me quedé sin aire fue tan me resultó tan extraño. Y es que a pesar de que dije que le seguiría a donde él quisiera no llegué a imaginar que propondría su propio inmueble, me inquieta el saber que en aquel lugar él tendría casi todas las ventajas al conocer todos sus detalles y yo sería una extranjera allí; y es que me cuesta dejar de pensar en el resto del mundo como el enemigo, incluso sabiendo ya que Makoto no sería capaz de tocarme un cabello sin morir de sonrojo. - Vale- dije tras el par de segundos que duraron mis cavilaciones.

Le seguí un par de pasos atrás en un comienzo, de pronto comencé a sentir la presencia de los transeúntes del lugar y no me daban buena espina, estoy segura que varios de ellos me miraron con desagrado o miedo; el miedo en sus ojos me daba una sensación de satisfacción, pero lo otro... Simplemente me hizo preferir caminar más cerca de él. Afortunadamente no debimos andar mucho más antes de que se detuviera y me presentara un edificio de lo más normal, creo, la verdad es que solamente he usado un par de departamentos en mi vida ya que es más fácil entrar a casas descuidadas por vacaciones o viajes que a habitaciones en edificios, suelen tener mucha más seguridad; así que realmente no sabría decir si es pobre o no, aunque claramente la fachada no luce para nada como un hotel lujoso y afortunadamente tampoco como un motel. El recuerdo me hizo sentir calor en las orejas.

Al entrar lo que parecía ser la sala común estaba amueblada con varios artículos de relajo social, lo que significaba que la gente allí se reunía en su tiempo libre; no estaba preparada para conocer a cualquier clase de gente y me asustó la idea que fuera a aparecer algún conocido de Matoko y quisiera saludar; así que en cuanto me indicó el piso al que debíamos llegar intenté apurar su paso pero más me interesaba llegar yo a toda prisa sin que alguien me notara, no se que clase de gente habita este lugar y tampoco me hace mucha gracia la idea de tener que averiguarlo. Sin decir nada esperé casi sin paciencia a que abriera la puerta, antes no tenía muchos deseos de entrar a tal lugar, pero ahora solo quería poder usar su departamento para esconderme del resto del mundo; quién me entiende. Me sorprendí un poco al escuchar su petición ya que estaba inmersa en mis propios pensamientos por lo que no le entendí en un comienzo, pero luego recordé nuestro previo encuentro y creo que tuvo un poco más de sentido. -No prometo nada- dije más que nada para darle tanta confianza, después incluso para mí saltar de un cuarto piso resulta bastante peligroso y no quiero enfrentarme a la gente de la escalera de inmediato.

Al mirar al interior un pequeño gruñido escapó de mi garganta, siempre me pareció que estaba tratando con un chico modesto, pero este lugar no parecía nada humilde. Entré con prisa pues todo llamaba mi atención, si bien no era muy espacioso tenía de todo lo que se necesitaba y cada cosa con un cuidadoso orden; tomé entre mis manos lo primero que vi que resultó ser el control remoto de una tv, estuve a punto de apretar un botón ya que hace mil que no veía televisión no ser que fuera las de las vitrinas o la de alguna que otra tienda; me distraje al ver una consola y lancé el control remoto sobre el sofá, no era alguna que conociera, creo que después de un par de modelos dejé de interesarme en ellas y no se cuantos años han pasado ya. Me giré y vi un librero, no pude evitar la tentación y me puse a revisar los títulos pero me decepcioné al ver que solo tenía un par de cosas de estudio. -¿¡Bromeas!?- exclamé sin querer cuando se excusó. -Realmente hubieras muerto de haber visto mi celda- dije sin más caminando hacia la ventana; miré al exterior y todo lucía tan pacífico que daba miedo, siento como si hubiera entrado a otro mundo.

Cuando hube saciado mi curiosidad me senté sobre el sofá con las piernas cruzadas a lo indio y con mis manos jugaba con una moneda brillante que encontré por allí. -Entonces… - creo que ya era hora de tocar los temas necesarios. -No se como lo has hecho pero diste conmigo y has pagado por mi- estuve a punto de decir la palabra “libertad” pero la verdad es que realmente no estaba segura si lo habría conseguido del todo, ya que ahora tenía ciertas deudas que paga. -Quiero saber que es lo que quieres, debe haber algo que te interese que haga para pagar el favor- levanté la moneda para que brillara un momento a la luz y la dejé sobre la mesita de centro. -Y no me vale un “nada”-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El hogar mas pequeño de la historia -Priv-

Mensaje por Invitado el Jue Oct 08, 2015 8:03 am

Había olvidado casi por completo el hecho de que Kurohime no era penosa ni mucho menos; apenas entró al departamento comenzó a revisar las cosas y parecía bastante comoda, sería un problema menos que resolver... Me recargué sobre el librero mientras ella revisaba los libros y entonces tomó asiento en el sillón; de una manera algo extraña pero tampoco iba a decirle "eh, baja los pies", sonreí sin decir nada a sus afirmaciones, honestamente no  tenía una remota idea de como debían ser las celdas en el mercado y de cierta manera no era como si importara de todos modos... 

Crucé los brazos mientras la veía, como analizándola en mi cabeza y escuché lo que decía con la mirada clavada en aquella moneda; no la había dejado allí yo... -..¿Es realmente importante..eso?-respondí con algo de verguenza, puede que si le contaba la historia completa no me vería mal o de alguna manera, pero tampoco era como que la había comprado por que no había tenido opción...lo había pensado antes, y aunque no se lo dije, habría terminado yendo de una u otra manera,. Colocó la moneda en la mesa y dirigí mi vista a sus ojos azules, entonces me erguí separándome del librero y caminé hacia la cocina -..¿un vaso de agua..?- saqué una jarra con agua helada del frigorífico y serví en un par de vasos tomándome mi tiempo, claro que intentaba ignorar su pregunta, es que el hecho de que no hubiera huido al llegar aquí ¿no era suficiente?, tomé ambos vasos en las manos y me acerqué de nuevo al sillón, coloqué un vaso en la mesa de centro para ella y bebí un poco del mio, mientras arrastraba una silla del desayunador para sentarme; respetar su espacio.

Di un trago algo largo y miré hacia el techo, no tenía una respuesta para ello, realmente debía contestar? -Ahm...- podría mencionar algo como que aceptara quedarse aquí hasta que dejara de apetecerle o...algo más demandante como...¿preparar el desayuno? pero en realidad me costaba pedirle algo, despuésde todo yo la había traido hasta aquí -Pues...- diría lo primero que me viniera a la mente pero me vi interrumpido por cierta persona que entró a mi habitación, se trataba de mi amigo, si, el que me había arrastrado con el hacia el mercado negro -Mako-chan! he vuel..!- me puse de pie al escucharlo y ver como, ya era su costumbre, entraba a mi departamento y, al igual que yo se sorprendía, miraba a Kurohime con algo de emoción y duda, pero me conocía y sabía que seguramente habría un motivo para aquello. 

Ladeó un poco la cabeza al verla y entonces me dirigió una mirada de duda, la cual correspondí con un leve sonrojo y una sonrisa de nerviosismo -Ah, yo...si, he conseguido un reembolso...a medias...- intentaba explicarme algo pero no se atrevió a entrar a mi departamento después de aquello, por lo que volvió hacia la puerta y tomó la perilla -...cuando estés listo, llámame...hoy invito yo~- miró por ultima vez  kurohime y entonces a mi, me guiñó el ojo y entonces desapareció, cerrando la puerta tras de si.

No podría expresar cuan avergonzado estaba, sabía que si le llamaba moriría por sus ataques las próximas semanas, pero se me ocurrió que quizás si kurohime iba conmigo...no me atacaría -Una...cena..¿quizás?- dije con voz algo temblorosa tras toda aquella escena, ese era uno de mis primeros amigos en sakurai, y, bueno, no iba a quedar mal con él...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El hogar mas pequeño de la historia -Priv-

Mensaje por Invitado el Jue Oct 15, 2015 4:20 am

Ahí estaba otra vez haciendo ver que mis intereses no eran a gran cosa, no se que clase de costumbre tendrá él pero para mi en este minuto era de suma importancia poder pagar esta deuda ya que significaba el seguir en control de mi vida, poder seguir sintiéndome independiente y saber que no necesito la caridad de nadie para valerme por mi misma. - Lo es- afirmé con seguridad.  - por lo menos para mi-. Al parecer no importaba mi respuesta ya que el silencio se prolongó más de lo natural para alguien que estuviera dispuesto a aceptar; es más, ahora parecía querer evadir el tema puesto que se había levantado a “buscar agua” incluso sin esperar a mi respuesta. Fruncí el ceño molesta ante tal desaire, pero al escuchar el sonido que produjo el líquido al caer en los vasos no pude evitar sentir la garganta apretada; no me había detenido a pensar en cuándo fue la última vez que bebí agua fresca y no la sucia y tibia que nos daban en el mercado.

Me quedé mirando con atención el vaso que había colocado sobre la mesita intentando no parecer desesperada por beber su contenido, así que luego de que él bebió del suyo me atreví a tomar el que había dejado para mí; acerqué el borde a mis labios y al sentir caer las primeras gotas dentro de mi boca ya no pude parar, intenté beber lentamente pero las ansias me impidieron soltar el vaso hasta que quedó vacío. Si me quiso decir algo en ese momento lamentablemente no lo escuché porque toda mi atención la había puesto en el disfrutar el aplacar mi sed; de todas formas en cuanto dejé el vaso vacío nuevamente sobre la mesa la puerta principal se abrió de golpe y reaccioné levantándome en posición defensiva.

No me moví más allá puesto que temía que si lo hacía terminaría atacando al invasor y eso no sería bueno ya que al parecer es un conocido de Makoto, o eso aparentaba la situación ya que le hablaba con informalidad. No me agradó para nada su presencia avasalladora e histriónica, me lanzó unas miradas que hicieron que me entraran ganas de gruñirle o lanzarle un arañazo; se me hizo muy difícil mantenerme en mi lugar por lo que traté casi de no respirar hasta que hubo salido de la habitación.

No pude dejar de mirar la puerta ya que tenía la sensación de que de un momento a otro se volvería a abrir y debería saltar por la ventana; se que los cazadores ya no deberían estar en mi búsqueda pero es complicado dejar las costumbres e instintos con los que he vivido por tanto tiempo. Por lo mismo cuando el dueño del hogar volvió a dirigirme la palabra me pilló desprevenida; le miré confusa por unos segundos ya que me costó entender a que se estaba refiriendo y tardé en descifrar qué estaba respondiendo a mi solicitud de devolverle el favor. -¿Cena…?- logré articular, y es que a pesar de que sonaba tan sencillo para mi no lo era.


Me moví nerviosa por el lugar volviendo a pararme frente a cosas que ya había visto pero esta vez sin mirarlas realmente, simplemente no sabía cómo excusarme y salir de este conflicto; realmente había estado dispuesta a hacer lo que fuera para pagar sus acciones, pero lo que me estaba pidiendo no implica simplemente comer algunos alimentos y ya, las cenas significan compartir con más gente, hablando de cosas sin sentido y teniendo ciertos modales. -Yo no… yo nunca he cenado con más personas- me atreví a decir finalmente mirándolo a los ojos al tiempo que sentía como la sangre se acumulaba en mis mejillas y orejas; es realmente angustiante admitir que no soy buena para algo, ya que a pesar de que lo que dije no es cierto, la verdad es que desde hace muchísimos años que no lo hago y creo que los modales no van conmigo ya que me agrada comer dejándome llevar por mis instintos. -No sabría qué hacer en esa situación- seguí ya dándole la espalda y envolviéndome en mis propios brazos, era demasiado vergonzoso reconocer estas cosas sintiendo su mirada en mi. -Ni cómo vestir. Ni siquiera estoy limpia- por favor si existe algún dios que permita que la tierra me trague antes de seguir con esta escena humillante.





Spoiler:
Disculpa la demora, la universidad me tiene demasiado ocupada ;_;
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El hogar mas pequeño de la historia -Priv-

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 17, 2015 6:56 am

No tuve tiempo para prepararme para aquello, es que sabía que Kurohime era impredecible pero esto era…demasiado tierno!
Se veía como una chica normal, tímida y dulce; afirmaba no saber qué hacer en esas situaciones, pero bueno, tampoco es que fuera una cena completamente formal… SI, yo era alguien tranquilo y ciertamente también amable y algo distraído, pero eso no significaba que por ello debía estar siempre con gente similar a mi…la “cena” sería algo similar a ir al departamento de mi amigo, ordenar algo de pizza y mirar películas o jugar unas horas en su consola; quizás salir a vagar unas horas más y finalmente volver cada quien a donde le corresponde como fin de la “aventura”…aunque ahora que comenzaba a planteármelo más seriamente sí parecía exigir demasiado a Kurohime, por lo que negué con la cabeza sabiendo que ella no me miraría pues estaba de espalda hacia mí.
 
 
Me decidí algo tímido a ponerme de pie y me acerqué un poco a ella para mirarla por un costado —¿estás bien?..— dije para saber antes de hacer algo que podría molestarle pero en efecto no estaba molesta; un color rojo poco habitual estaba inundando sus mejillas y tenía esta expresión que te pide a gritos que le des un abrazo, pero no lo hice para evitar alguna reacción extraña; seguramente miles de pensamientos pasaban por su cabeza ahora y tanto como estaba tímida ahora podría cambiar a agresiva en una milésima de segundo… Me erguí de nuevo detrás de ella y un leve suspiro escapó sin que yo lo quisiera —O podrías preparar el desayuno mañana…— dije casi sin querer, con un tono bajo casi inentendible…me daba vergüenza pedirle tal cosa, pero sabía que no se conformaría con un “no hay problema” eso sería una pelea continua entre nosotros, estaba seguro de ello.
Tras decir aquello no estaba seguro de qué hacer así que me acerqué al sillón y tomé el control de la tv, la encendí y arrojé el control sobre el sillón de nuevo —Puedo comprar algunas cosas para ver películas..o podemos jugar…¿qué quieres hacer?..¿dormir?— un poco de nerviosismo habitual se presentaba en mi voz, por supuesto, no sabía qué hacer; ideas atacaban mi cerebro y no sabía cómo organizarlas todas…simplemente hablaría y dejaría que ella decidiera..--¿Quieres ir a comprar ropa?..— si..que ella tomara una decisión.

 
Spoiler:
No te preocupes… igual he estado algo ocupada con el trabajo jeje siempre y cuando respondas no te apures n.n
 
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El hogar mas pequeño de la historia -Priv-

Mensaje por Invitado el Lun Oct 26, 2015 10:19 pm


Sentía mis mejillas y orejas arder por lo que puse mis ridículamente frías manos sobre ellas para aliviar la molestia; era como si toda la sangre de mis extremidades hubiese subido a mi rostro. Me quedé así unos minutos pensando en las posibilidades que me había dado; no estaba segura sobre que quería hacer realmente, dormir sonaba tentador pero creo que no podré relajarme y disminuir mi estado de alerta por un buen tiempo. El ruido de la televisión no me tentaba mucho, no me llaman demasiado la atención las cosas tecnológicas ni las pantallas aunque es cierto que no pude evitar girar mi cabeza solo para observar su brillo; a veces me cuestiono si en vez de cuervo seré parte polilla.


Tal vez salir a conseguir algo para cambiarme sería buena idea, mis ropas están bastante gastadas por el uso y probablemente no duren mucho más antes de que se rompan. Lo complicado es que me cuesta bastante poder sacar prendas de las tiendas sin ser notada, cada vez utilizan sensores más difíciles de arrancar sin hacer daños a los atuendos o dejar una marca de tinta. Pero podría arreglármelas con algún otro método y así conseguiría algo apropiado para acompañar a Makoto a su cena. No es que me agradara del todo la idea, pero tampoco podría cocinar algo de desayuno sin quemar su bello departamento; dudo mucho que se alimente solo de carnes y no tengo habilidad para preparar otra clase de alimentos, no la necesito.


Dejé de mirar la pantalla a cuyo contenido no estaba prestando atención y volví a dirigir mi vista hacia el chico con mi rostro ya de un color más normal. -Ir por algo de ropa nueva estaría bien- dije intentando no parecer tímida nuevamente. -Pero primero necesito utilizar el baño- comenté de pronto y me dirigí hacia la puerta que creí podría ser la que necesitaba, afortunadamente acerté y entré en la habitación con prisa cerrando la puerta tras de mi. Más que nada quería poder refrescarme así que lavé mis manos y mi rostro con agua y jabón lo que volvió el agua café por un momento, estaba bastante sucia y mis poros agradecieron el gesto; además así me aseguro de parecer una pordiosera al lado del pulcro joven universitario.

Salí del baño con el cabello húmedo y apoyado sobre uno de mis hombros, me dirigí hacia Makoto y apunté la puerta con la cabeza.  - Yo te sigo-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El hogar mas pequeño de la historia -Priv-

Mensaje por Invitado el Mar Nov 10, 2015 3:46 am

Esperaba que dijera algo como “sí, claro” y en realidad se levantase como seis horas después de mi, pero me agradaba la idea de ir de compras con ella; después de todo nunca había ido de compras con ninguna chica y sería interesante ver a Kurohime vestida con algo distinto… En cuanto salió disparada hacia el baño saqué mi cartera para mirar cuanto efectivo traía conmigo...no era mucho así que suspiré...

Tenía una tarjeta de crédito que había tramitado sin razón alguna en un banco de sakurai, me habían convencido de que era relevante tenerla en caso de alguna emergencia, dado que era y sigo siendo bastante ahorrativo nunca la había tenido que utilizar…hasta ahora.

Me dirigí a la habitación y de una cómoda saqué la tarjeta; estaba nueva literalmente, dentro de un sobre que abrí y vacié; dejé todos los documentos en el cajón y eché la tarjeta en mi cartera, para entonces Kurohime no había salido del baño aún así que me dirigí a la sala de nuevo y apagué el televisor que nadie miraba. Dejé el control remoto sobre la mesa y me puse de pié para colocarme la chamarra, no hacía frio afuera pero me sentía un poco cómodo con las manos dentro de los bolsillos -Vale...- dije como respuesta a la indicación de la chica. Tomé la perilla de la puerta y la abrí, haciéndome a un lado para dejarla pasar antes que yo; una vez salimos cerré con llave y le indiqué que me siguiera por el pasillo hasta las escaleras; los que me conocían no paraban de mirarla, algunos haciendo gestos de aprobación y otros haciendo caras extrañas...a mí no me molestaba pero no sabía si ella se sentiría incómoda por lo que le indiqué que apresurara un poco el paso hasta que bajamos por las escaleras y finalmente salimos del edificio.

-Hay un distrito comercial cerca de aquí…podemos ir allí o, quizás a otro lugar que te guste...- dije con traquilidad; salir por la calle era algo que hacía muy a meudo así que sentía algo de comodidad al respecto, podría decirse que me sentía más seguro y menos tímido así…

 
Spoiler:
No sé si quieras iniciar un tema en el centro comercial o por ahí…o quieres que lo inicie yo?...jeje y perdona la tardanza, he estado híper ocupada
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El hogar mas pequeño de la historia -Priv-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.