Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Counter-offer | Kara
Ayer a las 3:27 pm por Kara Ku-Sith

» Conociéndonos. [Aengus Ógr]
Vie Sep 15, 2017 9:38 pm por Lyonett Schimdt

» Lugares nuevos || Sebastian Morgenstern
Miér Sep 13, 2017 5:31 am por Sebastian Morgenstern

» Registros de esclavos del mercado negro
Jue Sep 07, 2017 4:48 am por Norihito Kurama

» Cambio de nombre [¿Duda?]
Miér Sep 06, 2017 6:12 pm por Lyonett Schimdt

» Registro de Personaje
Miér Sep 06, 2017 4:16 pm por Norihito Kurama

» Reglas para el rol
Miér Sep 06, 2017 3:39 pm por Norihito Kurama

» En el ojo del huracán [Noir]
Dom Sep 03, 2017 9:43 pm por Kanada Ikki

»  — PARALLEL WORLD — YAOI +18 - Afiliación ÉLITE
Vie Sep 01, 2017 3:43 am por Invitado

» Registro de Avatar [Nuevo]
Lun Ago 28, 2017 9:37 pm por Elizabeth Sallow

» Kara Logiealmond
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Priestess of Thunder [Lizzie ID]
Dom Ago 27, 2017 11:16 pm por Emilie De Jeaghere

» Al fin en casa [Priv.]
Lun Ago 21, 2017 2:02 am por Sentorea Shianus

» encuentro en un paraje helado (privado con Rusia)
Dom Ago 20, 2017 3:19 pm por Eigil

» Paseo en el parque[Priv. Ayana]
Dom Ago 20, 2017 6:36 am por Lucas Nex

» Como en una dulceria (Compra MN/posible 18+[?])
Sáb Ago 19, 2017 7:30 am por Yami

» Saludos amigos del foro
Sáb Ago 19, 2017 7:06 am por Yami

» No he muerto aunque mi Internet si
Mar Ago 15, 2017 5:31 am por Kanada Ikki


¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 151 el Miér Jun 26, 2013 1:26 pm.











Élite
Afiliados Élite
Si quieres que tu foro aparezca en esta secciónhaz clic aquí
City of Horror 28_194846_96xb13 Crear foro Jugando con Dioses Underworld war Lost Soul Crear foro Seven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas  photo untitled45.png  School Crazy School Deluxe NEW


Diseño por parte de Zvi Shiloah ♥

Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://sakurai-rolamoesclav.forofenomeno.com/forum.

Dulce Locura (Compra de Volker Blake)

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dulce Locura (Compra de Volker Blake)

Mensaje por Invitado el Vie Nov 08, 2013 11:47 pm

- Sin tu luna, sin tu sol sin tu dulce locura -

Las pocas palabras dichas a modo de canción se escuchaban fuertes y claras, incluso aunque su voz fuera un mero susurro. Por aquella semana le correspondía el turno de la noche y Stray no sabia si lo agradecía o no. Ya había pasado más de un mes desde que su último guardián se marchó sin dejar rastro, y aunque no se hubiera encariñado del todo con él, no podía evitar sentir un poco de melancolía.


-Tal vez debería buscarme un novio - dijo como si nada, segura de que estaba sola.

Afuera la lluvia caía constante y gris, casi aburrida, mientras la hibrida se recargaba en el mostrador de la entrada. Seguramente hoy no habría ventas ni casa para nadie, pero al mover un poco los pies, el izquierdo golpeó una tela plástica que cubría ‘’algo’’.

- Las manzanas, supongo que puedo repartirlas…- En aquellos últimos días no solo su buen no-amigo se había marchado, sino que la antigua jefa del mercado negro, Julieht, también estaba desaparecida, y este echo le planteaba cada vez más la idea de irse, de desaparecer al menos un par de semanas y visitar algún sitio turístico lejos de la ciudad, tal vez un campo o alguna de esas famosas casas embrujadas de Europa. Pero la desconfianza surgía y el miedo a irse sola la mantenía como su rehén, recordándole que era débil y temerosa de lo desconocido.

Sin embargo, cuando quiso darse cuenta estaba a mitad de una escalera que no recordaba haber visto nunca. Sin notarlo había cruzado un pasillo franqueado por celdas vacías y al otro lado se topó con la mencionada escalera, pero nunca había llegado tan lejos.
Antes, cuando Julieth estaba, nunca tuvo la necesidad de alejarse tanto de la entrada.

- Da igual, son casi las dos de la mañana. No creo que alguien me descubra –

Sus pasos produjeron un eco perturbador y para acallarlos un poco eligió otra canción, acercándose cada vez más al final de la escalera.


- Because i’m broken…when i’m lonesome…-

Ya en el ultimo escalon, se encontró con una sala circular. Las paredes eran iguales que en el resto del Mercado, oscurecidas por una humedad todavía tangible, aportando su buena cuota de frío. Un pequeño foco de luz casi pegado al techo encontraba en el centro, despidiendo una luz mortecina que a duras penas llegaba a iluminar los alrededores; un total de tres celdas, todas demasiado profundas y oscuras como para ver más aya.

Ese espacio parecía preparado para albergar criaturas peligrosas, y al sentir en la jaula más alejada que algo se movía un escalofrió partió la espalda de la hibrida.

- Ho..hola…- murmuró temerosa, aproximándose con una manzana en la mano. Una vez que estuvo junto a la reja se arrodilló, escudriñando las sombras atentamente. - Se que es algo tarde pero…te traje algo de comer. ¿Tienes hambre? –



Spoiler:
Bueno, como sigo siendo vendedora me harè cargo de la venta yo misma. Espero que estes de acuerdo Volker X3
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Locura (Compra de Volker Blake)

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 09, 2013 6:49 am

Llevaba ya varios minutos, tal vez horas, dando vueltas en la celda sucia y descuidada, donde a humedad brotaba en cada esquina, en cada ranura y superficie. Volker maldecía y maldecía a los guardias del lugar, le habían dejado herido y sin la fuerza suficiente para largarse de nuevo de ahí. Culpaba a su otro ser, a Volky el descuidado e inocente, de la captura de ambos. -Volky, tenía que ser tan estúpido, ¡se los dije, con un demonio!- Golpeaba la pared y los barrotes según seguía moviéndose dentro del reducido lugar. -¡Volker los matará! ¡Les arrancará las vísceras tan lentamente que suplicarán por su miserable y triste vida.- No pudo retener la carcajada que sin previo aviso subió de sus cuerdas vocales para hacerse oír acompañada de su eco, el cual parecía penetrar cualquier alma.

-Cuatro, deja de hablar, no escucho a Volky.- Una sonrisa un tanto macabra estaba dibujada en sus labios; los ojos los tenía perdidos y mientras parecía escuchar a su “hermano pequeño”, jugaba con su blanca cabellera. -Torpe, torpe, eso eres.- Meneó la cabeza y bruscamente se abalanzó a los barrotes húmedos, lanzando miradas de demencia y sadismo a la pared frente a él.

A veces las voces parecían temerle extremadamente a V.B. pues conocían su naturaleza sumamente volátil y despiadada. Él se encargaba de poner el orden y mandar, las cosas se debían de hacer como decía o podrían haber severos problemas, sin mencionar que el albino podía llegar a un nivel más alto de inestabilidad.

-¡Cierren la boca!- Se dejó caer en la parte más alejada de los barrotes, es decir, hasta atrás de la celda se encontraba ahora. -Volker intenta escuchar...- El dragón podía oír los pasos de alguien aproximándose; no parecían ser de los que lo habían azotado hasta el cansancio, esos eran diferentes, más delicados, y de alguna manera, familiares.

Se movió con sigilo, como si estuviera asechando a su presa un jaguar hambriento. -¿Tarde? ¿Es tarde, Seis, Cuatro, Doce?...- Su voz perturbante sesgaba el aire alrededor de ambos; el joven seguía disfrazado por la obscuridad que dominaba aquel lúgubre lugar, cuando, súbitamente, se acercó de golpe a los barrotes, quedando un poco más arriba que la joven alada. La miraba con esos ojos perdidos y a la vez tenebrosos. -Dos, dos, la conocemos, ¿no es así?- Susurró en un tono que pudo ser claramente escuchado en el espacio del lugar.


Bajó lentamente hasta a estar a la altura de ella. -Manzana, ¿eh?- La tomó un tanto brusco y la incendió con el poco fuego azul que ahora podía generar. Había quedado un poco chamuscada, pues no había empleado tanto poder en ello; le dio una mordida y la extendió a la híbrida. -A Volker le gusta así, ¿a ti no?- Esbozó una tétrica pero apenas notable sonrisa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Locura (Compra de Volker Blake)

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 09, 2013 8:09 am

Sus ojos apenas habían logrado adaptarse un poco a la penumbra, cuando una voz helada surgió de esta. El corazón se le encogió de miedo al escuchar ese sonido, porque era imposible que alguien pudiera hablar así.
Al tratar de imaginar como sería la criatura de la que se desprendía, solo lograba idear a un cadáver todavía tibio, porque no era una voz descarnada, pero tampoco tenía calor alguno.

Contra la oscuridad apenas y podía notar su silueta, por lo que cuando el dragón se abalanzó contra ella no tuvo tiempo de recordar que una reja los separaba. Cayó sentada esperando el golpe, con una mano en el suelo y otra aferrando la manzana contra su pecho.

- Cielos...-susurró avergonzada, mientras se sentaba sobre sus rodillas. Su mirada fue subiendo por la figura del esclavo, sobre la cual ahora caía algo de luz, pero al encontrarse cara a cara con este su corazón petrificado se sacudió violentamente.

El cabello era el mismo, en ese tono crema igual de desordenado que siempre. Las lineas y curvas únicas de su rostro, ahora más marcadas, los labios tiernos deformados en una sonrisa demente.
Era él, pero al mismo tiempo no lo era, e incluso la luz parecía temerle al no atreverse a tocarlo, por lo que todo su cuerpo reflejaba pequeñas sombras.

La pregunta vacilante se elevó sin permiso, mientras aún lo veía desde el suelo como si fuera una nila ante el Demonio- ¿Vol...ker? ¿eres tú?-

Lo vio bajar y sin embargo siguió sintiéndose pequeña, para luego sobresaltarse un poco cuando la fruta fue arrebatada de su mano.

-''Es el Diablo...y ese algo azul en su mano es mi alma. Tenía hambre, y le he dado mi alma para que comiera'' - pensó hipnotizada, recordando lo que su madre le decía -''Mi camino al infierno esta asfaltado con mis buenas intenciones'' -

Reaccionó un poco cuando el muchacho le ofreció la fruta ennegrecida, y estuvo a punto de tomarla por la ironía de que fuera una manzana, cuando notó en el extremo de su muñeca una herida. No era grande pero si profunda, y la sangre seguía brotando algo coagulada sobre su piel.

De inmediato, pensó en los demás vendedores y sintió el odio cubrirle la lengua. - ¿Quién te hizo esto?-demandó saber.

Tocó las faldas de su vestido como si buscara, mascullando al darse cuenta de que no tenía nada con que tratar aquella herida. Tomó una de las puntas blancas de gasa y tiró con fuerza, a lo que el sonido de la tela desgarrándose se escuchó casi con dolor.

- Esto es todo lo que tengo a mano, lo siento -habló, tratando de calmarse mientras enroscaba el trozo de tela alrededor de la muñeca del dragón. -Pero arriba escondí algunos suministros, y tengo bastantes vendajes-

Nuevamente su amor incondicional por todo lo que estaba vivo se manifestaba, apartando de un empujón a su sentido común. En su espalda sus alas se movían con nerviosismo, tensas hasta la última pluma, ya que solo el leve instinto te su lado cuervo era consciente del peligro
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Locura (Compra de Volker Blake)

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 09, 2013 5:56 pm

El dragón dejó ver una sonrisa traviesa, apenas alejándose de la línea de la demencia. -¿Quién nos lo hizo, Seis?- Iba a retirar su brazo sangrante con la manzana quemada, cuando el agarre de la joven y su importancia por el estado dañado del peliblanco lo detuvieron. Observó con curiosidad los movimientos de Stray mientras susurraba cosas apenas audibles.

Cuando la tela, asumiendo el papel de una venda, estuvo por fin colocada el joven atrajo su brazo hacia sí. “¡Saldremos!" "¡Saldremos!” Gritaban todos dentro de la cabeza de Volker; no había ya señal de Volky.

El joven se levantó de un salto, impaciente a que le abriesen la reja; sabía que eso ocurriría, lo presentía de un ser tan amable y cálido como el que ella mostraba. No le importaba mucho la gravedad de las heridas ni tampoco su cantidad, ya que tenía una buena regeneración, aunque a juzgar por aquéllas, tardarían un par de días para que sanasen todas por completo.

-Heh...- El sonido gélido inundó súbita y rápidamente el lugar, para irse como había llegado. -Entonces sería bueno que fuéramos...- Su voz era suave y a la vez áspera, como si ocultara algo, algo que pensaba dejar dar a conocer más adelante, cuando por fin estuviera fuera de ese maldito lugar.

Sacó de su abrigo una máscara de gas que se puso de repente. -Cinco huele mal, demasiado.- Susurró. Sus ojos, lo único de su rostro que aún podía verse, aunque con cierta dificultad, estaban posados en la contraria viéndola fijamente, tal y como cuando se quiere descifrar algo un poco difícil de ver.

El chico río un tanto enérgico ante algo que seguramente escuchó dentro de él, las voces en su interior se agitaban, gritaban y maldecían sin razón aparente alguna. Junto a la joven peliblanca él percibía a Cinco, una araña de tamaño anormal con cabeza de búfalo y toro a la vez. Tenía un aspecto demacrado, algunas de sus largas patas terminaban en pinzas de cangrejos y una substancia viscosa lo cubría en a mayor parte.


Volker hizo un par de ademanes que acompaño con pequeñas risas dementes. -No puedes Cinco, aléjate. Tú no tienes llaves.-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Locura (Compra de Volker Blake)

Mensaje por Invitado el Vie Nov 22, 2013 10:46 pm

Números, gestos, una máscara extraña que ahora cubría el rostro deformado por el demonio. Todavía se encontraba en el mismo lugar, con la mirada preocupada, hasta que escuchó de todo lo que dijo una única palabra.

- ¿Llaves? -susurró, y pronto dio una rápida mirada a la reja de doble hoja, para encontrarse con el candado que la sellaba junto a una cadena pesada.

¿Creía que lo sacaría de ahí?

-''Oh, pero lo harás Stray''- le dijo su consciencia, sonando como si se tratara de una anciana cariñosa -''Vas a liberarlo y cuando lo hagas, él te matará y abandonará tu cadaver aquí, donde nadie podrá encontrarlo ya''-

El miedo quiso apoderarse de ella pero se negó a permitirlo, bajando su mirada ahora frustrada al suelo de piedra. Ella no era una tonta, como todos pensaban, pero tampoco creía que fuera algo tonto valorar la vida. Además había algo cierto; ¿qué probabilidades tenía Volker de sobrevivir en el Mercado Negro? ya fuera un pequeño inocente o un dragón loco, era alguien que según los registros volvía a estar allí y eso era algo que a los vendedores les encantaba. Ella sabía que se burlaban de quienes tenían la mala suerte de volver a caer en aquel pozo sin fondo, y los castigaban cruelmente sin razón alguna.

No, incluso si no tenía garantías de que la perdonaría por ayudarlo a escapar, no podía dejarlo encerrado en el sitio más bajo.

-''Con suerte, podría cambiarlo de celda hoy y ayudarlo a huir mañana''- pensó deprisa.

Se puso de pie y tomó el candado entre sus manos para imaginarse con qué llave podría abrirlo. Era de hierro masizo, y no solo precisaba una llave sino también una combinación de tres dígitos, la que tal vez encontraría junto a la primera.
Sin embargo, cuando todo parecía demasiado tranquilo escuchó pasos y voces en las escaleras, pertenecientes a otros empleados del mercado negro.

Observó por un segundo al dragón y su voz fue un susurro ahogado - No digas que me has visto -

Corrió tan rápida y silenciosamente como le fue posible hasta otra de las celdas y agradeciendo que estuviera abierta, se ocultó en su interior, observando atentamente la situación.

En efecto, dos hombres altos entraron al lugar, cada uno con una botella en la mano, y rieron con ganas al ver a Volker en su jaula.
Stray por su parte los maldijo en secreto, y cuando uno de ellos pasó su mano entre los barrotes para intentar atraparlo, ahogó un grito. Por fortuna el prisionero no se encontraba a su alcance y aquello quedó así, como un intento que dejó a la híbrida mordiéndose las uñas, temiendo que este decidiera contraatacar y los dejara como a la manzana.

''Te vas a pudrir aqui'', fueron las palabras del otro empleado, y dieron media vuelta para marcharse a lo que la tercera suspiraba de alivio y se movía un poco de lugar. Fue entonces cuando notó algo pequeño y brillante a su lado; se trataba de una cuchara de metal, extraño siendo que a los esclavos no se les daba casi nada de comer. Logró verla el tiempo suficiente, pero antes de marcharse, aquellos dos apagaron la única luz del lugar y todo quedó en penumbras.

- Maldita sea...-

Sintiendo que aquella oscuridad era más densa que la sangre misma, avanzó casi pegada a las paredes, hasta encontrar la escalera. La puerta estaba cerrada desde afuera.

-''Perfecto...debí haberlo soltado cuando tuve la oportunidad y dejar que se los comiera...ah pero claro Stray, ¿por qué te escondiste? lo peor no es que tú estés atrapada en este sitio, ni que estés con un dragón demente y muerto de hambre, es que ahora ese dragón tampoco podrá salir de aquí por tu repentino ataque de pánico''-

Nuevamente siguió el tramo de pared hasta la celda en la que le parecía escuchar la respiración de Volker, y se quedó junto a esta pensando.

- Han cerrado por fuera -le dijo, mordiéndose los labios por la frustración - y no tengo la llave de esta reja, Volker, lo siento...-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Locura (Compra de Volker Blake)

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 21, 2013 4:57 am

El dragón se comenzó a pasear en su celda en pequeños círculos; su paso era un tanto rápido como si tratara de alcanzar a alguien. La mirada, como era de esperarse, la tenía perdida, y aunque no se pudieran ver sus ojos claramente como antes debido a la máscara de gas, era evidente ese hecho.

Las voces de tonos tan diferentes como las personas en la vida, le gritaban en sus adentros. Parecía haber una danza caótica de todas aquellas ideas que iban y venían dentro del albino. Cuando Stray tanteaba el candado, el chico se acercó casi por completo a las barras de la celda y lo observó con recelo. Estaba a punto de extender el brazo para tocarlo también, cuando los pasos resonaron en el lugar, brincando de pared en pared, atravesando a los dos jóvenes.

V.B. masculló ciertas palabras que no se alcanzaron a distinguir. Parecía como si no hubiese escuchado lo que la chica alada le había dicho hace tan solo unos segundos, pues siguió actuando como si nada ocurriese.

Volker se había colocado de tal modo que no pudieran alcanzarlo. Bien se sabía que estaba loco, pero en su locura, aunque los demás no pudiesen verlo, habían ciertas cosas que le permitían ver otras que los demás no podían. Era extraño de explicar, pero cierto.
Cuando los hombres se acercaron, el dragón los miró con tal expresión demente que hacía cada posible reacción tan improbable como la anterior, formando un ciclo vicioso. Los ojos le cambiaban en pequeños flashes, de normales a perdidos por completo, con esos espirales inquietantes que parecían clavarse en el alma de uno. Claro que en el momento eso no podía verse con precisión debido a la protección que en su cara llevaba puesta.

Cuando uno de los hombres metió impulsivo su brazo en un intento de apresar al cautivo, el chico soltó una carcajada demente de la que apenas pudo sellar un poco de la completa locura que la había hecho salir a la luz. Se quitó la máscara, dejándola caer en el suelo, y con un movimiento veloz como el pensamiento, el dragón dejó soltar una especie de bufido, acompañado de un vapor hirviendo que le salió de la nariz. Vapor con un tono azulado, hirviendo a una temperatura desconocida.

Furioso, el hombre retiró veloz el brazo. La zona expuesta a tal temperatura seguro le daría molestias y el dragón, con esa cara distorsionada, se regocijaba de ello. El albino sólo aplaudió cuando a él se le dijeron esas palabras que habían sido pensadas para quitar toda esperanza, pero que para aquel loco no significaban nada, nada en lo absoluto.

Mientras se marchaban dijo casi gritando: -¿Lo oyen? ¿Lo oyen?- Se abalanzó sorpresivamente a los barrotes. -Es Cuatro que viene a jugar. ¡Jueguen! ¡Se necesita sangre con que pintar!- De nuevo una carcajada salió del inestable ser. Ésta se mezclo con el ahora obscuro lugar, ausente de toda luz en tan sólo unos segundos.

Se quedó inmóvil en su celda con la mirada fija en el techo; de no haber sido por la ausencia de luz, quizá la contraria hubiera pensado que algo le estaba pasando, que quizá había sido poseído o algo por el estilo, pues su posición y expresión no eran del todo dementes, no eran del todo normales. Aunque pudiese parecer que no oía ni prestaba atención a lo que la chica decía, cada una de sus palabras le penetraban la piel como la navaja que alguna vez hizo lo mismo con tanta vehemencia.

Unas pequeñas e inquietantes risillas surgieron de la boca del chico, volviendo aún más gélido ese ambiente envuelto en penumbras. El silencio ensordecedor cubrió con un espeso manto todo el lugar, hasta que un par de bolas de fuego azul-blancuzco chocaron contra la pared de enfrente del dragón. Su respiración se volvió agitada, pero no una agitación de nerviosismo ni de temor, sino de locura y demencia. -¡Vamos! ¡Hagan algo idiotas!-

Un par de golpes sordos resonaron. El albino golpeaba con fuerza los barrotes que lo apresaban, soltando uno que otro gemido con cierto aire satisfactorio y macabro. Y con la misma rapidez con la que comenzaron aquellos golpes, se detuvieron después de unos instantes. El pedazo de tela con el que la joven le había curado parcialmente la herida se había desprendido y yacía en el suelo tirado, mientras la herida volvía a sangrar con ímpetu debido a los golpes que su amo había dado hace unos mementos.

“¡Lo puedes hacer” “¡Vamos!” “¡Ya podemos hacerlo!” “¡Hagámoslo!” Un coro de voces le gritaba en su interior, ordenándole aquello que debía de hacer para ganar su libertad pero que no había hecho por falta de energía. Sabía que dadas las condiciones, sólo sería capaz de efectuar esa transformación una vez y por un muy corto periodo de tiempo. Aun así, sería lo suficiente para librarse de esa celda.

-¡Cállense! ¡Cállense!- Gritó a la nada con notable ira. -Sería una pena que a Stray le sucediera algo, ¿no Volky?- Eso último lo dijo con un tono calmado pero gélido, indicando que si debía protegerse, lo hiciera en ese instante pues él no se tomaría la molestia de fijarse por donde se iba a expandir su cuerpo escamoso.

Un grito ensordecedor pareció congelar el lugar. El ruido de los barrotes rompiéndose produjo un estruendo como en una tormenta que, acompañado por aquel grito desgarrador, componía una sinfonía destructiva que paralizaba el flujo de la sangre.

En la obscuridad del lugar, los ojos del dragón se hacían notar con gran vigor. Éstos se fijaron en la joven que seguía sumergida entre la amenazadora obscuridad. Su paso se encontraba obstaculizado por la criatura que apenas cabía en el lugar. Éste se encontraba apretujado, como las sardinas en uno de esos contenedores, listas para ser vendidas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Locura (Compra de Volker Blake)

Mensaje por Invitado el Jue Feb 27, 2014 11:49 pm

Las risas, los gritos, los colores extraños y el fuego que ardía en la oscuridad con una intensidad repentina, como si unos explosivos estallaran de repente. Nerviosa y asustada, Stray cayó de rodillas frente a la reja.
Tenía que liberarlo, necesitaba hacerlo, dejar que el demonio se marchara a donde quisiera y abandonara el cuerpo de su amigo antes de que el daño fuera irreversible.
Mientras aquellas esferas de luz ardían, se imaginó que una masa negra y viscosa se encontraba en el interior de Volker, infectándolo, a la vez que su voz ahogada le rogaba que lo salvara.

''Ayuda''

-¡Ya basta!-le gritó, de pie frente a los barrotes que en ese momento el chico golpeaba con intensidad. Las manos de la hibrida se aferraron a los nudillos ajenos para evitar que siguiera - Puedo sacarte de este lugar, te llevaré lejos, pero detente...le haces daño...-

Su mente trabajaba al borde de aquella locura que el otro generaba, buscando con desesperación algo que le permitiera salir de ese lugar. Su propio pulso era un zumbido en sus oidos, y se giró sobre si misma al pensar que tal vez podría echar la puerta abajo, pero en ese instante escuchó aquellas palabras.
Su nombre al deslizarse sobre aquella lengua azul le hizo temblar el corazón.

- ¿Vol...ker? -

El estruendo fue suficiente como para que toda la calle se agitara, sin importar que nadie tuviera el valor de ponerle atención. Una profunda grieta se abrió en el suelo y buena parte del techo se partió en cientos de pedazos, algunos de los cuales cayeron sobre el cuerpo del gigantesco animal.

Stray hizo lo posible por sentarse, luego de que el violento cambio la enviara de un golpe  al otro lado del lugar cerca de las escaleras. Un pedazo de piedra proveniente del techo o de las paredes le había marcado una herida en la sien, y la sangre ya le manchaba parte de la mejilla cuando su mirada enfocó a la criatura que la observaba fijamente.

Ahogar un grito y retroceder a rastras, solo para reconocer aquellos ojos intensos e irreales.

- No puedo creerlo...-

Sus alas se plegaron de forma dolorosa contra su espalda como única muestra del miedo que sentía, pero no se permitió dar más muestras del mismo. Tenían que escapar, y el colapso del techo parecía un buen camino pese a su estado.
Ignorando lo mejor que podía la idea de que el dragón podía tragarla de un bocado, se puso en movimiento para mover unos escombros bajo el sitio donde se marcaba la grieta, antes de comenzar a trepar para salir.

-''Si mira bajo mi vestido no me importa que pese cinco toneladas, lo mataré''- pensó avergonzada.

Ya en el piso superior, se asomó por el espacio que le había permitido salir y trató de hablar con la voz algo tomada.

- Ne...Necesito que regreses a tu forma y vayas a la escalera, puedo abrirte la puerta desde el otro lado -

-''No es Volker a quien voy a liberar, no es él, pero ya no voy a dar marcha atrás''-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce Locura (Compra de Volker Blake)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Rol :: Mercado Negro :: Compras

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.