Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Counter-offer | Kara
Ayer a las 3:27 pm por Kara Ku-Sith

» Conociéndonos. [Aengus Ógr]
Vie Sep 15, 2017 9:38 pm por Lyonett Schimdt

» Lugares nuevos || Sebastian Morgenstern
Miér Sep 13, 2017 5:31 am por Sebastian Morgenstern

» Registros de esclavos del mercado negro
Jue Sep 07, 2017 4:48 am por Norihito Kurama

» Cambio de nombre [¿Duda?]
Miér Sep 06, 2017 6:12 pm por Lyonett Schimdt

» Registro de Personaje
Miér Sep 06, 2017 4:16 pm por Norihito Kurama

» Reglas para el rol
Miér Sep 06, 2017 3:39 pm por Norihito Kurama

» En el ojo del huracán [Noir]
Dom Sep 03, 2017 9:43 pm por Kanada Ikki

»  — PARALLEL WORLD — YAOI +18 - Afiliación ÉLITE
Vie Sep 01, 2017 3:43 am por Invitado

» Registro de Avatar [Nuevo]
Lun Ago 28, 2017 9:37 pm por Elizabeth Sallow

» Kara Logiealmond
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Priestess of Thunder [Lizzie ID]
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Al fin en casa [Priv.]
Lun Ago 21, 2017 2:02 am por Sentorea Shianus

» encuentro en un paraje helado (privado con Rusia)
Dom Ago 20, 2017 3:19 pm por Eigil

» Paseo en el parque[Priv. Ayana]
Dom Ago 20, 2017 6:36 am por Lucas Nex

» Como en una dulceria (Compra MN/posible 18+[?])
Sáb Ago 19, 2017 7:30 am por Yami

» Saludos amigos del foro
Sáb Ago 19, 2017 7:06 am por Yami

» No he muerto aunque mi Internet si
Mar Ago 15, 2017 5:31 am por Kanada Ikki


¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
City of Horror 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png  School Crazy School Deluxe NEW


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

Acto primero: Libertad, responsabilidad. [Compra MN]

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Acto primero: Libertad, responsabilidad. [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 01, 2014 10:38 pm

Umngh...—Un resoplido en el que se mostraba la incomodidad del mutante escapó de sus labios a la par que este se removía en aquel lugar, en respuesta se escuchó un leve crujido, frente a la intriga de el porque de aquel crujido, el chico con lentitud abrió los ojos a la par que se reincorporaba.— Me volví a dormir trabajando... —Murmuró para él mismo, mientras se frotaba aquel ojo de color rojizo llamativo en un intento de enfocar decentemente la vista. Mas para cuando logró, observo aquella mesa. Libros desperdigados, papeles arrugados... Y otros tantos desperdigados por la mesa, incluso el suelo.— Uf... —Suspiro de nuevo a la par que se estiraba, y en respuesta de la incomoda posición que durmió en conjunto al malestar de su cuerpo por ello, su espalda crujió, provocando una leve mueca en el muchacho.— Debería empezar a dormir en una cama decente... O al menos en el sofá. No creo que mi espalda aguante un día mas... —Se dijo a el mismo, en un tono hastiado a la par que firme, como si se riñera a él mismo... Y en respuesta se rió con levedad. Con lentitud, apoyándose en la mesa, se puso en pie. Su mano se dirigió a aquellos cabellos con dos tonalidades monocromáticas diferentes y totalmente opuestas, en un intento de arreglarse el pelo... Aunque el no era consciente del remolino presente en este, y que dicho remolino solo se disiparía con una ducha. Pero entonces, al posar dicha mano en la cabeza, noto aquellas gafas las que no dudo en tomar, observándolas.— Me sorprende que no se hayan roto... —Suspiró guardando estas en una cajita, con cuidado, y tras aquello empezó a ordenar aquella mesa, apilando los papeles de una forma correcta y ordenada, recogiendo incluso los que se encontraban en el suelo. Y tras eso tomo aquellos libros, acercándose a la única y mas cercana estantería.— ... —Observó esta en silencio, en búsqueda de un mísero espacio para que entrasen aquellos libros que tenía en mano. Resoplo y se rasco la nuca.— ... Debería comprarme una nueva estantería, ya no encuentro sitio para estos... —Murmuró dejándolos en la mesa con cuidado, y tras bostezar, dirigió la vista al reloj, y se sobresalto.— ¡Ma-maldición, llegare tarde! —Exclamó, y de forma apresurada se dirigió a la ducha.



[...]



El mutante se encontraba encorvado, apoyado en sus propias rodillas, jadeando en búsqueda de algo de oxigeno. Realmente había tenido que correr un largo trecho para llegar puntual a aquel lugar... Por no hablar que tenía una reunión a segunda hora. Mas cuando el chico se encontraba tratando de recuperar el aire una fuerte palmada le sacudió la espalda y se podría decir que al muchacho enteró, quien giró la cabeza en búsqueda de quien prácticamente le disloco el hombro con una palmada. Mas al encontrarse su mirada con una mujer alta, de rubios cabellos sonrió con levedad.— ... Buenos días, Claire. —La mujer llamada Claire devolvió la sonrisa al chico, y se cruzó de brazos, en espera que este se reincorporara. Pocos segundos después, el muchacho recobro el oxigeno... Pero al fijarse la mayor en el muchacho entreabrió los ojos. "Oye Nath... Te estas... ¿Alimentando bien?" —Inquirió la mujer afilando la mirada, ella era de las pocas que sabían lo suyo... Por no decir que simplemente ella y un par de personas mas. El muchacho parpadeo, y se llevo la mano a la nuca, rascándose esta.— Ermngh... Yo...  Sabes que no me gusta. —La mujer ante aquello lanzo una mirada seca al chico. No muy agradable.— "Que no te guste no significa que no debas hacerlo. ¿A caso es mejor aguantarte el hambre y luego... hacer una mini-masacre o comer decentemente un poco cada día?" —El chico ante aquella pregunta como mirada, aparto el rostro, avergonzado de él mismo. Sabía que la mujer tenía razón. Hubo un par de minutos de silencio, hasta que la mayor resoplo.— "¿Sabes? No queríamos decirte nada... Ni Christian ni yo. Pero digamos... Que te buscamos algo. Una especie de alternativa. Tras investigar... Bueno, creemos, y esperamos que ayude a solucionar parte de tus problemas." —Explicó la mujer, que en mayor respuesta por parte del mutante recibió una murada extrañada, confusa. A lo que la mujer de rubios cabellos rio con levedad y le entrego una carpeta, de contenido diversos archivos.— "La reunión de hoy se anulo. Así que te encargo otra misión, investigador de primer rango." —Pausó, mientras el menor hojeaba aquella carpeta con archivos, un tanto confuso.— "Iras al mercado negro..." —Dejó aquella frase en el aire, y el mutante auto supuso que sería algo de relativa importancia. Era barrio bajo. Peligro.— "... Y compraras una esclava." —Hubo un breve periodo de silencio, hasta que Nathaniel parpadeo con sorpresa.— ... ¿Eh? Espera... ¿Que? —Estaba completamente sorprendido, y eso se podía apreciar en sus facciones. La mujer, sin decir ni mediar palabra, empezó a andar dejando al patidifuso mutante tras ella, y se limito a girar la cabeza mostrando su perfil.— "Toda la información esta en esa carpeta. Solo debes limitarte a firmar. Y mas te vale cumplir, es una orden directa de tu superior." — Cuando la figura de la mujer desapareció de su campo de visión, el chico resoplo, hastiado y su mirada se poso de soslayo en aquella carpeta. Abrió esta hojeando el contenido... Y en el interior había hasta el cheque para efectuar la compra con el dinero necesario. No entendía demasiado. Pero una orden se debía de cumplir... Y por eso mismo se encaminó hacia el mercado.

El camino no es que fuera demasiado corto a pie... Pero eso no le molestaba al mutante, todo lo contrario, así trataba de despejarse en búsqueda de una solución al porque de aquellas acciones o mas bien ordenes que iba a cumplir. A paso decidido decidió entrar en aquel lugar, y no se pensó dos veces el acercarse al mostrador... Aunque claro, no antes sin echar una hojeada al lugar. Estaba bastante maltratado. Humedades, pintura que se caía a trozos, una planta en no muy buen estado... Era irónico considerando que poco no se debería ganar con la compra-venta de esclavos.  Tras eso se acercó al mostrador, tamborileando en espera de que alguien apareciese para atenderle... O que al menos le pudiera entregar aquello. Y mientras tanto, abrió la carpeta con aquellos datos, y sacó una fotografía de quien supuestamente iba a comprar... Una muchacha de facciones finas, cabello largo, negro como el azabache... Y unos ojos de un color carmesí llamativo. Como dos rubíes. Entrecerró los ojos, y paso a mirar los datos de su registro... Y oh, dulce ironía. La casualidad llevo al muchacho a alzar la comisura de los labios, divertido.— La chica de ojos como dos rubíes se llama Rubí...  Heh. —Se río por su propio juego de palabras, estúpido y sin sentido, y cuando alzó la vista pudo apreciar como un vendedor apareció, y el muchacho sin dudarlo mucho entrego aquel registro.— Vengo a buscar esta chica... Me han dicho que no debo hacer mucha mas que una firma... Así que supongo que no generara ningún problema.



Nombre: Rubí 
Raza: Híbrida 
Número: #537 
Ficha: http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/t8155-rubi-id



Y tras entregar aquello, rebusco entre los papeles, sacando el cheque, y de su bolsillo un bolígrafo. Mas cuando el papeleo le fue entregado, no tardó en rellenar este... Al cabo y al fin tenía practica en este asunto.



Nombre: Nathaniel Leckter
Esclavo: Rubí
Domicilio: Núm. 12
Tipo de pago: Cheque
Firma: N.L



Y tras entregar aquel papel, con todos los campos rellenados, no dudo en entregar aquel cheque... Aunque en parte le dabía mal, pues no era de su dinero, precisamente con el que se estaba pagando una esclava para el. Por eso una vez entregado, suspiro. Se apoyo de espaldas a aquel mostrador, en espera de que la chica apareciera... Mientras se preguntaba el porque de todo aquello. ¿Que tenía aquella chica que sería favorable para él...?
[/justify]
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Acto primero: Libertad, responsabilidad. [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 02, 2014 7:52 am

Se estiro de una forma felina mientras se ponía en pie de su escritorio. Su cuerpo permanecía adolorido pues había pasado toda la noche dormida sobre aquel nada cómodo escritorio. Había estado repasando los gastos, y calculando algunos otros para las reparaciones de los pisos del mercado, quizás cambiar la madera por algo más duradero y menos trágico. También incluso se podría invertir en algunas reparaciones en el área de las celdas… o solo simplemente limpiar el sitio. Varias veces se había preguntado si era posible que alguien hubiera muerto ahí adentro y aun no lo sacaban… un lugar muy desordenado que por la cantidad de celdas se volvía pequeño.

Opto por irse del mercado, ya había cumplido con su presencia, deleitando a sus empleados por aquello de los enojos por su ausencia. Ellos no entendían el poco de interés de ella por el mercado, si pudiera enviar a algún encargado lo haría más por el momento aquello era casi imposible. Al llegar a la parte delantera, suspiro al no ver a nadie más que a un sujeto que al parecer quería comprar algo. Le molestaba tener solo una empleada más que atendiera aquellos trabajos – aha – murmuro tomando lo entregado, revisando el cheque por si llegaba a ser falso, le pondría de mal humor algo falso – bien, bien iré por ella – murmuro guardando el cheque entre su pecho. Volvió por el lugar del que había aparecido y avanzo por el pasillo para pronto llegar a las celdas.

 Busco a la chica, pues a veces era más fácil buscar a los esclavos que buscar el número de celda. Para cuando la encontró abrió la celda para darse cuenta que esta se mantenía sin ningún tipo de candado – tu, camina te han comprado – informo esperando a que esta saliera. A veces los esclavos eran dóciles, frágiles cristales que se podrían quebrar con solo un roce, otros días parecía que la mejor opción era golpearles hasta que cedieran y entendieran su puesto de sumisión – no me hagas golpearte dulzura – murmuro mientras caminaba y apresuraba el paso de la chica. Al llegar una vez más afuera le indico que se colocara del otro lado del mostrador, junto con el comprador – cabe mencionar que no hay reembolsos, si ya no le quiere puede ser recibida pero no habrá dinero de intercambio – era bueno mencionar aquello, no hacía falta el que quería devolver y recibir su dinero de vuelta.
 


Vendida y Avisada 
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Acto primero: Libertad, responsabilidad. [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 04, 2014 4:37 pm

Los días en aquella tienda siguieron pasando aun cuando su único familiar que alguna vez se había preocupado por ella se había marchado. Finalmente su tío, aquel que le dio su nombre había sido comprado y Rubí había vuelto a quedar en soledad, como lo estuvo toda su vida. Aunque esto no era algo que entristecía a la chica de cabellos negros y ojos rojos como la sangre, en su lugar, estaba feliz por el lugar en el que se encontraba ahora. Ya que no solo recibía algún que otro golpe de vez en cuando, sino que también recibía atención cuando ella se dañaba a si misma y sus heridas eran lo suficientemente grabe como para que su vida corriera peligro. Entonces allí, antes de tener que perder dinero, los cuidadores del mercado negro procuraban cuidarla. 
Aquel lugar era mucho mejor que la iglesia donde la híbrida se había criado, incluso su compañera de celda solía preocuparse por ella y cuidarla.

Los días avanzaron y la chica siguió allí, viviendo tranquilamente en un lugar del que si no se iba, seguiría cómoda y hasta quizás en algún punto había comenzado a pensar que aquello era lo mejor.
Sin embargo, pronto su compañera de celda fue vendida también y eso no le agradaba para nada a Rubí... Quien le haría caso de ahora en mas? Si, los cuidadores cuidaban de ella, valga la redundancia... Pero solo cuando estaba gravemente herida, y no era como si a ella le supusiera un gran esfuerzo lastimarse gravemente, pero antes con su compañera recibía atención constante de ella. Ahora tendría que esforzarse un poco mas, aunque claro, eso no era problema para la chica. 

Y así es como poco a poco su celda se fue tiñendo de color rojo día a día, manchas en las paredes, charcos en el suelo, su propia ropa y incluso partes fuera de su celda. Pero el día que ella no creía que llegaría llego. Quizás habían preferido venderla a alguien para que este se encargara de comerla y así aunque muriese no tendrían que desperdiciar el dinero o vaya a saber que es lo que había sucedido para que una señora de pelo gris se colocara frente a su celda y abriera los barrotes de esta. 
Rubí simplemente asintió algo sorprendida ante las palabras de la mayor mientras se levantaba de su lugar, aun con sus muñecas sangrando. Uno de los guardias se apresuro a vendarle estas muñecas para que no chorreara sangre a lo largo del camino y rápidamente estas heridas cerraron, dejando de sangrar. 
-En seguida voy, pero si cree que es necesario golpearme no me negare, señora- dijo de forma obediente y sumisa mientras bajaba la cabeza en una simple reverencia ante aquella, agarrándose al brazo de ella mientras caminaban, no solo por una cuestión de que era demasiado cariñosa con cualquiera que se cruzara en su camino, sino que por la falta de luz y de costumbre, sus piernas estaban algo débiles y no podía caminar del todo bien. 

Al llegar a la parte principal de la tienda y ver al chico que le había comprado sonrió a este de una forma algo sutil y se soltó de la mujer, caminando lentamente hasta el otro y haciendo una pequeña reverencia a el, aunque al notar uno de sus ojos rojos bajo la cabeza, aquello realmente no le agradaba, odiaba el color rojo ante todas las cosas. -Gracias por comprarme amo, mi nombre es Rubí... Me portaré bien, así que no creo que sea necesario que tenga que devolverme a la tienda, no quiero hacerle malgastar el dinero- dijo de forma educada mientras levantaba la mirada para mirar la cara del otro por un momento y volver a sonreír, enseñando su bello rostro, el único lugar de su cuerpo que no tenía ni una cicatriz en el, solo aquellos dos ojos rojos que eran los culpables de su horrible destino. 

Con aquella misma sonrisa se acerco un poco mas al otro para tomar una de las manos de el y llevarla a su propia mejilla, cerrando los ojos ante el contacto de ello.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Acto primero: Libertad, responsabilidad. [Compra MN]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.