Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» CENSO DE DICIEMBRE!!! [OBLIGATORIO PASAR]
Hoy a las 3:21 am por Yami

» We are broken — [Adrien ID] [Construcción]
Hoy a las 2:16 am por Adrien Baptiste

» Reglas para el rol
Ayer a las 9:20 pm por Adrien Baptiste

» cuidando a la pantera (Priv. Kisha)
Ayer a las 12:03 am por Matsurika Shinoji

» ¿Con qué golpearías al de arriba?
Jue Dic 08, 2016 10:46 pm por Lucas Nex

» ¿Qué le robarías al de arriba?
Jue Dic 08, 2016 6:25 pm por Sweet

» Abajo la lluvia. [Libre]
Jue Dic 08, 2016 5:42 pm por Lucas Nex

» encuentro en un paraje helado (privado con Rusia)
Jue Dic 08, 2016 1:48 pm por Eigil

» Golpe, beso, abrazo o .... variante *O*
Jue Dic 08, 2016 12:00 pm por Kharankhui Toos de Manan

» Temas de compra sin atender [SÓLO SE POSTEA AQUÍ SI SU TEMA NO HA SIDO ATENDIDO EN 2 (DOS) DÍAS]
Jue Dic 08, 2016 11:49 am por Kharankhui Toos de Manan

» ¡Iovis al poder!(?) Búsqueda de cosis ~ (1/2)
Miér Dic 07, 2016 5:24 pm por Kalec

» Klauzz [Id]
Miér Dic 07, 2016 6:45 am por Klauzz Maier

» Leidas y firmadas
Miér Dic 07, 2016 6:19 am por Klauzz Maier

» El escamoso azul ese, por favor (compra MN Kalec ~)
Mar Dic 06, 2016 11:53 pm por Kharankhui Toos de Manan

» Registro de Avatar [Nuevo]
Lun Dic 05, 2016 1:05 pm por Kharankhui Toos de Manan

» Jenell/I.D
Lun Dic 05, 2016 12:57 pm por Misaka W.

» yes yes ameisin (id terminada)
Lun Dic 05, 2016 12:52 pm por Misaka W.

» Se busca rol, esclavo
Dom Dic 04, 2016 10:17 pm por Thomas N. Belmont


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
Lacim Tenebris City of Horror Amour Sucré 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Mensaje por Deidara el Sáb Ene 31, 2015 10:43 pm

De la mano encamine a Elisabeth hacia el jardín que le había comentado en un principio, este jardín estaba lleno de toda clase de vegetación y flores hermosas, de todo tipo, incluso habían muchas especies de plantas y flores que me eran desconocidas, tal vez en apariencia era un hermoso lugar, pero también podría ser algo peligroso, quizás entre toda la flora del lugar se encuentren especies venenosas o algo parecido, solo había que tener algo de cuidado, fuera de ello el lugar era hermoso, y perfecto para tranquilizar unos nervios que fueron alterados, eso lo digo por Elisabeth claro, una sonrisa llena de gracia se formó en mi rostro al recordar como momentos atrás la chica se había puesto nerviosa, verla actuar así me parecía gracioso, incluso lindo… lindo?.... vaya! Sí que algo pasaba conmigo, Elisabeth me hacía comportarme diferente, mi actitud con ella había cambiado totalmente a la que tenía horas atrás cuando recién la conocí, todo era bastante extraño y rápido, de pronto deje de darle tantas vueltas a aquel asunto y al adentrarnos más al lugar vi como la chica se dirigía hacia un hermoso e inusual arbusto, este se movía a pesar de que no había mucho viento, la expresión de Elisabeth lucia confortable y más relajada, vi cómo se disponía a tocar aquel arbusto cuando en mi mente regreso la posibilidad de que algunas plantas pudiesen ser venenosas, entonces me acerque a ella tratando de evitar que tocara aquel arbusto desconocido –espera Elisabeth, el arbusto puede ser….- no termine la oración, ya que tras tocar el arbusto salió un gran número de mariposas de un color purpura brillante que revoloteaban a nuestro alrededor –venenoso…- termine la frase diciendo aquella palabra mientras veía a las mariposas revolotear cerca de nosotros, ese momento fue algo bello, sin duda la vida estaba llena de belleza, y esas mariposas eran prueba de ello –a esto llamo belleza pura…- dije mientras seguía mirando algo embobado aquella mágica escena que hacían las mariposas a nuestro alrededor.

Después de algunos momentos las mariposas comenzaron a dispersarse más por todo el lugar, excepto por una que se posó sobre la sanguijuela que se encontraba en el brazo de Elisabeth, escuche el comentario que hizo sobre el tamaño de la sanguijuela, creí que tal vez estaría preocupada por ello, quizás pensaba que la sanguijuela estaba alimentándose de su sangre o algo por el estilo
–sí, la sanguijuela ha ganado algo de tamaño, pero no te preocupes, no está tomando nada de tu cuerpo- me quede observando la sanguijuela por un momento dándome cuenta de que ya tenía el tamaño suficiente –ummm…. Creo que ya está listo hmm..- dije sin decir más para después hacer que la sanguijuela se deslizara por todo el brazo de Elisabeth hasta terminar posándose sobre la palma de su mano, a pesar del movimiento la mariposa no se apartaba de la sanguijuela, por lo que al llegar a su destino final puse mi dedo para que la mariposa se subiera a él –tal vez tú ya debas irte con tus amigas- dije estirando el brazo para que la mariposa saliera volando, una vez que la mariposa se marchó volví a dirigirme hacia Elisabeth –ahora presta atención a la sanguijuela hmm..- dije para que la chica mirara al pequeño animal de arcilla en su mano, con mi mano derecha levante el dedo índice y medio en una señal- katsu!- dije provocando que la sanguijuela detonara en una especie de mini explosión inofensiva, haciendo que la sanguijuela se desintegrara en pequeñas luces de colores que salían esparciéndose de la mano de Elisabeth –sorpresa- en su mano justo donde antes estaba la sanguijuela quedaron un par de carboncillos y unos cuantos colores pasteles –seguro que estando en el mercado negro no puedes conseguir repuestos, estos son para ti, para que continúes con tu arte hmm…- la mire con una sonrisa agradable en mi rostro, vi que un pequeño sonrojo volvió a formarse en su rostro mientras veía los carboncillos y los colores pasteles en sus manos, mientras la miraba una mariposa se posó nuevamente en las manos de Elisabeth por encima de un carboncillo –creo que les caes bien a las mariposas- me reí un poco viendo como las mariposas llegaban nuevamente y se posaban sobre los hombros y la cabeza de la chica…

Deidara
Artista

Masculino
Mensajes : 68
Ingreso : 18/06/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Mensaje por Elisabeth A. Gray el Mar Feb 03, 2015 5:50 am

Elisabeth siguió al joven contrabandista hasta el hermoso jardín, estaba maravillada eso si había sido un lugar mágico y lleno de belleza, con arbusto espectaculares, la luz que se filtraba era mágica y el olor a dulce y fresco, la hizo sentir como nunca… en su fuga, había visitado lugares hermosos… realmente hermosos pero nada como esto… se preguntaba si ese lugar era tan bello en sus años que ahora, incluso hasta mas… entonces soltó la mano de Deidara y camino hasta un enorme arbusto, era extremadamente raro, su movimiento y su color… y una inmensa sensación de curiosidad la embargo, debía tocarlo, sentía el arbusto la incitaba a hacerlo, como si la hipnotizara a hacerlo, incluso la voz de Deidara era casi nula en su oídos y en cuanto lo todo y vio las mariposas volar se giro mirándolo todo y una gran sonrisa de felicidad se dibujo en su rostro, pocas veces mientras mágicamente las mariposas volaban por doquier… era realmente hermoso, jamás había visto nada así, escucho como el chico decía venenoso, que sería venenoso… el arbusto… creo que no pero ella le miro con ojos comprensivos y con una sonrisa alegro y animada, nunca se había sentido así mientras le escuchaba decir que eso si era belleza y lo era…. En todos sus años de vida no había visto nada igual, como si estuviera en un cuento de hadas… Entonces las mariposas de dispersaron… excepto una que voló asta la sanguijuela y se poso allí… Elisabeth vio el tamaño de la misma y le pregunto al chico por esta que hizo que a misma se moviera tomo a la mariposa e hizo que volara para después hacer que, en una pequeña explosión la sanguijuela se transformara en carboncillo y unos cuantos colores pasteles… La joven hibrida quedo tan sorprendida que de sus ojos salió una pequeña y escurridiza lagrima… jamás habían hecho algo tan bonito por ella…. Entonces se limpio la lágrima rápidamente…

-Deidara no se qué decir… muchísimas gracias

Dijo pero su voz sonaba tan alegre que la chica ni la había reconocido, y las tomo con cuidado y cariño en su mano como si con esta las estuviera abrazando… con esos nuevos materiales podría hacer dibujos hermosos, ya no esos grises y lúgubres dibujos que hacia…. Ahora podía dibujar cosas hermosas como el lugar en el que estaban ahora….

Entonces otra mariposa voló hacia ella y se poso encima de los carboncillos y luego mas de sus amigas la acompañaron posando en sus hombros… ella sonrió divertida nunca había vivido nada igual…. Y entonces se quedo allí parada mirando a Deidara con una gran sonrisa cariñosa y amable

-Es increíble… y maravilloso ¿No?


Dijo la chica cambiando hasta donde estaba el chico y entonces con la mano libre le tomo la de el entrelazando sus dedos con el del muchacho y le beso la mejilla con cariño y sutileza haciendo que sus mejillas se sonrojaran por completo…

-Eres maravilloso!!!!! Gracias por los carboncillos de verdad, no sabes lo que significan para mi…

Dijo aun cerca del chico pero soltándole de la mano… dispuesta a alejarse del chico y disimular su vergüenza….

Elisabeth A. Gray

Femenino
Mensajes : 94
Ingreso : 24/06/2014
Edad : 21
Localización : Donde se encuentre la belleza

Volver arriba Ir abajo

Re: El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Mensaje por Deidara el Vie Mayo 01, 2015 1:51 am

Atento me quede mirando a Elisabeth esperando a ver cuál sería su reacción al ver en sus manos ese montón de carboncillos reemplazando el lugar en donde momentos atrás se encontraba la sanguijuela, me intrigue por un momento, pues notaba que la chica solo se quedaba mirando los carboncillos en sus manos estupefacta, no decía nada solo los miraba, me preocupe por un momento –estas bi…- no termine de decir, ya que al instante vi un pequeño brillo que escurría de su ojo a través de su mejilla –Elisabeth… es… estas llorando?- le pregunte acercándome mucho a su rostro para cerciorarme si de verdad lloraba, pero al hacerlo ella solo limpio rápidamente la lagrima que escurría por su mejilla, le escuche agradecerme con un tono de voz sumamente contento, no la había escuchado así en todo el rato que había estado con ella, retire mi rostro un poco de el de ella y sonreí –no tienes nada que agradecer, estoy seguro que les darás un espléndido uso hmm-

Pequeños momentos después las mariposas insistieron nuevamente en estar sobre Elisabeth, la chica irradiaba tanta pureza que incluso las mariposas se sentían atraídas a ella, me reí un poco mientras la miraba, pues parecía que las mariposas no querían dejarla tranquila –sabes para la próxima vez tal vez debamos traer repelente de mariposas para ti- le bromee sin dejar de mirarla, de pronto sucedió algo que no me esperaba del todo, Elisabeth se acercó hacia mí y con la mano que le quedaba libre toma una de las mías entrelazando sus dedos con los míos haciendo completo contacto con mi palma, algo sorprendido miraba como la chica sujetaba mi mano, era la primera vez que alguien me tomaba de la mano, sobre todo sin importar lo extraña que éstas eran, después de eso sentí un cálido beso en mi mejilla seguido de un cumplido, me sonreí al escucharlo, no es algo que me digan muy a menudo, tratándose de mi arte suelo escuchar cumplidos, pero en cuanto a mi persona… eeehh… no tanto, en realidad nunca, aunque si lo pensaba bien todo esto estaba ligado a mi arte de alguna manera, por haber utilizado a la sanguijuela para regalarle a Elizabeth esos carboncillos, así que tal vez si se trataba solo de mi arte, a pesar de ello fue agradable escuchar a Elizabeth decir aquella palabra.

En mi mano sentí como la chica en una reacción de vergüenza aflojo el agarre queriéndola soltar para alejarse, pero entrelace mis dedos con los suyos tomándola nuevamente impidiendo que se alejara, tire ligeramente de ella hacia mí para acercarla y acercándome un poco a ella también le miré
–en serio? Y que es lo que significan para ti? Hmm…- dije cerca de su rostro con una sonrisa, a pesar de ese momento las mariposas seguían posándose encima de Elizabeth…


OFF:
holis!!! quiero ofrecerte una enorme disculpa por toda la ausencia que me tome!! con todo esto de mi operación, que la escuela, que la casa x_x me ausente muchisimooo, en serio una disculpa! ojala te guste el post que te debia desde hace mil 8 mil años(?) XD

Deidara
Artista

Masculino
Mensajes : 68
Ingreso : 18/06/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Mensaje por Elisabeth A. Gray el Jue Jun 11, 2015 1:42 am

La joven hibrida estaba completamente impresionada, no solo por la belleza del regalo de Deidara sino también por la preocupación que había demostrado al verla llorar, la verdad jamás había llorado de alegría, de tristeza, de desesperación e incluso de dolor, por muchas cosas las lagrimas había invadido las ruborizadas mejillas de la joven pero jamás un acto que le alegrara le había sacado esas lagrimas, el chico era especial, en pocas horas se había vuelto no solo un compañero de arte y un amigo sino también un rayo de felicidad en su lúgubre y fría vida, tan llena de desilusiones, opresión y tristeza… entonces cuando ella le dio las gracias el chico le comento que no debía dársela que ella le daría un buen uso, y en eso el joven tenía toda la razón, apenas llegara a su celda Elisabeth se pondría a dibujar el hermoso edén en el que se encontraban en se instante, con las mariposas revoloteando, la luz reflejando… todo lo que allí se encontraba… reflejando la felicidad que en muchísimos años no había experimentado la joven de cabellos rosados…. Entonces la mariposas se negaban a separarse de la muchacho revoloteando y posándose en ella contantemente, seria por la felicidad que ella sentía que se posaban en ella de esa manera tan mágica, o seria porque simplemente tenía algo encima que las llamaba constantemente, pero en realidad le encantaba….La voz del chico la saco de sus pensamiento diciéndole que la próxima vez traería un repelente de mariposas.

-No tranquilo, se siente extraño pero no quiero que sea de otra manera… esto es tan raro que me sabe hasta mal interrumpirlas… Quizás le guste la sensación de mi cuerpo no se….

Dijo ella riendo con una sonrisa divertida y amable mientras las mariposas seguían posándose encima de ella, entonces decidió hacer algo, que incluso para ella fue extraño para ella, se acerco al muchacho con cuidado y bastante cariñosa y tomo su mano juntándola con la de él, no le tenía asco ni miedo… le gustaba la sensación de tenerlo cerca, sin importar lo que era el muchacho y luego beso su mejilla con mucho cariño y dulzura, sabía que no era algo normal pero sentía que eso es lo que debía haber y a continuación le volvió a agradecer por lo de los carboncillo mientras le soltaba la mano lentamente y con desgana…. Pero ella no era la única que hacia cosas inesperada, en vez de dejarla alejarse el chico entrelazo sus dedos con los de ella trasmitiendole una sensación de seguridad y confort que nunca nadie le había transmitido y la acerco a él. Elisabeth se puso como un autentico tomate y sin querer poso la mano con los carboncillo en el pecho del muchacho mientras este le preguntaba que significaba para ella esos carboncillos.

-E—E…Esperanza… eso que no había sentido en mucho tiempo….


Dijo esas palabras de manera temblorosa y avergonzada… y todo su cuerpo lo demostraba, sus piernas temblaban ligeramente, sus mejillas se tornaban aun mas rojas de lo que ya estaban en momentos anteriores y su voz estaba entrecortaba… tener al chico tan cerca de ella la hacían sentir estupendamente bien pero también súper nerviosa como nunca nadie la había hecho sentir… era extraño pero si por ella fuera podría estar así por horas sin que nada la molestara….

Elisabeth A. Gray

Femenino
Mensajes : 94
Ingreso : 24/06/2014
Edad : 21
Localización : Donde se encuentre la belleza

Volver arriba Ir abajo

Re: El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Mensaje por Deidara el Miér Jul 01, 2015 8:38 am

Tiré a Elisabeth de la mano entrelazando mis dedos entre los de ella acercándola más a mi cuerpo, no sé porque pero me causaba cierta fascinación ver las reacciones que tomaba la chica cuando me acercaba de sobremanera a ella o viceversa, en cuanto la acerque a mí y su mano con los carboncillos toco mi pecho su cara se inundó de un intenso color carmín, al susurrarle cerca de su rostro que era lo que significaba aquel detalle que había hecho para ella su voz podía escucharse quebrada, pero no quebrada como cuando una persona está a punto de llorar, sino que se escuchaba nerviosa, su cuerpo temblaba y sus mejillas se coloraban más, me era bastante divertido provocar esas reacciones en ella pero a la vez me gustaba verla de esa manera, ruborizada, temblorosa y avergonzada, como si fuese una fanática frente a su más grande admirador, la respuesta que me dio me hizo sonreír pero a la vez sentí algo extraño en mi interior, que me hacía preguntarme qué clase de esperanza le hacía sentir a la chica? A que comenzaba sentir esperanza?, entonces sin darle vueltas al asunto le plantee dicha interrogante, sin alejarme un centímetro de ella y levantando un poco su mentón con mi mano para que pudiese verme a los ojos al momento de responderme –esperanza… ¿Qué clase de esperanza te hice sentir? ¿A que estas esperanzada nuevamente?- le mire a los ojos mientras la cuestionaba, no sé porque me interesaba tanto saber su respuesta, pero diferentes ideas comenzaron a llegar a mi mente desde el momento en que la traje al castillo, y cada momento que pasaba con la chica y cada palabra que ésta me decía hacia que se me cruzara por la mente una idea totalmente loca que nunca creí considerar, pero aquella idea iba concretándose cada vez más y más.

Después de aquel momento me separe de la chica y comencé a caminar hacia algo que parecía un rosal, aunque las rosas de dicho rosal eran mucho más grandes y hermosas que las que comúnmente se ven, tenían un intenso color escarlata brillante, me acerque hacia una de las rosas, a la más grande y hermosa que encontré y la corte dejando un pequeño tallo en la flor, me gire y volví a caminar hacia la chica, me reí un poco pues era gracioso como las mariposas no la dejaban en paz, seguí caminando hasta llegar a ella y con suma delicadeza coloque aquella rosa escarlata en su cabello, por encima de su oreja
–sabes te queda ese color, hace resaltar el tono azul de tus ojos hmm…- le dije para después sonreírle –espero que la flor en tu cabeza no haga que comiences a atraer a las abejas, las mariposas no te dejan tranquila, de una vez te digo que si se acerca una colmena hacia ti dejaré que te ataquen y aprovechare el momento para huir hmm!- le dije de broma mientras tomaba su mano y seguía caminando con ella por todo el jardín, realmente el lugar estaba lleno de cosas bellas, no me había puesto a explorar el lugar a detalle en mis visitas anteriores, muchas de las cosas hermosas que se encontraban en el jardín las descubrí en ese momento junto con Elisabeth.

Perdí la noción del tiempo en aquel lugar y finalmente después de un largo tiempo las mariposas dejaron libre a la chica
–vaya! Ya era hora!- dije al ver como las mariposas comenzaban a volar a los alrededores del jardín y ya no sobre Elisabeth –no sé cómo pudiste aguantarlas sobre ti todo el tiempo hmm!- le dije tirándome en el pasto boca arriba con las manos tras mi nuca viendo hacia arriba –me pregunto porque no te dejaban en paz, acaso eres un imán de mariposas eh?...- me reí un poco –bueno, tal vez simplemente la belleza atrae más belleza, si eso suena lógico hmm- termine de decirle para después cerrar los ojos pero sin quedar dormido, era relajante estar tirado ahí, una brisa fresca invadió mi rostro y me hizo sentir muy bien, nunca me había detenido a relajarme como lo estaba haciendo ahora, en ese momento se me olvido todo el estrés que me causaba el trabajo, solo éramos nosotros dos haciendo nada, era agradable, aunque el tiempo pasaba y se hacía tarde, pronto tendría que llevar a Elisabeth de regreso y despedirme de ella, esperando que los empleados del mercado negro no la castigasen por haber escapado, era la primera criatura por la que me preocupaba de si sería castigada o no, y justo en ese momento de relajación mi mente comenzaba a maquilar ideas de lo que podría hacer al respecto…

Deidara
Artista

Masculino
Mensajes : 68
Ingreso : 18/06/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Mensaje por Elisabeth A. Gray el Jue Sep 03, 2015 4:20 am

No sabía porque, pero algo en su interior le decía que el chico disfrutaba de hacerla sonrojarse y avergonzarse…. Eso a cualquier chica este hecho la molestaría por completo, vamos se supone que a nadie le gusta que un chico disfrute poniéndola nerviosa y sonrojándola… pero Elisabeth era la chica más extraña del mundo… le encantaba esa sensación, ese latir intenso y desbocando de su corazón, sentir que sus mejillas adrian como brazas candente gracias a su cercanía…. Era una sensación que en toda su vida jamás había sentido eso y adoraba sentirlo… entonces noto como la voz del chico chocaba contra su rostro por la cercanía…. Por que disfrutaba tanto hacerle sentir así…. Como si fuera una ovejilla asustada y acorralada en las manos del gran león. Entonces y lentamente llega el mensaje al cerebro de la joven que aun intentaba concentrarse en sus palabras…. ¿A que estas esperanzada nuevamente?, a tantas cosas… a que no estaba sola…. A que su futuro, aunque fuera horrible y oscuro en esa cárcel, Deidara le ofrecía luz y alegría…. A que aunque le dieran una paliza por haberse escapado… había valido la pena solo por haberle conocido… por sacarle lagrimas…. Pero por primera vez no por algo malo…. Sino por algo nuevo….

-Deidara…. Pues hay muchas cosas por la que me siento esperanzada…. Esperanza de que por fin alguien me entienda… y no me quiera dañar….


Dijo ella mirándole a los ojos… no solo porque la mano del muchacho tomaba su mentón elevando su mirada, sino también por que deseaba que el chico viera la sinceridad en ellos, la sinceridad de sus palabras que salían de sus labios como exhalación…

Después de unos segundo Deidara se alejo del ella… Elisabeth seguía sonrojada y temblando como una hoja de papel al viento… si era sincera se sentía tonta… y no quería que el rubio la viera así. Vio como el joven ahora se acercaba a un rosal y tomaba una enorme rosa de color carmesí la tomaba y luego volvía a donde estaba ella para depositarla detrás de su oreja, desde allí la pelirosa podía oler el deliciosos olor que tenia la flor y como el joven la alagaba diciéndole que le quedaba bien ese color ella se sonrojo aun mas, la verdad no combinan con mis ojos sino con mis mejillas… pensó ella mientras le miraba con una gran sonrisa amable por su comentario… si esperaba que no vinieran la abejas…. aunque detrás de esa sonrisa había un ligero toque de angustia… el chico había dicho que aprovecharía el ataque para huir… ¿será que no estaba a gusto con ella lo único que deseaba era alejarse y dejarla sola? Quizás estuviera equivocada, y lo esperaba de corazón pero ¿y si no era así?.... Esos pensamientos no estuvieron solos en su mente por mucho tiempo pues el chico le comento que por fin las mariposas había desaparecido… la verdad se sentía bien sin esas patitas recorriendo su cuerpo…. Le gustaba pero llegaba un punto que le empezó a dar un poco de escalofríos… ella le miro tumbarse en el suelo y ella hizo lo mismo, a su lado pero por lo menos con medio metro de distancia, le daba un poco de vergüenza estar tan cerca de él….

-No creo que sea por eso quizás sea que como fui yo quien las despertó me estaban intentando molestar…. Y como vieron que no funciono se fueron….

Dijo ella mientras la noche comenzaba a caer sobre ellos…. El atardecer daba al lugar un ambiente mágico y cálido a la vez…. Que le encanto a la joven de cabellos rosado… estar allí con el chico, eso era lo que deseaba hacer siempre… deseaba que este momento no acabara jamás…. Solo se recostó en el césped mirando el cielo de colores naranjas y morados mientras todos sus problemas desaparecían, y lo único que importaba era estar allí… estar allí con Deidara.

Elisabeth A. Gray

Femenino
Mensajes : 94
Ingreso : 24/06/2014
Edad : 21
Localización : Donde se encuentre la belleza

Volver arriba Ir abajo

Re: El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Mensaje por Deidara el Jue Nov 12, 2015 6:35 am

Las palabras de Elisabeth, aquellas palabras que respondieron mis preguntas, de alguna manera me llegaron al corazón, es decir, era la primera vez en mi vida que algo, ademas de el arte, tocaba profundamente mi corazón, aquel simple par de palabras, entendimiento... daño... expresaban todo el dolor, sufrimiento, soledad y dificultad por la que ha pasado, pero ¿porque? ¿por que me identificaba tanto con ella? ¿por que solo sus palabras han tocado lo mas profundo de mi ser? ¿por que mi personalidad altanera y violenta se doblegaba ante ella? ¿porque me importaba su bienestar? ¿porque no quería llevármela de regreso al mercado negro?... por que, por que, por que... no dejaba de preguntármelo, al ver sus ojos pude confirmar toda la sinceridad que había en sus palabras.

Tras haberme tirado al piso Elisabeth hizo lo mismo recostándose a mi lado, no muy cerca pero tampoco tan lejos, parecía tímida, escuche lo que decía acerca de las mariposas que no desistían de estar sobre de ella, pero negué su idea
-no estoy de acuerdo, realmente no parecían querer molestarte, yo diría que les agradaste hmm...- termine de comentarle y gire mi cabeza hacia ella para mirarle, no pude evitar quedarme así por un momento, solo contemplándole, lucia realmente linda con aquella rosa escarlata por encima de su oreja, su mirada posada en el cielo apunto de ser salpicado por las estrellas, se notaba feliz, pude apreciar una sonrisa en su rostro mientras deleitaba su mirada con aquellos colores característicos de una hermosa puesta de sol, su sonrisa era única, quería que siguiera sonriendo así, no podía imaginármela sufriendo en el mercado negro.

Deje de divagar y regrese mi mirada hacia el cielo
-¿no te parece que la vida misma, la vida entera es una obra de arte? donde uno de sus lienzos es el cielo, como delicadamente es bañado por esa hermosa gama de colores brindada por los rayos del sol, como magistralmente es salpicado por todas las estrellas y sus constelaciones... como por el día es ingeniosamente adornado por esponjosas nubes... hay belleza en todos lados, y detenerme a apreciarla es lo que mas me gusta hacer, toda la belleza la considero arte, pese a ser efímera apreciarla es la mejor parte del arte, es por eso que convierto mis obras de arte en explosiones, para terminar de apreciar lo efímero de su belleza de una manera asombrosa, de una manera en la que la puedas recordar por siempre, de una manera que sea difícil de olvidar... y que mejor que con una magnánima explosión hmm...- estando ahí a su lado hacia que el hablarle sobre mis sentimientos hacia el arte fuera sumamente espontanea y fácil -la mejor parte del arte es apreciar su belleza porque nunca sabes cuanto tiempo durará, disfrutar el momento mientras dure... y dejarlo ir espectacularmente cuando su momento llegue, de manera que marque tu vida y su recuerdo perdure... -mientras decía todo esto hice un montón de mariposas de arcilla parecidas a las que estaban sobre Elisabeth revoloteando sobre nosotros, y en cuanto termine todo aquel discurso, levantando mis dedos indice y medio las mariposas volaron mas alto y explotaron aleatoriamente una tras otra dejando como resultado destellos de colores semejantes a fuegos artificiales -así... hmm...-

Tras todo aquel alarde de arte la noche termino de caer sobre nosotros poniéndose mas oscuro, fue cuando me di cuenta que lo mejor era irnos del lugar, suspirando profundo me levante de aquel lugar y le extendí mi mano a Elisabeth para ayudarla a levantarse -sabes, se esta haciendo tarde, y aunque ambos no queramos debemos irnos...- termine de ayudarle a ponerse de pie y sin soltar su mano la encamine hacia la salida del jardín y finalmente hacia la salida definitiva del castillo, fuera de éste se encontraba mi ave de arcilla esperándonos, puse mis manos en su cintura levantándola para subirla a dicha ave y posteriormente subí yo de un salto -se que puedes volar pero aun así no me gustaría que cayeras, sujetate de mi hmm...- le comente para alzar el vuelo rumbo al mercado negro, pero lo que ella no sabia era que no seria con el propósito de devolverla, era un propósito totalmente diferente...

Deidara
Artista

Masculino
Mensajes : 68
Ingreso : 18/06/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Mensaje por Elisabeth A. Gray el Vie Dic 04, 2015 7:56 pm

Elisabeth que ahora se encontraba en el césped de aquel hermosos y bellos castillo abandonado, pero por una vez en la vida no quiso pintarlo, ni tampoco se pregunto cómo será vivir allí, lo único que ahora mismo embargaba la menta de la peli rosada, era aquel joven que se encontraba recostado a su lado…. eso ojos azules que intentaban mostrar una personalidad violenta y altanera pero que se doblegaban ante ella y se volvía dulce y compresivo, seria eso…. eso era lo que tanto amaba del chico esa actitud… la hipnotizaba y la hacía sentir como nunca antes en su vida había sentido…

Entonces, y después de su comentario acerca de las mariposas Deidara le respondió que él no lo veía así que a él le parecía que en vez de querer molestarle les había agradado…. Quién sabe, quizás era eso o que hacia algo en su cuerpo quizás estaría tan contenta con el chico que las mariposas se sentia seguras cerca de esa felicidad que irradiaba la joven…. Estaba atardeciendo y por lo tanto los mágicos colores del atardecer bañaron el cielo con ese color mágico…. Era espectacular…. Y entonces cuando el chico hablo la muchacha se le quedo mirando embelesada y con una sonrisa cariñosa en su labios… la comprendía a la perfección de eso no había duda y eso le encantaba….

-Hay cosas que son más hermosas por el simple hecho de que no duran…


Dijo la joven mientras veía como el chico creaba unas bellísimas mariposas de arcillas para que estas volaran encima de ellos para a continuación hacerlas explotar, parecían fuegos artificiales que ahora iluminaba el rostro de la joven, había sido hermoso de verdad…. El broche de oro para el día perfecto…. Pero como siempre las cosas buenas siempre tenían un final y con esas explosiones su aventura en ese castillo iba a terminar… Elisabeth se levanto con una gran sonrisa amable y cariñosa en su rostro aunque sabía lo que ahora le tocaba…. Deidara la tenía que devolver al mercado…. Seguro le darían una buena paliza por haberse escapado pero había valido la pena…. Esta con ese joven de cabellos dorados había sido lo mejor que le había pasado en su vida…. Salió del lugar contenta de la mano de Deidara…. Aunque hoy la devolviera ella iba a escaparse solo para verle….

Ya afuera el chico la subió al gran ave de arcilla diciéndole que aunque ella supiera volar quería que se sujetara de él… ella se aferro fuertemente a él y con mucha timidez le dio un ligero beso en la mejilla… muy suave y cálido….

-Aunque no le lo hubieras pedidos lo hubiera hecho…

Dijo a su oído abrazando al joven sabiendo que estos serian los últimos momentos que pasaría con aquel joven, los últimos momentos que podría estar a gusto en una larga, larga temporada.

Elisabeth A. Gray

Femenino
Mensajes : 94
Ingreso : 24/06/2014
Edad : 21
Localización : Donde se encuentre la belleza

Volver arriba Ir abajo

Re: El edén de las mariposas [priv. Elisabeth]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:00 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.