Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Conociéndonos. [Aengus Ógr]
Vie Sep 15, 2017 9:38 pm por Lyonett Schimdt

» Counter-offer | Kara
Miér Sep 13, 2017 6:11 am por Sebastian Morgenstern

» Lugares nuevos || Sebastian Morgenstern
Miér Sep 13, 2017 5:31 am por Sebastian Morgenstern

» Registros de esclavos del mercado negro
Jue Sep 07, 2017 4:48 am por Norihito Kurama

» Cambio de nombre [¿Duda?]
Miér Sep 06, 2017 6:12 pm por Lyonett Schimdt

» Registro de Personaje
Miér Sep 06, 2017 4:16 pm por Norihito Kurama

» Reglas para el rol
Miér Sep 06, 2017 3:39 pm por Norihito Kurama

» En el ojo del huracán [Noir]
Dom Sep 03, 2017 9:43 pm por Kanada Ikki

»  — PARALLEL WORLD — YAOI +18 - Afiliación ÉLITE
Vie Sep 01, 2017 3:43 am por Invitado

» Registro de Avatar [Nuevo]
Lun Ago 28, 2017 9:37 pm por Elizabeth Sallow

» Kara Logiealmond
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Priestess of Thunder [Lizzie ID]
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Al fin en casa [Priv.]
Lun Ago 21, 2017 2:02 am por Sentorea Shianus

» encuentro en un paraje helado (privado con Rusia)
Dom Ago 20, 2017 3:19 pm por Eigil

» Paseo en el parque[Priv. Ayana]
Dom Ago 20, 2017 6:36 am por Lucas Nex

» Como en una dulceria (Compra MN/posible 18+[?])
Sáb Ago 19, 2017 7:30 am por Yami

» Saludos amigos del foro
Sáb Ago 19, 2017 7:06 am por Yami

» No he muerto aunque mi Internet si
Mar Ago 15, 2017 5:31 am por Kanada Ikki


¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
City of Horror 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png  School Crazy School Deluxe NEW


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

Tú te vienes conmigo [Compra MN]

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tú te vienes conmigo [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Miér Jun 25, 2014 12:07 pm

Ya estaba más que harto de torturar y maltratar a esos pequeños diablillos que siempre estaban a sus órdenes. Aceptaban encantados los tratos del demonio mayor, sin rechistar y eso se le antojaba la mar de aburrido. Necesitaba de una persona que le diera guerra, siempre en su medida justa, pero que le proporcionara algo más de entretenimiento. Cierto es que su trabajo se le tornaba como un hobby, no obstante, cuando tenía el día libre todo se le volvía aburrido.

Esa jornada la tenía libre. Se encontraba en su domicilio, sentado en su majestuoso sillón de mullidos cojines. Comodidad ante todo. Al lado de dicho mueble se encontraba una mesita de café, en la cual encima había una copa y una botella de whisky. Posiblemente su bebida alcohólica preferida, aunque para él no poseía el grado alcohólico que más le agradase, pero al menos era algo.

Las horas no hacían más que pasar lentamente, el demonio mayor sopesaba la idea de adquirir una de aquellos esclavos y hacerles su existencia imposible. Quizá, para evitar que se escapasen les ofrecería un trato suculento, un trato que no fueran capaces de rechazar. O eso, o recurriría a un método menos ortodoxo y ese era que anduviera por casa con pesadas cadenas en los pies, impidiendo que pudiera dar zancadas y con ello correr. No era muy asiduo a formar tratos, así que posiblemente se decantase por la segunda opción. Se le antojaba más factible y tendría que hacer menos esfuerzo.

Bien, ya con la idea de adquirir una de esos esclavos, se levantó de su sillón. Una vez lo hubo hecho, se dirigió hacia la entrada, tomando las llaves y algo de dinero para poder pagar su nuevo juguete. Salió de casa en dirección al Mercado negro, seguro que allí encontraría ejemplares maltratados mentalmente, reales bombas de relojería y por ende, más entretenidos. Había pensado en trabajar en aquel lugar, pero aún rondaba eso por su cabeza, en algún momento se decidiría.

En poco tiempo llegó a dicho lugar y se acercó al mostrador, tomando entre sus fuertes y enguantadas manos en catálogo. Pasó las hojas con lentitud, analizando a cada ejemplar con sólo mirar la foto hasta que dio con una muchacha. Una diablilla que le llamó bastante la atención. Ese sería su primer juguete. Poseía la misma condición que sus tres sirvientes, aunque quizás ella estaba un listón más arriba, sólo había una forma de averiguarlo y era adquiriéndola.


Nombre: Ibuki
Raza: Diablillo
Número: 472
Ficha: http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/t7137-ibuki-id
Nombre: Ethan Alexander
Esclavo: Ibuki
Domicilio: --
Tipo de pago: Efectivo
Firma: Ethan A.

No me hagan esperar mucho —mencionó en tono grave cuando finalizó de entregar los papeles y la cantidad correspondiente.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tú te vienes conmigo [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Miér Jun 25, 2014 1:10 pm

-Eso depende de la mercancía... Si se porta bien o no. -la figura femenina de detrás del mostrador de pelo largo y negro cogió chistando los papeles y los examinó.

-Todo correcto. -cogió un comunicador y dio algunas órdenes a los guardias para que tragesen al número que acababan de comprar.

-Firme aquí también..........



Vendido y avisado
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tú te vienes conmigo [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Miér Jun 25, 2014 7:27 pm

Hacía ya algunos días que estaba encerrada en aquel lugar. Su actitud era igual a la de siempre, ya había admitido que su amo se había deshecho de ella y que por ende, era libre. Ella no iba a obedecer a nadie, nunca. Había nacido para servir a aquel incubo que se había deshecho poco atrás y a nadie más. Entonces... Que es lo que hacía allí encerrada todavía? Realmente Ibuki no entendía muy bien aquello. Aquel desgraciado había sacado provecho económico de ella y el había vendido a aquella tienda en la ciudad.
Planeaba escaparse pronto, estaba buscando la forma de hacerlo, sin embargo, sabía que habían razas muy fuertes de cuidadores de aquella tienda. Ya se había escapado unos días atrás, aunque no había ido muy lejos, solo estaba probando que tal era la seguridad y realmente era bastante buena, pero no tanto como ella, o al menos era lo que creía.

Se encontraba ahora en aquella celda que era “suya”, aunque en realidad la compartía con otras dos esclavas que se encontraban allí. No es como si tuviera mucha charla con ambas, pero por lo menos tenía algunas personas con las que coquetear y pasar el rato mientras se encontraba encerrada en el mercado negro. Mientras charlaban tranquilamente entre las tres, pudo escuchar como unos pasos se acercaban por los pasillos de las celdas. Alguno de los esclavos o esclavas había sido comprado. Como se daba cuenta? Fácil, había dos razones por la que los guardias iban hasta las celdas. O a retirar una compra, o a traer a alguien que se había escapado y, como nadie se encontraba gritando o haciendo alboroto, suponía que era lo primero.
Sin embargo, Ibuki se llevo una pequeña sorpresa cuando el guardia en vez de pasar de largo por su celda se detuvo en esta. Le observo, con los ojos algo abiertos y cruzo mirada con sus compañeras de celda, que tenían la misma expresión de sorpresa que ella en aquellos momentos.
El guardia abrió la celda y señalo a Ibuki, quien abrió los ojos aun mas sorprendida. -Agh...- Murmuro Ibuki molesta mientras se paraba del suelo y caminaba hasta el guardia, mirándole coqueta. -No prefieres llevarme tu guapo?- dijo flotando a su altura y lamiéndole la mejilla. Este simplemente le dedico una sonrisa fría y burlona. -Apúrate. Ni en sueños te compraría, estas total y completamente loca- Dijo el guardia mientras le jalaba un poco de pelo para que comenzara a caminar. -Si, y eso te pone, admítelo- dijo de forma algo lasciva mientras se despedía con una gesto con la mano de sus compañeras de celda.
Camino por apenas unos minutos hasta la entrada del mercado negro. Por unos momentos, al sentir un olor a demonio nuevo, se le cruzo por su mente que su antiguo amo se hubiera arrepentido y le hubiera ido a buscar, por eso y solo por eso, una leve sonrisa se formo en sus labios. Sin embargo, rápidamente borro esta de ellos, negando con la cabeza. Eso no era posible, primero, porque aquel hombre en todos los años que había estado con el, jamas se había arrepentido de algo y segundo... Aquel olor, aunque era de demonio, no era de un demonio de sexo.


Suspiro pesadamente, ese maldito hombre que le había comprado... O mujer, aun no lo sabía, había arruinado todos sus planes de huida. Aunque bueno, siempre podría escaparse de su nuevo amo y quizás hasta sería mas fácil.
Llego hasta la entrada con una sonrisa algo burlona en los labios, alzando una ceja al notar al hombre y lo guapo que este era en realidad. -Oh...- dijo divertida, desprendiéndose del agarre del guardia y caminando hasta el otro. Al estar frente a el, rápidamente comenzó a flotar para llegar a la altura de su cabeza, mirándole directamente a los ojos con una sonrisa juguetona. -Así que tu me compraste? Gran equivocación... Aunque bueno, eres guapo, al menos voy a poder divertirme un poco- dijo entre coqueta y divertida, mirándole sonriente mientras sacaba un poco la lengua, riendo un poco. -No me digas nada, eres todo un sádico que va a encadenarme y darme látigos y esas cosas?- Dijo bromeando, aunque ella solía tener aquel humor que lograba poner incomoda a las personas. -Genial, me encanta lo duro, mientras mas rápido mejor. Claro, mientras mas rápido suceda digo yo... No vaya a ser que me entiendas mal y luego todo dure apenas 5 minutos, seria algo totalmente aburrido- Dijo. Ni siquiera había dejado hablar al otro y ya había desviado el tema totalmente a algo que no tenía nada que ver con nada, pero bueno, así era ella.
Finalmente, bajo hasta el suelo mirándole desde abajo, ya que el otro era bastante alto en realidad. -Eres muy alto- Dijo mirándole divertida, mientras sonría. -Me gustaría darme una ducha y comer algo como la gente, no vaya a ser que quieras tener una esclava sucia y que luego se te muera de hambre, no crees?- dijo sonriendo, mirándole. Quizás su mirada no pegara del todo con sus palabras, pero esta mirada era algo rebelde y altanera, para nada sumisa, o no, claro que no. Y tampoco lo iban a ser sus actos. Aunque realmente, con Ibuki jamas podría predecirse que es lo que sucedería. Un día ella podría ser totalmente rebelde, escapándose y al otro se quedaría solo por comodidad, aunque había algo que iba a suceder, y era por un tema de orgullo de ella, no iba a admitir, nunca al 100% que el era ahora su amo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tú te vienes conmigo [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Miér Jul 02, 2014 11:53 am

Hizo caso a la indicación del contrario y firmó en el lugar que le correspondía, después de eso no le quedaba otra opción que esperar pacientemente a que le entregaran su nuevo juguete. La diversión que posiblemente tuviera con ella se le antojaba deliciosa. Anduvo por el lugar con el fin de amenizar la espera, la cual se le estaba haciendo eterna. Algo irónico viniendo de un demonio como él con tantos siglos de existencia.

Al fin llegó. Una ladina sonrisa se dibujó en sus labios, observándola de arriba a abajo. No estaba mal, la verdad, era una chica agradable a la vista y esperó que también para el oído, pero no fue así. En cuanto mencionó aquel discurso no hizo más que fruncir el ceño, mas no de forma demasiado notoria. Le sostuvo la mirada en todo momento. Una mirada que transmitía de todo menos amabilidad. Se mantuvo con el cuerpo recto en todo momento, haciendo notoria su gran altura.

¿Has terminado ya con tus insulsas palabras? —preguntó de forma retórica cuando creyó que finalizó con su palabrería. Tenía intención de aclararle punto por punto—. En primer lugar, cuida tus palabras. Eres un ser inferior y debes respeto y sumisión a un superior. Además, pareces desconocer quién soy en realidad, pero ese tema lo trataremos en mi apartamento.

>> Ahora, dar latigazos es para novatos, en mi caso prefiero hacerlo todo con mis manos. Absolutamente todo.


Una macabra sonrisa apareció en sus labios en el momento de mencionar esas apalabras. Era totalmente cierto. Vale que le gustara fustigar a la gente, pero le era mucho más placentero infligir dolor con sus propias manos antes que usar objetos como aquellos.

Y no desesperes, procuraré que el dolor recorra tu cuerpo por varias semanas —sabía cómo hacerlo—. Las torturas tan cortas no tienen gracia, lo suyo es que el culpable sufra y se arrepienta de todo lo que ha hecho.

Alzó una ceja por todo aquello que pidió en un lapso de tiempo relativamente corto. Esstaba claro que no conocía aún su lugar. Ahora se encontraba en manos de Ethan, el mismísimo Astaroth bajo un psudónimo para evitar futuros problemas. Se acomodó un momento el sombrero y no apartó la mirada de la joven en ningún instante. Suspiró con cierta pesadez y se acercó a la joven, tomándola con brusquedad del brazo. Si le hacía daño que se aguantara.

Conoce tu lugar, pequeña —le dijo en tono grave, notándose su enfado. ¿Paciencia? Esa palabra no estaba en su diccionario—. Estás pidiendo demasiado para ser alguien de tu calaña. Te apañarás con las sobras y en lo que respecta a la ducha... con un buen manguerazo vas sobrada, pero como no hay patio allí donde vivo, dejaré que te des una ducha. Y que sea rápida, nada de dormirse en los laureles. ¿Te ha quedado claro?

Condiciones impuestas, propias de un demonio de su nivel.

Uno de mis ayudantes te enseñará a comportarte como es debido ante mi presencia. Tendrás que hacerle caso en todo lo que te indique ya que tiene mucha más experiencia que tú —mencionó, dándole un tirón de si brazo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tú te vienes conmigo [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 04, 2014 9:23 pm

Noto como el otro había fruncido el ceño ante todo lo que ella había dicho. Aquello hizo que sonriera bastante mientras hablaba e incluso en el medio se escapara una pequeña risa. Estaba algo acostumbrada a aquello, su antiguo amo también se molestaba cuando ella comenzaba a hablar y hablar sin parar, desviándose de temas una y otra vez. Sin embargo, cuando el tiempo ya había pasado, simplemente le ignoraba y le hacía oídos sordos. Ibuki incluso había llegado a pensar que le había tomado cariño, sin embargo ese pensamiento fue arrebatado de su mente... Y ahora se encontraba frente a un demonio nuevamente. Ese era el destino de ella al fin y al cabo, no? Servir a los demonios mayores que ella, por supuesto, no se sentía superior al otro para nada, su sangre y conciencia no se lo permitían, pero, al mismo tiempo, no iba a mostrarse débil o del todo sumisa frente a este. Ella misma se había dicho que al único al que tenía que servir era a su otro amo y, ahora que ya no estaba con el, era libre... Verdad?


Alzo una ceja cuando el otro le dijo aquello, sin siquiera borrar su sonrisa en ningún momento. -Como que insulsas? Mis palabras siempre son geniales- Dijo riendo un poco, mirando al otro tranquilamente, mientras le escuchaba y no hacia mas que asentir ante sus palabras, aunque su mirada rebelde y su sonrisa altanera y divertida aun seguían en sus labios en todo momento. 


-Todo con tus manos? Hm... Suena bien,. Aunque supongo que no harás absolutamente TODO – dijo, guiñándole un ojo de una forma quizás un tanto lasciva y coqueta. Si, había servido a un incubo por mucho tiempo y la perversión se le había pegado, además de que había desarrollado casi una adicción hacia el sexo.
-Por varias semanas incluso? Agh... - cerro los ojos por unos momentos, mordiéndose los labios. -Te escucho y me estremezco – dijo riendo divertida, mirando al otro tranquilamente y acercándose un poco mas a el. -coincidimos en eso... Sin embargo... Si buscas que yo me arrepienta por algo, estas en problemas – dijo a la par que se hundía de hombros, manteniendo en todo momento su sonrisa. 
Sin embargo, al escuchar el tono enfadado del otro, trago saliva de forma disimulada. Si, había logrado asustarle un poco, sin embargo, aunque había fruncido un poco el ceño, este nuevamente volvió a la normalidad, no iba a demostrar que se había asustado un poco, aunque de seguro el otro se había dado cuenta. -Oh... Bien, pero por lo menos tienes compañía con la que pueda divertirme, eso me agrada. Sera divertido jugar con tus otras sirvientes- dijo sonriendo, por supuesto no hablaba de juegos infantiles, aunque para ella el sexo no fuera mas que diversión. -Oh... Incluso podríamos bañarnos juntos, verdad?- dijo sonriendo, acercándose un poco mas a el y riendo un poco, flotando a su altura, aunque sin terminar de acercar su cara a la del otro, quizás un poco de temor o el respeto que corría por su cuerpo aunque no quisiera. -Ah...- Se quejo levemente cuando el otro tiro de su brazo, sintiendo un leve escalofrío ante la sorpresa del agarre, sin embargo como estaba flotando fue realmente fácil y liviano moverle, además de que le siguió sin chistar ni nada. -Por cierto, si voy a servirte y eso- dijo con un tono divertido, como si estuviera hablando de algo que no le importaba en realidad. -Como te llamas? Yo soy Ibuki... Aunque no te debe ni importar y ya lo debes de saber -dijo riendo un poco, mirándole tranquilamente y guiñándole un ojo al vendedor al salir de la tienda tranquilamente, silbando, como si la estuvieran sacando de paseo en realidad.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tú te vienes conmigo [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Mar Jul 15, 2014 2:56 pm

La joven diablilla era cuanto menos curiosa en su forma ser. Por un lado agradaba a Astaroth, mientras que por el otro lo molestaba un poco, pero bueno, la cuestión es que la enseñaría a comportarse ante su presencia en cuanto le revelara su verdadera identidad. Ahora mismo era Ethan Alexander, un asesino a suelto encubierto bajo la identidad de un importante empresario. Rió de forma grave cuando replicó por las palabras del demonio mayor.

Permíteme dudar de ello —estaba claro que la amabilidad no era su punto fuerte. En cualquier caso tampoco es que le importara demasiado.

La reacción de la joven ante sus palabras ciertamente llamó la atención del mayor. Mira, un punto a su favor, al menos los dos disfrutarían del encuentro, pero se encargaría de que el sufrimiento recorriera el cuerpo de la chica. Nunca había que subestimar el poder que poseía, aunque tuviera más límites de la cuente, cosa que no le agradaba en demasía. Desconocía si era su imaginación, pero la imagen que le dio la diablilla ante su amenaza fue la de una pequeña pervertida. Otro punto a favor de Ethan, así se desquitaría sin tener que batallar con una chica cerrada.

¿Te atreves a subestimarme, pequeña? Yo que tú no lo haría demasiado a menudo si no quieres permanecer a dos velas, pequeña pervertida —advirtió y sus advertencias no eran en vano, si lo decía lo hacía, así de claro. Era capaz de dejarla sin ningún tipo de placer por un largo tiempo. Él no tenía problema en desquitarse con una jovenzuela, o jovenzuelo, dependiendo de cómo le pillara el día.

El temo que recorrió el cuerpo de la diablilla no pasó desapercibido para Ethan, lo cual hizo que esbozara una ladina sonrisa. Le resultó enternecedora la joven. ¿Jugar con sus sirvientes? Eso jamás pasaría, más que nada porque eran demonios menores, incluso más que la propia diablilla, que únicamente se movían bajo las palabras y pensamientos de Ethan. Nunca hacían nada por su cuenta por temor a desaparecer de la forma más horrorosa posible.

Te será imposible jugar con ello, sólo se mueven si se los ordeno. Y si piensas jugar con ellos en el otro sentido, déjame decirte que no son nada agradables a la vista ni al tacto, ni tampoco al olfato —informó y emitió un ligero suspiro al mencionar lo de bañarse juntos—. No tengo problema en bañarme contigo, mis sirvientes ten en cuenta que no lo harán.

Estuvo por unir sus labios con los de la joven en cuanto se acercó de aquella forma, pero decidió mejor no hacerlo, no por el momento. Acto seguido la tomó violentamente del brazo, llevándola de allí en dirección a su apartamento. Fue bastante liviano a decir verdad, después de todo la joven estaba flotando grácilmente.

Ethan Alexander —se presentó con sequedad, tirando de ella—. En casa te diré un par de cosas importantes.

En cuanto llegaron a casa le revelaría su verdadera identidad para que fuera consciente de a lo que se atenía. En fin, en cuestión de minutos llegaron a su apartamento. Abrió la puerta y tiró a la joven hacia el interior. En todo el camino no mencionó una sola palabra. El demonio mayor se había molestado quizá más dela cuenta. Una vez se encontraron en el interior hizo que uno de sus sirvientes apareciera, ordenándole que preparara el baño en una lengua probablemente desconocida para la diablilla. El sirviente no poseía un cuerpo humano, era una alimaña bastante desagradable a la vista, y posiblemente también al olfato.

Bien, ya estamos aquí —miró a la joven con el ceño aún fruncido por lo ocurrido en la recepción del Mercado negro—. Lo primero de todo y más importante: mi identidad. No te la he mencionado en el Mercado negro para no generar problemas. Soy Astaroth, el gran Duque del Infierno bajo el seudónimo de Ethan Alexander. Como salga una sola palabra de tu boca con respecto a esto, te la arrancaré la lengua con mis propias manos y se la echaré a los perros. ¿Te ha quedado claro?

Mencionó, acercándose a la joven y metió sus dedos enguantados en la boca de la diablilla, tomando su lengua en aquel instante. Se la soltó casi en el momento y se retiró el guante manchado, dejándolo encima de la mesa.

Ahora, al fondo del pasillo tienes tu habitación. Puedes decorarla como quieras, en este instante sólo tiene una cama, nada más —informó, dejando el sombrero en el perchero—. Dentro de poco el baño estará listo. Si quieres que me bañe contigo sólo tienes que decírmelo —mencionó con tranquilidad, retirándose ahora la chaqueta—. Si por el contrario quieres bañarte sola, en cuanto salga el pequeño demonio puedes entrar tranquilamente.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tú te vienes conmigo [Compra MN]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 06, 2014 6:28 pm

Una vez salieron de la tienda, Ibuki siguió flotando mientras era arrastrada por el otro, riendo levemente. En realidad, no dejo de hablar en ningún momento, quizás lo que buscaba era molestar un poco al otro que, al contrario de ella, no dejo salir una sola palabra en todo el camino. No tardaron mucho en llegar al apartamento del otro y en cuanto esta abrió la puerta le arrojo al interior. Por la fuerza del otro y por estar ella flotando, avanzo un poco mas de lo que podría avanzar a alguien que empujen, sin embargo no recibió ningún daño en realidad y, solo para divertirse, hizo como que el empujón la tiraba hacia el sofá, donde se acostó divertida, mirando al otro.


-Oh... Tenías razón- dijo mirando a uno de los sirvientes de aquel demonio, quizás algo decepcionada ante lo feo que este era. No tardo en llevar una mano a su nariz por el olor que este tenía, mientras que en su otra mano hacía aparecer un perfumero y tiraba un poco de aquel perfume al ambiente. -Entonces solo podré divertirme contigo- dijo de forma coqueta, mientras se ponía a gatas sobre el sofá, moviéndose así hacia la otra punta, mirando al otro.
Cuando el otro hablo y revelo su identidad, una leve sonrisa se posiciono en sus labios, aunque a la vez en su interior corrían varias sensaciones y sentimientos. Tenía ganas de mostrarle a su antiguo amo que ahora estaba con alguien mucho mas poderoso que el y a su vez sentía algo de respeto y un poco de miedo. -Claro claro, ni una palabra- dijo mientras hacía como si cerrara sus labios con una cremallera y le guiñaba un ojo a su nuevo amo, riendo levemente.


Sin embargo, su risa paro cuando el otro se acerco a ella y le tomo la lengua con las manos. Por alguna razón, un leve sonrojo apareció en las mejillas de Ibuki, mientras sus ojos se abrían de par en par, mirándole. Al sentir como el otro sacaba su mano de la boca, movió esta un poco y le miro. -Eso no era necesario- dijo algo avergonzada, mirando hacia otro lado por un momento, buscando esconder el sonrojo que llevaba en sus mejillas en aquel momento.


Presto atención a lo siguiente que dijo, así que tendría su propia habitación y encima podría decorarla como quisiera? Eso era genial. Una sonrisa entre divertida y triunfante se coloco en las mejillas de Ibuki mientras ella comenzaba a flotar nuevamente, acercándose al otro y abrazándose del cuello de el, mirándole coqueta, aunque su sonrisa delataba sus intenciones divertidas, además de la locura que ella tenía. -Entonces nos bañaremos juntos... Yo se que tu también lo quieres, no lo niegues- dijo riendo un poco, mientras se giraba, dándole la espalda aun pegada a el, pegando esta al pecho del otro y recostando su cabeza sobre el hombro ajeno, divertida. -Que suerte tengo, me toco un amo poderoso y sexy, genial. Y para colmo el primer día ya voy a verlo desnudo, ge ni al – dijo separando la ultima palabras en silabas, mientras relamía sus labios de una forma pervertida. -Entonces voy a dormir en mi propia habitación... Bueno, pero no te sorprendas si a la noche me meto en tu cama para acosarte – bromeo, comenzando a separarse un poco del otro, riendo levemente.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Tú te vienes conmigo [Compra MN]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.