Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Conociéndonos. [Aengus Ógr]
Vie Sep 15, 2017 9:38 pm por Lyonett Schimdt

» Counter-offer | Kara
Miér Sep 13, 2017 6:11 am por Sebastian Morgenstern

» Lugares nuevos || Sebastian Morgenstern
Miér Sep 13, 2017 5:31 am por Sebastian Morgenstern

» Registros de esclavos del mercado negro
Jue Sep 07, 2017 4:48 am por Norihito Kurama

» Cambio de nombre [¿Duda?]
Miér Sep 06, 2017 6:12 pm por Lyonett Schimdt

» Registro de Personaje
Miér Sep 06, 2017 4:16 pm por Norihito Kurama

» Reglas para el rol
Miér Sep 06, 2017 3:39 pm por Norihito Kurama

» En el ojo del huracán [Noir]
Dom Sep 03, 2017 9:43 pm por Kanada Ikki

»  — PARALLEL WORLD — YAOI +18 - Afiliación ÉLITE
Vie Sep 01, 2017 3:43 am por Invitado

» Registro de Avatar [Nuevo]
Lun Ago 28, 2017 9:37 pm por Elizabeth Sallow

» Kara Logiealmond
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Priestess of Thunder [Lizzie ID]
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Al fin en casa [Priv.]
Lun Ago 21, 2017 2:02 am por Sentorea Shianus

» encuentro en un paraje helado (privado con Rusia)
Dom Ago 20, 2017 3:19 pm por Eigil

» Paseo en el parque[Priv. Ayana]
Dom Ago 20, 2017 6:36 am por Lucas Nex

» Como en una dulceria (Compra MN/posible 18+[?])
Sáb Ago 19, 2017 7:30 am por Yami

» Saludos amigos del foro
Sáb Ago 19, 2017 7:06 am por Yami

» No he muerto aunque mi Internet si
Mar Ago 15, 2017 5:31 am por Kanada Ikki


¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
City of Horror 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png  School Crazy School Deluxe NEW


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 14, 2014 12:14 pm

Primer día trabajando en aquel lugar, desde que había llegado a la cuidad no le había pasado nada bueno y aquel día parecía que estaba vació, para haber comenzado a trabajar no tenía mucho que hacer, aunque tenía la impresión que acabaría siendo el que estaría más tiempo trabajando, bueno al menos no era el único que se encontraba detrás de aquella ventanilla, llena de polvo que algún día acabaría limpiando si así conseguía ver mejor a los que entraban en el mercado y serían amos de aquellos seres, a su lado había un joven de cabello largo con ojos oscuros al igual que prendas, sin embargo, no le gustaba observar mucho a este, era aburrido además no parecía que sintiera la necesidad de hacer que otro más fuera su "amigo", que pensara que fuera un chico "bueno, gentil y que ayuda a los demás" para eso tenía a las mujeres que trabajaban allí y algunos esclavos pensaba era diferente, aunque no iba a negar que pensaría muy bien sobre si hacer que pensara también que podía confiar en el. El jefe de aquel lugar aunque fuera un joven parecía tener todo bajo control, aunque tenía que admitir que le gustaba más pensar que él podría ser mejor jefe que el que lo era ahora, pero eso ya lo hiría consiguiendo poco a poco, de momento se sentía bien teniendo aquel empleo, aunque fuera ahora un mortal conservaba su poderes y se iba adaptando rápidamente a la ciudad.

Durante un buen rato estuvo mirando la nada, escuchando el ruido que hacía alguien cerrando y abriendo los ficheros de los esclavos, seguía sin entrar nadie a la tienda, comenzaba a pensar que tal vez, los amos deseaban pensarse un poco más si tener un "ayudante" además de que tal vez y solo tal vez, los de la tienda tenia nuevos esclavos y que eran además de más limpios y cuidadosos, sus esclavos eran más tranquilos e interesantes, aunque solo eran pensamientos de aquel joven. De un momento a otro el que estaba a su lado salió del lugar - !oi¡ ¿donde vas?- con una sonrisa que iba de oreja a oreja dijo aquello mientras limpiaba con la mano un poco el polvo de su ventana, mirando fijamente al de cabello oscuro -es mi descanso, te lo dejo a ti novata- como había pensado desde que comenzó a trabajar en aquel lugar, le habían dejado solo para que atendiera a los que entrara, aunque por como iba el día no parecía que fuera a vender mucho aquella mañana, no podía evitar comenzar a pensar en los esclavos que no se vendieron mirando las fichas una por una, había seres bastante interesante así que solo había que esperar hasta que decidiera alguien entrar y llevárselos, aunque siempre había que hablar bien del producto aunque fuera de contrabando. "Elisabeth Dareon" una loba bastante interesante, pendiente de si el que la encargo vendría o no a recogerla, "Luna" un unicornio, bueno no le gustaban los seres que eran de luz o todo eso pero tenía que admitir que la joven tenía un bonito aspecto aunque se encontrara en aquel lugar, "Daiya Wilson" un chico bastante lindo, pero por su caracter era normal aun no tuviera amo, "Keik Lambert" otro ghoul, bastante brusco y parecía muy bien conservado, sería uno de esos esclavos que se venderian rápido, "Mae" una zorrita muy tierna, aunque como ya había dejado claro no era de los que le gustaban las cosas tiernas.

Luego de ver aquellos esclavos, tendría que ir a ver si se encontraban en su celda, pero de momento seguía leyendo, quienes no tenían amo o este no había decidido aun si quería comprarlo o no, "Ibuki" diablilla, demasiado bajita, no pensaba comprarse una raza que tendría que agacharse demasiado para poder besarla o divertirse con ella, !Espera¡ pensaba en comprarse uno de aquellos esclavos, bueno aun no había encontraba ninguno le gustase pero así no se le haría tan aburrido esperar a que alguien entrara de una vez a la tienda. "Derian una estrella, no, era lo que buscaba exactamente además el chico tenía a una joven que se interesaba por el así que pronto estaría comprado, "Andrea Logne" una mujer de cuerpo descomunal, pero si antes se le había olvidado ahora lo mencionaba en su cabeza, las mujeres no eran de su gusto, le gustaban más los chicos lindos y por ultimo estaba otra zorrita llamada "Michiru" ninguno le resultaba encantador, ninguno le gustaba, con aquello en las manos y un bolígrafo paso a las tras tienda comenzando a pasar por las celdas de estos seres, tachando uno a uno los nombre que estaban en la lista. Perfecto además de que nadie entraba allí tampoco ninguno de los esclavos ese día había decidido escaparse, tenía aun la esperanza de poder salir a buscar a esos seres y hacer que volvieran a la celda, sin embargo, ese pensamiento se quito de su mente al ver que no podría hacer eso, tendría que volver a aquella ventanilla y esperar que alguien decidiera o ir a por su esclavo o por fin comprar a los que estaban allí, pero al lado de la zorrita había un joven con el rostro tapado, encadenado a la pared por aquellos grilletes, ese joven no parecía fuera uno de los nuevos esclavos, ¿quien era? se acerco sin hacer demasiado ruido a su celda mientras comenzaba a buscar su foto entre todas las fichas que tenía entre sus manos.

Tras revisar varias fichas, lo encontro "Nikola Sjöberg" un ghoul, sin embargo, para ser otro ghoul no le parecía que fuera como los demás, parecía más siniestro, una leve sonrisa es poso en su labios mientras apartaba su ficha de las demás, era un chico perfecto, exactamente lo que buscaba, además con un aspecto que le dejaba boquiabierto, ojos llamativos, sin lugar a dudas aquel chico sería su nuevo "juguete" parecía que pudiera bromear y meterse mucho con él, El bolígrafo que había usado para tachar los nombres de los otros esclavos lo uso para rellenar aquellos formularios, solo era para dejar claro que no estaba en venta y dejar su ficha en la de los esclavos vendidos.

Nombre: Nikola Sjöberg
Raza: Ghoul
Número: #456
Ficha: http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/t7044-nikola-sjoberg-id

Nombre: Drozzen L. Tziolis
Esclavo: Nikola Sjöberg
Domicilio: Mansion Tziolis
Tipo de pago: Cheque
Firma: Tziolis

Con la llave de las celdas abrió aquella mientras miraba al joven con una gran sonrisa disfrutando de lo que iba a ser su nueva "marioneta" -levanta... Nikala Sjöberg has sido comprado- en ese momento se señalo a si mismo con el pulgar mientras con la mano donde tenía las llaves de sus grilletes comenzaba a jugar con ellas. acercándose un poco hasta él y agarrando a este del mentón con fuerza para verle mejor desde aquella posición -esperamos tengas una buena vida con tu amo y te comportes como debe ser- Comenzaba a hablar como si no hubiese sido él, el comprador de aquel joven pero solo quería hacer que se mantuviera tranquilo mientras terminaba todos los tramites, aunque se estaba sirviendo él mismo de estos. -Soy Drozzen L. Tziolis, para ti amo-


Vendido y Avisado
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

Mensaje por Invitado el Dom Jun 15, 2014 11:04 am

Hambre.

Eso era lo único que sentía en aquel preciso instante. Una inmensa sed de sangre invadía todo mi cuerpo. Mi respiración era agitada, necesitaba llevarme algo a la boca o sería peligroso para cualquiera que se acercase a mí. Esa era la razón principal por la cual me encontraba encadenado a la pared, con la máscara cubriéndome parte del rostro. La humillación que sufría en aquel mugriento lugar no tenía cabida, cada noche derramaba amargas lágrimas, perdiendo todas las esperanzas de salir de allí. ¿Cuánto tiempo más me pasaría encerrado entre estas cuatro paredes? Ni yo mismo lo sabía. Sólo cabía esperar que sucediera un milagro.

Apenas era capaz de moverme como era debido a causa de los grilletes que mantenían mis manos en mis espalda, evitando así que pudiera abrir la cremallera de la máscara. El ojo que tenía al descubierto permanecía normal por el momento. Color castaño y el blanco de los ojos de dicho color. Mi mirada se encontraba totalmente perdida en aquel mugriento suelo, el movimiento de mi fisonomía era leve, pudiéndose escuchar el sutil repiqueteo de las cadenas que me apresaban. Todo mi ser se mantenía ajeno a lo que ocurría a mi alrededor.

Esa ansia por tomar aunque sea algo de sangre se apoderaba cada vez más de mí, impidiéndome razonar. Poco a poco iba perdiendo el control de mi cuerpo, de mi pensamiento racional. Me estaba convirtiendo en el monstruo que realmente soy. El iris castaño de mi ojo se tornó rojo intenso, mientras que el blanco de los ojos adquiría un tono negruzco.

Mi respiración ya era capaz de oírse en aquella estancia, un leve rugido era audible debido al poco aire que me entraba en la máscara. Ignoré por completo la presencia de alguien mirándome y más cuando se acercó a mí. Estaba demasiado imbuido en mi desesperación. Cuando oí que había sido comprado, mi ojo se abrió de par en par, no me lo creía. Acto seguido fruncí el ceño y alcé mi furiosa mirada.

No juegues conmigo de esa manera —dije, desconocía si se me había entendido bien con la máscara—. No me gustan esas bromas.

En cuanto me tomó del mentón gruñí de forma sonora, clavando mi mirada en sus claros ojos. Cual perro comencé a salivar bajo aquella prenda que cubría mi boca. En un minuto perdí la cuenta de cuantas veces tragué. Realicé una fuerza impropia de mí para librarme de las cadenas y de los grilletes, probablemente me hice bastante daño, pero no lo sabría hasta que no me viera algún médico.

Le escuché presentarse y detuve mi forcejeo por un momento. ¿De verdad aquel hombre sería mi amo? ¿El que me sacaría de la inmundicia de aquel lugar? Aún seguía pensando que era una broma de mal gusto, por lo que de nuevo, retomé el forcejeo.

Me da igual quien seas —mencioné sin pensar en las posibles consecuencias de mis palabras, como ya dije, había perdido mi capacidad de raciocinio—, ahora sólo quiero comida.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

Mensaje por Invitado el Lun Jun 16, 2014 11:00 am

Aunque su voz estuviera siendo amortiguada por una mascara el joven de cabello azul podía entenderle perfectamente, tenía que admitir que el joven era valiente al hablarle de aquella forma pero ¿quien no lo haría si pensara que es una broma? pensaba en la mejor manera de mostrarle al joven que no se trataba de una broma, en realidad aquella vez era una de las pocas veces en la que el joven ángel caído hablaba muy enserio, sin embargo, no le creía. Acariciaba la mejilla de aquel joven de piel clara mientras escuchaba el melodioso sonido de las cadenas bailando por intentar soltar sus manos, que lindo era aquel chico, esas cadenas estaban pensadas para él, en pocas palabras, podría intentar soltarse todo lo que quisiera pero, no iba a conseguir nada. Aquel comentario hizo que la sonrisa del joven que se encontraba agarrando aun aquel mentón se volviera más de lado, así que no le importaba quien fuera, estaba claro que tendría que enseñar a aquel joven como tendría que tratar en realidad a su mano, aquellas cadenas podían con él así que estaba claro una vez decidiera llevárselo de aquella celda lo haría con esa cadena, elevo con fuerza el rostro del joven mientras con la mano que tenía libre se la coloco en el cuello con el dedo repasando este de arriba abajo mientras que la mano se encargaba de ver que tal grueso era. Le quedaría muy bien un lindo collar de pet, después de todo eso era, una linda mascota para quien lo comprara.

Su mano se aparto del cuello al escuchar lo del hambre, mirando de soslayo la última vez que habían dado de comer a aquella criatura. No era de extrañar que tuviera hambre, hacían ya unas cuantas semanas desde la última vez, suponía que era por estar entre los esclavos nuevos que nadie se daba cuenta de quien era, o si estaba o no allí, con un suave movimiento saco un pequeño frasco donde guardaba algo de sangre, si tenía hambre no iba a permitir que su mascota acabara desmayándose todo el rato, además le necesitaba con toda la energía posible. Con suavidad bajo aquella mascara pudiendo ver así aquellos labios, abriendo aquel frasco y poniéndoselo en los labios con suavidad. -Aquí tienes- era mejor si no decía de quien era esa sangre. Haría algo que hiciera que el joven comprendiera que no estaba bromeando, estaba siendo sincero, aquellas bromas las dejaría para más tarde, cuando ya llevara más tiempo trabajando en aquel lúgubre lugar, pero de mientras podría esperar. Le soltó el mentón al joven mientras ahora agarraba su cabello con fuerza y hacía que elevara todo lo posible su cabeza, haciendo que la manera de beberse aquel líquido carmesí fuera un poco más brusca, -tendré que mostrarte que no bromeo- su voz sonaba bastante contenta por pensar en algo que le hiciera comprender ahora le pertenecía, tras acabar de darle aquel líquido rompió aquel frasco contra la pared, mientras levantaba un poco al joven. Su lengua paso con suavidad por sus labios mientras acababa de saborear la sangre que había tomado segundos antes. Cuando estaba a punto de hacer que aquel cabello claro estuviera más enganchado a su mano por el entrelace de sus dedos, escucho el sonar de la puerta, aquella campana significaba dos cosas, o que había vuelto su compañero o alguien había decidido por fin entrar a comprar uno de todos aquellos esclavos.

Soltó el cabello del joven mientras le miraba de soslayo, sería una divertida forma demostrarle que no estaba jugando con él, mostrandole a aquella persona que había entrado, en ese momento no le importaba si se trataba de un cliente o su compañero solo quería dejarle claro al de ojos extraños y atrayentes, como debía hablar con su amo. Con las llaves que tenía en la mano soltó al joven de la pared, sin embargo, ahora las cadenas que le sujetaban estaban en las manos del ángel. Sus mano hicieron un fuerte movimiento intentando que el joven se levantara, sacando a este de la celda de aquella forma tan vergonzosa, su sonrisa cada pequeño movimiento que hacía era mucho más amplia, tenía que admitir que la hacía bastante tiempo desde que jugaba así con una raza que para él, era inferior. Al parecer era una joven con cabellos oscuros y solo había entrado a la tienda para recoger los papeles de su compra, papeleo que se dejo en aquel lugar, sentó al joven delante de la ventanilla mientras le daba a la chica los papeles, espero hasta que esta se dio la vuelta y agarro de la camisa al chico, mirándole a los ojos y rompiendo su camisa para dejar ver aquel cuerpo, aquel blanco cuerpo, parecía uno de esos chico que con darle un pequeño empujón o pegarle con suavidad le salían las marcas, su mano paso por su mascara mientras se la dejaba bajada mirando las expresiones que podía hacer el joven ghoul con sus movimientos, posando aquella palma en su pecho y acariciando este de arriba abajo, su boca se acerco a la del joven mientras mordía con fuerza su labio inferior. Junto sus labios con aquel ghoul mientras se encajaban para morder aquel labio que tenía bajo sus dientes, -soy tu amo, por eso empieza a hablar con un poco más de respeto, ¿o quieres que te haga ir a casa desnudo y a cuatro patas? - sin ninguna duda aquello si era lo que estaba buscando.

De un momento a otro el joven de cabello oscuro que le había dejado volvió, entrando de forma elegante a aquel lugar -¿que tal tu primer día y solo novato?- agarro de nuevo aquellos mechones claro del joven ghoul mientras recibía al joven con una sonrisa y señalaba a este, -bastante bien, he decidido quedarme con este- En aquel momento el joven parecía que había cambiado su forma de tratarlo, ahora sonreía de oreja a oreja, mientras elevaba suavemente la cabeza de joven, intentando no hacerle demasiado daño, tendría suerte aquel chico, ahora que su compañero estaba a su lado no podría hacerle nada malo, sin embargo, las paredes eran gruesas entre una ventanilla y otra y solo se podían comunicar mediante unos teléfonos, así que podría escuchar y hablar con aquel ser sin que supiera de que era su tema de conversación, aun con la sonrisa en su rostro jalo un poco más aquellos mechones para que le mirara, -¿te ha quedado claro Nikola? ese nombre es muy lindo para una jovencita como tú, aunque te pegaría más perrita o muñeco- sus ojos mostraban lo enojado que se encontraba ahora con el joven por aquel comentario, ¿que buscaba? tal vez que se pusiera a llorar o simplemente un "perdón amo" con alguna de esas dos cosas, el joven ángel caído se sentiría satisfecho, después de todo, eso era lo que más le gustaba, que un lindo chico como lo era aquel ghoul comenzara a comprender que ya no podía comportarse como una "bestia". Su libertad había sido comprada.

Mientras esperaba las respuesta del joven, los ojos de aquel ser se quedaban fijos en el reloj colgado en la pared, mientras que su mente pensaba en cual le quedaría mejor a su mascota, ¿que cadenas le apresarían mejor?¿que grilletes le compraría una vez saliera de aquel lugar?

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 21, 2014 10:07 am

Mis gruñidos se seguían escuchando con fuerza en aquella estancia. No hacía falta ser un adivino para saber que la presencia de aquella persona no me estaba gustando para nada, lo malo es que ahora parecía que iba a ser mi amo. Al menos eso es lo que había dicho, aún no lo creía, ya me habían hecho esta broma un par de veces. Es como el cuento del lobo. De tanto repetir “que viene el lobo, que viene el lobo”, cuando el lobo hacía su aparición nadie le creía. Eso es básicamente lo que me estaba pasando en ese instante. Continuaba forcejeando, intentando librarme de las cadenas que me apresaban, las acciones de aquella persona me estaba poniendo nervioso.

Abrí mi ojo de par en par cuando observé aquel frasco con sangre en su interior. ¿De quién era esa sangre? ¿De verdad me la iba a dar? Esto cada vez se estaba volviendo más extraño. Desconocía por completo las acciones del contrario y eso me ponía de los nervios, y posiblemente más enfadado que hace tan solo un par de segundos. En un principio me mostré reacio a tomar aquel fluido carmesí. Sospechaba que tuviera algo que me dañara interiormente. El contrario bajó mi máscara y sentí la presión del frasco sobre mis labios, acto seguido noté el dulce sabor a cobre invadir mis papilas gustativas. Nada me importaba ahora, ignoraba los riesgos, una vez que la sangre entraba en contacto con mis papilas, todo lo que estuviera ya se podría ir alejando de mi lado.

Tosí bruscamente cuando el contrario me tomó del cabello, levantando mi cabeza. No me lo esperé para nada. Una pequeña cantidad resbaló por mi rostro, cayendo en la camisa que llevaba puesta. Acto seguido escuché el sonido del frasco romperse. ¿Por qué? Necesitaba más. Necesitaba ese fluido y me había quedado con más ganas, pero al menos me había calmado bastante pues mi gruñido ya no era tan sonoro, parecía incluso hasta un ronroneo. Una vez el hombre se acercó a mí, cerré los ojos con fuerza, entonces fue cuando sentí su húmeda lengua sobre mis labios.

Calma, Nikola… No lo hagas…

Me repetí a mí mismo, reprimiendo las ganas de darle un mordisco.

No es buena idea que hagas eso —dije casi con temor a lo que pudiera hacerme, pero en cuanto vi que alguien irrumpió, suspiré aliviado. Quizá con esa persona cerca de nosotros no me hiciera nada malo.

Aquel ser de cabellos azulados me desencadenó de la pared, mas no lo hizo de las manos. ¿Por qué no me soltaba de una vez? No tenía ningún pensamiento de escaparme. Una vez me hubo desencadenado de la pared, sentí el tirón que propinó para que me levantase del suelo. Cabe destacar que casi me doy de bruces contra dicha superficie. En ese momento me sentí como un vulgar objeto, me encontraba sentado delante de la ventanilla, con la mirada agachada suavemente y maldiciendo internamente mi condición. 

La sangre que me ofreció ya estaba haciendo su efecto, ya no mostraba mi orbe rojo con fondo negro, sino que regresó a la normalidad, tornándose marrón. La bestia de mi interior se estaba marchando poco a poco, menos mal. Sus acciones, todo en él me estaba indicando que tuviera todo el cuidado del mundo al tratar con él. Abrí mi ojo de par en par por la rotura innecesaria —a mi parecer— de mi camisa. respiré agitadamente y un suave sonrojo apareció en mis mejillas, ya me mostraba como era en realidad, un joven sumiso. Acto seguido sentí una fuerte presión en el labio, pero nada más. Fruncí ligeramente el entrecejo y me dejé hacer por temor a lo que pudiera ocurrir. Cerré mi ojo con fuerza, esperando que aquello finalizase de una vez por todas.

No, no quiero eso... —musité, observándolo a los ojos para luego, en cuestión de milésimas de segundos, apartarla. No quería sostenerle demasiado la mirada.

Fui a comentar algo más, pero me quedé con las palabras en la boca en cuanto la persona que se encargó de los papeles de mi compra irrumpió de nuevo en la sala. En ese momento me percaté del cambio de actitud de mi ahora amo. Lo miré extrañado y a la vez molesto, pero no lo dejé entrever demasiado, sólo la extrañeza. El tirón que sentí de mi cabello ya no era tan notorio, era más bien suave. Di un ligero respingo cuando Drozzen me habló de nuevo y asentí tímidamente con la cabeza.

Sí. Perdóname... —aquella palabra, 'amo', se me estaba atravesando de una manera inigualable, anhelaba escupirla pero al parecer casi que era imposible—... amo —al fin. Con las palabras siguientes no quise decir nada, era mejor no entrar al trapo—. Me portaré bien. 

Una sonrisa nerviosa se dibujó en mis labios y cerré mi ojo, con la firme intención de hacer mi gesto más patente. Estaba nervioso, sí. ¿Acaso no estaba claro? Tenía que pedirle varias cosas, mas no me atrevía a hacerlo. Lo suyo es hacer de tripas corazón y adelante, pero... ¿Cómo se lo tomará? Sólo hay una forma de averiguarlo, y esa forma es planteando la interrogante.

Amo Drozzen —¿Por qué tengo que decir esas cosas? No me gusta—, cuando lleguemos a casa, si no es mucha molestia... me gustaría darme una ducha. Seguro que mi olor no es demasiado agradable. Eso y... —consideraba mi siguiente petición demasiado pedir, pero bueno, habrá que armarse de valor—... necesito algo de ropa, me apaño con muy poco.

Sólo esperaba que no se tomara aquella petición al pie de la letra. Con una camiseta y un pantalón ya iba bien. Cuando finalicé lo miré con timidez a los ojos, mostrando aquella suave sonrisa en mis labios.


Última edición por Nikola Sjöberg el Lun Jun 30, 2014 5:26 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2014 10:52 am

El sonido de su voz hizo que el ángel caído abriera los ojos de par en par, realmente suculento, no podía evitar querer dejar claro de quien era ese joven ahora, sus ojos se centraron en el pecho del joven mirando la pared de aquella tienda mientras aun tenía la sonrisa en sus labios. Sabía que el joven ghoul era listo si no en aquel momento no habría apartado la mirada de sus orbes morados después de todo eran realmente atrayentes para las demás razas, mirando de vez en cuando el reloj de la pared asintiendo con la cabeza -por supuesto Nikola, puedes tomar un baño en cuanto lleguemos a casa y además no te preocupes ya tengo ropa para ti preparada- como si fuera tan tierno como un cordero se comportaba aquel joven con el pensamiento en otra parte, en aquel instante era mejor que nadie supiera lo que le pasaba por la cabeza a aquel joven, muchas formas de apresar al Nikola, a aquel chico que por su rostro y carácter no podía evitar ver como alguien más indefenso, sus orbes morados quedaron por un instante casi inotorio clavados en el reloj, como queriendo hacer así que el tiempo se diera más prisa, mirando de soslayo la puerta por la que por mucho que quisiera nadie entraba, era un día aburrido para ser el primer día, esperaba una vez hubiese empezado ese trabajo tendría un montón de cosas por hacer, pero tenía que soportar no hacerlas. Terminando de rellenar algunos formularios para poder llevarse al ghoul ese día.

Cogiendo algunos papeles que eran información sobre el joven, solo las copias ya que lo demás debía guardarlo y por último una firma, con una gran sonrisa hizo aquella firma mirando ahora de soslayo al joven ghoul, esperando paciente a que el reloj marcara la hora de salida, aquella era le segunda vez que iba a revisar si los esclavos seguían en las jaulas, tachando por segunda vez los nombres de todos y poniendo una pequeña marca al lado del de el joven Nikola, queriendo dejar claro así que ya había sido comprado. Cuando se quiso dar cuenta ya era hora de salir de aquel lugar, cogiendo al ghoul de las cadenas que aun no le había quitado, para ahora con aquellas llaves hacer que esas gruesas cadenas cayeran al suelo, agarrando al joven de las caderas. Ya era hora de irse a casa, después de todo ahora pertenecía a él, a su hogar. El joven tenía suerte de haber caído tan buen al ángel caído como para sacarlo y llevarlo a su mansión, para los demás era una gran joven pero aquel chico conocería al verdadero ángel. En un principio lo pensó, ¿porque no había nacido siendo demonio? soportaba mejor las diabluras, le gustaba hacer que las personas perdieran todo lo bueno que tenía, sin embargo también le gustaba cuando le decían lo fantástico que era, con aquel pensamiento comenzó a caminar hasta salir del mercado, bajando con suavidad al ghoul al suelo y seguir caminando esperando que le siguiera muy de cerca. Mientras miraba las tiendas que iban pasando no podía evitar querer comprarle alguna al joven, había bastantes que resultaban muy bonitas, además al imaginarse como le quedarían aquellas prendes al joven una sonrisa ladina apareció en aquel rostro. -Creo deberíamos pasar antes por algún veterinario para asegurar que no te han hecho demasiado daño.

En ese instante agarro con sutileza las muñecas de su acompañante, casi arrastrándole a un veterinario que él conocía, mirando las galletas que allí tenían, las correas y algunos collares, observando fijamente todos los animales que allí había, una leve sonrisa apareció en el rostro del joven, parecía que se alegraba de volver a ver a aquel joven, pero solo se estaba riendo del ghoul, cualquiera que le viera en aquel instante y conociera al ángel caído, sabía perfectamente que aquel lugar era solo para animales, sin embargo por eso le había llevado, el joven que atendía a esos animales, era también un compañero que había tenido hace tiempo, incluso se podría pensar que eran íntimos amigos. -Nikola ve a ver que te hagan el chequeo habitual- dejo la muñeca del de cabellos claros, mientras seguía mirando aquellos juguetes, la tentación de comprar un no desaparecía y cada vez que miraba de soslayo al ghoul más ganas tenía de poner algo en aquel cuello, su piel era clara así que un color oscuro le vendría mejor a aquel chico. Antes de que pudiera darse cuenta un collar se hallaba en sus manos, mirando la escritura que le había puesto "propiedad de Drozzen", poniéndole aquello al ghoul pasaría una total vergüenza, era cruel que se lo pusiera, pues por eso mismo se lo iba a poner, esperando en los pasillos que habían cerca de la habitación en donde estaban revisando al joven, aunque seguramente solo sería suciedad y el chico le acabara contando que le diera porciones más grandes de comida, aquel cuerpo. Le había echado un vistazo, era perfecto pero en cierta forma si debía comer algo más, ¿más sangre? ¿podía alimentarse de otras cosas también? suponía que si, por eso tenía algunas copias del joven para saber como era de especial su esclavo, sin embargo no quería usar esas cosas.

Le resultaba algo estúpido, tarde o temprano el joven se lo acabaría diciendo, así que solo leyó algunas de sus cosas, su nombre y apellido, sus gustos, sus disgustos, pocas cosas en realidad, Dejando aquel "regalo" en la bolsa, sentándose en una de esas sillas, esperando con los ojos cerrados a que saliera, aunque no había hecho nada en aquella mañana se encontraba algo cansado, era demasiado curioso, bueno seria por el aspecto de aquel lugar, la penumbra y el dolor se veía solo con echar un vistazo a las paredes así que era normal se encontrará tan cansado, era como si le hubiesen quitado la energía, el tiempo que se había quedado allí dentro.


Spoiler:
Perdón por la tardanza pero ya esta c:
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2014 6:28 pm

Ladee la cabeza, un tanto extrañado cuando mencionó que tenía ropa preparada para mí. ¿Acaso ya tenía en mente adquirirme en aquel lugar? No me había percatado de su presencia. Espera… La persona que se encontraba con nosotros dijo algo de su primer día. Entonces… ¿Qué clase de ropa me tendría preparada aquella persona? Ciertamente me desconcertaba un poco ya que se podría tratar de cualquier cosa. Mi imaginación voló e indagó terrenos peligroso, muy peligrosos. No me agradaría llevar ropa de ese estilo. Esbocé una leve sonrisa cuando aceptó a que me diera una ducha al llegar a casa.

Gracias —musité, manteniendo la mirada apartada de él. Mientras tanto jugueteaba con las cadenas que me apresaban, generando un gracioso y a la vez molesto repiqueteo, pero no tenía otra cosa que hacer.

Suspiré.

Suspiré pesadamente ante la larga espera. Quería largarme ya de allí, aunque me fuera con aquel hombre, sólo quería perder de vista las cuatro paredes que me estaban rodeando, aunque quizá jamás vaya a hacerlo puesto que Drozzen trabaja en el Mercado negro. Y ahora vuelvo a hacer la misma pregunta de siempre… ¿Acaso se puede tener más mala suerte? Yo creo que no, pero en fin, toca aguantarse. Llegó  un momento incluso en el que los párpados me pesaban una barbaridad. Parecía que la sangre que me había hecho beber me tranquilizó hasta tal punto.

El sonido de las pesadas cadenas impactar contra el suelo hicieron que despertara de mi sueño dando un gracioso respingo. Apenas me dio tiempo a pronunciar palabra cuando me encontré siendo tomado por las caderas. Podía andar, pero bueno, si le hacía ilusión… En ese instante me percaté de que la movilidad de uno de mis brazos se vio mermada en el momento en el que traté de aferrarme a mi amo para evitar cualquier posible caída. Sí, me había hecho daño al haber tirado de la cadena cuando me hallaba aún dentro de la celda. Sabía que me había pasado algo pero todavía no tenía ni la menor idea de lo que me pasaba. Al igual que con una ligera hinchazón en mi tobillo del cual me percaté hace apenas unos minutos. Probablemente me lo habría torcido en algún momento, ignoro cuándo.

Drozzen me dejó en el suelo al salir de aquel lugar, por fin pude respirar aire limpio y no el hediondo tufo que emitía el interior del edificio. Posiblemente muchos no eran capaces de apreciarlo en su totalidad, pero al parecer mi olfato estaba un poco más desarrollado. En fin, me detuve un momento cuando sentí la suave brisa acariciar mi suave piel, dejando que mi amo fuese delante sin apenas darme cuenta. Arranqué a correr y me posicioné a su lado en un santiamén. Por ahora no quería enfadarlo.

¿¡Un veterinario!? —mi sorpresa fue tanta que me fue imposible retenerla en mi mente. ¿En serio me iba a llevar a un veterinario?—. No es por molestar ni nada parecido pero… creo que lo que yo necesito es un médico, no un veterinario. Además, no soy un animal. Soy una… persona —eso último lo dudaba en cierto modo.

Me atreví a decir y al instante me tomó de las muñecas. Perfecto. Estaba decidido a llevarme a ese lugar. Nota mental: A Drozzen le gusta humillarme. Eso es lo que pasaba por mi mente en esos instantes. Sin opción de persuasión alguna me llevó hasta el veterinario. El nerviosismo y la vergüenza se apoderaban de mí en ese instante. Observaba a la gente del lugar que se encontraban con sus animales, esperando la consulta, y ellas me miraban a mí, extrañadas porque me localizara allí. Rápidamente aparté la mirada, atendiendo a la orden que me había impuesto el hombre y me dispuse a hacerme ese chequeo veterinario. ¡Dios, era ridículo!

Al cabo de unos larguísimos minutos salí de la consulta con el siguiente diagnóstico: una luxación de hombro y un importante esguince de tobillo. Lo que no había puesto es que poseía insensibilidad congénita al dolor. Supuse que tras leer lo que había escrito en el papel preguntaría algo al respecto.

Ya estoy aquí, esto es lo que me han dicho —acto seguido le entregué la hoja con el diagnóstico. Cualquiera diría que tenía un importante esguince en el tobillo, caminaba con total normalidad al carecer de la sensación de dolor—. ¿Podemos irnos de aquí ya? No paran de mirarme y eso no me gusta.

El hombre portaba una bolsa. Una parte de mí quería saber lo que se hallaba dentro, mientras que otra era mejor dejarlo todo como estaba. Pero conociéndome no tardaría demasiado en preguntar al respecto, la curiosidad me podía más que otra cosa en el mundo. Bueno, en realidad mi sed de sangre sí que podía conmigo, de ahí que tuviera que llevar la máscara.

¿Qué es lo que hay dentro de esa bolsa? —al final terminé por preguntar, señalando el objeto que había mencionado en ese instante.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

Mensaje por Invitado el Miér Jul 09, 2014 1:22 pm

La reacción del joven era perfecta, pensó en ese momento que no había sido tan mala idea hacerle llevado a aquel lugar, le gustaba ver como el joven se avergonzaba de lo que había hecho el ángel caído, agarrando al joven del mentón con suavidad, -es un regalo para ti Niko- sonrió suavemente mientras repasaba los formularios del veterinario, no parecía que estuviera tan mal como decían aquellos papeles, de todas formas tendría cuidado con el chico y le cambiaría las vendas una vez llegaran a casa, agarro de las caderas al joven de nuevo y comenzó a caminar mirando algunas de las tiendas que por allí estaban -pruébate esto- le entrego lo que había dentro de aquella bolsa, aquel lindo collar, o por lo menos al ángel le parecía totalmente perfecto para aquel sujeto, ¿que iba a ordenarle primero? se pregunto a si mismo mientras comenzaba a mirar algunas tiendas solo para estar seguro de donde podía acabar comprando alguna que otra prenda para el chico. Había algunas que otra tienda que debía admitir que estaba bien pensado lo que en algunos de esos escaparates había expuesto, además la idea de que el joven de cara bonita tuviera un traje de mayordomo o solo una leve camisa por encima le comenzaba a encender.

En un abrir y cerrar de ojos llegaron a aquella mansión de la que el joven de ojos violetas era dueño, un mayordomo salió como si nada de aquel portón mientras comenzaba a recibir al mayor, con solo un movimiento de sus manos los que le había rodeados solo hicieron un leve movimiento de inclinación para luego dejar al joven que estuviera un poco tranquilo, nada más paso por aquellas puertas dejo a Nikola en el suelo con una leve sonrisa, unas chicas que por allí trabajaban comenzaron a reír y correr por la mansión buscando a otras para contarles a quien había traído el joven, aquellas chicas en cierta forma se sentían un poco celosas por aquel de cabellos claros, después de todo tenía alguien nuevo con quien jugar que no fuera ellas. Si, así es las jóvenes que trabajaban para aquel chico solo estaban ejerciendo aquel trabajo por el aspecto de este, por poder verle en la mañana o en el baño, sin embargo ahora había un chico más en aquella casa, lo que les supondría algo totalmente complicado, después de todo sabían que aquel chico de orbes morados tenía preferencia hacía los chicos lindos y maldito fuera aquel de orbes oscuro, aunque la mascara tapara gran parte de su rostro seguía viéndose perfectamente bien. Un ser que parecía el mismísimo adonis, los labios del mayor se abrieron para comenzar a pronunciar unas palabras. -¡Arale! ¡Shiro! vengan aquí ahora mismo- dos nombres salieron de estos labios. De repente delante de aquel joven aparecieron dos gemelos con una gran sonrisa mientras acariciaban un poco al joven de cabellos blancos, intentando de esta manera darle la bienvenida -Niko, estos son Arale y Shiro serán tus sirvientes personales, te acompañaran en todo momento y ellos indicaran donde se encuentra el baño para que puedas darte una ducha-

Después de decir aquello el joven solo se quitó un poco la camisa y camino en dirección a su habitación esperando que le explicaran todo lo que el joven debía hacer a partir de aquel momento, ahora le pertenecía al ángel caído, con una gran sonrisa los jóvenes se acercaron a Nikola y comenzaron a mirarle por los lados, buscando algún defecto en este, aunque sabían que si era Drozzen quien le había comprado no era posible que tuviera una simple anomalía que fuera extraña o estuviera mal.

Shiro: -Nikola-sama debe saber algunas de las reglas que tiene Drozzen-sama, la primera es no se permite hacer ruido, cuando llega de trabajar al joven amo le gusta mantenerse tranquilo así que mantenga la voz baja o sus labios sellados- con un movimiento de caderas los dos se inclinaron hacía delante mientras comenzaban a hacer aquel gesto de que se mantuviera callado, esperando que a el joven le quedara claro y comenzaran a hablar más bajo a partir de aquel momento.

Arale: - la segunda regla es llevar siempre puesto lo que Drozzen-sama desee ponerte, para Drozzen-sama solo eres una muñeca que puede usar y vestir como quiera así que le pedimos que solo le deje elegir su ropa y la lleve sin provocarle ninguna pelea al amo - una leve risa salió de los labios de los gemelos mientras el de cabellos más largo le agarraba de una mano a Nikola.

Shiro: - Drozzen-sama crea reglas nuevas según vamos avanzando pero de momento son esas dos, espero sea bueno con nuestro querido amo, siganos, por aquí es el lugar para que se pueda dar un baño relajante- en aquel momento los jóvenes se agarraron de las manos y comenzaron a ir saltando hasta una gran puerta donde esperaron a los lados de esta que el joven de la mascara entrara.

Spoiler:
Puedes usar a los gemelos como más te guste c:
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

Mensaje por Invitado el Jue Jul 10, 2014 3:05 pm

Eso de un regalo para mí sinceramente me daba miedo. A saber lo que contenía esa bolsa, aunque a juzgar por el lugar seguro que algo para mascotas, eso estaba claro. Sonreí con ligereza cuando me tomó del mentón y entrecerré la mirada, mostrándome sumiso. Entonces, de nuevo fui cogido por aquel hombre. Al menos no me haría caminar para que mi esguince empeorara, era un punto positivo. Lo que ya casi no pude soportar fue que me hizo entrega de lo que había contenido en la bolsa. Se trataba de un collar de perro. Alcé una ceja y no tuve otra opción que ponérmelo, quizás en casa me lo retirara para no sufrir más humillación por su parte.

Una vez llegamos observé la ostentosa mansión. ¿De verdad vivía ahí? Después de todo llevaría una calidad de vida relativamente buena, nunca se sabe lo que esconde el hombre de cabellos claros dentro de esa mansión. Me aferré a sus ropas cuando el mayor se inclinó para saludar al mayordomo que nos dio la bienvenida. No dije nada en ningún momento, me mantuve callado, aferrado aún en el suelo a las ropas ajenas como si fuese un niño pequeño que estaba asustado. Sinceramente no sé porqué lo hice, fue un acto reflejo. Las chicas corrían y reían, y eso no me agradaba en absoluto, por lo que fruncí el ceño con suavidad. Me tendría que acostumbrar a ello.

Me sorprendí cuando de repente vi aparecer a aquellos dos gemelos delante de mí, incluso hasta estuve a punto de esconderme detrás de Drozzen cual animal atemorizado, pero no, me mantuve aferrado a sus ropas, dejándome hacer por los gemelos.

¿Mis sirvientes personales? —pregunté atónito, retirándome la máscara para mostrar mis labios y así hacer que se me escuchara mucho mejor—. Imagino que serán de confianza...

Murmuré por lo bajo, observando como el mayor se marchaba, poniendo rumbo a su habitación. ¿En serio me iba a dejar con aquellos dos chicos? Ambos me observaban y escrutaban mi cuerpo, posiblemente para encontrar alguna anomalía. En cuanto me retirase el vendaje del tobillo verían una hermosa inflamación. Escuché lo que ambos me tenían que decir y asentí con la cabeza ante la primera regla.

"Para Drozzen-sama solo eres una muñeca que puede usar y vestir como quiera"

Esa frase me marcó. Hizo que agachara la cabeza y entrecerrara mi mirada. Alcé una mano y la llevé a mi máscara, retirándola ya por completo de mi cuello y dejándola en el suelo. En el fondo sabía que ese era mi destino, así que no tenía caso que me afectara de aquella forma.

Está bien, todo entendido —suspiré profundamente y me mantuve callado. Acto seguido me dispuse a seguirlos hasta el cuarto de baño.

Una vez nos encontramos allí y sin apenas vacilar, me dirigí hacia el portón, abriéndolo y divisando la estancia. Invitaba a quedarse allí todo el día, arrugándose como una pasa dentro de la bañera. ¿Podría acostumbrarme a vivir como si fuera una muñeca? Sin pensarlo dos veces me encaminé hacia la bañera y abrí el grifo, dejado que el agua fluyera y llenara el mueble.

¿De verdad él sólo me ve como una muñeca? —mencioné quedo al tiempo que me retiraba la ropa con tranquilidad, observando como la bañera se iba llenando poco a poco. Sentí las miradas de ambos posarse sobre mi cuerpo, pero ahora mismo no me importaba en absoluto—. Bueno, físicamente no siento dolor, así que tampoco estoy muy alejado de ser una muñeca.

Demostré visualmente aquel curioso detalle en cuanto me retiré el vendaje del tobillo, viéndose la articulación bastante inflamada y en cambio la tenía bien apoyada en el suelo, como si no tuviera nada.

Y por favor, no me miréis mucho —mencioné en el momento en que fui a meterme dentro de la bañera, no sintiendo bien del todo la calidez del agua, sólo sentía su tacto—. Me da vergüenza...

Murmuré y me sonrojé, acomodándome dentro de aquel fluido, cubriendo mis labios. Demostrando mi vergüenza al verme en ese estado realicé graciosamente burbujas con la boca al tiempo que le echaba sutiles miradas a los gemelos.

Por cierto... —los miré y emergí un poco la cabeza del agua para poder hablar correctamente—. ¿Qué sois ambos aparte de ser gemelos?

Pregunté con cierta curiosidad al respecto.

Spoiler:
Mejor que los manejes tú, si lo hago yo haría un estropicio xDD
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Para que esperar si puedo tenerlo en este instante {Compra }

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.