Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Paseo en el parque[Priv. Ayana]
Ayer a las 2:36 pm por Lucas Nex

» Una noche para no olvidar (priv-Momo)
Dom Nov 19, 2017 5:53 am por Lynette Bishop

» Un pueblo no tan fantasma. (priv: Eigil)
Dom Nov 12, 2017 5:47 am por Rusia

» Al fin en casa [Priv.]
Dom Nov 05, 2017 1:22 am por Sentorea Shianus

» Reglas para el rol
Lun Oct 30, 2017 12:53 am por Ayla

» Counter-offer | Kara
Vie Oct 27, 2017 2:02 pm por Kara Ku-Sith

» Crawl on Your Belly | Lyonett
Jue Oct 26, 2017 11:54 am por Sebastian Morgenstern

» Conociéndonos. [Aengus Ógr]
Mar Oct 24, 2017 1:51 am por Aengus Óg

» Describe al de arriba por el avatar
Mar Oct 17, 2017 2:37 am por Aengus Óg

» Emergecia?
Jue Oct 12, 2017 9:33 pm por Aleksandra Sanya V. Lit

» Ausencia hasta el lunes < 3
Jue Oct 12, 2017 8:03 pm por Lyonett Schimdt

» Venga, vamos a jugar [priv.]
Lun Oct 02, 2017 10:19 pm por Skadi

» En el ojo del huracán [Noir]
Dom Sep 24, 2017 4:47 am por Noir

» Lugares nuevos || Sebastian Morgenstern
Miér Sep 13, 2017 5:31 am por Sebastian Morgenstern

» Registros de esclavos del mercado negro
Jue Sep 07, 2017 4:48 am por Norihito Kurama

» Cambio de nombre [¿Duda?]
Miér Sep 06, 2017 6:12 pm por Lyonett Schimdt

» Registro de Personaje
Miér Sep 06, 2017 4:16 pm por Norihito Kurama

»  — PARALLEL WORLD — YAOI +18 - Afiliación ÉLITE
Vie Sep 01, 2017 3:43 am por Invitado


¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.

Los posteadores más activos del mes
Ayana Hizuki
 
Lucas Nex
 
Momo
 
Rusia
 
Sentorea Shianus
 
Lynette Bishop
 











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
City of Horror 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png  School Crazy School Deluxe NEW


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Miér Mar 19, 2014 6:47 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Para cuando paso cerca de una semana y media Brenda era consciente que Yasu había comprado ciertas cosas para poder  estar con ella con ese plus de responsabilidad. Y no era que ella no quisiera que eso pasara, no lo estaba atrasando ni mucho menos, solo que no habían tenido ese “momento” especial para que ellos pudieran proceder, pues entre: Alex, Muri, el trabajo de Yasu y el estudio de Brenda el día solía ser agotador, para ambos. De esa forma el llegar a tener algún tipo de roce mas intimo ella simplemente lo veía algo lejano… aunque se había cerciorado de hurgar un poco hasta encontrar los  condones, verificando que estuvieran muy lejos de caducar...
Los días anteriores había recibo un par de llamadas de su padre, escuchándole un tanto enfermo pero el se excusaba diciendo que acaba de llegar y que solo estaba cansado del día de trabajo. Pero al momento que Brenda pedía hablar con sus hermanos  ese decía que estaban dormidos o que estaban donde los vecinos. Cosa que la ponía a dudar, lejos de poder hacer mucho siguió centrada en sus estudios recibiendo parte de la beca del mes a medio día estando en la universidad… por la mañana se había acostumbrado a viajar con Yasu donde él se bajaba antes que ella, incluso Ales le había vuelto hablar luego de ignorarle completamente la primera semana desde su regreso. Y ese día en especial Alex había sentido la necesidad de pegarse todo el día a Brenda que era obvio no tenían ninguna clase junta pero eso no evito que incluso se quedara con ella en la biblioteca… - sabes Brenda, deberíamos pasarnos a una carrera juntas… - y Brenda con tanta atención junta se sentía cohibida. Pues andar con Alex quería decir que todo el día no iba a poder estar tranquila con Miss Simpatía a su lado. – No Alex, sabes cómo funciona esto – y es que ya habían tenido esa conversación como muchas otras, solo que Alex pensaba que de la noche a la mañana ella iba a querer cambiar de carrera o incluso ir con ella a alguna actividad de porristas extrañas. – pero sabes… aun no hemos hablado de aquel día… es decir ya ni si quiera puedo presionarte para que acepte que se han estado besando porque vi demasiado esa noche… y tu sin la parte de arriba de la ropa… - incluso bufo con cierta molestia, Brenda se había ocultado debajo de los libros colocándose unas hojas de la materia en el rostro – y no creas que no e veo debajo de esas hojas… porque también vi un paquete de condones… Brenda de verdad… de verdad han estado haciendo cosas… ¿en qué momento? – incluso se había inclinado hacia adelante corriendo los libros y jalando de las hojas con las que Brenda se ocultaba. – no quiero hablar de eso Alex, y no, no hemos hecho nada la caja está cerrada… - aunque para Alex el que la caja estuviera cerrada no significaba que no hubieran hecho nada. – y déjame estudiar… aquí es el único lugar donde tus seguidores no vienen porque se quemarían en el acto – dejo caer las hojas y Alex solo suspiro recargándose en la silla – eres tan aburrida a veces, no me dices nada… aunque es lo mismo de todo el tiempo no se porque me molesto – y tenía toda la razón.
Brenda estiro una mano y le dio unos leves golpecitos en la mano, a pesar de que no le decía nada se expresaba de otras maneras y era por eso que Alex no perdía la dulzura de carácter todo el tiempo. Antes de que ella pudiera seguir hablando por el alta voces de la universidad se escucho retumbar como llamaban a Brenda con apellidos y número de identificación. - ¿robaste un examen? – claro porque eso era muy coherente con Brenda – si claro Alex, y luego lo vendí por cincuenta dólares – recogió los libros y hojas guardándolas en el bolso, con una Alex que ya estaba de pie para acompañarla aunque ella no quisiera.
Varias personas conocían a Brenda y al verla pasar se quedaban murmurando cosas suponiendo del porque la llamada. Al llegar a la dirección señalaron a Alex para que se quedara en la misma – usted no ha sido llamada señorita Alexandra, y espero y sienta cómoda en los sillones de espera – la secretaria tomo a Brenda de los hombros y la hizo pasar dejando a Alex mal humorada por no poder entrar con ella. Para cuando entro el director estaba sentado en su gran silla haciéndola sentir pequeña pues que ella supiera no había realizado ningún acto de vandalismo.  Le indico que se sentara y así lo hizo… luego de diez minutos aproximadamente Brenda salió un poco alterada con papeles en las manos. Que de inmediato se los entrego a Alex – me tengo que ir, dale eso a mis profesores me tengo que ir papá está en el hospital… y mis hermanos están solos… debo irme – y eso era lo único que decía mientras ambas salían y Alex trataba de retenerla para que le explicara cosa que no lograba hacer pues esta ya iba directo hacia la salida - ¡Brenda! Detente! ¡YA! – y al gritar ella hizo caso pero su rostro estaba pálido – no puede irte sola, y yo no me quedare con ese mono pervertido en el departamento, ve a la panadería y llévatelo aunque debe de estar trabajando… si no puede acompañarte lo soportare y le daré bananas…
A ella se le había olvidado Yasu, tenía planeado irse sin recoger ropa ni nada, pues en casa aun tenía algo de ropa y si no se pondría la de sus hermanos. Pero si tenía que ir por Yasu, debían de ir al departamento, podrían tomar el autobús que seguramente tardaría más de tres horas en llegar… ya que ella vivía a dos ciudades de distancia y si había ido a Sakurai era porque había sido el único lugar donde la habían becado. Asintió con la cabeza a Alex que la había abrazado y besado en las mejillas antes de irse. Tomo el autobús para ir más rápido y bajándose frente a la panadería. Donde entro con un par de lágrimas en las mejillas. La señora la reconoció de inmediato ofreciéndole un vaso con agua mientras gritaba el nombre de Yasu para que se presentara al frente donde Brenda se tomaba todo el vaso con agua y lo devolvía.  
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo


Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 14, 2014 10:51 am

El cuerpo se le erizo al escucharla gemir con tanta claridad al tiempo que sentía como entraba completamente en ella de esa forma un tanto brusca que le hizo ahogar un pequeño sonido producto del placer que ese descuido le acababa de propinar.  Se sentía de maravilla al estar por primera vez dentro,  era una calidez diferente que presionaba y cubría por completo su miembro con nuevas sensaciones.  Pero eso era sólo de su parte aun le faltaba saber sobre Brenda a quien no había dejado de mirar ni un segundo estando preocupado por lo que ella estuviera sintiendo  –Lo siento- apenas y se escucho su voz después que ella le pidiera un momento. Observándola con el pecho moviéndosele  en cada respiración, con la piel de su rostro luciendo diferente no estaba muy seguro de que tan bueno o malo eran sus reacciones pero la seguía sosteniendo firmemente de sus caderas porque de lo que si estaba seguro es que no quería dejarla ir tan pronto.  Por suerte fue cuestión de segundos que ella correspondiera de nuevo a sus deseos con sus leves meneos..  - Si, así estas bien… sigue- le dijo sin poder ocultar en su voz lo mucho que le estaba gustando al sentir todo el placer multiplicándose con cada uno de sus movimientos y conforme ella le fue dando velocidad a los mismos él comenzó acompañarla siguiéndole el ritmo, aplicando un poco más de fuerza  con cada gemido que ella dejaba ir. Desde su lugar tenia una vista espectacular pero que poco tiempo después tuvo que sacrificar al cerrar los ojos por su creciente excitación.  Conocía su cuerpo y sabia que no podría mantenerse así por mucho tiempo pronto llegaría a su clímax, era una sensación que cada vez estaba mas y mas cerca…  pero antes de que pudiera llegar repentinamente se detuvo junto con ella.  Volvió a abrir los ojos estando incluso mas agitado que Brenda, tomó una bocanada de aire para relajarse aprovechando que el ritmo se había hecho mas lento, no quería terminar tan pronto pues deseaba que ella disfrutara de su amor por el mayor tiempo, hasta que quedara satisfecha de ser posible.  Amor… sin duda era una palabra que involucraba demasiado por eso no se había atrevido a mencionarla hasta ahora,  y tal vez aun no lo haría en los días venideros, pero lo que hacían en ese momento no era solo sexo casual ni nada de esas cosas que se hacen solo por el gusto de sentir placer, lo que ellos hacían estaba lleno de valiosos sentimientos unidos al igual que ellos y que terminaban convergiendo en la muestra del amor en su máxima expresión, o al menos eso era lo que Yasu sentía.

Subió sus manos a su espalda acariciándola despacio reduciendo al mínimo sus movimientos pélvicos  esperando con paciencia por ella para adueñarse como nunca de sus labios, mas no logro su cometido.  Lejos de decepcionarse por lo sucedido disfrutó de las muy estimulantes caricias que se combinaban con un sentimiento de gracia al verla curiosearle de esa forma “inocente”. Continuo admirándola hasta que ella decidió seguir en donde se habían quedado, sintiendo Yasu como en esta ocasión el interior de Brenda cedía más rápido ante su presencia gozando de todo lo que ella podía hacerle experimentar.  Al instante la obedeció y se levanto hasta hacerse de sus labios, sus cuerpos se acomodaron casi por si mismos lo que hizo que su miembro llegara aun mas profundo, la envolvió con sus brazos para continuar acariciándola de esa forma manteniéndola lo mas cerca posible de su cuerpo, deslizando también su cola lentamente por sus piernas. Dejando que ella llevara por completo el ritmo de la penetración fue soltando sus labios para volver a ocuparse de sus pechos, primero con mucha delicadeza para después seguir de una manera mas intensa que aunque no la lastimaba si le dejaría algunas marcas que tardarían unos días en desaparecer.

Había notado que Brenda ya se estaba con más confianza sobre él y al parecer tampoco había mucho dolor, ahora estaba mas seguro de que él podría tomar el control… la sostuvo de la cintura deteniéndola  y dándole un pequeño beso –Quiero que te acuestes- le dijo mientras la levantaba un poco haciéndole mas fácil separarse. Cuando la tuvo acostada como al principio, él se puso encima dejando que ella acomodara sus piernas como se sintiera más cómoda para enseguida comenzar a moverse  haciendo que su miembro entrara y saliera de ella ágilmente mientras la besaba.  Aun estaba empezando a conocer las reacciones del cuerpo de Brenda y no sabia que es lo que le haría experimentar mas placer por lo que fue combinando diferentes movimientos en busca del que mas le gustara.  Entre cortos, largos, de abajo hacia arriba, adelante hacia atrás y varias combinaciones fue haciendo los movimientos cada vez más vigorosos llegando así rápidamente al punto donde ya no tuvo vuelta atrás, sintiendo un placer tal que se le hizo imposible seguir besándola.  Movió su rostro  a un lado de ella, apretando con fuerza las sabanas dejando salir algunos gemidos mezclados con los sonidos de su rápida respiración al tiempo que instintivamente daba unos últimos y aun mas fuertes  empujes pélvicos en cada contracción con la que su miembro se iba liberando de todo su contenido haciéndole estremecerse al sentir el máximo placer y satisfacción de toda su vida.

Sus músculos y todo su cuerpo, que aun le hervía, comenzó a relajársele enseguida mientras él se mantuvo quieto unos segundos para recuperarse de todo lo que acababa de sentir.  Estaba completamente satisfecho pero Brenda  ¿a ella le habría gustado o había sido demasiado rápido?  Levanto un poco el cuerpo para mirarla en busca de su respuesta  sacando también su miembro que le sentia palpitar, de ella pues tampoco debía tardar mucho en retirar el preservativo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Vie Mayo 16, 2014 4:10 am

Nada más importaba, sus labios saboreaban los ajenos, con lentitud pero asegurándose de abarcar todo lo que podía. Sentía su cabello pegado a su cuello efecto de algo que no había notado. No sentía que hubiera hecho algún esfuerzo para llegar a transpirar o quizás solo no lo había notado, al estar de esa forma ella misma se levantó despacio siguiendo con los movimientos anteriores, mordía su labio pues una parte de ella aún se mantenía con pudor y sentía cierta vergüenza al sentir la presión de los labios de Yasu sobre sus pechos. Soltó un pequeño suspiro cuando este le levanto y haciendo caso se acostó en la cama, mantuvo sus piernas en un ángulo quizás de noventa. Mantuvo sus ojos cerrados mientras respondía a sus besos… sentía que su cuerpo más acalorado, y se sentía fuera de sí. Sus dedos presionaron con fuerza la espalda de Yasu por reflejo de lo que estaba sintiendo, su espalda se arqueo tanto como pudo y de haber tenido la boca desocupada, hubiera llegado hacer un sonido realmente fuerte, gimió entre los labios de Yasu, justo antes de que este se separara dejando que sus dedos de los pies fueran lo único que tocara la cama antes de dejarlos como estaban antes. Sus piernas temblaban  ligeramente pero se sentía realmente bien, como si todo lo malo del día hubiera valido la pena solo para pasar ese momento con Yasu, de sus labios no dejaron de escaparse aquellos pequeños gemidos, uno más fuerte al sentir como Yasu terminaba de presionarse contra ella de esa forma, la que había leído… leído… pero ahora había sentido como era o a medias por las razones obvias de usar protección. Lo sintió relajarse y ella se permitió también hacerlo, acariciando su espalda hasta llegar a su abdomen en el momento que se había levantado…
Sentía sus mejillas aun sonrojadas pero se sentía segura de mirarle, ¿Cómo no se iba a sentir segura? Sus ojos seguían viéndose adormilados por defecto, pero alcanzo sus labios antes de que se apartara más… ¿Qué debía de seguir ahora? ¿Dormir? Estaba mucha más despierta que nunca, no creía que aquello fuera una opción. Lo dejo apartarse, mientras ella fue cerrando sus piernas y avanzaba hacia arriba de la cama. Donde sintió lo frías que estaban las sabanas lo que hizo que se quejara en voz baja. Supuso que el iría a tirar lo que debía de tirar a algún lugar o dejarlo en un lugar no visible, el baño estaba lejos y salir podía ser arriesgado – de-déjalo… - volvió a moverse al borde de la cama, ahí más cerca de Yasu – creo que hay pañuelos desechables… - murmuro bajándose de la cama, sentía ciertamente extraño el caminar… no había leído nada de eso pero tampoco iba a salir para ir a cerciorarse al baño. Camino despacio para evitar sentir aquel roce entre sus piernas, pero se sentía aún más…
Llego al mueble y saco la caja de pañuelos desechables, sacando algunos para volver con Yasu. Y dárselos – déjalos a la vista para que los tires mañana a la basura – y es que ella no se iba hacer cargo de eso. Se sentó en el borde la cama, con las piernas bien juntas, estirando la mano para tomar una almohada y abrazarla, sintiendo como estaba igual de fría que el resto de las sabanas.  Se quedó con la mirada fija en él, en sus ojos en sí. ¿Qué debía de decirle? – No quiero dormir Yasu… - ¿y si él quería dormir? Sería mejor decirle de una que no quería dormir… volvió su mirada al suelo, donde estaban las ropas de ambos… ¿y vestirse? Se mordió el labio pensando pero se dio por vencida y simplemente se dejó caer en la cama – Yasu… tengo frio – la cama si era mucho más grande que en la que normalmente dormían los dos como un par de salchichas. – ven conmigo… - y podía ser que estaba más exigente que de costumbre, ahora se sentía con el derecho y no porque el fuera legalmente de ella por ser un regalo… si no por lo que había sentido al estar con el…

 
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 22, 2014 5:47 am

Se sentó a un lado de la cama para quitarse el preservativo y antes de que pudiera pensar en donde dejarlo Brenda le indico que debería hacer, envolviéndolo en un par de pañuelos para después limpiarse con otro situando todo en el suelo cerca de la cama.  –Los voy a dejar aquí- le aviso regresando la vista hacia ella tratando de adivinar que es lo que ahora estaría pasando por su mente al mirarlo.  –Esta  bien, creo que yo tampoco quiero dormir…- ni estaba muy seguro de que es lo que ahora quería hacer.  Ya estaba recogiendo las ropas de ambos  después de ver a Brenda mirarlas y decirle que tenia frio, soltándolas de inmediato cuando lo llamó.  
–Primero dame eso- le dijo tomando la almohada y haciéndola a un lado con suavidad inclinándose para darle un beso en cada una de sus mejillas que aun parecían conservar un leve rubor, luego se acomodó junto a ella abrazándola por un lado y acercándola hasta que quedo muy junto a él cubriendo entonces parte de sus cuerpos con una de las sabanas que habían removido hace unos momentos sin darse cuenta.  Se sentía  muy bien estar con ella de esa forma solamente rodeados por el silencio de la noche tan tranquila, ya lo necesitaban  después del día tan agitado que les había tocado vivir y si lo pensaba ya se les estaba volviendo común tener días asi.  –Espero que todas las noches que tengamos que pasar aquí en tu casa sean como esta- murmuro manteniendo una pequeña sonrisa  un poco en broma, aunque en realidad si deseaba que fuera así en gran parte por lo que acababan de hacer pero también era bueno estar sin la presión de la escuela o bajo la mira de Alex.  Había empezado a acariciarla lentamente casi sin mover la mano sintiendo pasar su piel con la yema de sus dedos.  – ¿Sigues teniendo frio?- Quería que estuviera lo mas cómoda posible, ella le había hecho sentir tantas cosas tan agradables que le hacían sentir feliz como nunca, una felicidad diferente  como si ahora ya no fuera el de antes, algo inexplicable…  todo gracias a ella, le debía mucho y haría lo posible por hacerla feliz.

-¿Cómo te sientes? Bueno… es que… ¿No te lastime?- Según su percepción no le parecía que lo hubiera hecho pero tenia que cerciorarse de que ella hubiera sentido algo parecido a él o que al menos no hubiera sentido dolor y se encontrara bien  pues sabia que la primera vez en las mujeres era un asunto un tanto mas complicado y delicado que para un hombre. - si es así… o si hice algo que no te gustó, no debes tener pena en decirme- le costaba algo decirle esas cosas pero recordaba haber leído en algún lugar que también era bueno tener ese tipo de comunicación en pareja y tenia que sacarse esas dudas antes de continuar.
De repente entre todo el silencio se escucho una puerta abrirse seguida de algunos pasos que se iban alejando  lo que puso en alerta a Yasu, podría decirse que estaban fuera de peligro porque tenían el seguro pero era suficiente con que alguno de los hermanos bajara para que se diera cuenta que él no estaba en el sofá donde se supone debería estar  y si tampoco veían a Brenda… lo mejor seria estar preparados.  Se removió un poco de su lugar indicándole a Brenda con un ademan que no hiciera ruido, quería escuchar si comenzaban a llamarla o algo que le advirtiera que ella debía salir, por él seria fácil decir que estaba fuera o cualquier otra excusa creíble.  Momentos después los pasos regresaron cesando tras el sonido de la puerta cerrándose, probablemente alguno de los hermanos hubiera ido al baño entre sueños y no habría mas problema. esperó unos instantes más antes de relajarse y mirar a Brenda –Al parecer no hay de que preocuparnos- hablando muy bajo haciendo una pausa para después continuar con mas seguridad -Creo que ya podemos seguir-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Miér Mayo 28, 2014 4:36 am

Por el momento no sentía ningún tipo de dolor. Quizás aun estaba en el calor del momento, donde su cuerpo estaba caliente y sudoroso muy extraño para ella, pues también se encontraba algo cansada, no se suponía que terminara así o quizás si por el esfuerzo. Ella disfrutaba de encontrarse de esa forma con él, no era diferente a como si tuvieran ropa, no sentía mucha vergüenza de abrazarlo de esa forma, pero en el momento que escucho aquel rechinido conocido se paralizo, ¿Qué pasaba si sus hermanos querían entrar? Qué pasaría si era el más pequeño pidiéndole entrar a la cama… antes pasaban esas cosas, solían dormir los tres en una sola cama, en especial los días lluviosos… pero no paso más de aquel rechinido, ella suspiro y se acurruco aun mas, mirando únicamente su pecho para evitar miradas. – cuando despertemos mañana me daré cuenta si me duele o no alguna parte en concreto, por el momento no me duele nada… solo sentí un poco raro, ya después nada – hablaba con seguridad de lo que decía, sin timidez pues de todas formas estaba evitando verle a los ojos, mantenía su rubor en las mejillas, pero cada minuto que pasara se encontraba más relajada, con ganas de ducharse, pues ella no había llegado a ducharse por cierta pereza aunque en ese momento sentía ganas de hacerlo, pero no quería romper el momento que estaba siendo realmente grato.
-          Cuando hagamos más cosas… me asegurare de decirte lo que me está gustando o no… hoy fue sencillo ¿no? – como podía definirlo como sencillo si sabia pocas cosas relacionadas a ese tipo de actividades, incluso lo poco que sabia quedaba muy largo de lo que habían hecho hacia solo unos minutos. Si ella hubiera hecho algo mal, de esa forma se quedaría. La idea de preguntarle lo mismo a el se quedo son en su cabeza pues no se atrevía a preguntarlo y en cambio solo levanto la cabeza lo suficiente para encontrar los labios de él y depositar un beso pequeño, deteniéndose en su mirada un momento - ¿Por qué debemos esperar hasta mañana? ¿no podemos hacerlo de nuevo? ¿ahora? – pregunto con una chispa llena de curiosidad en sus ojos tristones. En las películas siempre pasaban esas cosas, en los libros pasaban pero todo era de una página donde la siguiente estaba en blanco y pasaban al siguiente capítulo cuando ya habían pasado algunos días.
Había subido una de sus piernas a las de él, intentando prensarle de esa forma, andando por el pecho de él hasta apartarle el cabello un poco, pues seguía pensando que un corto no le haría mal a nadie pero el simplemente no quería. Y así se veía guapo para ella – tienes mucho pelo… - murmuro antes de acercarse a su cuello y besarlo un par de veces antes de morderle, haciendo algo de presión para que el quedara con la espalda sobre la cama y ella quedara con medio cuerpo sobre él, y claro con la sabana cubriéndole solo desde donde terminaba la espalda hacia abajo.

Y pensó que ese era el momento justo para decirle lo que había ocurrido con Ned… quizás lo tomaría distraído. – Yasu… - le llamo mientras mordía el lóbulo de su oreja, viéndole por el rabillo del ojo. Si lo llegaba a decir también podría terminar siendo toda una mala noche. Cerro sus ojos y se tumbo en la cama, cubriéndose bien todo el cuerpo – no creo que sea buena idea desvelarnos mucho… puede que papá pregunte el motivo y no sé, no sé qué cosas podrían responder mis hermanos, porque si el que salió bajo y no te vio se debe de hacer ideas que estaremos durmiendo juntos y… bueno no quiero hacer que el viaje no sea bonito para ti, es demasiado cargoso soportar a mi padre de mal humor. 
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 30, 2014 5:11 am

No estaba seguro de que pensar y eso comenzaba a preocuparle puesto que no le era tan fácil interpretar cosas como “sentir un poco raro” o “fue sencillo” y tampoco parecían muy buenos calificativos para lo que acababan de hacer, además que le decepcionaba un poco el que Brenda no estuviera segura de si algo le hubiera gustado.  Pero después del corto beso al seguirla escuchando  inevitablemente se le ilumino el rostro con una gran sonrisa -¿Lo dices en serio?- si ella quería repetirlo en ese momento significaba que malo no había sido y que tal vez solo no se había sabido explicar  –Claro que podemos y  hasta nos sirve de practica para que ya no sea tan sencillo- agrego sin ocultar lo mucho que le complacía esa petición. No había tardado en entrar en calor pues ya se encontraba latente mientras estaban acostados sintiendo el contacto directo de sus cuerpos, esperando por una señal para enseguida activar de nuevo sus sentidos como recién había ocurrido. Soltó una pequeña risa cuando le aparto el cabello, ella no le había dejado tiempo para pensar  en que decirle  al ocuparse enseguida de su cuello, Yasu volvió a acariciarla sin moderación cerrando los ojos para disfrutar mas de las atenciones que Brenda le estaba dando, en verdad le fascinaba lo que le hacia sentir con esas mordidas.

-¿Si?- le pregunto abriendo los ojos que enseguida la buscaron al dejar de sentirla, incorporándose hacia ella al notar que se tapaba. Mientras la escuchaba hablar deslizaba una de sus manos sobre su cuerpo cubierto pero que aun así le permitía sentir más que cuando estaba vestida – El viaje ya esta siendo mucho mejor de lo que esperaba, nada de lo que pase podría hacerlo malo después de esto…-  claro que lo decía porque no tenia ninguna intensión de parar lo que habían empezado ni se imaginaba lo que en realidad había pasado con Ned ni le preocupaba lo que fueran a decirles los hermanos ni el Padre porque esas eran cosas que no ocupaban su pensamientos en ese preciso momento. Dirigió sus caricias de su abdomen hacia sus pechos presionando un poco  para sentirla mejor a través de la sabana. -Y una vez que regresemos a Sakurai las cosas serán como antes, no tendremos mucho tiempo ni privacidad- fue subiendo su mano hasta sostener la orilla de la sabana, besándole los labios mientras la despojaba poco a poco de ella.  

-Por eso creo que hay que aprovechar esta noche porque no podemos estar seguros de si los demás días de verdad podremos seguir así- le dijo separándose para poder mirarla a los ojos desviando luego la mirada hacia su cuerpo donde la sabana había quedado cubriendo a medias la parte inferior, se corrió un poco  hacia atrás para poder quitarla por completo dejándola a un lado. Empezó por acariciar desde lo mas lejano de sus piernas  subiendo y subiendo pasando por sus muslos hasta llegar a sus caderas donde se centro entre sus piernas, separándolas lo suficiente para poder ver como era el interior de aquella zona que tanto placer le había brindado,  cedió a la tentación de tocarla haciéndolo con mucha delicadeza, moviendo sus dedos suavemente alrededor,  la sensación que le dejaba era muy diferente y mucho mas cálida que al tocar el resto de su cuerpo. No quiso adentrarse mucho mas y prosiguió con su camino subiendo por su cuerpo, acomodándose encima de ella besando en todas partes donde pasaba hasta llegar a sus labios donde se detuvo al encontrarse con su mirada –Me encantan tus ojos,  también tus labios… toda tu eres perfecta…  me haces imposible detenerme ahora- y deseoso volvió a besarla.
 Ansiaba demasiado seguir sintiéndola al recordar lo mucho que le había gustado la forma en que ella lo había tocado antes,  sin dejar de  besarla busco por la mano de Brenda  tomándola y llevándola hacia su miembro para revivir  esa sensación tan placentera…  Yasu no quería dejarle posibilidad alguna de retroceder.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Miér Jun 04, 2014 3:48 am

No tiempo y no privacidad, eso era algo seguro que no tendrían, o quizás con esos días fuera Alex se le bajara el mal humor y les dejara tener sus momentos de intimidad. Que de seguro tampoco serian mucho debido a la universidad, y al trabajo de Yasu… ella suspiro al sentir hacia donde se dirigían las caricias, mirándole a la vez que se mordía el labio, tocándola de esa forma tan liberal, ella pensaba que quizás le haría caso el de acostarse a dormir, no había pensado que pudiera seguir y seguir en eso… pero su cuerpo reacciono, con algo de morbo mas por la confianza que él estaba teniendo con ella… sintió como la seguridad de la sabana le dejaba, estaba consciente de que Yasu le estaba hablando pero no le prestaba la suficiente atención, encontrándose distraída por las caricias de él, mantuvo las piernas como él las coloco, inclinándose un poco para ver qué era lo que hacía, sintiendo un escalofrió recorrerle el cuerpo en reacción de sus caricias en su intimidad…
Correspondió a su beso una vez más, volviendo a tener un poco más de atención a sus palabras. – pero… pero yo no quería… - murmuro antes de besarle de nuevo, no quería, había pensado en dormirse y esperar al siguiente día. Pero eso había sido unos minutos atrás, supuso que era lo que quería al llevar su mano hacia más abajo, y mientras le besaba no dudo en hacerlo, aunque muy diferente a los leves toques anteriores, movió sus pequeños dedos hasta rodearle el miembro, acariciándole de arriba hacia abajo con suavidad, si él ya le había hecho muchas cosas  a ella era justo que ahora a ella le tocara darle atenciones, aunque no sabía de muchas formas... dejo de besarle, removiéndose debajo de él, incluso empujándole un poco con la mano que tenia desocupada para que él se apartara solo un poco hacia arriba, y así ella usar ambas manos. Sentía el sonrojo en las mejillas mientras con ambas manos le acariciaba de forma lenta, atenta a cada punto sin apartar la mirada de la parte baja por unos escasos minutos, hasta que tuvo el valor suficiente de alzar la vista con una idea en la cabeza – Yasu… -  lo beso corto en los labios, una, dos y tres veces – ¿yo puedo bajar? – no sabía por qué preguntarlo, si de todas formas de a poco le dejo de tocar, pasando sus manos al pecho de él para empujarle despacio y así ella salirse de donde estaba.

Sentía que el corazón se le salía del pecho, viendo a Yasu mientras daba unos golpecitos en la cama para que él se acostara. Se aparto el cabello del rostro y para cuando él se acostó, le sonrió – cierra los ojos… - pues de esa forma le sería menos difícil hacer lo que estaba pensando en hacerle. Se tomo el tiempo para comprobar de que los había cerrado bien. Se movió en la cama en la distancia adecuada para luego agachar su cuerpo, y volver a brindarle aquellas caricias – no los abras… no hasta dentro de un ratito – le volvió a pedir, pero era casi que una orden. Acerco lo suficientemente el rostro cerrando sus propios ojos a causa de los nervios y sin pensarlo más, ladeo la cabeza y lamio solo un poco. Dándose el tiempo de registrar aquel sabor en su cabeza. Lo volvió hacer, pero de diferente forma, a lo largo del mismo despacio… lo hizo de nuevo, dos veces más para acostumbrarse y poder abrir los ojos, deseando solo que su corazón no se le fuera a salir del pecho en el momento que le coloco en su boca, solo “la puntita” bando o introduciéndole poco a poco dentro de su boca, no llegando a mucho antes de sacarle, y volver a las lamidas, pero mas rápidas, con más confianza de lo que estaba haciendo, bien podía decirle si no le gustaba. 
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Lun Jun 09, 2014 10:48 am

Aunque no le parecía muy convencida por suerte Brenda no hizo mucho por oponerse y  al contrario de lo que pensó estaba cooperando bastante, tocándolo incluso mucho mejor que la primera vez. Se sentía tan bien que poco le importo que ella dejara sus labios para centrarse completamente más abajo, a lo que Yasu ladeo algo la cabeza para poder mirar también.
-¿Bajar?-  repitió haciéndose a un lado para sentarse sin entender a que se refería, normalmente era mas hábil pero en ese momento no se encontraba en un estado en el pudiera pensar con total claridad.  Enseguida se acostó mirándola curioso, aun mas cuando ella le sonrió, no cuestiono sus palabras y obediente cerro los ojos listo para seguirle el juego ya haciéndose una leve idea de lo que iba a pasar -De acuerdo, no los abriré- le aclaro con una sonrisa al sentir de nuevo sus manos, normalmente Brenda  era algo mas tímida y aunque era parte de las cosas que a él le gustaban esta faceta  en la que ella tomaba el control y le mandaba lo que debía hacer le estaba pareciendo bastante atrayente.
Lo siguiente que sintió le hizo casi abrir los ojos para ver si era lo que el creía pues había sido tan rápido que no podía asegurarlo y dudaba más porque creía que eso seria algo muy osado para ella. Se quedo a la expectativa  con la respiración algo agitada y en cuanto volvió a sentirla no necesito abrir los ojos para estar muy seguro de que ella ya no estaba usando sus manos, lo que enseguida aumento su ritmo cardiaco, deseando mirarla mientras le hacia eso…  tenia que preguntarle  –Bre…-  y un gemido le impidió seguir hablando al momento que comenzó a introducirle en su boca, reclinándose levemente y cerrando sus puños con algo de fuerza por que el placer era tanto que no podía mantenerse acostado como si nada… esa sensación, casi podía asegurar que era mas intensa que cualquier otra que hubiera sentido antes apesar de que duro poco tiempo.

No podía evitar estremecerse cada que su lengua pasaba ciertas zonas mas sensibles –Se siente muy bien- reflejando en su voz que esas palabras no eran para nada mentira con esa nueva experiencia. –Espera- le dijo poniéndole la mano en su hombro  para que se detuviera antes de reclinarse mas hacia ella al punto de quedar casi sentado en su lugar usando la otra mano como apoyo. Consideró que no habría problema si ahora abría los ojos y así lo hizo –Es que.. quiero que vuelvas a hacerlo de esa otra forma… con tu boca- le pidió como si de una suplica se tratara.  Paso su mano del hombro hacia la cabeza de Brenda  empujando suavemente hacia abajo,  quería guiarla para sentir de nuevo lo que mas satisfacción le había causado y de ser posible aumentarla. Su interior casi temblaba de ansiedad mientras mas cerca se encontraba... una vez que dejo de hacerla bajar deslizo su mano de entre sus cabellos, pasando por su rostro y volviendo a usarla para apoyarse junto con la otra recostandose hasta donde sus sensaciones se lo permitían. –Síguelo haciendo así, ya no estoy mirando-   se esforzó en completar esa frase sin interrumpirla para que ella no tuviera problema en entender lo que él quería ni que se fuera a retractar si pensaba que la estaba viendo, dejando que Brenda fuera la que de nuevo se ocupara por completo de él ya solo preocupado por contener la mayoría de sonidos que tentaban con salirse de su boca.
Pero  a pesar de la inexperiencia de Brenda le hacia sentir demasiado bien,  cada musculo de su cuerpo estaba en tensión y su respiración muy agitada, todo estaba sucediendo tan rápido que incluso a Yasu le sorprendió y enseguida su cuerpo le recordó que todo lo bueno tiene que llegar tarde o temprano a su fin.   –Hmm… Brenda..- y lo más prudente sería avisarle – Y-ya casi… ya no puedo seguir- haciendo su mejor intento por prologarlo para cuando menos dejarle a ella unos segundos de ventaja y pensara que hacer.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Mar Jun 10, 2014 5:11 am

Si el intentaba hablar y no podía, eso era buena señal… debía de ser buena señal de que lo que estaba haciendo le estaba gustando incluso no le había apartado para que no siguiera… ¿Qué tanto podía estar sintiendo? Se detuvo en cuanto le sintió incorporarse, pensó en apartarse, pero supuso   que eso no era lo que le precisamente quería hacer, sintió la pequeña presión e hizo caso asintiendo con la cabeza, volvió hacerlo, pero algo no le estaba llenando, el si mantenía los ojos cerrados pero… acaso no sería mejor que viera ahora que estaba en esa posición? Prenso su miembro con los dientes por unos segundos, mirando de reojo a Yasu, al escucharle decir eso ultimo de no poder resistir mas…  le soltó, y se aparto acercándose a los labios de él, besándole con intensidad, mientras una de sus manos se encargaba de seguir dándole atenciones. Comenzaba a sentir frio, cosa que realmente no quería sentir, por lo que un poco de calor para ella estaría bien, mordió su labio aunque esta vez sin querer le había mordido con un poco mas de fuerza, dejándole una pequeña herida – Abre los ojos Yasu – le pidió antes de apartarle el cabello del rostro, y volver hasta donde estaba anteriormente.
Ella también podía hacer esas cosas, no se había imaginado haciéndolo pero que mas daba… sería algo que se mantendría en secreto entre ellos dos. Y si el ya casi llegaría, no había porque retrasarle más. Se coloco de nuevo de lado en la cama, y continuo no son antes asegurarse de que él estuviera viendo, le dedico una mirada llena de emociones, se sentía bien sabiendo que él lo estaba disfrutando. Volvió a utilizar su boca, cerrando ella los ojos para concentrarse, algo había escuchado de “eso”… rápido y lo obtendría más rápido… hasta ahora solo había sentido como algunos fluidos se combinaban y se perdían en su saliva, ¿Cómo sabría en concreto?  Primero lo hizo suave, asegurándose de brindarle caricias suaves con la lengua, poco a poco incremento los movimientos con su boca. Manteniéndose atenta para no causarle ningún daño… ¿Qué pasaría si le llegaba a dañar sus partes?… de seguro se podría enojar, y de seguro no volverían a tener nada, no tan intenso.
Se perdió en sus pensamientos, muy típico de ella, si no hablaba para distraerse lo hacía pensando, y fue solo cuando le sintió tensarse en su boca, que se dio cuenta de lo que iba a suceder, y muy tarde para que ella se retirara. Aunque lo intento lo único que logro fue sentir como aquel liquido blancuzco corría por su barbilla y su cuello, su cara se torno tan sonrojada como podía. Con la lengua había limpiado sus labios saboreando en segundos antes de darse cuenta que Yasu tendría los ojos abiertos. Entro en pánico y se volteo, dándole la espalda y limpiándose con los dedos lo que había quedado fuera de su boca ¿Dónde lo limpiaba? No podía hacerlo en la cama ¿Qué debía de decir? – lo sie…- no, sentirlo en forma de disculpa no estaría bien decirlo - ¿estás bien? ¿Te gusto? – claro esa era una mejor pregunta para su cabeza en pánico, que mientras lo preguntaba se lamia los dedos para limpiar la evidencia. 
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Jue Jun 12, 2014 6:26 am

Ya sea a propósito o no Brenda había logrado posponer un poco el final, era algo de lo que él estaba agradecido no porque no ansiara acabar, ya que sin duda esa era la parte que mas le hacía sentir, pero  también quería disfrutar  del momento previo por un poco mas de tiempo pues ella se estaba luciendo con aquello. Por un momento se concentro en corresponderle ese beso salvaje y exquisito, encantado por como se habían tornado las cosas entre ellos.  Y sus palabras eran lo que él deseaba escuchar, sus ojos fueron directo a clavarse en los de ella notándola algo diferente a la de siempre, muy incitante al verla tan cerca de su miembro. Al sentir tan peculiar sabor Yasu pasó en un movimiento sus dedos por su labio ahí donde ella le mordió, limpiando el hilo de sangre que había brotado de la herida sin darle mucha importancia mientras le dirigía a Brenda una mirada entre complicidad y gran complacencia.  Para cuando ella volvió a introducirle en su boca siguió sus movimientos, como el ritmo iba en aumento, sintiendo la presión de su boca, sus lamidas… todo al mismo tiempo potencio su excitación llevándolo enseguida  al orgasmo  emitiendo algunos sonidos que controló para que no fueran muy notorios mientras  mantenía  la mirada en ella, sintiendo un extraño placer al notar el lugar en el que habían terminado sus fluidos y aun mas libido al ver como se relamía.

Cuando ella le dio la espalda  él se dejo caer en la cama, necesitaba unos segundos para relajarse y procesar todo lo que había sucedido, suspiro satisfecho sintiéndose demasiado contento… mas no podía dejar mucho tiempo con la duda a Brenda. Se incorporo de nuevo sentándose muy cerca por detrás de ella, acercando su rostro a la parte superior de su espalda rozándola lento con sus labios hasta llegar a su cuello que comenzó  a besar suavemente al mismo tiempo que la abrazaba, llevando sus besos hacia su oreja, apretando mas sus brazos cubriéndola con el calor que su cuerpo aún mantenía -¿Qué si estoy bien?... tú que crees- le dijo sonriendo  y dándole una pequeña mordida ahí mismo para luego regresar a su cuello y besarla un poco mas –¡Lo que hiciste al final!… Todo me fascinó, me encantas- continuó hablándole con emoción asentándole después un par de besos en la mejilla, tomándose una pequeña pausa en la que comenzó pensar en ella – A ti no te molestó ¿verdad?- Le pregunto levantando una de sus manos para tocar con sus dedos los labios de Brenda luego bajando a la barbilla, estaba recorriendo las zonas que él sabía la había manchado pero donde ya no quedaba mas que muy pocos residuos.

Deslizó su mano pasando por sus pechos hasta  volver a abrazarla apoyando un poco de su peso sobre ella, tomando así otro pequeño descanso, en esos momentos se sentía tan pleno que no quería soltarla –Ahora si podemos hacer lo que quieras hasta dormir como me habías dicho-  agregó riendo un poco, sin embargo no mentía lo había dejado completamente satisfecho y de verdad estaba dispuesto a hacer cualquier cosa que ella quisiera sin importar que se tratara de dormir –Aunque si tienes otras cosas en mente…- y bajó  la mano a sus piernas para acariciarlas –Por que… creo ahora me toca a mi hacerte lo mismo,  eso sería lo justo- le dijo en tono travieso mientras continuaba con las caricias cada vez mas cerca hasta tocar su intimidad, introduciendo entonces sus dedos entre sus labios abriéndose paso hasta tocar esa pequeña zona abultada,  presionando y moviendo su dedo alrededor.  Sus conocimientos sobre esa practica no eran muy abundantes pero no por eso temió intentarlo, si tenia una oportunidad de hacerle sentir lo que él hace unos momentos la aprovecharía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Dom Jun 15, 2014 3:51 am

-          No me molesto, fue… entretenido y… revelador– murmuro suavecito, escuchando algún camión que pasaba frente a la casa. Suspiro interiormente y se dejo relajar al escucharle, y sentirle tan calientito y agradable, dormir estaría bien. Dormir siempre era la solución de todo y sus palabras solo hacían que ella quisiera decirle que no hablara mas pues le hacía sentir una pisca de pena, además que no había pensado que él fuera a disfrutar tanto de que ella le hiciera eso. ¿Cuánto más se iban a quedar sin vestirse? Para empezar no podrían dormir de esa forma, de seguro que…  - Ah… - se sobresalto al sentir la mano de Yasu en su intimidad. Haciéndola perder el hilo de lo que estaba pensando. Aquel mínimo toque la había hecho encenderse, ¿podían hacer lo que ella quisiera? Si ya ambos estaban listos para dormir y el la seguía tocando de esa forma, era algo que podría ser rápido ¿no?
Coloco su pequeña mano sobre la de YAsu, asegurándose de que no la quitara de ahí, mientras se levantaba unos escasos centímetros de la cama para abrir sus piernas para un poco mas quizás de libertad – sigue haciendo eso… ¿sí? – pidió mientras seguía acomodándose, despacio, deteniéndose solo para gemir mientras se colocaba a la orilla de la cama, entre las piernas de Yasu, dejando que sus pies tocaran el suelo y claro manteniendo separadas las piernas. – No quiero que me hagas lo mismo – dijo, muy decidida  girando un poco su cabeza para verle a los ojos – ¿aun… aun funcionara si quiero, que lo volvamos hacer pero aquí en la orilla?- pregunto, no queriendo hacer referencia directa sobre su miembro. Aunque se había tomado la libertad de picar el mismo con el dedo índice tras su espalda. Si no funcionaba pues no pasaría nada… - si no… no importa, solo con tu mano… si? – sus mejillas mantenían el color rosado, y sus labios se habían acercado a los de él para besarle ahí donde se veía lastimado

Por alguna razón se sentía cansada, pero quería seguir. Cerró los ojos solo unos segundos, moviendo su cadera para tener un mejor estimulo de la mano ajena, dejando escapar unos suaves sonidos, lo que la llevaba a preguntarse… ¿Qué tan fuerte podría hacerlo? ¿Cuándo podrían disfrutar de un lugar estando solos y sin nada cerca? Quizás eso no iba a suceder en un largo tiempo… - si funciona… no usemos condón – se atrevió a decirle, sabiendo que sería un poco arriesgado pero luego podrían seguir usándolo. Además que podía ser que no estuvieran a la mano, no había visto de donde lo había sacado Yasu anteriormente. -¿yo puedo ayudar a que funcione?- pregunto pero su mano ya se encontraba haciendo lo que anteriormente hacia,  acariciando su miembro con la yema de los dedos con cuidado - ¿Cuánto tiempo tarda en funcionar? – quizás lo estaba viendo como si fuera alguna maquina recargable… bueno solo le faltaba lo de máquina, y se tornaba ansiosa si no recibía pronto lo que quería.  
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 17, 2014 8:49 am

Después de ver como Brenda se acomodaba siguió tocándola con algo mas de destreza aunque lo siguiente que le dijo lo tomó en curva, al parecer ella ya había notado que él o mas bien que la condición en la que se encontraba su cuerpo no sería la ideal para lo que quería, ya se encontraba y mantenía muy relajado a pesar de lo que le estaba haciendo a ella –Por ti puedo intentarlo- le dijo devolviéndole el beso,  cansado no estaba pero tampoco había pensado que volvería a precisar de esa práctica por lo que restaba de la noche. Una tercera vez ¿que tan difícil sería? Si ella seguía con esos movimientos probablemente no tanto… -¿Sin condón? ¿Estás segura?-  era algo que enseguida le dio ansias por probar pero al mismo tiempo le hizo dudar pues aunque ella hablara en serio se preguntaba si sería muy irresponsable…  bueno si era cuidadoso no tendría que pasar nada malo, después de sus dos primeras veces era muy seguro que no terminaría pronto y si es que lo hacía, aún le faltaba por averiguar sus límites. Vio interrumpidos sus pensamientos, si ella ya estaba preguntando  por el tiempo seguramente estaría impaciente –Sigue así no debe tardar- se había puesto algo nervioso, si se demoraba mas de lo que ella esperaba seguro se decepcionaría o hasta podría pensar cosas extrañas, para nada quería que sucediera semejante cosa…. y normalmente no se comportaba de esa forma pero ahora estaba pensando y preocupándose demasiado, tanto que para cuando se dio cuenta ya había perdido completamente lo poco que se había logrado.

Se maldijo para sus adentros tenia que hacerlo mejor que eso,  no podía dejar a Brenda así. –Si puedo- le afirmó enseguida con firmeza pues ella ya se habría dado cuenta de lo que sucedió mientras le tocaba y no quería que piense lo contrario –Solo dame un momento para que te lo haga como quieres- Se levanto de la cama parándose enfrente de ella, sacándose esos pensamientos en lo que la miraba en esa pose tan expuesta,  le parecía altamente atractiva y tan hermosa.  Recordó las cosas que recién habían hecho, como las había disfrutado y después se enfoco en lo que aún les restaba por hacer, fue inclinándose para besar y ocuparse con sus labios de cada uno de sus pechos  mientras él mismo estimulaba su miembro con una de sus manos ahora solo concentrándose en ella, en él y en cada sensación que recorría su cuerpo.
Para cuando le dio un corto beso en los labios ya había logrado que su miembro estuviera rígido – ¿Ya quieres sentirlo?- le pregunto insinuantemente al oído, Separándose y ocupandose en llevar la diestra ajena a su miembro –Continúa así- dirigiendo sus primeros movimientos antes de soltarla para quedarse mirando tan excitante vista. Bajo ese terso pero placido tacto no tardo en recobrar  completamente su vigor –Hazte un poco hacia atrás- le dijo al detener  y retirar la mano de Brenda.  Pensó un poco en la posición en lo que se aproximó al borde de la cama acomodándose entre las piernas de ella y reclinándose hasta apoyarse con una de sus manos en el colchón -¿Era así como querías?- preguntó acercando un poco mas su cuerpo, sosteniendo con la mano libre su miembro para irle buscando lugar entre su delicada intimidad, moviéndolo a lo largo de la misma llevando y cubriéndose ambos entre sus fluidos, aprovechando también para jugar un poco con su paciencia  rozando la entrada como si ya fuera a penetrarla pero alejándolo enseguida, lo hizo unas cuantas veces hasta que se soltó y en verdad empezó a introducirse en ella llevando un ritmo rápido  y corto intercalado con otro profundo pero  mas lento.

Estaba encantado con que Brenda lo hubiera incentivado a tener una tercera ronda de esa manera, se notaba mucho  la diferencia entre la primera vez y estar ahora con el contacto directo en su interior si que era mucho mas cálido, suave y  placentero, se sentía como se acoplaban a la perfección, ojala ella también estuviera disfrutándolo mas.  -¿Te gusta como lo estoy haciendo? ¿quieres otra cosa?- Sí, gracias a sus primeros encuentros en esta ocasión tendría mas tiempo para darle gusto, era lo justo y estaba muy deseoso que sintiera tan bien como ella le había hecho y si se podía mas que así fuera. –Vamos a invertirlo, aún podemos seguir sin riesgo por eso no te preocupes- a pesar de lo bien que la estaba pasando se estaba concentrando para contenerse hasta que ella tuviera suficiente  pero también estaba listo para detenerse con la primera  y mas mínima señal de peligro.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Lun Jun 23, 2014 9:35 am

¿Qué si estaba segura? Claro que si lo quería, pero pensó que era quizás el calor del momento  y que se podía arrepentir de aquello si algo pasaba mal… pero ¿Qué tanto podía pasar mal? Se negaba a si misma las cosas que podían pasar más, confiándole a Yasu el que todo saliera bien. Al sentir que no funcionaba pensó que lo mejor sería dormir y no presionarle más, al menos hasta que las cosas se dieran luego, no podía andar teniendo lo que quería cuando quería y si simplemente no iba a funcionar bien era mejor no hacerlo. – Si no… está bien – dijo bajo, manteniendo la mirada en el con un leve sonrojo de verle de esa forma, no sabía si apartar la vista mientras el hacía eso o si solo esperar acostándose o si quiera si era mejor decirle que no se esforzara. Y agradeció que el la besara cortando el contacto visual que ella estaba teniendo, suspiro ante el roce…
-          Si quiero – murmuro dejándose hacer. Brindándole las mismas caricias que le había dado anteriormente, quizás un poco más ansiosas pero siempre con cuidado. Mucho más rápido de lo que había pensado ya se había recostado en la cama, esperando el momento en el que sintió un leve dolor, solo como recordatorio de que eso le dolería mucho más en cuanto amaneciera. – sí, así era – respondió cuando pudo, permitiéndose sentir la diferencia de sentirle sin algo de por medio, que quizás no era mucho pero en definitiva pensaba que era mejor sentirle directo a  tener algo “plástico” de por medio. Su respiración se fue volviendo pesada y sus manos le habían tomado por el cuello para acercarlo a ella y poder besarlo en medio de algunos pequeños gemidos que daba…
Se había olvidado del detalle de sus hermanos, había subido un tono más, perdiéndose en los movimientos que el hacía de esa forma que le hacía querer más, pero más rápido… le había pedido ir despacio… o solo saber cuánto podrían durar, como fuera la situación ella estaba demasiado sensible – solo has esto.. Solo has esto – repitió con la voz entrecortada. ¿Qué pasaría si él se distraía y no lo hacía a tiempo? Así que sin más le había puesto una mano en el pecho, para que se detuviera. Quizás en la forma en la que estaban le sería difícil hacerlo rápido… - quiero cambiar – prefirió omitir la palabra fácil pues había dicho anteriormente sencillo y no había sido la mejor de las palabras para él. Se movió rápido dándole la espalda, apoyándose de la cama con ambas manos, y quedando sobre esta una de sus rodillas mientras con el otro pie se apoyaba en el suelo. – Así… - no se preocupó en preguntarse a sí misma como o qué tipo de vista le estaría dando solo le apresuro hasta volverle a sentir, haciéndose hacia adelante por acto reflejo. Sintió el cabello caerle por el rostro y ahí le dejo, no valía intentar apartarlo por cómo estaba y por cómo se movía. – Yasu… - le había tomado de la mano, para que él se inclinara sobre ella, y no solo eso, se apoyó de los codos para recostarse aún más, sintiendo la satisfacción de cada empuje que el daba dentro de ella. Sintiendo su intimidad palpitar y cada uno de sus músculos que iban reaccionando…

Se aferró a las sabanas, sintiendo como las piernas querían fallarle y hacerle caer, sus gemidos se habían mantenido, no muy altos pero tampoco muy bajos. Lo llamaba cada que su voz salía, arqueando su espalda queriendo sentirle tan cerca como pudiera hasta que volvió a suceder, su cuerpo reaccionando, contrayendo sus músculos hasta que gimió más alto de lo que debió hacerlo, desfalleciendo de esa forma sobre la cama cuando sus brazos y piernas no dieron a más. 
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Vie Jun 27, 2014 6:41 am

Enseguida se esforzó en mantener el ritmo como ella quería respondiendo a sus besos encantado con los sonidos que su pareja emitía y que lo quisiera tan cerca. Siguiendo así hasta que al sentir el tacto en su pecho se detuvo para hacerse a un lado, dejándola acomodarse sin esperarse que ella se pusiera en esa posición que despertaba sus mas bajos instintos y lo incitaba a querer sentirla de inmediato. Paso sus manos en una rápida caricia desde abajo hasta detenerse en su cintura donde la sostuvo para volver a introducirse en ella con algo de fuerza, volviendo a salirse y repitiéndolo unas dos o tres veces mas antes de continuar como Brenda le había pedido hace unos momentos  sin apartar la vista de lo que hacía, esa pose le dejaba mirar demasiado y lo disfrutaba enormemente. Tampoco se negó a reclinarse en ella, no podría negarle nada si la escuchaba llamarlo de esa forma. Y cada vez que ella se inclinaba mas, mas le gustaba a él lo que sentía  haciendo los movimientos mas rápidos mientras la cercanía de sus cuerpos le permitía respirar del cálido aroma que desprendía la piel de Brenda mezclado con el propio, se escuchaba lo agitado que estaba al moverse de esa forma pero no se detuvo hasta después que la escuchó gemir así de alto, viéndola reaccionar y derrumbarse en la cama. Había logrado mantenerse hasta el final y eso incluso le hacia sentir cierto orgullo, la beso varias veces en la espalda recostándose después junto a ella a descansar.

Se quedo un momento  mirándola en lo que su respiración regresaba a la normalidad y la dejaba recuperarse. –Brenda…- la llamo poco después acariciándole lentamente la espalda, a pesar de sentirse cansando aún tenia muchas ganas de que estuvieran juntos, se incorporo sentándose mas al centro de la cama –ven aquí, vamos acomodarnos mejor- sosteniéndola para ayudarle a que también se levantara halándola ligeramente hacia él hasta tenerla tan cerca que pudo besarla lentamente y con delicadeza , la abrazó por la cintura dejándose caer hacia atrás quedando con ella por encima, sonriéndole  continuo dándole pequeños besos  que iban por sus mejillas hasta llegar cerca de su cuello hablando solo para decirle lo bella que era o cuanto la quería.

Yasu no había visto la hora pero ya tenía un largo rato desde que habían entrado a la habitación, seguramente era muy tarde y si él estaba cansado probablemente ella lo estaría mucho mas,  lo mejor sería que no siguiera entreteniéndola de esa forma. La soltó para que pudiera acomodarse y quedarse mas tranquilos aunque todavía no pensaba en dormir, tal vez podrían platicar un poco como solían hacer en el departamento, pero enseguida recordó que en ocasiones el sueño le ganaba a Brenda sin avisar y por como se encontraban no sería muy bueno que eso sucediera así que se vio obligado a interrumpir ese momento –Voy por la ropa, creo que es mejor que estemos listos por si nos quedamos dormidos – Se removió con cuidado sentándose en la orilla de la cama del lado donde dejo sus prendas, tomó su ropa interior para levantarse a ponérsela y así buscar y recoger todo lo que quedaba. –Aquí esta el camisón,  este es tu abrigo- asentando junto a ella cada cosa conforme la nombraba –Y tus pantis… - dedicándole un poco mas de atención a esa prenda antes de dársela –se te veía muy bien…  cuando regresemos, ¿sería mucho pedir que me mostraras como te quedan todas las que tienes?- le dijo con tono alegre queriendo probar suerte en lo que terminaba de vestirse.
Cuando terminó volvió a acostarse en la cama – ¿Te parece si solo me quedo un rato mas, hasta que estés  dormida, y luego me paso al sofá?  lo digo para ahorrarnos problemas con tus hermanos por si se despiertan muy temprano o algo parecido, es mejor que ahora si me vean ahí abajo- no quería darles motivos para que se enojen con él, tal vez si les dijera que tenían una relación lo aceptarían mas rápido… o sería peor –Espero que no hayan escuchado nada- agregó no muy preocupado, hasta riendo un poco, después de lo que acababan de hacer era obvio que estuviera de tan buen humor.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Dom Jun 29, 2014 8:05 am

Quizás… solo quizás, esa noche no había sido como los relatos de los libros, no habían tenido velas encendidas, ni tampoco pétalos de rosas y mucho menos alguna fragancia rondando el ambiente. No los necesitaba. Guardo silencio, intentando controlar la forma en la que respiraba, había pasado por demasiadas emociones nuevas esa noche, pues una cosa era explorar con los dedos bajo la ropa y el rozar piel con piel de esa forma era totalmente diferente, atrayente y embriagador. Acomodarse mejor… sentía que no daba mucho más despierta, quería quedarse ahí donde estaba, solo cubrirse y dormir. De pronto se comenzaba a sentir agotada, le sonrió en forma de agradecimiento por ayudarla a levantarse, sintió como su cuerpo se acurrucaba contra el de él en medio de aquellos besos que le arrancaron delicados suspiros que evitaron sentir como caían a la cama nuevamente.
Se sintió tan cálida y llena. Que por un segundo se dejó caer vencida por el sueño, por el aroma de Yasu… a veces aquello duraba tan poco, que al sentir como él se removía y decía aquello de la ropa se puso en pie somnolienta. Se sentía aún más extraña, resbaladiza quizás entre sus piernas, tomo su ropa y sin pensarlo si quiera salió de la habitación de su padre hacia el baño, para asearse medianamente, vestirse y meterse a la cama junto con Yasu – Esta bien… está bien si te vas a penas me duerma, sabes que no tardare – se acostó a su lado colocando una almohada de su lado libre, prefirió no apretujarse mucho a él y así evitar despertarse en el momento en el que se iría.
-          No te las mostrare… aun me queda pudor – reclamo, siendo lo último que decía con una pequeña sonrisa en los labios. Cayo como piedra, y por supuesto en el momento que Yasu salió del cuarto ella no se dio cuenta, ni se despertó. No tuvo sueños extraños, no se levantó asustada ni tampoco recordando como siempre lo hacia la noche en la que su madre se había marchado para no volver nunca más. Para cuando despertó fue a causa de sus hermanos, que siendo aun de madrugada se habían metido a la cama, no le tomo importancia y se acomodó entre ambos siendo una buena forma de evitar el frio de la madrugada… más tarde se levantó pues no tenía pensado dejar que fueran a la escuela, sería una pérdida de tiempo, bueno no del todo pero en ese momento si y lo que iba a quedarles bien era ver su anciano padre en el hospital.

Se metió primero al baño, tomando una ducha con agua hirviendo. Dejo su cabello húmedo suelto, colocándose la ropa interior, unos jeans gastados y una blusa que parecía más de niña que de una joven adolecente de dieciocho años. Luego de eso bajo en silencio, asomándose para ver a un Yasuhiro dormido. Sonrió con un leve sonrojo al recordar lo que había hecho ella durante la noche. Se dirigió a la cocina y sin más empezó a sacar pequeñas ollas, colocando el arroz a cocinar y en cosa de minutos salían deliciosos aromas de la cocina, y algunos sonidos que podrían levantar tanto  a sus hermanos como a Yasu. Más a este último por estar tan cerca de la cocina. Mientras ponía a calentar el agua suspiro… en algún momento debía decirle a Yasu lo sucedido con Ned… era lo justo y lo correcto y quizás para evitar que otra cosa así sucediera. Coloco todo sobre la pequeña mesa, preparando el té para el desayuno mientras se escuchaban suaves risas del más pequeño de los hermanos que se encontraba justo al lado del mono durmiente… y claro el niño no había desaprovechado la oportunidad para estudiar aquel objeto que era parte de Yasu… una cola que inclusive para la misma Brenda tentaba para sufrir una jalada. Pero el niño no haría tan cosa, con miedo le había comenzado a picar, riendo por la reacción de la cola que parecía tener vida propia. 
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 12, 2014 5:45 am

A pesar de estar en el sofá Yasu había logrado acomodarse, siendo la imagen de Brenda durmiendo tan apacible a su lado lo ultimo en lo que pensó antes de dormirse profundamente, por supuesto que antes se encargó de tirar lo que tenía que tirar y guardar lo que tenía que guardar sin dejar evidencia alguna de lo sucedido para cuando se despertaran.

A la mañana siguiente los sonidos le fueron llegando entre sueños sin lograr despertarlo, empezando a reaccionar después de sentir los primeros toques a su cola, abrió los ojos con pereza para encontrarse con el menor quien al notarlo enseguida retrocedió unos pasos, Yasu somnoliento no se mostro enojado solo se incorporó para irse despabilando –Hey buen día Simón- lo saludó antes de taparse la boca y dar un largo bostezo–¿Que hora será?-  se pregunto así mismo al mirar la luz del sol brillar por la ventana, luego busco mirar el reloj de la sala para sacarse de dudas percatándose en ese momento del rico aroma que rondaba el ambiente y que enseguida le abrió el apetito, esbozó una sonrisa al saber que eso sería obra de Brenda, el solo resonar de aquel nombre en sus pensamientos lo llenaba dicha. –Oye ¿no deberías estar ya de camino a la escuela?- le preguntó al niño quien aún se mantenía interesado en su cola. –Brenda dijo que iremos a ver a papá- respondió negando  con la cabeza  tímidamente –Así que es eso… que bueno, pensé que también se quedó dormida- dicho esto se dirigió a la cocina pero solo para asomarse al pasar por ahí –Me hubieras levantado y te ayudaba con el desayuno- le dijo animado al ver a Brenda terminando de servir la mesa para todos, mas que por lo bien que lucian los alimentos él no podia dejar de sonreir por recordar la noche anterior -Voy al baño y regreso- le indicó continuando con su camino, al entrar se lavó la cara y se alisto sin tardar mucho.  Cuando abrió la puerta para salir del baño se encontró otra vez con Simón mirándolo desde el otro lado,  Yasu ya sabía  que es lo que quería, hasta ahora el niño había sido agradable así que en esta ocasión podría hacer una excepción con él. Se le acercó pasando su cola por delante, entre los dos –Anda, puedes tocarla- y el  pequeño no tardo en dejar su timidez poniéndose a juguetear con la cola de Yasu preguntándole todo tipo de cosas sobre la misma siendo unas bastante extrañas pero que igual le respondía,  se sentía bien que alguien se maravillara con esa parte de su cuerpo que era tan preciada para él, hasta se había puesto a seguirle sus juegos enrollándole la cola por diferentes partes de su cuerpo y levantándolo. Matías que había ido por su hermano sonrió al ver lo que hacían, tomándolo desprevenido  cuando ambos voltearon a verlo al notar su presencia  –Los estamos esperando para desayunar- les dijo haciéndose serio. Yasu bajó a Simón quien enseguida corrió hacia la cocina a lo que él le siguió tranquilo, pero solo avanzó un poco antes de que el mayor lo detuviera, al parecer había algo que le quería preguntar a Yasu…

Después de que terminaron de desayunar los tres ayudaron a Brenda a recoger la mesa y arreglar parte de la casa ya que tenían algo de tiempo en lo que daba la hora para que fueran al hospital. Aprovechando un momento en que  los niños estaban acomodando cosas distraídos Yasu se acercó a ella -¿Cómo dormiste? ¿Esta todo bien?- le preguntó con interés teniendo bien presente la noche anterior, le hubiera gustado ser mas directo pero sus hermanos estaban cerca y tampoco quería esperarse a que tuvieran un momento a solas pues seguro eso pasaría hasta la noche. Apenas tuvieron unos cuantos minutos para hablar cuando se vieron interrumpidos por Matías que comenzó a llamar a Brenda.

Un par de horas mas tarde los cuatro se encontraban bajando del taxi en la entrada del hospital, una vez estuvieron dentro la tranquilidad de Yasu se esfumó, recordaba bien cada una de las palabras que Ned le había dicho y aún no sabia lo que paso con Brenda, además también estaba el papá… no se esperaba nada bueno de estar ahí pero aunque hubiera podido evitarse todo al quedarse en la casa era algo con lo que prefirió lidiar de una vez , tenía que hacerlo si es que quería aspirar a algo  mas formal con Brenda.  –Necesito ir al baño- el mas pequeño les dijo con urgencia pues aunque estaba ansioso por ver a su Padre se había estado aguantando durante el viaje y no se podría esperar mucho mas – ¿Me llevas?- volvió a decir mirando esta vez a Yasu  -¿Yo?... esta bien vamos-  asintió sorprendido de que esa corta sesión de juegos hubiera sido suficiente para que no lo tratara mas con desconfianza -¿Nos esperan aquí? o si quieres los vemos en la habitación donde esta tu Padre- esperó por la respuesta de Brenda para luego irse con Simón.

-Sé que Yasuhiro y tú estuvieron anoche en el cuarto de papá-
Matías le dijo a su hermana apenas se alejaron  -Se lo pregunte y me dijo que lo que hicieron fue porque se gustan mucho…-  la miró a los ojos hablándole entre un poco enojado y preocupado tal vez hasta algo incomodo, y probablemente eso era algo que Yasu debió haberle mencionado a Brenda pero no vio el momento ni pensó que Matías fuera a decírselo tan pronto -¿Es verdad?... si es así creo que ellos se van a molestar cuando lo sepan – haciendo una pausa pensando bien lo que estaba a punto de decir –Ned dijo que la próxima vez que vinieras quería comprometerse contigo y cuando termines la universidad se casarían y se irían a vivir juntos… papá estaba  feliz y quería que no te digamos nada para que fuera una sorpresa- se podía ver algo triste al decirlo y tenía sus razones, no podía ver a Ned y ahora también a Yasu mas que como una amenaza contra la que no podía hacer mucho, él creía que una vez Brenda terminara con sus estudios regresaría con ellos para seguir los cuatro como antes, eso mismo le había prometido a Simón pero ahora con la situación como estaba y con su padre enfermo temía que terminaran quedándose solos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Mar Jul 15, 2014 6:30 am

¿Estaba todo bien? Ella se quedó mirándole a los ojos solo por unos segundos antes de asentir con la cabeza, con un leve sonrojo en sus mejillas. Pues era lo único que podía hacer con sus hermanos ahí rondando, pidiendo la atención de ella cada cinco segundos, pues era lo menos que podía hacer al estar la mayoría del tiempo o casi por completo en otra ciudad estudiando y tratando de salir bien en todas sus materias. Como fuera el asunto la cocina quedo limpia y el resto de la casa en lo que se podía acomodar. Ayudo a sus hermanos a prepararse para salir y para cuando estuvieron listos, Brenda no tenía ningún problema con irse en bus pero sus hermanos al salir de la casa habían detenido un taxi y se subieron mientras esperaban a los mayores… eso no la hizo muy feliz pero ya que se podía hacer.
Se había sujetado el cabello en una cola alta, y la ropa muy común: zapatillas, camiseta blanca y unos pantalones cortos. La hacían ver incluso un poco menor, más de lo que usualmente se podía ver y más si se quedaba al lado de sus hermanos. Al llegar al hospital unas cuantas personas la reconocieron incluso le saludaron como si se hubieran hablado en algún momento mientras estuvo su infancia en el pueblo… - en la habitación – alcanzo a decir Brenda antes de seguir con la conversación de una anciana que le preguntaba sobre su padre y su condición, aunque quería saber más de porque no se vestía como un “hombre” y dejaba los disfraces. Ella solo sonrió y se fue con Matías que este no se había ahorrado las malas miradas para dicha persona. Cuando empezó a escucharle su rostro se tornó pálido, no asocio las palabras que le estaba diciendo pues solo tenía en la cabeza que su hermano los había escuchado tener relaciones en el cuarto de su padre,  no sabía que responderle por lo que sacudió un poco la cabeza sonriendo un poco y encogiéndose de hombros – Ned no me gusta, además… si estoy con Yasu el vendrá conmigo, aunque eso signifique vivir con ustedes, quizás no sea lo que él quiera, pero estoy segura que se podría acostumbrar… además que si regreso podríamos irnos a una casa mucho más grande… ¿no crees que eso sería bueno? Además… Papá debería saber que no hare tal cosa – finalizo pues Matías no hacia señales de quererle responder a nada.
Y fue como si llamaran al diablo, pues Ned no tardó en aparecer, sonriéndoles como si nada hubiera sucedido. Brenda no tardo en colocarse tras Matías pues sabía que él no le dejaría acercarse – Hola Matías, Brenda – ambos alzaron la mano derecha en son de saludo sin moverse siendo Matías el único que hablo - ¿Papá esta en hora de visita? Vinimos a visitarlo, Simón esta con Yasuhiro – diciendo el nombre como queriendo lastimar su orgullo de doctor adinerado - ¿Yasuhiro? Pensé que se habría ido ya, ¿acaso no le dijiste nada Brenda? – Se había acercado de más, y  Matías se lo advirtió con una mirada - ¿Por qué se tiene que ir? Ned… él tiene una cola, y al menos tiene algo divertido en el – Brenda lo detuvo con una mano en el hombro – Yasuhiro se ira cuando yo regrese a la universidad, en una semana por ahí nos iremos y todo resuelto. Ahora… iremos a ver a Papá – no se atrevió a verle mucho pues prefería no tener ningún contacto visual. 
Ned no estaba muy feliz, mientras Brenda doblaba en la esquina de los pasillos él se fue directo a buscar al mono, que en cuanto lo vio pudo notar al pequeño Simón a su lado que preguntaba cosas mientras le revoloteaba alrededor - ¿Por qué tienes rompido el labio? – alcanzo a escuchar, imaginándose ciertas cosas que le molestaron, pues no creía que el fuera tan torpe para darse con algún objeto – Buenos Días… - se aclaró la voz y vio a ambos – Simón… Brenda se fue ya al cuarto de su padre, podrías alcanzarles si corres – pero este, parpadeo un par de veces y se sujetó de la mano de Yasuhiro – No puedo, tengo que ir acompañado de alguien mayor – y era lo que siempre le decían en la escuela – hay muchos mayores por aquí, que te cuidaran y no dejaran que nadie te haga daño – solo que Ned no contaba con el mal humor que podía tener el niño – de todas formas… espero y este sea tu ultimo día aquí Yasuguiro – no, no era bueno con los nombres de las personas que no le agradaban – no quiero tener que intervenir para que te vayas más rápido, ya  que no escuchas mis consejos  - se acomodaba su bata con pereza – tendrás que darte cuenta por las malas la relación que tenemos Brenda y yo, es solo cuestión que ella este más tiempo a mi lado para que sepa que es lo que le conviene – Simón veía a Ned como si hablara en chino pues no entendía mucho lo de convenir, irse, Ned y Yasuhiro, así que como buen niño comenzó a jalar de la mano del mono – quiero ver a papá… 
Mientras ellos estaban en el pasillo, Matías ya había entrado a la habitación, saltando sobre su padre y abrazándole lleno de felicidad al ver que estaba estable. Informándole que la luz del patio trasero se había quemado, que Brenda había cocinado un desayuno delicioso, y que esperaba que pronto regresara pues ella cocinaba más rico que el… en medio de las sonrisas, Brenda se había sentado apartada, inclinándose por la ventana para quedarse ahí… al menos mientras la alegría de sus hermanos pasara y se quisieran ir… ella solo pensaba en las cosas que decía Ned… sus hermanos… Yasuhiro… se preguntaba que consuelo podría darle su amiga citadina… aunque si por ella fuera lo más seguro es que le ofrecería vivir con ellas por el resto de sus vidas, cosa que no era una opción… después de haber estado con Yasu estaba segura que le gustaría repetir esas circunstancias más seguido, sin tener miedo a que alguien les escuchara e interrumpiera. 
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 18, 2014 7:04 am

El baño no estaba muy lejos y no había nadie mas dentro por lo que no se demoraron mucho en regresar. Simón era bastante inquieto pero por alguna razón eso no le molestaba en nada a Yasu, le parecía entretenido ver las cosas que hacía y algunas de las palabras que usaba le causaban gracia. Se toco el labio para sentir la herida al escuchar la pregunta  –Fue un accidente, ¿Se nota mucho?- intentando desviar la atención del niño, y hablar de ese tema le hubiera sido mucho mas grato que con lo que se encontró al levantar la mirada. Automáticamente su sonrisa se vio sustituida por un rostro de fastidio, respiró profundo al oír las cosas que iba diciendo Ned, era demasiado molesto pero Yasu debía mantenerse calmado –Claro Ned lo que tú digas, vamos Simón-  como si no le importara nada de lo que este había dicho paso a su lado siguiendo por el pasillo, no tenía intención de ponerse a discutir en el hospital y menos frente al menor que, después de lo sucedido le agradaba mas.  

Sin embargo Ned no les dejo alejarse solos, apresuró el paso para seguirlos quedando a la par, se había vuelto un doctor respetado por la gente del pueblo y estaba acostumbrado a ser tratado de esa manera, a Brenda y su familia les tenía tolerancia pero a Yasuhiro no le permitiría ignorarlo  como lo estaba haciendo –Te estas buscando graves problemas, solo por Brenda te había tenido consideración pero ya es suficiente- le dijo alzando la voz al ver que Yasu seguía caminando con la vista hacia el frente sin hacerle caso, hasta había llamado la atención del niño que lo miraba desde un lado aún sin entender que es lo que sucedía.  –Mira Simón esa es la habitación donde esta tú papá, ve ya te deben estar esperando- señalando la puerta del cuarto que se encontraba como a unos tres metros de ellos, emocionado el pequeño olvido todo entrando rápidamente a la habitación, lanzándose a la cama, abrazando a su padre igual que su hermano y poniéndose entonces ahora juntos a platicar con él. No fue si no hasta que bajo la euforia del momento que un ruido que vino de afuera llamo la atención de Simón recordándole a Yasuhiro, había pensado que venia tras el pero al ver que no fue así le dijo a su hermana sin ninguna preocupación que creía que estaba afuera con Ned, regresando rápidamente su atención a su papá.

Mientras tanto afuera… -Ya detente con eso-  le dijo Yasu dándose media vuelta para quedar frente a frente con Ned -Solo me voy a ir de aquí con Brenda, no sé si ya lo sabes pero nosotros si tenemos una relación de verdad que ha estado avanzando a pesar de que nos conocemos desde hace solo unos meses,  voy enserio con ella así que tu eres el que debería alejarse y dejarnos en paz…  ayer lo único que lograste estando juntos fue hacerla sentir mal, no quiero que eso se repita o tu vas a ser el que se busque problemas conmigo- se estaba exaltando con cada cosa que le decía, solo al mirar el rostro de Ned es como si le pidiera a gritos que lo golpeara  lo mejor era dar por terminada cuanto antes la discusión y así lo hizo dándose la vuelta para ir donde Brenda. Pero apenas dios unos pasos Ned soltó unas risas que hizo mas sonoras apropósito  -Que mal informado estas- a lo que Yasu solo ladeo un poco la cabeza, lo suficiente parar apenas mirarlo con gran desagrado  -Brenda y yo estábamos entendiéndonos muy bien antes que llegaras… había esperado mucho para poder besarnos como ayer, se ve qu…- Yasu no le dejo terminar, lo tomó de su bata para golpearlo con fuerza contra la pared quedando ambos muy cerca –Por eso Brenda no me quería decir lo que paso, eres un maldito!- difícilmente estaba conteniendo su ira  pero eso no parecía preocuparle a Ned contrariamente se veía feliz de haberlo provocado –Ella siente lastima por tu condición es la única razón por la que esta contigo, la tienes confundida y te estas aprovechando- Yasu furioso paso sus manos de la bata al cuello del doctor presionándolo con la fuerza suficiente  para cortarle la respiración, estaba muy molesto no iba a seguir soportándolo, no dejaría que nadie lo alejara de Brenda la quería demasiado y era lo único que tenía. Ned trataba de hablarle o gritar pero la voz apenas le salía, en poco tiempo ya sentía la desesperación de no poder respirar, desesperadamente trato de zafarse pero sus intentos traían a Yasu sin cuidado  -No sabes de lo que soy capaz así que deja de decir estupideces y aléjate, no te lo voy a repetir- le habló amenazante al oído  -Y mi nombre es Ya su hi ro, no creo que lo vuelvas a olvidar-le dijo lentamente para después soltarlo e irse hacia al cuarto. Ned se había desparramado contra la pared asustado pero también indignado, unas enfermeras que pasaban se acercaron a auxiliarlo al ver como tosía y se tocaba el cuello.  
Yasuhiro llamo a Brenda sin entrar, se sentía muy alterado como para escuchar a su padre y no quería perder el control frente a su familia. -Discúlpame pero los voy a esperar afuera  ya tuve suficiente de este lugar por hoy, pero ustedes tómense todo el tiempo que quieran, disfruta la visita con tus hermanos…- quería parecer tranquilo pero le era imposible, al mirarla resonaban las palabras de Ned en su cabeza y el imaginárselo no le ayudaba en nada además ahora que su mente se aclaraba tampoco se sentía tan contento de haberlo amenazado, bufo dando un golpe no tan fuerte a la pared para sacarse algo del  coraje –Odio a ese maldito doctor-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Sáb Jul 26, 2014 5:50 am

Suspiro y se vio obligada a dejar de ignorar a su padre. Que no la veía con los mejores ojos, después de todo era su padre y debía de darse cuenta de muchas cosas a la vez. Matías no dejaba de hablar, de quejarse exactamente de lo mal que le caían sus compañeros, de quererse ir del pueblo como Brenda pues ansiaba crecer rápido para poderse ir a estudiar igual. También se quejó de los mosquitos que le tenían picaduras en todas las partes del cuerpo. Brenda observaba a su padre en silencio, moviendo la sabana de un lado a otro, descubriendo los pies de su padre que los movía cada tanto hasta que prenso la sabana con los mismos – y entonces… este chico Yasuhiro ¿Dónde durmió? – pregunto cómo quien no quería la cosa, teniendo una respuesta doble por ambos hermanos: “En el sofá”, y no era la respuesta que él esperaba, pues estaba ansioso de reclamarle a Brenda cualquier contacto que tuviera con el chico, con cualquiera que no fuera Ned – bien, bien pronto regresare a casa, lo que será una pena Brenda porque te tendrás que ir… a demás no creo que sea correcto que pierdas lecciones si yo ya estoy bien, Ned me dijo que me enviaría a casa y se pasara o vendrá a casa si algo anda mal – cualquier persona que le viera, pensaría que era una mujer hecha y derecha, sus además y forma de hablar eran demasiado perfectos.
Simón entro gritando de alegría, golpeando a su hermano mientras se subía a la cama y abrazaba a su padre. Brenda sonrió y suspiro, girando rápido, caminando rápido hacia la puerta que medio jalo hacia ella para tener algo mínimo de privacidad con él. Había notado el enojo en el al estar cerca, no comprendía porque pero al golpear la pared y mencionar a Ned le hizo adivinar qué era lo que había sucedido. No se suponía que Ned siguiera con eso, o al menos eso era lo que ella creía… le hu8biera gustado poder irse con él, a un mejor lugar, disfrutar de los pequeños lugares escondidos de su pueblo, mostrarle todo a Yasu… quizás en vacaciones, pero lo más seguro era que irían a otros lugares, no era grato tener que ir a un lugar donde había un padre que se comportaba tan mal.
Con cierto miedo tomo la mano con la que había golpeado la pared, y beso sus nudillos, para después abrazarle y darle unos golpecitos en la espalda para intentar tranquilizarle, ya lo habia visto enojado antes y verle de nuevo enojado y que le quedara por mucho rato no iba a ser algo sencillo de llevar  - siento que esto tenga que suceder, no pensé que hubieran tantos problemas al llegar acá – y el tenía razón en no entrar, de seguro su Padre se pondría nuevamente insoportable… no valía la pena pasar por esa molestia. Se separó y rebusco en su bolsillo las llaves de la casa, no tenía que obligarlo a quedarse y era mejor que se quedara en casa a que se perdiera por el pueblo – puedes regresar a casa si quieres, así puedes dormir, y descansar lo más seguro es que volvamos mañana de nuevo a la ciudad, Papá dice que le dejaran irse a casa, así que ya no tengo que estar aquí y viajar hoy mismo… sería bueno… pero –había volteado la cabeza un poco, ahora ambos hermanos estaban acurrucados a cada lado de su padre – pero quiero estar con ellos un rato más… para luego, estoy segura que no volveremos más aquí …

-          Buenos días Brenda – una de las enfermeras traía un carrito con lo que parecía ser las meriendas, pero al nombrarla se dio cuenta que debía de ser alguien que ella conocía, pero no recordaba muy bien – te ha sentado muy bien la ciudad – y no solo le había dado una mirada a ella, sino también a Yasuhiro. Algo en su mirada le decía que debía de recordarla pero no era así – a tu padre le daremos la salida en unas dos horas, ¿regresaras de inmediato a la ciudad o esperaras? Hoy hay una “fiesta”, varios de las compañeras de colegio se han dado cuenta que andas aquí en el pueblo y quieren compartir un rato contigo, después de todo eres la única que fue aceptada en otro lugar fuera del pueblo… ya sabes cómo somos aquí de curiosas – y claro era mejor decirse curiosas que chismosas. – pueden ir ambos, han estado muy poco tiempo aquí, así de seguro el termina de conocer como es el pueblo ¿se conocieron en la universidad? – chismosa dijo en su subconsciente, colocándose de manera que cubría a Yasu, en lo que podía para que ella dejara de verle – no, vivimos en el mismo edificio y pensaremos si ir o no… - respondió dándole espacio para que pasara incluso abriéndole la puerta y sonriendo forzadamente – gracias, les avisare que irán entonces – la puerta se cerró y ella suspiro – yo también me quiero ir a casa y no salir más hasta mañana… lamento todo esto de verdad, y no creo que ir sea una buena idea… - negó con la cabeza y bostezo - ¿puedes comprar algo para la cena también? Esta mañana prepare todo lo que había en la refrió y no quedo nada,  creo que podrías comprar de todo un poco y así dejar este lugar lejos ¿no? – sus ojos parecían más dormidos que de costumbre, a pesar de eso seguían viéndole con cariño y por sobre todo chantajeadores. 
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Vie Ago 01, 2014 7:24 am

Apenas sostuvo a Brenda de la cintura cuando lo abrazó, dejándose relajar un poco de lo sucedido. Agarró las llaves guardándolas enseguida, irse a la casa era una buena idea, seguro se sentiría mejor mientras mas lejos estuviera del hospital y de todo lo que tuviera que ver con Ned. –Podríamos viajar mañana en el último autobús a la ciudad para que te pases algo mas de tiempo con tu familia, no es mucho pero seguro que lo aprecian- no se había esperado que dieran de alta al padre de Brenda tan pronto y eso ya era suficiente, no quería que  Brenda se sintiera presionada de irse cuanto antes solo porque él no se sentía muy a gusto.

La voz extraña le hizo voltear, en otro momento se hubiera tornado amistoso al tratarse de una amiga de Brenda pero ahora no traía ánimos de hablar ni de nada bueno, limitándose a mirarle hasta adentrarse al cuarto agradecido de que no la entretuviera mucho, seguramente esas compañeras de las que habló no la conocían bien púes de otro modo ya sabrían que a Brenda no le gustan ese tipo de reuniones.

Sera como quieras además entiendo que sigas cansada por lo de ayer- recordarlo le saco una pequeña sonrisa a pesar de su enojo antes de retornar de nuevo su atención a ella– ¿Un poco de todo? Supongo que esta bien, de todos modos dos horas es mucho tiempo, eso me mantendrá ocupado un rato en lo que te espero – y ya debería de irse pero su preocupación no le dejaba, se quedo un momento en silencio en su mismo lugar, luego fue tomándola de las manos mirándole el rostro, centrándose sin pensarlo en sus labios, pensando enseguida que ya no solo él los deseaba ni era el único, eso le hastiaba.  -No quiero que te quedes a solas con Ned- rompió el silencio con disgusto, era el medico de su padre así que Yasu estaba mas que seguro que Brenda se  encontraría de nuevo con él y temía lo que pudiera pasar.  Posando ahora sus manos sobre los hombros de la pelirosa estiró los brazos para que ambos se separaran, no era suficiente, la soltó y retrocedió dos pasos, ahora parecía mas convencido   -     Tampoco dejes que se te acerque mas que esto… no quisiera ni que te mire - le hablaba demasiado enserio -Cuando den de alta a tu papá no te demores mas de lo necesario en regresar a tu casa y si ese doctor intenta hacerte algo o lo hace quiero que me lo digas enseguida  po….- hasta el mismo notó que estaba excediéndose, ligeramente sacudió la cabeza descontento, no quería salirse de control –solo ten precaución, los veo al rato- dándose la vuelta se alejó rápido de ahí pues de otra forma terminaría quedándose y eso seria todavía peor.

Al salir del hospital seguía molesto al igual que preocupado, sumido en sus pensamientos caminó dos calles reaccionando con el ruido de un auto,  dándose  cuenta que no tenia idea de a donde estaba yendo, suspiro aclarando su mente, Brenda quería que comprara comida  y en eso se enfocaría por mientras. Recordó que al llegar pasaron por algunos lugares que vendían cosas que olían muy bien y sin mas se dirigió hacia allá para comprar “de todo” como le habían pedido.  

Después de tomarse su tiempo comprando llego a casa de Brenda de mejor humor, las personas que lo atendieron habían sido muy agradables, también se había pasado a la terminal a averiguar los horarios de salida del autobús y hasta se había comprado algunos bocadillos que probaría en lo que les esperaba. Así estuvo un rato tranquilo mientras estaba ocupado guardando lo que compró, arreglando su maleta y después  comiendo algunos pastelillos decidido dar otro recorrido por la casa, mas minucioso ahora que nadie le veía, tratando de relajarse en lo que el tiempo avanzaba, sí confiaba en Brenda no tenia que preocuparse además ya habían pasado casi tres horas, le había dicho que no se demoraran así que en cualquier momento estarían todos en casa, convivirían un rato y al día siguiente por la noche  regresarían a sus vidas de siempre, donde a pesar de que también tenían preocupaciones,  eran menos graves que las que habían enfrentado estos días, o al menos de todo eso es de lo que Yasu se traba de convencer para esperarlos con paciencia, de lo contrario se pondría paranoico e iría directo al hospital por ellos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Brenda Q. el Dom Ago 10, 2014 8:57 pm

Brenda se dio cuenta al instante que era lo que estaba sucediendo. Para que Yasu le pidiera eso de esa forma, solo una cosa debía de ser. Y si que Ned se hubiera tomado un poco de su apretado tiempo para hablar con Yasu de lo que había hecho el día anterior. Solo asintió con la cabeza porque en parte al parecer no lo iba a preguntar directamente, por lo que estaba mejor. Beso su mejilla antes de que se fuera y entro nuevamente a la habitación. Se sentó junto a sus hermanos abriéndose un campo entre ellos y la angosta camilla que ahora resultaba demasiado pequeña para cuatro personas. Su padre no menciono a Ned ni si quiera a Yasu, al parecer se sentía de buen humor hablando sobre lo que habían desayunado, como habían dormido y cosas típicas de todos los días, hasta que el pequeño Simón le dio por comentar lo sucedido con Yasu – Papá, Ned y Yasuhiro estaban enojados ¿Por qué? – Matías había tosido un par de veces y rio, ofreciendo una respuesta rápida – es obvio que Ned cree que Brenda se quedara en el pueblo para estar tiempo con él, y al ver que vino con Yasuhiro sus planes fueron truncados, muy novelesco, ¿verdad papá? – y había sonreído con su sonrisa de a millón, ganándose un movimiento de cabeza del padre como afirmación.
Luego de un tiempo considerado entro otra enfermera, con la salida en la mano. Ya su padre estaba preparado para salir, pues Brenda se había encargado de llevarle ropa limpia, lo que era un vestido color papaya claro, y unas zapatillas, se puso un pañuelo en la cabeza, pues el cabello era algo que lo tenía horriblemente feo. Cosas femeninas había dicho al salir de la habitación, comportándose como toda una diva despidiéndose de todas las enfermeras. Hasta que llegaron donde estaba Ned, que sonrió de una forma demasiado hipócrita para el gusto de los hermanos que se mantuvieron atrás sujetados de las manos. – bueno ya sabe que si necesita alguna otra cosa es solo de decírmelo, por el momento será mejor que guarde reposo en cama, que no haga actividades forzadas, comidas balanceadas y aprovechando que está aquí Brenda ella se puede encargar de todo – porque claro el suponía que se quedaría más tiempo – no,  Brenda se irá mañana no puede estar perdiendo clases, es inaudito que haya venido aquí solo para un par de días, el viaje es largo y que se preocupara estando en clases no era lo adecuado, y Ned pensé que te había dicho que no llamaran a Brenda, a los niños los podía cuidar la vecina con la que se sienten muy cómodos – parecía estar fatigada por lo que Brenda le dio la mano y siguió ella – no es para tanto, al menos los vine a ver y fue solo un susto, ahora hay que irnos – no volteo a ver a Ned así que este se encargo de que ella le pusiera atención - ¿iras a la fiesta que están planeando? – Ella negó con la cabeza y sonrió con cortesía – es una pena, la están haciendo en especial para ti – insistió haciendo que Brenda suspirara – no iré, ¿desde cuándo me he llevado yo bien con la gente de este pueblo? Deberían ahorrarse tal fiesta o hacerlo con otro motivo ya que no iré, no soy idiota y nos vamos ya – dicho eso empezó a jalar a su padre que había estado a punto de reprenderla por la manera de hablarle a Ned.
Las siguientes horas pasaron muy rápido, llegaron a casa y ellos corrieron a ver la televisión mientras su Padre iba y preparaba la comida, pues esos pocos días en el hospital habían hecho que deseara cocinar algo decente. Ella se quedo con Yasu en la sala, no tenía mucha energía para hablar pues realmente si se sentía cansada por el día anterior, incluso algo adolorida – estoy cansada – había murmurado antes de acurrucarse a su lado y quedarse dormida por completo. Fue entonces que salió de nuevo el padre de Brenda y al verla de esa forma dormida se sentó al frente de ellos, sin tocarla si quiera – si viven en el mismo edificio… espero y estés cuidado de ella y del otro par que no creo que les vaya muy bien, son un par de chicas extrañas – estaba hablando casi en un susurro – no creo que seas la persona adecuada para ella, pues Ned me comento sobre esa ciudad y las cosas extrañas de dónde vienes, Brenda no es una chica de ciudad, pero lo intenta… estoy segura que ella no acepta esas cosas, y si estas con ella seria bajo sus condiciones, así que no tengo nada más que decir – había sonreído viendo a Brenda, no quería ningún tipo de respuesta por lo que se levanto y los dejo, regresando a la cocina.

Ya casi entrada la noche, a Brenda le había dado algo de fiebre por lo que se sentía como si se pudiera cocinar un huevo frito en su frente, había tosido algo pero nada que fuera grabe – de seguro me contagie en el hospital, siempre pasa eso – escuchaba a su padre en la cocina, por lo que se había atrevido a acercarse al cuello de Yasu para dejarle un par de besos tibios – hoy no podremos hacer lo mismo que ayer – comenzó a murmurar muy por lo bajo – me duele un poco – bostezo de nuevo y dejo su cabeza ahí recostada, respirándole en el cuello – hace tanto frio… ¿no tienes frio? 
avatar
Brenda Q.

Femenino
Mensajes : 634
Ingreso : 02/01/2014
Localización : Misaka Wuz Here

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 18, 2014 4:17 am

Cuando llegaron a casa prefirió no preguntarle nada a Brenda, no faltaba mucho para que regresaran a Sakurai, donde podrían hablar sin problema y todo lo que quisieran. La siguió al sofá dejándola acomodarse para luego abrazarla de lado viéndola quedarse dormida. Al poco rato,  cuando el padre se asomó  tomó por sorpresa a Yasu que hizo un intento por acomodarse de una forma menos cariñosa, el corto discurso lo dejo un tanto desconcertado ¿acaso le estaba dando permiso de salir con su hija… o era un tipo de disimulada amenaza?,  lo cierto es que no se preocupo mas de aquello al verle irse de la misma forma como llego, había sido un encuentro extraño pero por mucho, menos atroz de lo que esperaba.

Brenda permaneció dormida un tiempo considerable del que Yasu no  llego a fastidiarse, al contrario disfrutó la sensación de tenerla a su lado, era algo de lo que no se podía cansar. -¿Dormiste bien?- preguntó contento al verla despertar, sonriendo gustoso ante sus besos aunque enseguida desvió la vista hacia la cocina asegurándose de que no los estuvieran observando. Antes de que pudiera ocuparse en pensar cuando podrían repetir su noche de amor, notó lo cálida que sentía a Brenda –No hay frio, hasta siento algo de calor- reaccionando ante su comentario y tocándole la frente  – Al parecer si te enfermaste, estas muy caliente debes tener fiebre- se apresuró a decirle con ligera preocupación.

Subió con  Brenda al cuarto de sus hermanos para que se acostara a descansar como debía, pidiéndoles a los niños que le ayudaran a dejar libre la cama pues la del padre ya no estaba disponible. –Listo Brenda, ya puedes acostarte bajare por unas cosas… mientras los dejo a cargo a ustedes dos- recibiendo un si de parte de Simón y Matías que se acercaron a su hermana.  Yasu regresó con un vaso de jugo, medicina, un termómetro y con el padre que quería asegurarse que no hubiera de que alarmarse, mientras tanto Simón y Matías le habían puesto un paño con agua fresca en la frente de Brenda.  Después de un rato el papá bajo llamando a los niños para que la dejaran descansar de sus ruidos.

Una vez Yasuhiro había terminado de atenderla se sentó a su lado dándole algunas caricias para reconfortarla -Le dije a tu papá que no vamos a viajar esta noche, de nada sirve que lleguemos hoy si estas enferma no podrás ir a la escuela mañana, mejor mantienes reposo para que no empeores-  se había reclinado para dejarle un beso en su mejilla, quedándose a su lado por si necesitaba algo todo el tiempo que pudo hasta que llego la hora de dormir y tuvo que bajar a la sala pues sabía que de ninguna manera le permitirían quedarse con ella.

La noche llego a su fin dando lugar a una mañana en la que  al parecer todo estaba mejor  por lo que salieron rumbo a la estación después del almuerzo, uno que habían preparado entre los hermanos y el padre especialmente para despedir a Brenda y que habría sido perfecto de no ser por Simón  a quien se le ocurrió preguntar inocentemente a Yasuhiro el por qué no se había quedado a dormir con su hermana como la noche anterior, situación de la que a duras penas lograron salir con ayuda de Matías.

Al llegar la hora de que abordaran el autobús Yasu se despidió entre juegos  de los hermanos y después aprovecho mientras ellos se despedían de su hermana para despedirse, mas reservadamente, del papá  - No dude en que voy a cuidar a Brenda, siempre lo haré… y también me encargare de volverme la persona adecuada para ella- le dijo sereno dándose enseguida la vuelta para subir el equipaje pues ya no les quedaba mucho tiempo.
Desde sus asientos vieron como se iban alejando de la estación, dejando cada vez más atrás la imagen de la pequeña familia de Brenda, el papa, que Yasu solo había logrado conocer en su versión femenina, consolando al mas pequeño que no había podido contener sus lagrimas ante la despedida y Matías que aun movía la mano despidiéndose. Y eso no era todo, a lo lejos se alcanzó a ver como llegaba Ned corriendo pero ya era demasiado tarde para lo que fuera que había planeado, Yasu sonrió contento de no haber tenido que soportarlo.  Abrazó a Brenda permaneciendo en silencio pues sabía lo emotiva que le pudo haber sido esa despedida, no había mucho que pudiera hacer mas que demostrarle de esa forma que él estaba ahí para ella y lo estaría siempre que lo necesitara
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Salida Inesperada [Yasuhiro]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.